EnBicicleta

domingo, 27 de abril de 2014

Salida del 26-04-2014: Los 5 altos (Begues, Casots, Ordal, Creu Aregall y Once)

Estarqui y un servidor en
el Alto de Els Casots

Trayecto 114
26-04-2014

"Los 5 altos"
(Begues, Els Casots, El Ordal, la Creu Aregall y los Once)

Duración: desde las 8:15 a las 14:00 horas
Climatología: nubes y claro; temperatura agradable
Terreno: asfalto 100% en perfectas condiciones
Distancia: 134,76 km a una media de 25,00 km/h


El grupo:


 Estarqui y un servidor

Crónica:

El pasado día 19-04-2014 tenia previsto realizar una bonita etapa que me había propuesto nuestro querido amigo Juan "El Hierro", en la que de forma sucesiva se debían atacar los altos de Begues, els Casots, el Ordal, la Creu Aregall, los Once y El Tibidabo; la etapa, partiendo desde Molins de Rei tiene unos 170 km y un desnivel acumulado superior a los 3.000 m; finalmente no pude realizarla entera debido a que aquel día se me pegaron las sábanas y no tenía tiempo suficiente ni siquiera para intentarlo, por cuyo motivo realicé un sucedáneo y la pospuse para una mejor ocasión; pues bien, hoy era el día previsto, aunque, como luego explicaremos, tampoco hoy la he podido rematar con la subida al Tibibado debido al dichoso tiempo, habiéndome quedado en algo menos de 135 km y 2.100 m de altitud, lo cual tampoco está mal del todo; vamos a ello; ayer por la tarde estuve "guaseando" con Estarqui, y le anuncié la etapa prevista para hoy; me dijo que debido a que estaba bajo los efectos de un resfriado y con algo de fiebre, que haría algo muy suave debido a su presunto estado de baja forma; pero bueno, ya conocemos al bueno de Estarqui ... y por eso no me ha extrañado nada que hoy, unos minutos después de las 7:00 h, me enviara otro "guasa" interesándose por mi salida, y anunciándome que el la haría a la inversa con la intención de cruzarnos en algún punto del recorrido; jajaja; el Dios que lo menea; eso me ha traído a la memoria el viejo problema que nos ponían en el colegio de los dos trenes que salían a la misma hora en sentido opuesto desde dos estaciones distintas, preguntándosenos a qué hora y en qué punto se cruzarían; jajaja; en nuestro caso yo sabía perfectamente que dado que la locomotora de Estarqui desarrolla 450 w de potencia, es decir, unos cuantos más que la mía, nos encontraríamos más cerca de Molins que de Olesa, aunque desconocía la hora y el punto de encuentro; jajaja; pues bien, bajo estas premisas he iniciado la etapa; ciertamente me he retrasado casi un cuarto de hora debido a que he tenido que hinchar las ruedas un poco antes de salir; la mañana a estas horas era algo fresca, aunque enseguida he entrado en calor; mi primera dificultad era el Alto de Begues, por la vertiente de Gavá; lo he superado sin demasiada dificultad debido a que me he tomado las cosas con cierta calma, sabiendo que en cuanto me cruzara con Estarqui me tocaría sufrir.

Altimetría del Puerto de Begues

Una vez he llegado a la rotonda de la Rectoría, he realizado mi primera parada técnica, tal y como había previsto; allí incluso me ha reconocido gracias al Blog un amigo betetero de Esplugues que también ha subido, aunque en este caso con la bici de BTT; sorprendentemente me ha llamado incluso por mi nombre, lamentando por ello no poder referirme ahora a él por el suyo; lo tendré en cuenta una próxima vez.

