EnBicicleta

domingo, 29 de marzo de 2015

Salida del 28-03-2013: El Monasterio de Santes Creus (por la Atalaya y Aiguaviva: etapa fallida)

Juan "El Hierro", Breo y un servidor en
Viladecans, a punto de salir 

Trayecto 154
28-03-2015

El monasterio de Santes Creus
(por La Atalaya y Aiguaviva: etapa fallida)


Duración: desde las 7:30 a las 14:00 horas
Tiempo de pedaleo: 6:30:32
Climatología: soleado; algunas nubes; viento; buena temperatura
Terreno: asfalto y cemento; en perfectas condiciones
Distancia: 155,55 km a una media de 23,9 km/h
Altitud acumulada: 2.097 m

Grupo:
 

 Breo, Juan "El Hierro" y un servidor,
los participantes en esta salida

Crónica:

Pese a haber disfrutado esta bonita salida, hoy las cosas no han salido bien del todo; hemos salido tres, pero cada uno ha regresado en solitario, a su aire; luego lo explicamos; durante la semana habíamos quedado "El Hierro" y un servidor para realizar esta impresionante etapa, de 200 km y más de 2.500 m de altitud; finalmente se unió al cotarro el bueno de Breo, aunque ya nos había anunciado que poco antes de llegar a Pontons giraría por la zona de la Urbanización El Pontonet hacia La Llacuna, cosa que efectivamente ha hecho; el lugar en el que nos debíamos encontrar era el sitio de costumbre de concentración de los Amigos Carreteros en Viladecans a eso de las 8:00 horas, y por eso Breo y un servidor hemos salido de Molins de Rei a las 7:30; a esa hora nuestro amigo ya llevaba unos cuantos kilómetros en el chaleco al haberse desplazado desde el barrio de Sant Genís dels Agudells en Barcelona a Molins de Rei por el puerto de Santa Creu d'Olorda; hemos llegado puntualmente a Viladecans, coincidiendo al unísono con El Hierro, desde donde hemos iniciado la etapa; tanto el Hierro como un servidor llevábamos prácticamente un par de semanas saliendo tan solo lo imprescindible durante el fin de semana, así que no sabíamos muy bien como íbamos a responder; a decir verdad, el Hierro lleva mucho más tiempo con muy poca actividad; yo había realizado esta etapa varias veces, aunque en sentido inverso a como hoy la hemos hecho; sobre el papel pensaba que el itinerario de hoy sería mucho más suave, aunque finalmente me he equivocado, ya que durante esta jornada no solo nos hemos tenido que enfrentar a un sinfín de tramos de falsos llanos y de terreno "pestoso", como el acceso al Pantano de Foix, la carretera de Aiguaviva o el tramo desde Vila-rodona hasta Santes Creus, sino con verdaderos puertos de montaña bastante largos y duros, como el de Las Ventosas (La Atalaya) o el de La Torreta; este último desconocido por un servidor en subida, pese a haberlo bajado no menos de 3 veces; hemos llevado en todo momento un ritmo muy vivo; cuando hemos llegado al inicio de las Costas de Garraf vía autovía de Castelldefels, nuestra primera dificultad de la jornada, llevábamos una media de casi 30 km/h, que prácticamente hemos mantenido tras superar las costas a base de imprimir un fuerte ritmo; al finalizar este primer escollo ha sido cuando nos hemos dado cuenta  de que nuestro querido amigo El Hierro, además de falta de salidas, estaba aquejado por un fuerte dolor en las lumbares del que se ha estado resintiendo prácticamente durante toda la etapa y que en ocasiones le obligaba a imponer un ritmo algo menos intenso, aunque en ningún momento cansino o zapero, que conste; jeje; enseguida nos hemos encaminado hacia nuestro segundo destino del día: el pantano de Foix por el terreno "pestoso" de toda la vida que te va haciendo mella aunque tú ni te enteres; por raro que parezca ésta era la primera vez que Breo llegaba al pantano por la vertiente de Vilanova, habiendo quedado maravillado del bonito itinerario; casi no hemos tenido tiempo ni de parar, aunque eso, cuando uno va con El Hierro, es imposible.

En el pantano de Foix  

A partir de este momento hemos empezado a sufrir el fuerte viento que en ocasiones ha soplado, pese a que no podamos quejarnos demasiado dado el bonito día del que hemos gozado; hemos continuado dirigiéndonos hacia la tercera dificultad de esta bonita etapa, el puerto de la Atalaya (o de las Ventosas, para muchos), aunque aún lo teníamos bastante lejos; nos hemos ido aproximando por un terreno casi llano, con una ligera tendencia ascendente y aguantando el viento que ya casi no nos ha dejado en paz en ningún momento; tampoco Breo conocía el acceso al puerto de La Atalaya por esta vertiente de Sant Jaume dels Domenys, obviamente la más bonita pero también la más dura; nos encontrábamos muy bien, al menos Breo y un servidor, ya que El Hierro, debido a su inactividad y sus problemas lumbares, iba haciendo la goma continuamente, lo cual no le ha impedido, al igual que a los demás, gozar de esta impresionante subida, sin duda una de las más bonitas de todas las que encontramos en nuestras habituales salidas; cuando hemos llegado a la cima, nos hemos encontrado en élla con un carretero del grupo del Ratpenat que, por raro que parezca, no conocía ni a Manel ni a Pi; él ha sido quien nos ha hecho unas fotos.

En el alto de la Atalaya (las Ventosas)

Enseguida hemos continuado con el itinerario previsto; de hecho sabíamos que si queríamos terminarlo a una hora "decente" no debíamos perder mucho tiempo; nuestro siguiente destino lo constituía la localidad de Vilarodona, a la que hemos llegado por la preciosa carretera de Aiguaviva, disfrutando de un paisaje de ensueño en una altiplanicie frondosa que nos recuerda al mismísimo Berguedá; solo por visitar esta bonita zona ya vale la pena venir por aquí, a pesar de la distancia; en este caso, también un sevidor era la primera vez que realizaba el trayecto Aiguaviva-Vilarodona, no así en sentido contrario, y por eso me ha sorprendido que el trayecto entre Aiguiaviva y Can Ferrer de la Cogullada se nos haya hecho tan pesado, ya que cuando uno lo efectúa en sentido contrario igualmente lo sufre; Breo se ha atrevido a indicarnos que igual lo que ocurre es que la carretera tiene un balancín; jeje; puede que sí; jeje; tras superar la zona de Can Ferrer sí que hemos llevado ya una tendencia descendente hasta casi llegar a Vilarodona; notábamos que El Hierro, por las razones que hemos dicho, iba sufriendo más de la cuenta, aunque ha aguantado estoicamente sin rechistar ... al menos hasta que no ha podido más; hemos coincidido durante mucho tiempo en esta zona con una marcha de turismos clásicos, con una antigüedad de más de 25 años, sorprendiéndonos la cantidad de Porches que al parecer habían entonces; igual es que los regalaban; jeje; en Vilarodona hemos iniciado ya nuestra llegada a lo que constituía el principal objetivo de esta bonita etapa; el monasterio cisterciense de Santes Creus, uno de los mejor conservados; pero antes de llegar hemos tenido que transitar por una carretera de falsos llanos y con un fuerte viento en contra que nos ha puesto firmes; han sido unos 6-8 kilómetros que han terminado por fundir al Hierro; sinceramente yo no creo que lo haya visitado el "tío del mazo", como él nos ha dicho, sino que lo que finalmente ha ocurrido era previsible al quedarse totalmente sin reservas; las pocas que tenía las ha ido gastando por el camino y cuando hemos llegado a Santes Creus iba ya totalmente en blanco, vacío; por eso ha preferido quedarse en Santes Creus para comer algo; no ha consentido que nos quedáramos con él; de hecho a Breo lo esperaban en La Llacuna una hora más tarde, así que no podía perder mucho más tiempo.

