EnBicicleta

domingo, 24 de febrero de 2013

Salida del 24-02-2013: El repetidor de Pallejá

Los participantes en esta bonita salida, cerca del repetidor de Pallejá

Trayecto 40
24-02-2013

"El repetidor de Pallejá"
 
Duración: entre las 8:30 y las 11:00 horas
Climatología: soleado; aire muy frío y seco
Terreno: helado, aunque bien en líneas generales

Grupo:
 

Aquí tenemos a los participantes en la salida de hoy:
David, Jaime, Javier, Miguel (ón), Pepe y Salvador

Crónica:

Seguimos siendo afortunados; hoy hemos vuelto a protagonizar una salida de BTT de aquéllas que tardaremos tiempo en olvidar, tanto por lo que se refiere a la salida en sí como al estupendo ambiente del que hemos gozado; y eso que poco tiempo antes de salir a punto hemos estado de abortar la salida para irnos a desayunar churros con chocolate, tal y como en alguna ocasión hemos hecho; habíamos quedado en el Parque de las Palmeras las 8:30 horas, en donde nos hemos presentado David (que hacía bastante tiempo que no venía), Jaime, Javier, Miguel (ón), Pepe y un servidor; dado el tremendo frío que hacía, nadie se atrevía a decir "ni pío", aunque seguro que todos estábamos pensando en lo "calentitos" que estaríamos en el bar degustando unos fabulosos churros con chocolate; finalmente hemos arrancado sin saber dónde íbamos, deambulando durante los primeros metros como "pollos sin cabeza"; lo único que teníamos muy claro es que en la Rierada debería hacer un frío de _ojones; el termómetro no hacía más que bajar, aunque enseguida nos hemos alegrado al comprobar, incrédulos, cómo la temperatura que marcaba era neutra, o lo que es lo mismo 0ºC, es decir ni frío ni calor; el Dios que nos menea; cada vez teníamos más frío; cuando empezaban a oírse voces tentadoras para que nos dejáramos de tonterías y nos fuéramos a almorzar, a Jaime se le ha ocurrido que podríamos ir hacia el repetidor de Pallejá, aprovechando que se trata de una zona bastante protegida y soleada, en la que seguramente haría menos frío; como la idea era buena, allá que nos hemos dirigido, justo en el momento en que ya nos dirigíamos a la Rierada, aceptando nuestro destino cruel; y así, comandados por Jaime, hemos dado la vuelta y nos hemos dirigido hacia Pallejá, al principio por la carretera N-340, hasta desviarnos pasada la cementera, en donde hemos cogido una pista de subida que enseguida ha hecho que entráramos en calor; se trata de una zona nueva para algunos de nosotros, de gran belleza, por la que hemos llegado al cementerio de La Palma con la intención de proseguir por el Sendero de los Borbones con dirección a la zona de La Magina, para tomar allí la pista principal que conduce al repetidor; sin embargo, tras superar el cementerio, nos hemos dirigido hacia el mismo lugar pero por la pista alternativa al Sendero de los Borbones, mucho más empinada y directa, aunque también más bonita; nos hemos plantado en la zona próxima a la Magina rápidamente, entrados ya en calor, aunque el aire seguía siendo muy frío; poco antes de enlazar con la pista que conduce al repetidor hemos efectuado nuestra primera parada.
 
Aquí se nos ve en la zona próxima a La Magina, de
Pallejá, a punto de iniciar nuestro ascenso al repetidor

Aunque parezca ya un tópico, lo estábamos pasando de fábula; la mañana era radiante, con un sol espléndido, pese a que el aire continuaba siendo gélido; al poco tiempo hemos iniciado el ascenso hacia la Torre de Telecomunicaciones de Pallejá, dentro de un paisaje maravilloso; lo hacíamos todos en grupo; casi de la mano; pero el caso es que la pista se empinaba cada vez más; hemos llegado al antiguo campo de tiro; a partir de aquí el terreno ya se endurecía bastante, y por esa razón cada uno ha empezado a subir al ritmo que más le interesaba; sin prisas pero sin pausas; y así, superando una última rampa empedrada de bastante consideración, hemos llegado hasta el último lugar al que podíamos hacerlo subido en la bici; a partir de aquí debíamos cargar con nuestras monturas y subir una empinada escalera, salvo en el supuesto de que nos atreviéramos a subir por una rampa encementada con un desnivel cercano al 60%, ayudados, eso sí, de un cable de acero; nuestro amigo Javier, como se aprecia en la foto de más abajo, lo tanteó antes de desistir.
 