En la rotonda de la Rectoria.
tras subir el puerto de Begues  

Con la subida al puerto de Begues había superado ya la primera dificultad del día; ahora de lo que se trataba era de dirigirme hacia Avinyo Nou en un terreno de unos 20 km de clara tendencia descendente, salvo una pequeña tachuela -el Coll del Garró- que nos encontramos un par de kilómetros antes de  llegar a esta localidad; justo en ella he vuelto a parar, como casi siempre hacemos, con la intención de aprovisionarme de agua en la fuente del parque de la iglesia, en donde, además, he aprovechado para tirar una foto; ahí va:

En el parque de la Iglesia de Avinyo Nou 

No he perdido mucho tiempo aquí, entre otras cosas, porque sabía que Estarqui estaba al caer, y que con ello se me terminarían de inmediato las tonterías; y efectivamente así ha sido; justo cuando acababa de incorporarme a la carretera N-340 con dirección a Sant Pau d'Ordal, me he cruzado con el bueno de Estarqui; en su caso había cogido la carretera de Gelida llegando por ella a Sant Sadurní d'Anoia y Sant Pau d'Ordal; nos hemos reconocido de inmediato; él sabía que yo estaba realizando este trayecto íntegramente ya que debía entregar a El Hierro el track, y por eso le ha tocado a él dar media vuelta y continuar nuevamente hacia Sant Pau; quería convencerme de que, debido al fuerte catarro que ha arrastrado durante la semana, iba mermado de fuerzas; ¡joder, pues menos mal!; en verdad yo no lo he notado para nada; es más, hasta me he percatado de que el rostro de nuestro amigo Estarqui está bajo un proceso de imparable metamorfosis; la última vez que coincidimos, de eso hace ya unas semanas, tenía cara de 7:00; hoy en cambio le he visto cara de 6:30; no se dónde va a llegar, aunque seguro que muy lejos ya que el proceso de metamorfosis sigue sin parar; el camino hacia Sant Pau d'Ordal es de clara tendencia descendente, con algún pequeño repecho; cuando hemos llegado a Sant Sadurní, con la intención de evitar callejear por el pueblo, hemos dado un largo rodeo antes de llegar a la carretera de Els Casots, nuestra segunda dificultad del día; hemos subido sin demasiada dificultad; incluso nos ha dado tiempo de hacernos una foto.

  Aquí estamos poco antes de llegar
a la localidad de Els Casots

Enseguida hemos llegado nuevamente a la carretera N-340, dirigiéndonos por ella hacia nuestra tercera dificultad de la jornada: el puerto del Ordal; la subida de este puerto, tanto por la vertiente de Vallirana como por la vertiente de Vilafranca, la que nosotros hemos tomado hoy, no ofrece mucha dificultad; sus rampas rara vez exceden del 6-8%, aunque todo ello irá siempre en función del ritmo que llevemos; Estarqui y un servidor lo hemos empezado juntos, salvo un poco antes de llegar a la localidad de El Ordal, en donde Estarqui ha pegado un acelerón; he tenido la tentación de seguirlo bajando piñones, pero sabía que ello me iba a reventar, y por eso he decidido seguir algo más suave, perdiendo unos segundos; no hemos tenido ni siquiera tiempo de hacernos la foto de rigor en la cima.

El Alto del Ordal, desde
Vilafranca del Penedés

En el plano de arriba observamos la altimetría del puerto del Ordal desde Vilafranca; nosotros en esta ocasión lo hemos subido desde El Pago, más o menos desde el km. 8 del plano; Estarqui me había dicho que me dejaría al llegar a Corbera de Llobregat debido a asuntos familiares; y eso es lo que ha hecho, aunque antes hemos disfrutado, como siempre, de la bajada del Puerto del Ordal, encarando poco después la carretera de Corbera: un servidor con la intención de subir luego el Alto de la Creu Aregall y Estarqui para poner rumbo a su casa por la bonita carretera de Sant Andreu que parte desde el mismo Corbera; aún ha tenido tiempo de pegar otro arreón para atrapar a un carretero gaditano como él, aunque de Barbate; no se muy bien que es lo que le ha dicho, pero el caso es que le ha hecho mucha gracia; cuando hemos llegado a la rotonda principal de Corbera Alta, tal y como estaba previsto, nos hemos despedido; un servidor con la vista clavada en la cuarta dificultad del día: el alto de la Creu Aregall.