    Breo y un servidor en Santes Creus

Tras dejar a nuestro amigo Hierro en Santes Creus, Breo y un servidor hemos iniciado lo que sobre el papel representaba la mayor dificultad de la etapa: el asalto del Puerto de la Torreta por la vertiente de Santes Creus; verdaderamente es duro, y ello a pesar de que la pendiente rara vez rebase el 7% o el 8%; obviamente los kilómetros que llevábamos encima se notaban, al menos en un servidor; al cabo de unos 2-3 kilómetros de subida propiamente dicha tras pasar por la localidad de Les Pobles, Breo, viendo que mi ritmo empezaba a decaer y dado que lo esperaban en La Llacuna poco tiempo después, tras despedirnos, ha pegado un zapatazo y se ha marchado sin remedio gracias al impresionante fondo que atesora; un servidor en cambio he preferido subir con un "pelín menos de gas"; jeje; en verdad este puerto se hace duro, más que nada por sus 11 interminables kilómetros; la cuestión es que también me había percatado de que había pasado demasiado tiempo; debía estar, como mucho, a las 15:00 horas en casa, y me quedaban desde la cima de La Torreta aproximadamente unos 70-80 km, disponiendo de poco más de una hora para hacerlos; jeje; ni de coña; he aligerado el ritmo todo lo que he podido, pero con ello lo único que he conseguido ha sido llegar a Vilafranca del Penedés pasadas las 14:00 horas, tras pasar por las localidades de Torrelles de Foix y Sant Martí Sarroca; sabía que hiciera lo que hiciera no podría estar en casa antes de las 16:00 o las 16:30 horas, yendo por el puerto del Ordal, el itinerario más rápido y menos duro, o por Begues; pero lo que me daba miedo era el trayecto auténticamente "pestoso" que encontramos entre Vilafranca del Penedés y Avinyo Nou, y en menor medida, entre esta última localidad y El Pago en el caso de que hubiera decidido regresar por el Ordal; por todos estos motivos, viendo que la hora se me había echado definitivamente encima sin que pudiera hacer nada por remediarlo, no he tenido otra opción que rendirme ante la evidencia y coger el tren en Vilafranca del Penedes; sí; eso es lo que he hecho ... y no me he arrepentido, ya que he tenido la suerte de subirme rápidamente y llegar a casa pasados unos minutos de las 15:00 horas evitando de este forma que me cantaran un buen fandango zapatilla en mano; jeje; esto lo que va a originar, de hecho ya lo ha originado, la obligación de realizar la misma etapa más pronto que tarde, y obviamente en toda su integridad; desde luego, si no tuviera las piernas tan cargadas, mañana mismo podría ser un buen día, aunque en este caso deberé posponerlo cuanto menos a la semana próxima; que así sea.  

Datos técnicos:

Pese a que no la haya terminado, se trata de una etapa impresionante, con una distancia de 155 km y más de 2.000 m de altitud acumulada; la hemos empezado en Molins de Rei, desde donde nos hemos desplazado a Viladecans por la carretera de Sant Vicenç dels Hort-Sant Boi, la BV2002, tomando en Sat Boi la carretera antigua de la costa, la C-246t, por la cual hemos llegado a Viladecans, continuando por la zona agraria de Les Marines y el Remolar antes de tomar la autovía de Castelldefels, por la que hemos continuado hasta llegar nuevamente a la carretera C-246, a la altura de Les Botigues de Sitges, continuando ya con dirección a las Costas de Garraf, que hemos superado, llegando a Sitges, tomando aquí la carretera B-211 que nos ha llevado a Sant Pere de Ribes, desviándonos en esta localidad por la BV-2113 durante unos instantes antes de retomar nuevamente la C-246, por la cual hemos continuado durante unos kilómetros antes de tomar el desvío de L'Arboç por la carretera BV-2115, pasando antes de llegar a esta localidad por el Pantano de Foix; en L'Arboç tomaremos la carretera TP-2124 para dirigirnos a Banyeres del Penedés, y aquí pondremos rumbo a Sant Jaume dels Domenys vía Lletger y Cornudella, iniciando al cabo de unos instantes el ascenso al Puerto de la Atalaya (Las Ventosas) por la bonita carretera TP-2442, que ya no dejaremos hasta que, tras superar el puerto, nos desviemos a la izquierda unos kilómetros más adelante con dirección a Aiguaviva por la carretera TV-2443, por la cual llegaremos a la localidad de Vilarodona, tras pasar por Can Ferrer de la Cogullada; en Vilarodona pondremos rumbo a Santes Creus por la carretera TP-2002 que se dirige al Pont d'Armentera, si bien nosotros un poco antes de llegar a esta localidad nos desviaremos con dirección a Santes Creus por la carretera TV-2441 para dirigirnos por ellas a la localidad de Els Ranxos de Bonany, pasando por la localidad de Les Pobles y los bonitos puertos de L'Arboçar y la Torreta; continuaremos por esta misma carretera con dirección a Pontons, por donde pasaremos, con rumbo a Vilafranca del Penedés por la carretera BV-2122, pasando antes de llegar a dicha localidad por Torrelles de Foix y Sant Martí Sarroca, poniendo fin a esta etapa al llegar a Vilafranca.

   La altimetría de la etapa

Se trata de una etapa en la que abundan las zonas "pestosas", como el acceso al Pantano de Foix, el tramo entre Aiguaviva y Can Ferrer o entre Vilarodona y Santes Creus, aunque también nos encontraremos con auténticos puertos de montaña, como el de La Atalaya o el de la Torrerta, ambos bastante largos.
 

El itinerario de la salida

Índice I.B.P. 161 (dureza extrema)

domingo, 22 de marzo de 2015

Salida del 22-03-2015: El Alt Penedés (Font Rubí, Mediona, Espiells)

Un servidor, tras superar las
rampas del puerto de Espiells

Trayecto 153
22-03-2015

El Alt Penedés
(Font Rubí, Mediona, Espiells)


Duración: desde las 8:15 a las 14:30 horas
Tiempo de pedaleo: 6:05:45
Climatología: cielo tapado, amenazando lluvia; humedad; temperatura ideal
Terreno: asfalto y cemento; húmedo; bien en general
Distancia: 148,64 km a una media de 24,4 km/h
Altitud acumulada: 2.146 m

Grupo:

Un servidor, el único
participante en la salida
 
Crónica:

Ya sabemos que lo prometido es deuda; el sábado pasado realicé junto con Estarqui una bonita salida por el Alt Penedés, pasando entre otras zonas, por los puertos de Espiells y Font Rubí, aunque en sentido inverso o, si se quiere, por las vertientes cortas; la verdad es que me quedé prendado, ya que descubrí algunos parajes desconocidos hasta ahora, como el puerto de Espiells, y por eso anuncié que más pronto que tarde repetiría esta etapa, aunque al revés, con la intención de subir el bonito puerto de Espiells por la vertiente de Sant Sadurní d'Anoia y el de Font Rubí yendo por la carretera de Les Cabanyes-Guardiola de Font Rubí, es decir, por las vertientes largas; el día previsto para ello era ayer-sábado, aunque finalmente debido a la lluvia debimos anularlo; hoy-domingo las cosas tampoco pintaban bien, ya que el cielo estaba totalmente tapado, amenazando lluvia, pero aún así no he querido dejar pasar la primera oportunidad que he tenido para realizar esta preciosa etapa, y lógicamente me he alegrado ya que no solo no ha llovido sino que he gozado de una temperatura fresca, ideal para ir en bici; ¿podemos pedir algo más?; como he dicho la etapa de hoy en principio iba a ser la misma del día 14-03-2015, si bien a la inversa, aunque finalmente he querido endurecerla un poco más añadiendo el puerto de Castellbisbal como homenaje a la Volta, que comienza mañana e incluye en esta edición este bonito puerto; pues bien, unos minutos antes de las 8:30 horas he empezado a rodar con dirección, como he dicho, al puerto de Castellbisbal; como sabía que podía llover en cualquier momento, me había mentalizado de que posiblemente no podría terminar la etapa, aunque finalmente el tiempo ha acompañado, ya que no ha caído ni una sola gota, además de haber tenido una temperatura fresca que he agradecido; como sabía que la salida tendría alrededor de 150 km, no he querido forzar mucho el ritmo, pese a que en ningún momento haya ido lento; el puerto de Castellbisbal, yendo desde Molins de Rei, no ofrece prácticamente ninguna dificultad, ya que sus rampas rara vez sobrepasan el 6%-7%; seguro que en la Volta lo subirán "como locos", sin quitar en ningún momento el plato grande, que a saber cuántos dientes tendrá, aunque seguro que muchos más de 50; en cualquiera de los casos, esta era la primera dificultad de la jornada, y la he superado prácticamente sin castigarme, disfrutando luego de la bonita bajada hasta Martorell por la conocida "carretera de los once"; el terreno que tenía por delante era en principio bastante llevadero ya que hasta el kilómetro 60 aproximadamente, tras pasar por Vilafranca del Penedés, la carretera no empezaría a empinarse en el ascenso a Font Rubí por la bonita carretera de Les Cabanyes; como conocía este trayecto sabía perfectamente que en ningún momento sería duro, y así ha sido; he llegado a Font-Rubí prácticamente entero, casi sin enterarme; allí nos hemos juntado un buen montón de carreteros.