Poco antes de llegar a la torre de comunicaciones

Tras una nueva parada para reponer fuerzas, hemos continuado hacia el repetidor; estábamos ya a cierta altura y al aire por eso cada vez era más que frío, helado; a partir de esta zona nos encontramos con un paisaje totalmente nevado; seguro que aquí la nevada del día anterior tuvo que ser de consideración; hemos continuado, muchas veces sobre la propia nieve, disfrutando, eso sí, como nunca; para muchos de nosotros todo esto era inédito, pese a que lo teníamos aquí, a pocos metros de casa; por eso, poco antes de llegar a la antena, nos hemos vuelto a parar para no dejar pasar la oportunidad de fotografiarnos en un paisaje así.
 
Típico paisaje invernal

De buena ganas nos hubiéramos quedado haciendo un muñeco de nieve, pero teníamos que seguir, ya que nuestro destino ya no estaba muy lejos; nuestra satisfacción iba en aumento; hemos superado un precioso sendero en subida antes de llegar a la antena; casi nos ha dado pena que se terminara, aunque Jaime ya nos había dicho que después de pasar por la antena cogeríamos unas pistas en una zona igualmente desconocida para casi todos nosotros que nos llamarían la atención; de esta forma hemos llegado a la antena, en donde lógicamente hemos vuelto a parar; se estaba colmo "en el cielo"; con un sol esplendido y gozando de unas vistas sobre la comarca que hasta entonces no conocíamos; lo único que hemos echado en falta ha sido no haber llevado una bota de vino y unas latas de conservas para prepararnos el almuerzo allí mismo; menuda gozada.
 
En la Torre de Telecomunicaciones de Pallejá
 
Tras alcanzar nuestro objetivo, por supuesto sin incidencias de ningún tipo, hemos iniciado el regreso a casa, aunque para eso hemos dado un largo y precioso rodeo por la Urbanización Fontpineda y Sant Andreu de la Barca, llegando a esta localidad por el fantástico Bosc de Malhivern; aún hemos tenido tiempo de seguir disfrutando de un bonito paisaje y algunas rampas que nos han puesto firmes en algún momento, aunque la tendencia del terreno era claramente descendente; rápidamente nos hemos propuesto regresar a estos lugares e investigar alguno de los interminables senderos que hemos cruzado, ya que seguro que nos depararán alguna agradable sorpresa; valdrá la pena.

Poco antes de llegar a Sant Andreu, en el Bosc de Malhivern
 
Y a todo esto hemos llegado ya a Sant Andreu de la Barca, dirigiéndonos hacia el río, por el cual hemos vuelto a Molins de Rei; puede que la etapa no haya sido ni muy larga ni muy complicada, pero lo que sí ha sido muy bonita; seguro que la repetiremos ampliándola en breve; todo ello no nos ha impedido a David, Miguel (ón), Pepe y a un servidor para que antes de despedirnos nos zampáramos, ya en Molins, un bocata de "siete suelas", de esos con los que Carpanta estuvo soñando toda su vida sin poder llevarse a la boca; aquí os dejo la prueba de ello.

Almorzando en La Granja, ya de regreso a casa

Datos técnicos:

Como hemos dicho, se trata de una salida corta y no muy dura, de poco más de 25 km y tan solo 400 m de altitud acumulada y un índice I.B.P. de 39, aunque vale la pena; la hemos iniciado en el Parque de las Palmeras, desde donde nos hemos dirigido a la carretera N-340 dando previamente un breve paseo por Molins de Rei; tras superar la fábrica de cemento, hemos dejado ya la carretera para desviarnos a la derecha tomando una bonita pista, casi paralela a la carretera de La Palma, que nos ha llevado a las inmediaciones del cementario de esta localidad; hemos continuado con dirección a La Magina de Pallejá por la pista de subida alternativa al Sendero de los Borbones, encaminándonos poco después hacia la Torre de Telecomunicaciones (el conocido repetidor de Pallejá) por su acceso clásico de toda la vida, es decir, el campo de tiro; después nos hemos dirigido hacia Fontpineda, tomando durante unos instantes la carretera que viene de Pallejá, y posteriormente nos hemos dirigido hacia Sant Andreu de la Barca por el conocido Bosc de Malhivern, por unas interminables pistas anchas con clara tendencia descendente; en Sant Andreu de la Barca hemos cruzado el río Llobregat, tomando la pista paralela que nos ha llevado ya a Molins de Rei, con lo cual hemos puesto punto y final a esta entretenida salida.

La orografía de la etapa

La etapa, tal y como indica su índice I.B.P., no reviste ninguna dificultad; si tuviéramos que mencionar algo, sería la pista de acceso a la torre de comunicaciones desde La Magina o el sendero pedregoso anterior a la escalera; poca cosa más.
 

El itinerario de esta etapa

El track en Wikiloc

Índice I.B.P. 39 (suave)


sábado, 23 de febrero de 2013

6º microciclo: resultados

Entreno semanal
del 18 al 24/02/2013


Los objetivos pretendidos durante esta semana han sido éstos:

Cuadro de los objetivos semanales

Como siempre, a falta de los resultados del fin de semana (sábado con la flaca y domingo con la de BTT), los resultados del 5º microciclo del entreno semanal con la flaca han sido éstos:

Cuadro de resultados

Comentario:

Como puede comprobarse, durante esta semana he variado la filosofía del entreno; hasta ahora la finalidad era no pasar de las 123 ppm (el 70% del umbral anaeróbico) y llevar una cadencia de pedaleo superior a las 85 rpm, pero esto lo hemos abandonado durante esta semana; lo que he hecho ha sido alargar el recorrido unos 10 km en total (ahora llegamos a las puertas de Olesa de Montserrat, concretamente hasta la rotonda de Can Villalba), pero prácticamente sin quitar el plato grande en ningún momento; eso se traduce en que acanzamos una velocidad media de vértigo (muy superior a los 30 km/h), pero a cambio de forzar la frecuencia cardíaca media (rondando el 90% del umbral anaérobico) y de quedarnos en unos pobres 65 rpm en cuanto a la cadencia de pedaleo; en fin, esperemos que esta nueva filosofía sirva de algo; por lo menos, volvemos a casa bastante tiempo antes.

 
 
Los datos referidos a un día cualquiera

domingo, 17 de febrero de 2013

Salida del 17-02-2013: Senderos y Trialeras - 1ª parte

Una breve pausa en el camino; aquí estamos todos los que hemos
participado en la salida de hoy en la pista trasera del Puig Madrona

Trayecto 38
17-02-2013

"Senderos y Trialeras - 1ª parte"
(por la zona de Les Escletxes y Valldoreix)

Duración: entre las 8:30 y las 12:00 horas
Climatología:  nublado; amenazando lluvia; llovizna al final; temperatura suave
Terreno: húmedo, aunque bien en general

Grupo:
 
 
 
 Los afortunados participantes en la salida de hoy, por orden alfabético:
Javier, Jorge, José Ángel, José Antonio, JuanBa, Manuel,
Miguel (ón), Pedro, Pepe, Salvador y Sergi
 
Crónica:

"Oiga, oiga, ¿y cuanto dices que habéis tenido que pagar por participar en esta bonita salida de BTT?" ; nada; no nos ha costado ni un duro; "¿cómorrrrr?" ; lo que oyes; "pues anda que como se entere Rajoy, os cruje" ; pues sí, amigos, hoy por hoy no cuesta ni un céntimo poder participar en una preciosa salida de BTT como la que hoy hemos protagonizado; no sabemos cuánto más tardará esta situación; de momento lo que tenemos que hacer es no decir muy alto ni a mucha gente la inmensa satisfacción que produce participar en salidas así; sin pagar absolutamente nada; si se pudiera cuantificar el precio de esta etapa, seguro que ni entre todos los que hemos tomado parte podríamos pagarla, ya que no tiene precio; esperemos que nuestros "hábiles" políticos sigan sin enterarse y no se saquen el "impuesto del disfrute" de la manga y nos hagan pagar, aunque a mí no me extrañaría nada que ya estén trabajando en ello; hijos de puta; (perdón); pero bueno, vamos a lo nuestro, que hoy tenemos mucho que contar; vamos a empezar con la concentración de bíkers a las 8:30 horas en el Parque de las Palmeras, como siempre, en donde hoy, no se sabe muy bien porqué, hemos concurrido hasta 11 bíkers con unas ganas tremendas de pasar un buen día; por raro que parezca han venido hasta los Zapoo's, léase José Antonio y Pepe, e incluso Sergi, que hacía una eternidad que "no se dejaba caer" por aquí; como el día no acompañaba mucho y amenazaba lluvia, José Ángel nos ha convencido de que hiciéramos una etapa "por aquí cerca", para por si acaso teníamos que volvernos "deprisa y corriendo"; finalmente hemos tenido suerte, ya que el día, aunque muy nublado, era el ideal para la práctica del BTT, con una temperatura muy suave; tan solo al final ha empezado a lloviznar; en esta ocasión ha sido un servidor el que ha tomado la delantera y he pensado en realizar la etapa que hicimos el día 03-02-2013 (ver) Jorge, Miguel (ón), José Ángel, Manuel y un servidor; entonces ya quedamos prendados; en aquella crónica ya dijimos que dados nuestros alaridos de satisfacción, que seguro que podían oírse a muchos kilómetros a la redonda, cualquiera podría habernos confundido con cinco venados berreando en busca de hembras para la monta al final del otoño; os aseguro que no exageraba nada; hoy no éramos cinco, sino once, y con las mismas ganas que entonces; la etapa, de sobras conocida, es inmensa; coincide en parte con la Transiberiana (ver), aunque "adornada" con un sinfin de senderos y trialeras novedosas, de las que nos gustan a todos; cuando hemos llegado a la pista de gravilla que va desde la carretera de Vallvidrera, a la altura de Sant Bartomeu de la Quadra, hasta la masía de Can Planas, hemos girado a la derecha, hacia la propia carretera, desviándonos del trayecto clásico de la Transiberiana; aquí ha sido en donde los Zapoo's, léase José Antonio y Pepe, se han separado de nosotros brevemente, algo temerosos, pensando que el terreno se iba a endurecer demasiado para éllos; nosotros hemos tomado el bonito sendero de Sant Bartomeu de la Quadra que finaliza en la zona próxima a la cascada de agua, en la Rierada, y que para nuestra satisfacción vuelve a ser ciclable; como en la salida del día 03-02-2013, también en esta ocasión hemos dado un rodeo tomando un bonito sendero trialero, casi siempre en subida, que nos ha dejado en la masía de Can Campderrós, nuevamente en la pista principal de la Rierada, comenzando a subir la pista del Bosc dels Lladres, en donde, a punto de llegar al Collet de Batllivell (la boca de riego), hemos alcanzado a los Zapoo's, léase José Antonio y Pepe, que como habían anunciado estaban realizando el recorrido de la Transiberiana a su aire; a partir de aquí hemos ido todos juntos nuevamente, siguiendo al principio el mismo itinerario de la Transiberiana, si bien nos hemos desviado a la derecha, casi al final del sendero trialero del Coll d'en Faura, para tomar un bonito sendero en la zona de la Font de Ca n'Esteve que finaliza en la pista asfaltada, la del 20%, de El Papiol que enlaza con la pista trasera del Puig Madrona, por donde hemos continuado sin incidencias, dando el ya acostumbrado rodeo por la "zona de los vaivenes", en lo que conocemos como la "Trialera d'en Jaume", el cual finalmente hoy nos ha dejado plantados ; al retomar la pista trasera del Puig Madrona hemos efectuado nuestra primera parada técnica para hidratarnos y comer un poco.