 Altimetría del Alto
de la Creu de L'Aregall

El Alto de la Creu Aregall lo hemos atacado hoy desde la misma rotonda de la carretera N-340, tal y como se aprecia en el mapa de su altimetría; como se observa, desde la misma rotonda hasta la cima, salvo una pequeña bajada a las afueras de Corbera de Llobregat, todo es subida; en total unos 12 km, aunque los realmente duros son los que encontramos al poco tiempo de iniciar el ascenso propiamente dicho desde el cruce de la carretera de L'Amunt, con rampas superiores al 10%; en cualquiera de los casos, se hace sin demasiada dificultad; al cabo de poco tiempo he llegado a la cima.

En la cima de la Creu Aregall

Sabía que lo que me quedaba era ya muy llevadero, comenzando por la preciosa bajada de la Creu Aregall hasta llegar a Gelida, con tiempo suficiente para recuperarme del todo; lo malo era que la hora se me empezaba a echar nuevamente encima y empezaba a cuestionarme si podría subir al Tibidabo; tan solo en el supuesto de llegar a Molins de Rei antes de las 13:30 horas podría hacerlo; rápidamente he llegado a la carretera de Gelida, dirigiéndome por ella hacia Martorell, en donde al instante he comenzado a atacar la quinta dificultad de la jornada: el Alto de los Once; en realidad, como sabemos, se trata de la carretera de los Once que partiendo desde Martorell termina en Terrassa, siempre en una preciosa, aunque muy suave, subida; yo ya había previsto que no llegaría a Terrassa, sino que tomaría el desvío hacia Castellebisbal un par de kilómetros antes; y efectivamente eso ha sido lo que hecho, disfrutando de unos 8-10 kilómetros de la bonita bajada que encontramos entre el cruce de Castellbisbal y la Ctra. de Caldas; cuando he llegado a esta carretera y me he encarado ya hacia Molins de Rei, sabía que debería dejar para una mejor ocasión la subida al Tibidabo por la falta de tiempo; eso sin embargo no le ha de quitar mérito a esta etapa, de casi 135 km y más de 2.100 m de altitud acumulada; desde luego, la próxima vez que lo intente no se me escapa.

Datos técnicos:

Preciosa etapa de 134,20 km, 2.120,40 m de altitud acumulada y un I.B.P. de 146; la hemos empezado en Molins de Rei, desde donde nos hemos dirigido hacia Sant Boi de Llobregat por el polígono de El Pla, tomando el puente que cruza la autopista y la autovía que nos ha dejado en la carretera BV-2002, por la cual llegaremos a Sant Boi, tomando a continuación la carretera de la costa, la C-245, con dirección a Viladecans y Gavá; un poco antes de llegar a esta localidad nos desviaremos con dirección a Begues, por la carretera BV-2411, comenzando nuestra ascenso al Alto de Begues (410 m); continuaremos con dirección a Avinyo Nou, en donde tomaremos la carretera N-340 con dirección al Ordal, aunque antes nos desviaremos en el cruce de la carretera BV-2426 que se dirige a Sant Pau d'Ordal, por la cual llegaremos a la carretera BV-243 de Sant Sadurní d'Anoia, dando un rodeo antes de iniciar el ascenso a Els Casots (401 m) por la carretera BP-2427; así llegaremos nuevamente a la N-340, por la cual continuaremos para iniciar al poco tiempo el ascenso al puerto del Ordal (487 m), y continuando por ella en espectacular bajada hasta llegar al cruce de La Palma de Cervelló, pasando previamente por las localidades de Vallirana y Cervelló; en el cruce de La Palma tomaremos la carretera BV-2421 que se dirige a Corbera de Llobregat, pasando previamente por La Palma, continuando por esta misma carretera hasta llegar al Alto de la Creu Aregall (537 m) antes de iniciar la bajada hasta la carretera C-243 en Gelida, por la cual continuaremos hasta Martorell, en donde pondremos rumbo al Alto de los Once (295 m), por la llamada carretera de los Once que se dirige a Terrassa; nosotros, en esta ocasión, no llegaremos a esta localidad,  ya que 2-3 kilómetros antes nos desviaremos a la derecha para dirigirnos a Castellbisbal por la carretera B-151, la cual nos dejará en la conocida carretera de Caldas, por la que pondremos ya rumbo a Molins de Rei, pasando previamente por las afueras de El Papiol, dando por finalizada esta bonita etapa.