 Aquí estoy en Font-Rubí,
en donde he parado

Desde Font Rubí hemos ido a buscar la carretera de La Llacuna, aunque antes he gozado de la bajada de este puerto, ahora ya en compañía de los 15-20 carreteros que hemos coincidido en la cima; tras llegar a la carretera de La Llacuna hemos girado con dirección a este otro bonito puerto; éste si que podemos catalogarlo de un puerto con cara y ojos, además de ser muy largo, con rampas en algunos tramos del 10%; la cuestión es que no se muy bien porqué, o puede que sí, jejeje, pero el caso es que nos hemos quedado una grupeta de unos 8-10 carreteros y hemos empezado a tirar con desesperación; al principio había pensado en descolgarme para continuar a mi ritmo, pero la cuestión es que casi sin pretenderlo he continuado con este grupo, y no solo eso, sino que en ocasiones era un servidor quien marcaba el ritmo; ¡el Dios que me menea!; menos mal que yo sabía que un par de kilómetros antes de coronar, debería desviarme con dirección a Sant Joan de Medionada por la bonita carretera rural de Les Cases Noves de Cal Pardo; y eso es lo que hecho, aunque tampoco he sido el único en girar por aquí; se ve que lo bueno enseguida se conoce, y desde luego esta carretera rural que descubrí con Estarqui el sábado pasado es de lo mejor; la tendencia era ahora ya descendente, salvo alguna que otra rampa que he ido superando sin demasiada dificultad; el terreno era muy favorable; enseguida he llegado a Sant Pere Sacarrera, desde donde me he dirigido a la localidad de Canaletes, tomando la impresionante pista que se dirige a Sant Jaume Sesoliveres, siempre bajando; poco a poco me iba acercando a lo que sobre el papel representaba que podía ser la mayor dificultad de la jornada: el puerto de Espiells; como he dicho, lo descubrí con Estarqui el sábado pasado cuando lo bajamos; desde luego la bajada me pareció espectacular, y por eso pensaba que la subida sería durísima, con impresionantes desniveles; por eso un poco antes de iniciarlo, tras pasar nuevamente por Sant Sadurní d'Anoia, he parado otra vez para tomarme un gel y beber; la sorpresa ha llegado enseguida, al descubrir que las rampas en ningún momento han sobrepasado el 15%, y no solo eso, sino que el puerto propiamente dicho apenas supera los 500-600 metros; es lo que puede catalogarse de simple tachuela; en fin, es lo que hay.

  En la localidad de Espiells, 
tras superar el puerto 

Pese a que el terreno no era demasiado duro, el caso es que entre una cosas llevaba ya más de 110 kilómetros encima, lo cual empezaba a notarse, sobre todo hasta llegar al cruce de la carretera de conduce de Sant Llorenç  d'Hortons, unos 3-4 kilómetros de constante subida que se me han agarrado bastante, aunque sabía que una vez llegara a esta localidad el terreno sería ya del todo favorable, salvo un par de rampas antes de llegar a Gelida; poca cosa más hay que contar, ya que desde Gelida he iniciado el regreso por el camino de costumbre, poniendo poco después fin a esta bonita etapa sin contratiempos de ningún tipo; como debe ser.

Datos técnicos:

La etapa es igual que la realizada el pasado 14-03-2015, aunque en sentido inverso y añadiendo de entrada el puerto de Castellbisbal; la hemos iniciado en Molins de Rei, desde donde nos hemos dirigido hasta Castellbibal por la antigua carretera de Caldes, la C-1413; tras pasar por esta localidad hemos comenzado a subir el que conocemos como "puerto de Castellbisbal", que nos ha dejado en la "carretera de los once", la C-243, por la cual nos hemos dirigido a Martorell en bonita y larga bajada; hemos continuado por esta misma carretera, que igualmente conocemos como la carretera de Gelida, con dirección a Sant Sadurní d'Anoia, que hemos cruzado para dirigirnos siempre por la misma carretera hasta Vilafranca del Penedés, pasando previamente por La Granada; en Vilafranca del Penedés hemos tomado la carretera BV-2127, que ya no hemos dejado hasta llegar a Font Rubí, aunque antes hemos pasado por Les Cabanyes y Guardiola de Font Rubí; en Font Rubí hemos tomado la carretera BP-2126, bajando, hasta llegar al cruce de la carretera que se dirige a La Llacuna, la BP-2121, por la cual hemos continuado hasta desviarnos a la derecha por la carretera rural sin rotular que se dirige a Las Cases Noves de Cal Pardo, desde donde nos hemos dirigido a Sant Joan de Mediona por la carretera BV-2137, continuando hasta llegar a Sant Pere Sacarrera, poniendo en esta localidad rumbo a Sant Quintín de Mediona durante un breve espacio de instante, ya que enseguida nos desviaremos a la izquierda con dirección a Canaletes por la carretera BV-2304, enlazando al llegar a esta localidad con una carretera rural sin rotular que finaliza en Sant Jaume Sesoliveres, desde donde continuaremos con dirección a Sant Sadurní d'Anoia por la carretera BV-2242; tras pasar por esta localidad continuaremos con dirección a la localidad de Espiells, para tomar más tarde, tras pasar por aquí, la carretera de Masquefa, si bien al cabo de 3-4 kilómetros nos desviaremos hacia Sant Llorenç d'Hortons, y tras pasar por aquí, llegaremos nuevamente a Gelida, continuando por la carretera C-243 hasta llegar a Martorell, en donde pondremos ya rumbo a Molins de Rey por la carretera N-II, pasando antes de llegar a Molins de Rei por Sant Andreu de la Barca y Pallejá.

La altimetría de la etapa

Muy bonita etapa de casi 150 km y 2.200 m de altitud, a pesar de que el gráfico de arriba tan solo señale 2.070,40 m; no hay zonas especialmente duras, aunque deberemos destacar el acceso al puerto de Font Rubí, Espiells y la zona "pestosa" de Espiells al cruce de la carretera de Sant Llorenç d'Hortons, además de un tramo de la carretera a La Llacuna por el que transitamos durante unos kilómetros.