 En la pista trasera del Puig Madrona 

Lo estábamos pasando de muerte; todos estábamos un tanto extrañados al comprobar que los Zapoo's, léase José Antonio y Pepe, seguían con nosotros, y no solo eso, sino que no daban muestras de cansancio alguno; ¡quien los ha visto y quien los ve!; nuestra satisfacción iba en aumento, y eso que al poco tiempo hemos comenzado a subir las primeras duras rampas del acceso al Puig Madrona, duras de verdad; pero nadie se quejaba; cuando hemos llegado al cruce, desde el que parte ya la última rampa que se dirige al observatorio, hemos cogido el sendero trialero que finaliza en la ermita de la Salud, disfrutando como auténticos bellacos; en la ermita hemos vuelto a parar para hacernos unas fotos.



En la ermita de la Salut de El Papiol

Nuestro recorrido ha continuado sin sobresaltos, tomando los senderos que ya conocíamos de nuestra salida del día 03-02-2013, algunos de éllos inéditos; incluso en alguna ocasión, como ya sabíamos, nos hemos tenido que bajar de la bici brevemente, aunque nos daba igual; hemos llegado a la zona próxima a Valldoreix que enlaza con las Excletxes, en donde hemos tomado la bonita trialera que finaliza, después de un montón de vericuetos, en el Collet de Batllivell (la boca de riego), y ha sido aquí en donde se ha producido el incidente más desagradable del día cuando Manuel, que en ese momento estaba subiendo por una rampa que no ofrecía demasiada dificultad, ha visto como un tronco se le ha metido entre el cambio trasero, lo que ha provocado que rompiera la patilla, es decir, la pieza que une el cambio al cuadro; menos mal que Manuel, previsor donde los haya, llevaba una patilla de recambio, dado que es muy dado a partirlas; esta era la tercera que partía; lo peor ha venido después; cuando estábamos mirando la bici nos hemos dado cuenta de que no solo había roto la patilla del cambio, sino que había fisurado uno de los tirantes de su bonito cuadro de carbono Orbea; cagon la leche; menos mal que no ha roto del todo y que parece ser que tiene arreglo; estaremos atentos, aunque el disgusto ya no se lo quita nadie.



Aquí estamos, cerca de la "boca de riego",
sustituyendo la patilla del cambio de Manuel

Todo esto ha originado que al bueno de Manuel se le indigestara la cámara de vídeo  que prácticamente estrenaba hoy; pero teníamos que seguir; y lo hemos hecho por la bonita trialera que termina en el Collet de Batllivell en la que nos encontrábamos, que no se ha conformado con cobrarse el tributo de la patilla del cambio de Manuel, sino que además, un poco más tarde, a José Ángel, no se sabe muy bien cómo, se la roto una hebilla de uno de sus zapatos; lo nunca visto; seguramente deberán pasar por lo menos un millón de años para que vuelva a suceder una cosa semejante, pero hoy teníamos todos los números de las desgracias, que no se terminaban aquí; a punto de llegar a la "boca de riego" José Antonio ha dibujado una bonita silueta en el aire antes de dar con sus huesos en el suelo; menos mal que el terreno no era demasiado duro; pero es que, instantes después, eso mismo le ha pasado a alguien de la destreza técnica de Pedro; ¡vaya por Dios! ver para creer; hemos llegado como hemos podido al Collet de Batllivell, en donde los Zapoo's, léase José Antonio y Pepe, han dicho basta y se han ido ya para Molins de Rei por el camino más corto; a los demás aún nos ha dado tiempo de llegar al puente de la Siberia, lo que hemos efectuado tomando la fabulosa trialera de la zona prohibida, en cuanto a la segunda parte tan solo Javier, Sergi, Pedro y un servidor, ya que los demás estaban con la mosca detrás de la oreja y no querían tomar más riesgos inncesarios, aunque en el caso de Manuel, que no perdona una trialera, debido a que no quería forzar más el cuadro de la bici; después de esto hemos subido la Siberia y al llegar a la carretera, unos nos hemos ido para Molins de Rei y otros para Sant Feliu, poniendo fin a esta preciosa etapa; al igual que nos ocurriera el pasado día 02-02-2013, se nos ha quedado en el tintero el regreso por las trialeras del Instituto, por lo que muy pronto tendremos que repetirla ¿o no?.