La orografía de la etapa

Bonita etapa que no frece una dureza excesiva; lo más complicado, como se aprecia en el plano de altimetría, serían los 5 altos que deberemos superar: Begues, els Casots, el Ordal, la Creu Aregall y los Once.

 
El itinerario de la etapa

El track en Wikiloc

Índice I.B.P. 146 (dureza extrema)

sábado, 19 de abril de 2014

Salida del 19-04-2014: El Alto de Fontpineda-La Creu Aregall-Los once

Trayecto 113
19-04-2014

"Fontpineda-Creu Aregall-Los once"

Duración: desde las 10:00 a las 12:30 horas
Climatología: nubes y claro; amenazando lluvia; tiempo algo fresco
Terreno: asfalto 100% en perfectas condiciones
Distancia: 56,05 km a una media de 22,8 km/h


Crónica:

Ayer por la noche estuve hablando con Juan "El Hierrro", a quien le mandamos un fuerte abrazo y nuestros mejores deseos de  total restablecimiento, y me propuso una ruta que él mismo hizo hace unas semanas; mi intención anoche era hacerla esta mañana, pero para eso debía salir como muy tarde a las 8:00 horas; cuando me ha tocado el despertador me he hecho el "longuis" y he seguido durmiendo ... hasta las 9:00 horas; ¡joder, otro día perdido!; mi primera intención ha sido no salir, aunque finalmente, presa de los remordimientos, lo he hecho; no sabía muy bien qué hacer, pese a que me atraía enormemente el recorrido que me recomendó nuestro querido amigo "El Hierro"; lo malo es que ya no tenía tiempo para poderlo terminar entero, y por eso lo que he hecho ha sido "zamparme" de entrada -como el que no quiera la cosa- la primera parte, suprimiendo la subida al puerto de Begues, el itinerario desde Sant Pau d'Ordal-Lavern a Sant Sadurní d'Anoia, els Casost y el puerto del Ordal; ¡casi nada! y lo he empezado subiendo a Fontpineda desde Pallejá, afrontando de buenas a primeras lo que conocemos como el "petit Ratpenat", un puerto de tan solo 3 km, pero con rampas que en algunos momentos llegan al 20%; menos mal que es cortito ...

 El puerto de Fontpineda,
desde Pallejá

Pensaba que me iba a encontrar mucho peor, debido sobre todo a los excesos de estos últimos días, pero la verdad es que no he tenido necesidad de meter en ningún momento el piñón grande; la temperatura fresca también ha ayudado bastante; mi siguiente destino era el puerto de la Creu Aregall, en Corbera de Llobregat, a donde me he dirigido sin perder tiempo; en esta ocasión lo que he hecho ha sido bajar directamente hasta la carretera que viene desde La Palma de Cervelló, en lugar de callejear por la Urbanización Fontpineda hasta llegar a Corbera, como normalmente había hecho hasta hoy; el cambio ha valido la pena; una vez en la carretera me he dirigido ya hacia mi segundo objetivo del día: el puerto de la Creu Aregall, subiendo primero unos kilómetros muy llevaderos hasta llegar a Corbera de Llobregat, en donde aún deberemos apurar alguna que otra subida antes de iniciar el ascenso al puerto.

