EnBicicleta

lunes, 13 de abril de 2015

Salida del 12-04-2015: El Puig Vicenç

Los integrantes de esta salida,
en el Puig Vicenç

Trayecto 155
12-04-2015

El Puig Vicenç
(por Sant Ramón, la pista del Llanto, la Pista Roja y el Sotarró)

Duración: desde las 8:00 a las 13:00 horas
Tiempo de pedaleo: 3:18:38 horas
Climatología: soleado; buena temperatura
Terreno: en perfectas condiciones
Distancia: 51,01 km a 15,4 km/h de media
Altitud acumulada: 1.263 m

Grupo:


Los participantes en la salida: Pedro, Salvador, Thomas y Víctor

Crónica:

Ya tenemos en el zurrón un nuevo demonio: el Puig Vicenç; debo reconocer que un servidor llevaba ya tiempo detrás de él con ganas de hincarle el diente y, ¡mira por dónde!, hoy lo he podido conseguir sin habérmelo propuesto de antemano; así son las cosas; en principio la etapa que habíamos improvisado hacer era la de "los 6 demonios del infierno"; la última vez que la hicimos fue el día 28-09-2014; en esa ocasión casi éramos los mismos de hoy; tan solo faltó Thomas; como ya sabíamos, se trata de una etapa bastante larga y bastante dura, por eso a la hora de salir no sabíamos cuántos demonios "iban a caer"; Thomas dio en el clavo con su fino humor teutón al indicar que haríamos "x demonios", y efectivamente así ha sido, con la agradable sorpresa de que finalmente hemos podido añadir el Puig Vicenç, aunque haya sido a costa de suprimir los dos últimos demonios: el Montau y las antenas de Begues por la cara B; la "x" que pronosticaba Thomas finalmente se ha convertido en un 4 + 1; no ha estado nada mal; veamos como nos ha ido; a eso de las 8.00 horas hemos iniciado la marcha, tras haber estado esperando en vano a que se incorporara algún otro, aunque por desgracia no ha podido ser; como ya sabíamos, nuestro primer destino lo constituía la subida a la Ermita de San Ramón, a donde hemos llegado en un periquete, sin tiempo siquiera para hacernos unas fotos, aunque eso no ha impedido que Pedro subiera hasta la misma ermita para poder dejar constancia en el strava; el Dios que nos menea; los demás nos hemos quedado abajo esperándolo; enseguida hemos continuado el recorrido hacia nuestro segundo bicharraco, la Pista del Llanto, siempre bajo un ritmo trepidante, tanto que esta vez no nos ha dado tiempo ni siquiera a derramar algunas lágrimas de reconocimiento a la dureza del terreno; debo reconocer que en esta ocasión ha sido un servidor quien se ha encargado de ir abriendo paso con la sola intención de intentar ganar algo de tiempo para realizar la etapa en su totalidad, aunque sabíamos que eso iba a ser imposible; por eso tampoco hemos parado en la Ermita del Roser, en Sant Climent, como normalmente siempre hacemos, sino que hemos continuado hacia nuestro tercer objetivo: la Pista Roja, que igualmente hemos podido superar sin grandes agobios debido a que el terreno se encontraba hoy en unas condiciones inmejorables; sin tiempo que perder nos hemos ido aproximando a nuestro siguiente objetivo, es decir, el Sotarró, siguiendo siempre el itinerario clásico de toda la vida; ni que decir tiene que igualmente lo hemos superado sin ninguna baja; jeje; éste constituía nuestro punto de inflexión, ya que debíamos decidir si íbamos a continuar hacia el Montau y terminar la etapa en su totalidad o bien acortarla; hemos provechado para efectuar una parada técnica.

   Tras subir el Sotarró

 A pesar de que no era demasiado tarde, habíamos decidido suprimir los dos últimos demonios debido a que "el que más y el que menos" tenía ya algo de prisa, aunque para hacer algo más ameno nuestro regreso a un servidor se le ha ocurrido tomar un sendero inédito que sobre el papel conducía hacia el Mas de les Fonts, evitando de esta forma la conocida bajada del Sotarró; este nuevo sendero, si bien en un primer momento no ofrecía ninguna dificultad, finalmente se convertiría en un auténtico barranco lleno de piedras que nos ha obligado a poner pie en tierra en alguna ocasión debido al desconocimiento del terreno, aunque hemos disfrutado de lo lindo.