El itinerario de la salida

Índice I.B.P. 159 (dureza extrema)

sábado, 14 de marzo de 2015

Salida del 14-03-2015: El Alt Penedés (Mediona, Font Rubí, Les Cabanyes)

Estarqui y un servidor, tras pasar por
Les Cases Noves de Can Pardo 

Trayecto 152
14-03-2015

El Alt Penedés
(Mediona, Font Rubí, Les Cabanyes)


Duración: desde las 7:30 a LAS 14:00 horas
Tiempo de pedaleo: 5:33:52
Climatología: nubes y claros; aire frío; viento; temperatura ideal
Terreno: asfalto y cemento; en perfectas condiciones
Distancia: 136,79 km a una media de 24,6 km/h
Altitud acumulada: 1.879 m

Grupo:


Estarqui y un servidor, los únicos 
participantes en esta bonita salida

Crónica:

"Ritmo zaposo: en argot ciclista, derivado de ritmo zapero, aunque con
mucha más velocidad y cadencia; dícese del pedaleo que normalmente 
imprime Estarqui, en apariencia cansino, como si fuera pisando huevos, 
aunque en realidad se los ponga de corbata a quien lleve detrás". 

Para que luego digan que el ciclismo no es cultura; hoy hemos podido añadir un nuevo vocablo al diccionario de la real academia española de la lengua: "zaposo", en clara referencia al ritmo que normalmente imprime Estarqui cuando va en bici; aparentemente se trata de un ritmo cansino o zapero, con la única diferencia de que nuestro amigo alcanza una velocidad endiablada y constante que hace palidecer a quien lleve detrás; se llame como se llame; y si no que se lo pregunten a Bruno; jejeje; Estarqui hoy lo ha vuelto a mostrar, con toda su grandeza, y la consecuencia de ello ha sido que un servidor lo ha pagado, ya que me ha tocado ir todo el tiempo detrás con la lengua fuera; así son las cosas; que le vamos a hacer; luego nos referiremos a ello, ya que ahora lo que toca es comenzar la crónica de esta estupenda y novedosa salida, cuanto menos para mí; hoy en realidad había pensado hacer otra cosa, y más concretamente la salida al Pla de Manlleu, pasando previamente por el bonito puerto de La Atalaya (o las Ventosas, si se quiere), la cual constituye la salida que conocemos como "Las terras del vi i el cava-1", una preciosa etapa de casi 175 km; pero mira por dónde que anoche, ya a última hora y casi por casualidad, pude ver un whatsapp enviado por el bueno de Estarqui requiriendo mi presencia para la salida de hoy; obviamente no pude negarme, aún a sabiendas de que me tocaría sufrir, como efectivamente así ha sido; habíamos quedado en encontrarnos a las 8:00 horas en la rotonda de Martorell, a dónde he llegado unos minutos antes, bajo un cielo totalmente cubierto y amenazando lluvia; a la hora en punto ha llegado Estarqui, como siempre y según decía, en un estado de forma deplorable; jajaja; menos mal que ya lo conocemos.



Aquí estamos en la rotonda de Martorell,
instantes antes de empezar esta salida

La única pista con la que un servidor contaba era que cogeríamos la carretera de Canaletes en la localidad de Sant Jaume Sesoliveres, un tramo que ya conocía tras la salida realizada con Juan "El Hierro" del día 18-10-2014 al Castell de Claramunt;  hemos comenzado yendo por la carretera de Gelida, con la intención de efectuar el itinerario clásico hasta Sant Sadurní d'Anoia, para una vez allí desplazarnos ya hasta Sant Jaume Sesoliveres tomando la carretera de Piera; sin embargo Estarqui, que hoy tenía el tiempo necesario, un poco antes de llegar a Gelida ha decidido dar un bonito rodeo por Sant Llorenç d'Hortons, en un recorrido novedoso para un servidor que ha servido para conocer, además, la carretera de Espiells y su precioso puerto, que hoy hemos bajado pero que muy pronto subiremos (seguramente el sábado próximo, jeje); desde luego el rodeo, aunque bastante duro en algunos tramos, ha valido la pena, ya que además de disfrutar de un paisaje de ensueño, hemos transitado por carreteras agrarias sin tráfico alguno, aunque con un buen asfalto encementado; tras llegar a las afueras de Sant Sadurní hemos continuado ya por el itinerario de costumbre hasta llegar a Sant Jaume Sesoliveres, en donde hemos establecido nuestra primera parada técnica.

 En Sant Jaume Sesoliveres,
recobrando fuerzas

El itinerario hasta Canaletes por esta bonita carretera lo recordaba perfectamente desde la salida del día 18-10-2014 y por eso sabía que yendo con Estarqui me tocaría sufrir en algunos tramos duros, aunque finalmente nos hemos mantenido siempre juntos, charlando; nunca sabré si ello en realidad se ha debido a que a nuestro amigo se le hayan entumecido los músculos dado el frío que hacía en esta zona; es posible que así sea, pero el caso es que yo me he alegrado enormemente; al menos hasta llegar a Canaletes, ya que desde aquí hasta Mediona nuevamente he sido víctima del ritmo zaposo de Estarqui en algunos tramos; en Mediona hemos tomado otra bonita y novedosa carretera con dirección a Les Cases Noves de Cal Pardo, siempre bajo un paisaje espectacular, y tras pasar por esta localidad ha sido cuando nos hemos enfrentado a lo que sobre el papel representaba la mayor dificultad de la jornada: tres impresionantes rampones que desde lejos parecían tener una altitud muy superior al 20%, aunque como casi siempre ocurre, una vez hemos comenzando a subirlas. nos hemos percatado de que no era para tanto; de hecho la altitud máxima que hemos soportado ha sido tan "solo" del 15%; parece ser que Peret conoce esta zona muy bien, ya que viene bastante por aquí.

Un servidor, tras superar las rampas 
de Les Cases Noves de Cal Pardo

Estábamos disfrutando de lo lindo y lo mejor es que el tiempo estaba aguantando sin llover; llevábamos ya una altitud acumulada de casi 1.500 metros en poco más de 65 km, y por eso sabía que más pronto que tarde nos tocaría empezar a bajar; y eso es lo que hemos hecho hasta llegar al cruce de la carretera que conduce a Font Rubí, que hemos tomado para dirigirnos a este bonito puerto, lo cual representaba ya nuestra última dificultad de esta preciosa salida; tras superar Font Rubí nos hemos encaminado hacia Vilafranca del Penedés pasando por la bonita carretera de Les Cabanyes, ahora ya siempre bajando o, como mucho, llaneando; tras pasar brevemente por Vilafranca del Penedés nos hemos dirigido nuevamente a Sant Sadurní d'Anoia por la carretera pestosa de siempre; al llegar aquí Estarqui se ha empeñado en invitarme a una coca cola y un croisant, supongo que para reponer hidratos, en una conocida panadería; ésta ha constituido nuestra última parada, ya que rápidamente hemos vuelto a tomar la carretera de Gelida, aunque mirando de reojo el bonito puerto de Espiells, por la cual hemos llegado a Martorell, en donde ya nos hemos despedido dado que Estarqui ha girado para Olesa de Montserrat, en tanto que un servidor ha continuado hasta Molins de Rei por el mismo itinerario de la ida.

Datos técnicos:

Impagable etapa, que un servidor ha comenzado en Molins de Rei, desde donde me he desplazado hasta Martorell por la carretera N-II, pasando previamente por las localidades de Pallejá y Sant Andreu de la Barca; hemos continuado tomando la conocida carretera de Gelida, la C-243, y justo al llegar a esta localidad, nos hemos desviado a la derecha con rumbo a Sant Llorenç d'Hortons por la carretera local BV-2249; tras pasar por esta localidad nos hemos desviado a la izquierda al cabo de un par de kilómetros por la carretera BV-2241 con dirección a Monistrol d'Anoia, aunque justo cuando hemos llegado aquí nos hemos vuelto a desviar a la izquierda para dirigirnos a la localidad de Espìells, bajando su bonito puerto antes de enlazar nuevamente con la carretera de Gelida, la C-243, poco antes de llegar a Sant Sadurní d'Anoia, hacia donde nos hemos dirigido hasta desviarnos al cabo de poco por la carretera que se dirige a Sant Pere de Riudebitlles, si bien en la primera rotonda que nos encontramos giraremos a la derecha con dirección a Piera, volviendo a girar, ahora a la izquierda, al cabo de unos dos kilómetros hacia esta localidad por la carretera ventosa BV-2242, llegando por ella a Sant Jaume Sesoliveres, en donde nos desviaremos a la izquierda por una carretera rural sin rotular que se dirige hasta Canaletes, en donde enlazaremos con la carretera BV-2304 que se dirige a San Pere Sacarrera, a donde llegaremos para poner luego rumbo a Mediona por la carretera BV-2136, continuando por la BV-2137 hasta Les Cases Noves de Cal Pardo, en donde tomaremos otra bonita carretera local sin rotular que nos dejará en la que conocemos como la carretera de La Llacuna que viene desde Sant Martí Sarroca, girando a la izquierda hacia esta localidad, si bien al cabo de unos 1-2 kilómetros nos desviaremos nuevamente a la izquierda con dirección a Font Rubí, subiendo este bonito puerto por la carretera que se dirige a Vilafranca del Penedés vía Guardiola de Font-Rubí, Vilobí del Penedés y Les Cabanyes; en Vilafranca del Penedés enlazaremos nuevamente con la carretera C-243 que se dirige a Sant Sadurní d'Anoia, llegando esta localida tras pasar por La Granada; ya no dejaremos esta carretera, por la cual nos dirigiremos nuevamente a Martorell, desde dónde regresaremos a Molins de Rei por la carretera N-II, pasando previamente por las localidades de Sant Andreu de la Barca y Pallejá.

 La altimetría de la etapa

Se trata de una etapa caracterizada por las temida zonas pestosas, pese a que también encontremos algunas rampas de ciertas consideración, como la carretera de Canaletes, las rampas de Les Cases Noves de Cal Pardo o el puerto de Font Rubí.
 

El itinerario de la salida

Índice I.B.P. 141 (dureza extrema)

domingo, 8 de marzo de 2015

Salida del 08-03-2015: Ullastrell (siguiendo el itinerario de la Travessa)

Los participantes en la salida,
en la Riera del Molí

Trayecto 151
08-02-2015

Ullastrell
(siguiendo el itinerario de la Travessa)

Duración: desde las 8:00 a las 11:30 horas
Tiempo de pedaleo: 2:53:52
Climatología: despejado; temperatura fresca y agradable
Terreno: algo blando, aunque en perfectas condiciones
Distancia: 48,23 km a una media de 16,6 km/h
Altitud acumulada: 786 m

Grupo:



 Los participantes en la salida, por orden alfabético:
Alfonso, Jaime, Javier, José Ángel, Manuel, Salvador, Thomas y Víctor

Crónica:

Debo confesar que me daba un poco de miedo esta salida, y no precisamente por la salida en sí, sino por el nivel que sé que han adquirido estos Siberianos que parece ser que al fin han descubierto aquello que constituye el slogan de mi Blog: "El secreto está en salir"; los cabrones se lo han aprendido de maravillas y no hacen otra cosa que salir y salir, realizando duras etapas de montaña que los han recompensado con un estado de forma envidiable; hoy Alfonso, Jaime, Javier, José Ángel, Manuel, Thomas y Víctor han dado muestras de todo ello; me alegro principal y muy sinceramente por Manuel, que ha recuperado sin duda alguna la buena forma que atesoraba antes de la caída que le ha mantenido en fuera de juego unos meses; incluso diría que está mejor que nunca; en mi caso, debo reconocerlo una vez más, tengo un tanto abandonada la bici de montaña, y no porque me haya dejado de gustar el ciclismo de montaña, sino porque la flaca lo quiere todo para ella, además de que los tutes de los sábados me suelen dejar totalmente baldado; Víctor me lo recuerda con razón cada vez que tiene una oportunidad; desde el inicio del año llevo ya 2.412,13 km,, de los que corresponden 1.562,83 a la bici de carretera, 748,1 al rodillo y tan solo 101,2 a la bici de montaña; con eso está todo dicho; la consecuencia de ello es que parece ser que he perdido el tacto a la bici de montaña; es como si me costara horrores dar pedales; hoy además venía con las piernas bien calentitas después del palizón de ayer con nuestro amigo El Hierro, así que bastante he hecho con aguantar la etapa al lado de estos monstruos, pese a que ha habido momentos en que las piernas me temblaban como si fueran de gelatina; está claro que hay que salir más en montaña; lo tendremos en cuenta; por lo que se refiere a la etapa de hoy, lo que estaba previsto era llegar hasta la Puda siguiendo el itinerario clásico de la Travessa Sant Joan Despí-Montserrat, y eso es lo que hemos hecho al principio, aunque finalmente hemos tenido que improvisar; hemos comenzado en Molins de Rei, nuestro lugar de encuentro; la etapa ha coincidido al principio con el itinerario de la Travessa, con la excepción de que nosotros en esta ocasión nos hemos incorporado al río a la altura del Pla del Colomer en El Papiol, yendo por la antigua carretera de Caldas hasta llegar a las inmediaciones de esta localidad, ahorrándonos el penoso camino del río en Molins de Rei, con sus acostumbrados baches, y llegando a la zona de Sant Andreu de la Barca en donde hemos continuado por el Canyet y el Polígono Industrial de Santa Rita, lugares míticos de la Travessa, antes de encarar la conocida subida próxima a Can Gali, ahora ya con un cemento granulado para favorecer el paso en lugar de la acostumbrada gravilla que tanto nos ha hecho sufrir en el pasado; nos hemos ido aproximando a Castellbisbal sin mucha dificultad, bastante agrupados, siempre por el itinerario de la Travessa y con la vista clavada ya en La Pista, nuestra siguiente dificultad; en mi caso mis piernas ya habían avisado de que no estaban para muchos trotes, por lo que sabía que en La Pista me tocaría agarrarme los machos; así lo he hecho; suerte que el terreno estaba en una condiciones inmejorables, aunque las rampas superiores al 20% de esta zona no pasan desapercibidas para nadie; aquí os dejo una muestra de una salida realizada hace ya un montón de años; aquéllos eran otros tiempos; os recuerdo que la música del vídeo, el Ave María de Shubert, es lo que normalmente escucha Dios cuando no tiene cosas que hacer.


     La subida de La Pista

Al poco tiempo hemos llegado a la carretera de los Once, tomando a continuación uno de los itinerarios de la Travessa, que no el único; nos hemos ido aproximando hacia la zona de Can Nicolau de Dalt, por donde yo sabía que no podríamos pasar al encontrarnos con una masía que debíamos cruzar y en la que suelen haber perros como burros, aunque con sus correspondientes dientes; de haber sabido que íbamos a ir hacia la Puda hubiera cargado el track, ya que me consta que hay otro itinerario cruzando la Urbanización de Can Santeugini que va a parar al Torrent de Salzes y Can Puig; en esta ocasión cabía la posibilidad de, una vez nuevamente en la carretera de los Once, pasar por una propiedad privada vallada, tal y como Miguelón y un servidor hicimos en nuestra salida hasta Santa Cecilia el día 28-06-2014, aunque hoy no nos hemos querido arriesgar debido a que íbamos en grupo numeroso; por eso hemos continuado por la propia carretera hasta llegar a las proximidades de Ullastrell, desviándonos a la altura de la Urbanización de Ca n'Amat guiados en parte por un avispado bíker de Sant Joan Despí en una muy bonita y novedosa, al menos para mí, zona, que todos hemos agradecido; y así hemos llegado hasta la propia localidad de Ullastrell, en donde hemos parado.

Aquí estamos en Ullastrell

A partir de aquí nuestro itinerario ha coincidido nuevamente con el de la Travessa, lo que hemos agradecido, ya que de lo que se trataba ahora era de bajar y bajar sin parar, disfrutando como auténticos cosacos; la lástima es que habíamos perdido mucho tiempo, le que presumiblemente iba a originar que diéramos media vuelta más pronto que tarde, precisamente ahora que ya teníamos perfectamente encarado el itinerario hacia la Puda; nos hemos encaminado hacia la zona de Can Ribes, en las inmediaciones de Olesa de Montserrat, aunque de aquí ya no hemos pasado debido a que el tiempo se nos ha echado encima; antes de eso hemos llegado a la riera del Molí, por la que hemos transitado durante un rato hasta desviarnos precisamente por la mítica rampa de la Travessa que conduce a Can Ribes, aunque antes de eso Manuel se ha explayado realizando un par de fotos para el recuerdo con su acostumbrada maestría, aunque hoy ayudado de un trípode profesional; jeje.