 El Alto de la Creu Aregall,
desde La Palma de Cervelló

El mapa de la altimetría de más arriba es un poco engañoso; de entrada, teniendo en cuenta el recorrido de un servidor, deberíamos suprimir los 2 primeros kilómetros, ya que el mapa prevé la subida desde la rotonda existente en la carretera N-340, es decir, dos kilómetros antes de llegar a La Palma de Cervelló, mientras que en la salida de hoy hemos empezado a subir justo en esta localidad; además de ello, a pesar de que el terreno es claramente ascendente hasta llegar a Corbera, lo cierto es que el puerto verdaderamente comienza a las afueras de la localidad, justo en el cruce de la carretera de L'Amunt, por lo que en verdad el puerto tan solo tendría unos 4 km de distancia; pero bueno ... ahí está; también en este caso he subido sin grandes agobios; como suele decirse, sin prisas pero sin pausas, disfrutando en todo momento; una vez arriba, tal y como había previsto, he ido a buscar la carretera de Gelida, ahora ya en una preciosa bajada, llegando al cabo de poco a Martorell, en donde me he dirigido hacia mi tercer y último destino: la "carretera de los once" que se dirige a Terrassa; en mi caso, sabía que no llegaría a Terrassa ya que unos kilómetros antes tenía previsto desviarme hacia Castellbisbal, cosa que he hecho, disfrutando en este caso esta bonita bajada que llega ya hasta la carretera de Caldes, muy cerca de El Papiol y, por tanto, de Molins de Rei; Juan "El Hierro" me había propuesto que una vez llegara a Molins de Rei, para hacer la gracia completa, me dirigiera hacia el Tibidabo, y eso será lo que haga cuando complete el itinerario; pero hoy, dado que ya me había comido más de media etapa, no valía la pena, y por eso me he dirigido ya hacia casa, poniendo así fin a esta preciosa etapa.

Datos técnicos:

Se trata de una preciosa etapa de 55 km totalmente aprovechables, desde el primero al último, que pese a tener un desnivel de más de 1.000 m, en ningún momento se hace dura o pesada, sino todo lo contrario; la hemos empezado en Molins de Rei, desde donde nos hemos dirigido hacia Pallejá por el puente de Molins y la carretera N-II, poniendo rumbo seguidamente hacia al Alto de Fontpineda (256 m) a través de la carretera BV-2421, en una dura subida que empezará en la N-II y que no terminará hasta llegar a Fontpineda, salvo algún pequeño descanso justo al final; continuaremos por esta misma carretera hasta llegar a la localidad de Corbera de Llobregat, que cruzaremos, dirigiéndonos hacia Gelida, tomando para ello la carretera BV-2425, aunque antes de llegar a Gelida deberemos franquear el Alto de la Creu Aregall (537 m); en Gelida tomaremos la bonita carretera C-243 y pondremos rumbo a Martorell, dirigiéndonos por esta misma carretera hacia Terrassa, subiendo lo que conocemos como la "carretera de los once"; poco antes de llegar a Terrassa, nos desviaremos a la derecha con dirección a Castellbisbal por la carretera B-151, la cual nos dejará en la carretera de Caldes, la C-1413, poniendo por ella rumbo a El Papiol y Molins de Rei, con lo cual habremos terminado esta preciosa etapa.

La orografía de la etapa

Como reflejan los datos de más arriba, se trata de una etapa de 55 km con una altitud acumulada de más de 1.000 m, aunque en ningún momento se hace dura; lo más complicado sería el Alto de Fontpineda desde Pallejá y el Alto de la Creu Aregall, desde Corbera de Llobregat, poca cosa más.
 