Aquí tenemos a Víctor y Pedro bajando el sendero 
pedregoso próximo al Mas de les Fonts 

Tras bajar este sendero hemos llegado al depósito de agua de Vallirana en la urbanización de El Mas de les Fonts; prácticamente ya teníamos todo el pescado vendido; en principio nuestra intención era ya la de regresar a casa a través de la carretera N340, bajando previamente el bonito sendero que finaliza en la gravera de Vallirana, aunque eso de  tener que "coger la carretera" no acababa de contentar al personal, aparte de que íbamos bastante bien de tiempo; por eso un servidor ha propuesto tomar la bonita pista que conduce a la Penya del Moro, que lógicamente hemos disfrutado, aunque ello nos ha permitido poder ir divisando a lo lejos uno de los bonitos accesos que conducen al Puig Vicenç, lo cual nos ha ido abriendo el apetito, no descartando intentar hincarle el diente; antes de emprender nuestro bonito recorrido hacia la Penya del Moro, nuestro amigo Thomas no ha querido desaprovechar la oportunidad de fotografiarse en medio de un rebaño; ¿en Alemania no hay cabras, Thomas?; jeje; ahí va la prueba de ello.

  Thomas en medio de un
rebaño de cabras

Desde luego estábamos aprovechando la jornada al 100 x 100; habíamos previsto que en el cruce de la Penya del Moro nos desviaríamos a la derecha dejando para otra ocasión el Puig Vicenç, pero la cuestión es que nos hemos despistado y se nos ha pasado de largo, lo que ha originado que nos plantáramos a pie de uno de los accesos al Puig Vicenç, seguramente el que ofrece menos dificultad, y así, casi sin pensarlo, de repente nos hemos visto subiendo sus bonitas rampas, poniendo así un precioso broche de oro a esta impresionante salida; debo reconocer que esta era la primera vez que un servidor subía al Puig Vicenç; creo que del grupo el único que lo conocía era Pedro; la satisfacción ha sido total, y las vistas desde el punto más alto espectaculares.


En la cima del Puig Vicenç

Con la conquista del Puig Vicenç sí que se podía decir que habíamos terminado la etapa, a pesar de que aún nos quedaba un largo recorrido hasta casa; no hemos podido evitar la carretera, tal y como ya sabíamos, aunque antes de llegar a ella hemos tenido que pasar por una urbanización en lo alto de la montaña que ha representado para nosotros una auténtica ratonera; era imposible salir de ella; eso nos ha retrasado bastante, aunque finalmente hemos llegado a Vallirana, poniendo a continuación rumbo a casa por la carretera, sin incidencias de ningún tipo, finalizando así esta bonita salida que seguramente repetiremos muy pronto, aunque "adornándola" con la subida a los dos demonios que hoy nos hemos dejado en el tintero: el Montau y las antenas de Begues por la cara B.

Datos técnicos:

Preciosa etapa la de hoy; y bastante dura, como casi todas las que transcurren por la zona próxima al Garraf; la empezamos en Molins de Rei, desde donde nos hemos dirigido hacia Sant Boi de Llobregat por el camino del río, y una vez allí hemos ido hacia la Ermita de San Ramón (309,5 m) a través de su acceso clásico y más suave en la zona de Marianao; desde San Ramón nos dirigiremos hacia San Climent bajando por la trialera que nos llevará a la carretera de Sant Climent, muy cerca de esta localidad, por la cual transitaremos brevemente hasta desviarnos por la zona industrial hacia Can Bori, por la pista principal, aunque en esta ocasión no hemos llegado allí, ya que a la altura de la "casa del Torero" (que definitivamente se ha quedado ya sin corridas ... al menos en Catalunya, jajaja) nos hemos desviado a la derecha cruzando la riera para dirigirnos hacia el cementerio de San Climent, comenzando lo que conocemos como "la pista del llanto", técnicamente la pista de la Carrerada, que comienza prácticamente en el Coll de la Creu y que transcurre por la zona de Les Comes, por donde proseguiremos hasta enlazar con la llamada "Pista Roja", en la zona de la Roca del Barret (384 m); desde aquí nos dirigiremos hacia el casco urbano de Begues por la propia carretera que cogeremos a la izquierda, y tras callejear durante unos instantes y tomar una zona de bonitos senderos, comenzaremos a subir por la pista que conduce al Sotarró (564 m); desde aquí continuaremos por un sendero inédito que incluye un interminable barranco pedregoso que nos dejará tras una impresionante bajada en el depósito de agua de Vallirana, en el Mas de les Fonts, desde donde continuaremos hacia la Penya del Moro, primero, y el Puig Vicenç (467 m) después, comenzando ya el regreso por la zona de la Soleia en Vallirana, llegando por ella a la carretera N340, que ya no dejaremos hasta llegar a casa.

 La orografía de la etapa

Preciosa etapa, no exenta de dificultad; lo más complicado sería los 4 demonios que deberemos vencer: San Ramón, la pista del llanto, la pista roja y el Sotarró, además del acceso al Puig Vicenç; muy bonita.
 

El itinerario de la etapa

Índice I.B.P. 114 (muy duto)