 En la riera del Molí

Bueno, ahora que me doy cuenta, se trata de la misma foto ampliada, pero las vamos a dejar; y así, hemos llegado a la carretera local que desde la urbanización de Santa María de Villaba conduce a la carretera de Olesa de Montserrat, la B-120, que en la Travessa cruzamos para comenzar a subir la bonita zona del Puigventós; lo dejaremos para otra ocasión; nosotros hoy nos hemos dirigido, en sentido contrario, hacia la propia urbanización de Santa María de Villaba, enlazando a continuación con la carretera de Ullastrell hasta llegar a Les Carpes, tomando la carretera que conduce a Martorell, si bien a la altura de la Costa Blanca (otra rampa que hace ya una eternidad que no subimos) nos hemos desviado por la zona del río, llegando por ella ya a casa.

Datos técnicos:

A pesar de que hemos tenido que improvisar bastante y abortar nuestra pretensión de llegar hasta la Puda, la etapa no ha desmerecido nada; la hemos iniciado, cuanto menos algunos de nosotros, en Molins de Rei, desde donde nos hemos dirigido por la antigua carretera de Caldas hacia El Papiol, para adentrarnos en la pista del río a la altura del Pla d'en Colomer, para posteriormente tomar las rampas de la zona de El Canyet en las proximidades de Sant Andreu de la Barca, y continuando por el Polígono Industrial de Santa Rita, el cual nos ha dado paso a la zona de Can Gali, subiendo por la impresionante rampa ahora encementada, aunque no hace mucho en infame gravilla, que nos aproximará a Castellbisbal, a dónde llegaremos por la carretera B-150, continuando por la zona del Turó de la Guineua para irnos aproximando a la rampa que conocemos como La Pista, y que antecede a la Urbanización de Can Santeugini; en esta zona hemos dado un rodeo cruzando la carretera de los Once, la C-243, con dirección a Can Nicolau de Dalt, regresando al cabo de poco nuevamente a la propia carretera, por la cual hemos continuado con dirección a Terrassa durante unos kilómetros, si bien a la altura de Ullastrell, en la Urbanización Ca n'Amat nos hemos desviado para dirigirnos hacia esta localidad, tomando una bonita pista paralela a la carretera BV-1203; en Ullastrell tomaremos ya la pista de la Travessa Sant Joan Despí-Montserrat que nos conducirá en impresionante bajada hasta la zona de Can Ribes, tras cruzar la riera del Molí, siguiendo siempre el itinerario clásico de la Travessa, y llegando a la carretera de la Urbanización de Santa María de Villaba, hacia donde nos dirigiremos abandonando definitivamente el itinerario de la Trevessa, y llegando a la carretera de Ullastrell, por la cual bajaremos hasta tomar la carretera de Olesa de Montserrat, poniendo rumbo por ella hacia Martorell, si bien a la altura de la zona de la Costa Blanca nos desviaremos para adentrarnos en los caminos del río, que ya no dejaremos hasta llegar a casa, poniendo así fin a esta etapa.

La altimetría de la etapa

Se trata de una etapa con algunas dificultades puntuales bastante duras, como la rampa de Can Gali, la Pista o la zona de Ullastrell en las proximidades de la Urbanización de Ca n'Amat.
 

El itinerario de la etapa

El track en Wikiloc

Índice I.B.P. 74 (duro)

Salida del 07-03-2015: Los 5 Altos, al revés (Los Once, Creu Aregall, El Ordal, Els Casots y Begues)

Un servidor en Avinyo Nou

Trayecto 150
07-03-2015
 
Los 5 Altos, al revés
(Los Once, la Creu Aregall, el Ordal, els Casots y Begues)


Duración: desde las 8,00 a las 14;30 horas
Tiempo de pedaleo: 5:53:01
Climatología: despejado; temperatura fresca, ideal
Terreno: asfalto 100%, en perfectas condiciones
Distancia: 134,38 km a una media de 22,8 km/h
Altitud acumulada: 2.110 m

Grupo:

Juan "El Hierro" y un servidor, 
los participantes en la salida

Crónica:

Magnífica etapa; la hemos disfrutado de lo lindo; en verdad tengo que decir que me costó ayer un poco convencer al Hierro para que me acompañara, y ello debido a que, como sale muy poco, le daba un poco de miedo esta salida debido a su presunto mal estado de forma, aunque finalmente ha sucumbido y seguro que se ha alegrado, ya que se trata de una etapa preciosa que si se realiza sin demasiada prisa no se hace dura ni pesada en ningún momento, y eso que tiene más de 134 km y más de 2.100 m de altitud; como siempre habíamos quedado en Molins de Rei a las 8:00 horas; cuando he llegado, El Hierro ya estaba esperando con la cámara en la mano para tirar la foto de salida, como siempre hace.

En Molins de Rei,
a punto de comenzar

Pasados unos minutos de las 8:00 h. hemos comenzado esta bonita salida; hemos apostado sobre su altitud total acumulada; El Hierro porfiaba que sería de unos 1.500 m; yo en cambio sostenía que pasaría de los 2.000 m; parece ser que el Hierro no me entendió muy bien cuando ayer le explicaba que las etapas circulares, como ésta, forzosamente han de tener los mismos metros de ascenso y descenso acumulados, así que la de hoy, que era prácticamente igual, aunque al revés, a las realizadas los días 26-04-2014 y 24-05-2014, debería tener su misma altitud acumulada; y así ha sido; su altitud finalmente ha sobrepasado por poco los 2.100 m; vayamos pues a ello; nuestro primer objetivo era el alto de Castellbisbal, en la carretera de los Once, a dónde nos hemos dirigido bajo una preciosa y fresca mañana; daba gusto pedalear en estas condiciones; además nos hemos mantenido siempre juntos, charlando, bajo un ritmo tranquilo, aunque en ningún momento cansino o zapero, disfrutando del paisaje como nunca.

 El Alto de Castellbisbal, en la carretera de 
los Once, el primero de nuestros objetivos

La verdad es que El Hierro se ha ido quejando mucho por el camino debido a que decía que se encontraba muy mal de forma, aunque yo creo que exageraba bastante; su forma no es ni mucho menos tan mala como él dice; como le he dicho: el que tuvo retuvo, y ya sabemos que él no hace mucho tiempo tuvo mucho, así que ...; tras superar el Alto de Castellbisbal hemos disfrutado la bonita bajada hasta llegar prácticamente a Martorell, sin incidencias de ninguna clase, poniendo rumbo a la que yo consideraba que podría ser la mayor dificultad de la jornada: el Alto de la Creu Aregall por la vertiente de Gelida; a decir verdad tampoco en este caso hemos sufrido lo más mínimo, y no precisamente porque nuestro ritmo no fuera lo suficientemente vivo, que sí que lo era; jeje; antes de encarar propiamente el Alto en la rotonda de Gelida, el Hierro aún ha tenido tiempo de ir saludando a diestro y siniestro a todo bicho viviente con el que nos íbamos encontrando por el camino; recordemos la anécdota de cuando nuestro amigo, no hace mucho, visitó el Vaticano y en un momento dado se puso al lado del Papa, lo que dio pie para que la gente, venidos de todos los confines de la Tierra, se preguntara quien era aquel sujeto con una túnica blanca que se encontraba al lado de El Hierro; con eso lo tenemos ya todo dicho.