El itinerario de la etapa
 

Índice I.B.P. 67 (normal)

martes, 15 de abril de 2014

Salida del 13-04-2014: Rutes del Montseny

Les Rutes del Montseny: 34ª Edició

Trayecto 112
13-04-2014


"Les rutes del Montseny"

Duración: desde las 8:00 a las 14:30 horas
Climatología: tiempo soleado y seco; buena temperatura
Terreno: asfalto 100% en perfectas condiciones
Distancia: 154,50 km a una media de 24,9 km/h

Grupo:

 Los participantes en la marcha: César, Jonatan y un servidor

Crónica:

Ya lo decíamos en la edición del año pasado del día 14-04-2013; a estas cursas, al ser las primeras de la temporada, normalmente no vienen domingueros, sino auténticos tirillas, además de algunos semis; la edición de este año no podía ser una excepción; cuando limitan el número de participantes a menos de 1.000, ¡¡¡mala señal!!!; eso suele ser indicativo de que el nivel va a ser alto, muy alto, como así ha sido; durante la semana le envié un "guasa" a Breo indicándole que le llamaría en la salida, cosa que hice, aunque con el gentío seguro que no oyó el móvil; con quien sí coincidí fue con César, que me llamó el día anterior al haberme visto inscrito; dado que este año "no ando ni pa trás" le anuncié a César que seguramente coincidiríamos en la salida, pero que luego lo perdería de vista sin remedio debido a mi lamentable estado de forma.

Con César poco antes de la salida

Sin embargo me había propuesto aguantar a César mientras pudiera, cosa que pude lograr al menos al principio; la salida, como ya sabía, fue trepidante, de locos; la gente parecía que tenía prisa, y eso que durante los primeros kilómetros la tendencia era de subida, justo hasta llegar al Alto de Cánoves (424 m) en el km. 13; de ahí hasta Sant Celoni en el km. 33 la tendencia era ya de bajada, salvo alguna pequeña tachuela; como he dicho, durante estos treintaytantos kilómetros me he mantenido con César, sin grandes agobios; al cabo de unos kilómetros de haber iniciado el ascenso a Santa Fe (1.115 m), la primera gran dificultad del día, enseguida he notado mi falta de ritmo y de fondo y por eso he decidido terminar la subida a mi aire; en esos momentos César se me ha escapado a unos 20-30 metros, aunque no lo he perdido de vista hasta que nos ha pasado un grupo numeroso al cual he pretendido seguir hasta que me he dado cuenta de que no podía; en cualquiera de los casos no iba mal del todo; aprovechando que había cambiado el casette que hasta ahora llevaba de 12-27 por uno de 11-28, he decidido subir con cadencia, bajando el desarrollo, lo que me ha ido muy bien; he podido terminar Santa Fe sin mayor dificultad, continuando hasta al Alto de Sant Marçal (1.305 m) bastante bien también; a César ya no lo he vuelto a ver más; ahora lo que tenía por delante eran otros 30-40 km de un terreno con una fuerte bajada al principio, pero que luego poco a poco se ha ido convirtiendo en un "terreno pestoso", de falsos llanos, con algunos repechos de cierta consideración, como el que nos encontramos a la altura de Sant Sadurní d'Osormort; y así, siempre en solitario, hemos llegado a la localidad de Seva, desde donde hemos empezado a subir el puerto de Collformic (1.110 m), la última dificultad de la jornada; se trata de un puerto bastante tendido, con unas rampas que rara vez superan el 6-8%, de unos 9-10 km de distancia, aunque muy puñeteros debido a que no encontramos ni un solo metro de descanso en todo el ascenso; en el avituallamiento que habían colocado en la cima me he encontrado con Jonatan, de la SGA, al que ya había visto poco antes de comenzar el ascenso a Santa Fe; juntos hemos finalizado el recorrido que nos quedaba, imprimiendo en ocasiones un fuerte ritmo, yendo en ocasiones de grupo en grupo, colaborando eso sí, con lo cual hemos terminado el recorrido sin incidencias de ningún tipo; dado que la hora me permitía regresar a comer a casa, eso es lo que he hecho, renunciando a comerme la butifarra; ni siquiera me ha dado tiempo de buscar a César ni a Breo, a los que mando un saludo desde aquí.