Datos técnicos:

¡Madre mía!, ¿por dónde empezamos?; iremos poco a poco con la intención de no dejarnos nada; la etapa la hemos empezado en el Parque de las Palmeras, desde donde nos hemos encaminado a la Plaça de les Bruixes (el Terral), siguiendo el itinerario inicial de la Transiberiana, que hemos repetido hasta llegar a la pista que conecta la carretera de Vallvidrera con la Rierada, a la altura de Can Planas; en esta ocasión, nosotros nos hemos dirigido hacia la misma carretera, llegando a San Bartomeu de la Quadra, y continuando por la propia carretera durante breves instantes hasta desviarnos por la pista asfaltada que se dirige a Can Castellví, aunque al cabo de poco nos hemos vuelto a desviar para bajar por el sendero trialero que desemboca en la zona próxima a la cascada, en la Rierada; hemos continuado brevemente por la pista principal de la Rierada, justo hasta desviarnos a la izquierda para tomar un nuevo sendero trialero, esta vez en subida, que nos ha llevado a las inmediaciones de Can Campderrós, dando previamente un bonito rodeo; desde Can Campderrós hemos coincidido nuevamente con el recorrido de la Transiberiana, subiendo por el Bosc dels Lladres hasta llegar al Collet de Batllivell (la boca de riego) y continuando, como en la Transiberiana, por la bonita trialera del Turó de la Pineda y la del Coll d'en Faura; en ésta, un poco antes de llegar nuevamente a la pista principal de les Escletxes, nos hemos desviado a la derecha para dirigirnos a la zona del Puig Madrona, en el Papiol, dando un impresionante rodeo por las zonas de la Font de Ca n'Esteve, Can Pages del Mas y Can Calopeta; estábamos ya en la pista trasera del Puig Madrona, que hemos dejado durante unos instantes para dar otro bonito rodeo tomando un nuevo y espectacular sendero, que hace unos días bautizamos como el "Sendero d'en Jaume" en honor a nuestro amigo Jaime, ya que fue él quien nos lo enseñó; hemos continuado con dirección al Puig Madrona, aunque al llegar al cruce desde el que parte ya la pista que se dirige a la cima, nosotros en esta ocasión nos hemos dirigido directamente a la Ermita de la Salud, aunque haciéndolo por otro espectacular sendero que hemos tomado en el mismo cruce y que finaliza con una preciosa, aunque corta, trialera de "las de antes de la guerra"; desde aquí nos hemos dirigido hacia la "Casa Palomera", aunque un poco antes de llegar a la misma, nos hemos desviado a la izquierda para tomar un nuevo sendero, largo como él solo, que finaliza en la zona de Can Montmany, accediendo seguidamente a la pista principal de Valldoreix que enlaza con Les Escletxes, aunque nosotros no nos dirigiremos en esta ocasión hacia las propias Escletxes, sino que nos hemos desviado a la izquierda por el sendero (y van????') que se dirige a la Colonia Montserrat por su espectacular rampa del 30%, que en esta ocasión hemos evitado tomando otro novedoso y bonito sendero que nos ha llevado nuevamente a la "boca de riego", por la cual nos hemos dirigido a la Siberia, si bien tomando la Trialera de la Zona Prohibida en toda su integridad; una vez en el puente de la Siberia, nos hemos dirigido hacia la carretera, por la cual hemos regresado ya a Molins de Rei uno, y otros a Sant Feliu, poniendo así fin a esta i-m-p-r-e-s-i-o-n-a-n-t-e etapa.

La orografía de esta etapa

Como hemos explicado, se trata de una etapa en la que predominan los senderos y las trialeras; los hay para todos los gustos; de bajada, de subida técnicos, menos técnicos, imposibles, ... en fin, de todo; la etapa, sobre todo si intentamos hacerla a fuerte ritmo, puede incluso llegar a ser bastante dura, aunque bonita como la madre que la parió.


El itinerario de esta etapa

El track en Wkiloc

Índice I.B.P. 88 (duro)