 El Alto de la Creu Aregall,
nuestro segundo objetivo

Tras superar este nuevo objetivo sabíamos que lo que nos tocaba ahora durante bastantes kilómetros era disfrutar de lo lindo; primero de la bonita bajada de la Creu Aregall hasta Corbera de Llobregat y luego desde aquí hasta la rotonda de La Palma de Cervelló; cualquiera que tenga la suerte de realizar este bonito trayecto, seguro que se engancha al mundo de las flacas para siempre; posiblemente sea imposible disfrutar más; eso es lo que hemos hecho con creces Juan "El Hierro" y un servidor, aunque en esta ocasión nuestro disfrute se ha extendido durante toda esta bonita salida; en la rotonda de La Palma de Cervelló hemos girado a la derecha con dirección al Puerto del Ordal; hacía ya bastante tiempo que no subíamos el Ordal por esta vertiente, aunque teníamos el recuerdo de que no era excesivamente duro; a mí particularmente me parece mucho más agradecida que cuando lo hacemos por la vertiente de Vilafranca del Penedés, si bien algo más duro; incluso teniendo en cuenta el denso tráfico y nuestro paso por las localidades de Cervelló y Vallirana con un sinfín de semáforos; como sabemos se trata de una ascensión que no se hace dura en ningún momento, y eso que poco antes de llegar al alto nos encontramos con algún que otro tramo con pendientes sostenidas del 10%; pero es igual; nuestro deleite ha sido el mismo; en un momento dado, antes de iniciar el ascenso propiamente dicho desde las Casetas d'en Juliá en Vallirana, le he propuesto al Hierro que paráramos unos minutos para comer algo, aunque finalmente no lo hemos hecho, dejándolo para cuando llegáramos al alto; también ahora hemos disfrutado, aunque en esta ocasión subiendo bajo el precioso paisaje del Ordal; en la cima, como estaba previsto, sí que hemos parado.


En la cima del Puerto del Ordal

Prácticamente teníamos ya hecha casi la mitad de la etapa; desde luego, lo más duro, al menos sobre el papel; nuestro siguiente destino era la subida a Sant Pau d'Ordal desde Sant Sadurní d'Anoia, aunque antes debíamos superar el Alto de Els Casots, esta vez en sentido inverso a como lo hacemos habitualmente; realmente yendo con dirección a Sadurní d'Anoia ni nos enteramos de este alto, que tan solo presenta una pequeña dificultad al principio, tras girar con dirección a Sant Sadurní desde la carretera N-340; al pasar por la localidad de Els Casost, El Hierro, casi sin darse cuenta, me ha lanzado el anzuelo del Castell de Subirats, el cual se encuentra a poco más de un kilómetros de Els Casots, aunque yo en esta ocasión no he picado dado que quería finalizar esta salida tal y como estaba prevista; ya tendremos tiempo de subir sus impresionantes rampas cercanas al 30% de desnivel; hemos ido devorando los kilómetros en esta zona de Sant Sadurní con rumbo a Sant Pau totalmente satisfechos; yo pensaba que se haría mucho más pesado, aunque finalmente no ha sido así, ya que hemos llegado rápidamente otra vez a la carretera N-340, tras haber dado un precioso rodeo, y poniendo rumbo a nuestra última dificultad: el puerto de Begues, desde Avinyo Nou; sabíamos de antemano que la dificultad en subir hasta Begues no es la misma que cuanto lo hacemos desde Gavá, en un trayecto que supone un verdadero y bonito puerto de montaña, aunque por la vertiente de hoy se hace muy pesado debido sobre todo a que el terreno es bastante pestoso, claramente ascendente; antes de comenzar a subir, nos hemos parado en la plaza de la Iglesia de Avinyo Nou para reponer líquido, como casi siempre hacemos.


Aquí estamos frente a la 
Iglesia, en Avinyo Nou

Como hemos dicho, desde Avinyo Nou nos hemos dirigido a nuestra última dificultad, si podemos llamarla así: Begues; sabíamos que aunque no íbamos a sufrir demasiado, el itinerario se nos iba a hacer eterno sobre un terreno que nunca nos ha gustado, ya que parece no tener fin, ahora además con algo de viento en contra; a estas alturas El Hierro ya se sabía perdedor en relación con la apuesta inicial que nos habíamos hecho; la etapa definitivamente iba a sobrepasar los 2.000 metros de altitud acumulada; nos hemos ido acercando hasta la rotonda de la Rectoría, que sabíamos que representaba ya el final de las dificultades de esta salida; cuando uno llega hasta aquí no puede dejar de soltar un suspiro al saber que todo ha acabado ya, quedando tan solo la bonita bajaba del puerto de Begues; en la rotonda de la Rectoría aún hemos tenido tiempo de hacernos nuestra última foto; cualquiera se atreve a decirle que no al Hierro ... jeje.


En la rotonda de la Rectoría, de Begues,
nuestra última dificultad de la etapa

Y aquí se acaba la historia; ahora ya lo que nos tocaba era bajar por la bonita carretera de Begues hasta Gavá y poner rumbo a casa; el Hierro se ha empeñado en saldar su deuda debido a haber perdido la apuesta y se ha empeñado en invitarme a una cerveza en Viladecans, muy cerca de su casa, perfectamente acompañada de una tapa de cochinito, que hemos saboreado como si nos fuera la vida en ello, aunque valía la pena, recuperando de esta forma unas cuantas calorías de las muchas que hemos quemado en esta bonita etapa; posiblemente ambos hubiéramos saboreado, además, un bombón con acento cubano que hemos tenido al lado ... hasta aquí puedo contar que luego ... en fin, terminemos porque se me está haciendo la boca agua.

Datos técnicos:

Sabíamos de antemano que esta etapa no nos iba a defraudar, y a pesar de sus 135 km y sus casi 2.200 m de altitud acumulada, así ha sido; la hemos empezado en Molins de Rei, en donde hemos tomado la antigua carretera de Caldas, la C-1413, con dirección a Castellbisbal, poniendo rumbo a esta localidad por la carretera B-151; tras pasar por aquí hemos iniciado el ascenso a lo que conocemos como el Alto de Castellbisbal, que finaliza cuando llegamos a la carretera Martorell-Terrassa, la C-243, más conocida como la carretera de los Once o de las _utas; hemos continuado por ella hasta llegar a Martorell, ahora en preciosa bajada, y en Martorell hemos tomado la no menos preciosa carretera de Gelida, que en realidad sigue siendo la C-243; poco antes de llegar a Gelida nos hemos desviado por la carretera BV-2425 con dirección al Alto de la Creu Aregall, en Corbera de Llobregat, bajando a continuación hasta llegar a esta localidad, para continuar por la BV-2421 con dirección a La Palma de Cervelló, siempre bajando; en La Palma hemos continuado con destino al Puerto del Ordal, por la carretera N-340, pasando por las localidades de Cervelló y Vallirana; tras superar este puerto hemos continuado por la misma carretera, ahora ya en bajada, hasta que nos hemos desviado a la derecha por la carretera BP-2427 con dirección a Sant Sadurní d'Anoia tras pasar por la localidad de El Pago; antes de llegar a Sant Sadurní hemos pasado por Els Casots, en bajada, empalmando nuevamente en las afueras de Sant Sadurní con la carretera C-243 con dirección a Vilafranca, si bien al cabo de unos kilómetros nos desviaremos a la izquierda por la BP-2429 con rumbo a Sant Pau d'Ordal, pasando previamente por la localidad de Lavern (Subirats) y llegando nuevamente a la carretera N-340, por la cual hemos transitado durante un rato antes de llegar a Avinyo Nou (Avinyonet), pasando antes por Cantallops; en Avinyo Nou hemos tomado la carretera que conduce a Begues, la BV-2411, pasando por las afueras de Olesa de Bonesvalls y terminando ya en Gavá, tras superar Begues, en donde nos hemos incorporado a la carretera de la costa, la C-245, por la cual hemos llegado a Sant Boi de Llobregat tras pasar por Viladecans; hemos continuado por la misma carretera hasta llegar a Cornellá, en donde nos hemos desviado a la izqquierda para continuar hacia el Polígono de El Pla, pasando previamente por Sant Joan Despí y Sant Feliu de Llobregat antes de llegar a Molins de Rei, con lo cual hemos puesto punto y final a la etapa.