Con Jonatan en la meta, ambos muy contentos

Datos técnicos:

Bonita y dura cursa ésta de Rutes del Montseny;  la hemos empezado en Granollers, por donde hemos callejeado antes de coger la carretera BV5161 con dirección a Cánoves, pasando por algunas bonitas localidades como Corró d'Avall o Corro d'Amunt; si bien la tendencia en general era descendente, encontramos bastantes zonas de falsos llanos o rompepiernas, además del Puerto de Cánoves (424 m) en el km. 13 aproximadamente, de 3ª categoría según la organización; a partir de aquí nos hemos dirigido hacia Sant Celoni, siempre por carreteras con un buen asfalto y, salvo algunos repechos, casi siempre bajando o llaneando; San Antoni de Vilamajor, Llinars del Vallés, Sant Celoni; en esta localidad es donde comienza prácticamente la subida a Sant Fe (1.115 m) y posteriormente al Alto de Sant Marçal (1.305), sin descanso alguno, aunque las rampas raramente superen el 6-8% de desnivel; se trata de unos 30 km aproximadamente, hasta el alto de Can Marçal, puerto de 1ª categoría, que pueden dejar tocado al más pintado si es que lleva demasiada prisa; después de esto, tras una impresionante bajada de unos 8-10 km, entraremos en una zona de falsos llanos, con algún que otro repecho,  siempre por buenas carreteras, con dirección a Seva, pasando por las localidades de Espinelves y las afueras de Sant Sadurní d' Ososmort; y a todo esto llegaremos ya a la localidad de Seva, en la cual, sin tiempo que perder, comenzaremos a subir un nuevo puerto de 1ª categoría, el Collformic (1.110 m); se trata de un puerto de unos 9-10 km muy llevaderos sobre un paisaje descomunal; sus rampas tampoco en este caso superan el 8% de desnivel; una vez en la cima del Collformic prácticamente podemos decir que habrá acabado la marxa, pese a que aún nos quedarán unos 55 km hasta cruzar la línea de meta; de éllos, los primeros 15-20 km serán de bonita bajada hasta llegar a Santa Maria de Palautordera, siempre por un paisaje impresionante en pleno macizo del Montseny, y después de esto entraremos ya nuevamente en una zona de falsos llanos, con alguna que otra rampa, que nos dificultarán nuestra llegada a la meta; y eso es todo ... que no es poco; se trata de unos 155 km en total que, como hemos dicho, pueden pasarte factura.

La orografía de la etapa

Tal y como reflejan los datos de más arriba, se trata de una etapa dura; con un desnivel acumulado cercano de 2.681 m, un I.B.P de 178 sobre un recorrido de 155 km; lo más duro serían las subidas a Santa Fe, Sant Marçal y Collformic, puertos de 1ª categoría, aunque buena parte del resto del terreno está constituido por falsos llanos que hacen estragos, con alguna que otra tachuela de cierta consideración.

El itinerario de la etapa


Índice I.B.P. 178 (dureza extrema)

sábado, 5 de abril de 2014

Salida del 05-04-2014: El Coll d'Estenalles (por Terrassa y vuelta por Mura y Monistrol)

El Coll d'Estenalles (870 m)

Trayecto 109
05-04-2014

El Coll d'Estenalles
(por Terrassa y vuelta por Mura y Monistrol)


Duración: entre las 9:15 y las 13:30 horas
Climatología: despejado; buena temperatura
Terreno: asfalto 100% en perfectas condiciones
Distancia: 107,087 km a una media de 26,5 km/h

Crónica:

Hasta ahora normalmente cuando no teníamos ninguna etapa prevista, tirábamos para la costa para evitar las bajas temperaturas; eso, con la llegada del buen tiempo, ya ha cambiado; eso ha sido lo que me ha ocurrido a mí hoy; además de que no tenía nada previsto, me he levantado tarde, y en tales condiciones la etapa del Coll d'Estenalles en su vertiente clásica, es decir, la ida por Terrassa-Matadepera y la vuelta por Mura-Monistrol-Martorell, era la ideal; la he empezado pasadas las 9:00 horas con una temperatura algo fría, aunque enseguida he entrado en calor ya que, como sabemos, se trata de un recorrido que hasta llegar al Coll d'Estenalles no hace otra cosa que subir, aunque de forma muy suave; dado que no quería complicarme demasiado, me he decidido por el recorrido clásico, y por eso me he dirigido a Terrassa por la carretera de El Papiol-Rubí, a un ritmo tranquilo, pese a que finalmente he terminado la etapa con una velocidad media de 26,5 km/h; no he tenido ni la más mínima incidencia; la subida al Coll d'Estenalles, desde Terrassa, seguramente es una de la más bonitas y placenteras que podemos hacer, debido sobre todo, además de al bonito paisaje en pleno corazón del Parque Natural de Sant Llorenç del Munt y de L'Obac, a que el desnivel se mantiene casi siempre en un porcentaje entre el 4-6%, con algún pico puntual algo superior; desde luego, si uno no tiene demasiada prisa, disfruta de lo lindo en esta subida; la fiesta, sin embargo, no termina en la cima, ya que después nos encontraremos con una impresionante y preciosa bajada; aquí casi podemos decir lo mismo que en el itinerario de la ida, y es que desde la cima del Coll d'Estenalles hasta casa prácticamente lo único que hacemos es bajar o llanear, pasando por la preciosa zona que encontramos entre el desvío que conduce a Mura desde la carretera de Talamanca hasta llegar al Pont de Vilomara, unos 20 km de bajada; poco más podemos decir, salvo que las sensaciones que hemos tenido han sido fabulosas en un día espléndido; seguramente a partir de ahora repetiré esta misma etapa varias veces.


 En Rocafort, la segunda parada técnica 

Datos técnicos:

Preciosa etapa de ciclismo, sobre todo cuando la realicemos sin demasiada prisa, disfrutando del bonito paisaje que nos ofrece el Parque Natural de Sant Llorenç del Munt y de la Serra de L'Obac, por el cual transcurre en buena medida esta etapa; la hemos empezado desde Molins de Rei, en donde hemos tomado la antigua carretera de Caldes, la C-1413, para poner rumbo a Terrassa, pasando previamente por El Papiol y Rubí; en Terrassa, tras callejear brevemente, nos hemos desviado hacia Matadepera, tomando ya la bonita carretera BV-1221 que se dirige al Coll d'Estenalles (870 m), en pleno corazón del parque natural; tras hacer cima, continuaremos por la misma carretera con dirección a Talamanca, aunque mucho antes de llegar a esta localidad, nos desviaremos a la izquierda para poner rumbo a Mura por la carretera BV-1223, un auténtico regalo para disfrutar como muy pocas veces haremos; continuaremos por esta preciosa carretera, que aunque siempre sea la misma va cambiando de nombre (BV1224, BV1225), y pasaremos por las localidades de Rocafort, el Pont de Vilomara y Sant Vicenç de Castellet, en donde cogeremos la carretera que viene de Manresa, la C1411, por la que continuaremos con dirección a Castellbell i el Vilar y Monistrol; desde esta localidad nos dirigiremos por la misma carretera a Olesa de Montserrat, desde donde pondremos rumbo a Martorell por el itinerario de costumbre, y desde aquí regresaremos ya a Molins de Rei por la carretera NII, pasando por Sant Andreu de la Barca y Pallejá, poniendo fin a esta bonita etapa.


 La orografía de la etapa

Se trata de una salida que presenta más de 1.300 m de altitud acumulada sobre una distancia de poco más de 100 km, aunque no se hace dura en ningún, salvo durante los primeros kilómetros, en los que ya empezamos una ligera subida que nos cogerá fríos; lo más complicado, por llamarlo de alguna forma, sería el ascenso al Coll d'Estenalles desde Terrassa, pese a que se trata de una subida muy tendida y muy agradable.


El itinerario de la etapa


Índice I.B.P. 96 (duro)