 La altimetría de la etapa

En verdad la etapa, a pesar de su distancia y altitud, no ofrece mucha resistencia; lo más duro serían los distintos altos que deberemos superar: Castellbisbal (los Once), la Creu Aregall, Ordal, Els Casots y Begues.
 

El itinerario de la salida

Índice I.B.P. 147 (dureza extrema)

domingo, 1 de marzo de 2015

Salida del 28-02-2015: Los 5-1 Altos (Begues, Els Casots, Ordal y Creu Aregall)

El Alto de Els Casots

Trayecto 149
28-02-2015

Los 5-1 Altos
(Begues, Els Casots, Ordal y la Creu Aregall)


Duración: desde las 9:00 a las 14:30 horas
Tiempo de pedaleo: 5:23:15
Climatología: cielo despejado; algo de viento; buena temperatura
Terreno: asfalto 100%, en perfectas condiciones
Distancia: 123,32 km a una media de 22,9 km/h
Altitud acumulada: 1.890 m

Participante:

Un servidor, el único
participante en la salida

Crónica:

Bueno, que quede constancia de que seguimos cumpliendo a rajatabla con el plan previsto, que por lo que se refiere al sábado consiste en realizar una salida con 3 dígitos incluyendo algunos puertos; como hoy; en principio íbamos a realizarla Juan "El Hierro" y un servidor; habíamos quedado en encontrarnos a las 8:00 h en Viladecans, pero a eso de las 7:00 h, poco antes de salir a su encuentro desde Molins de Rei, me ha llamado para decirme que tenía las piernas molidas como consecuencia de las 2 últimas salidas de running realizadas durante la semana; desde aquí aprovecho para decirte una vez más, querido amigo Hierro, que para hacer running hay que tomarse las cosas con mucha paciencia, yendo poco a poco para ir progresando a medida que vayamos acumulando salidas; ¿te has enterado?; pues eso; jeje; por tal motivo lo que he hecho ha sido meterme nuevamente en el sobre y cuando me he querido dar cuenta eran ya las 8:30 h; mi idea era realizar la salida que teníamos prevista en solitario, aunque sabía que saliendo pasadas las 9:00 h difícilmente podría conseguirlo, llegando a casa a una hora medio decente; y así ha sido; finalmente se me ha quedado en el tintero el último de los altos previstos, el de la carretera de los Once; lo dejaremos para otra ocasión ... que seguro que será más pronto que tarde; el itinerario completo lo realizamos Estarqui y un servidor el día 26-04-2014, quedando ya entonces gratamente sorprendidos debido a su belleza; poco después, el día 24-05-2014, la hice nuevamente, esa vez con Juan "El Hierro"; tiempo habrá para repetirla nuevamente; como iba diciendo en esta ocasión he salido de casa pasadas las 9:00 h y me he dirigido hacia mi primer objetivo: el Alto de Begues; pese a que no disponía de mucho tiempo, no he querido forzar la marcha con grandes desarrollos ya que la etapa, de entrada, asusta un poco, así que he ido casi todo el rato con el platín; las sensaciones que te tenido han sido muy buenas; el Alto de Begues esta vez incluso se me ha hecho corto, llegando a la Rectoría sin ningún contratiempo y disfrutando de la bonita mañana que, ojalá sirva ya de precedente, hoy me ha acompañado durante toda la salida; en la Rectoría he decidido parar durante unos minutos para comerme media barrita y beber un poco de líquido, continuando enseguida con el itinerario previsto; mi siguiente destino lo constituía el Alto de Els Casots, al que igualmente he llegado sin grandes agobios y sin abusar de desarrollos; en verdad hay muy poco que contar ya que no se ha producido ni la más mínima incidencia; coronado Els Casots me he dirigido hacia el tercero de los altos programados, el Puerto del Ordal, al cual he llegado bastante fresco, sin parar siquiera en esta ocasión, como casi siempre hacemos, en la fuente amarilla de El Pago; la mañana invitaba a aprovechar cada instante, sin perder tiempo; tras coronar el puerto he vuelto a parar nuevamente para comer y beber un poco; sabía que ahora se me presentarían unos cuantos kilómetros de relax, empezando por la bonita bajada del puerto, en donde sin pretenderlo alcanzamos velocidades superiores a los 70 km/k; como estamos viendo, los altos iban cayendo uno tras otro, como fruta madura, y ahora le tocaba el turno al Alto de la Creu Aregall, a donde me he dirigido desde la rotonda de La Palma, realizando el recorrido entero, sin agobios de ninguna clase, aunque a estas alturas empezaban ya a notarse los kilómetros que llevaba; subiendo este puerto, dado lo avanzado de la hora, me había propuesto que tan solo en caso de que llegara a Martorell antes de las 14:00 h realizaría la subida al último de los altos previstos: el de la carretera de los Once; por eso en la Creu Aregall tan solo he parado unos segundos; exactamente el tiempo que he tardado en hacer un selfie (o como se diga); como era lógico, mi intención era terminar la etapa en su totalidad.

Foto a contraluz en el Puerto del Ordal
y en el Alto de la Creu Aregall

El tiempo se me echaba encima y por eso he iniciado la bajada de este puerto a toda mecha, aunque sabía que probablemente no tendría el tiempo suficiente para atacar el quinto alto; incluso bajando he tenido algún pequeño susto, sin importancia, aunque sí la suficiente para impedir que tentara nuevamente la suerte; cuando he llegado a Martorell eran ya las 14:15 h y por eso he decidido regresar a casa, dejando el Alto de la carretera de los Once para otra ocasión; ya sabemos que quedan más días que longanizas, así que ya tendremos otra oportunidad.

Datos técnicos:

Preciosa etapa de 123 km, 1.900 m de altitud acumulada y un I.B.P. de 135; la hemos empezado en Molins de Rei, desde donde nos hemos dirigido hacia Sant Boi de Llobregat por el polígono de El Pla, tomando el puente que cruza la autopista y la autovía que nos ha dejado en la carretera BV-2002, por la cual llegaremos a Sant Boi, tomando a continuación la carretera de la costa, la C-245, con dirección a Viladecans y Gavá; al poco tiempo nos desviaremos con dirección a Begues, por la carretera BV-2411, comenzando nuestra ascenso al Alto de Begues (410 m); continuaremos con dirección a Avinyo Nou, en donde tomaremos la carretera N-340 con dirección al Ordal, aunque antes nos desviaremos en el cruce de la carretera BV-2426 que se dirige a Sant Pau d'Ordal, por la cual llegaremos a la carretera BV-243 de Sant Sadurní d'Anoia, dando un rodeo antes de iniciar el ascenso a Els Casots (401 m) por la carretera BP-2427; así llegaremos nuevamente a la N-340, por la cual continuaremos para iniciar al poco tiempo el ascenso al puerto del Ordal (487 m), y continuando por ella en espectacular bajada hasta llegar al cruce de La Palma de Cervelló, pasando previamente por las localidades de Vallirana y Cervelló; en el cruce de La Palma tomaremos la carretera BV-2421 que se dirige a Corbera de Llobregat, pasando previamente por La Palma, continuando por esta misma carretera hasta llegar al Alto de la Creu Aregall (537 m) antes de iniciar la bajada hasta la carretera C-243 en Gelida, por la cual continuaremos hasta Martorell, en donde pondremos rumbo a casa por la carretera N-II, pasando por Sant Andreu de la Barca y Pallejá, con lo cual pondremos punto final a esta bonita etapa.

La altimetría de la etapa

Bonita etapa que no frece una dureza excesiva; lo más complicado, como se aprecia en el plano de altimetría, serían los 4 altos que deberemos superar: Begues, els Casots, el Ordal y la Creu Aregall; poca cosa más.


El itinerario de la salida

Índice I.B.P. 135 (dureza extrema)