EnBicicleta

lunes, 31 de agosto de 2015

Salida del 31-08-2015: 3 altos (Sant Andreu de la Barca, la Creu Aregall y Ullastrell)

Aquí estoy en la fuente de Ullastrell,
con la etapa prácticamente finalizada
 
 Trayecto 160
31-08-2015

3 altos
(Sant Andreu de la Barca, la Creu Aregall y Ullastrell)
 
 
Duración: desde las 9:30 a las 12:30 horas
Tiempo de pedaleo: 2:47:04 horas
Climatología: soleado; viento suave; buena temperatura
Terreno: asfalto; en perfectas condiciones
Distancia: 65,98 km a 23,7 km/h de media
Altitud acumulada: 1.065 m

Participantes:
 
Un servidor, el único
participantes en la salida
 
Crónica:

Tenemos poco que contar, salvo que esta salida constituye ya la última del mes de agosto y de las vacaciones de este año; se nos ha acabado lo bueno; mañana volveremos ya a la rutina de siempre, sacando el tiempo para ir en bici de donde no hay y tirando por ello de rodillo; es lo que ahora toca; en cuanto a la salida, indicar que he ido en todo momento improvisando, aunque al principio mi intención era realizar una etapa mucho más dura y larga para despedir el mes de agosto; lo que ocurre es que saliendo a las 9:30 horas de la mañana poco más podemos pedir; diría que hoy incluso me he sentido en peor estado de forma que en la última salida realizada hace dos días en compañía de El Hierro, pese a que hoy la altitud acumulada haya sido mayor en menos distancia; en estas condiciones lo único que podía hacer era llevar en todo momento un ritmo suave, casi cansino, aunque sin llegar a ser zapero; creo que lo he podido conseguir ya que la velocidad media ha sido de casi 24 km/h; esta era la segunda vez que subía el Alto de Sant Andreu de la Barca, y desde luego el estado de forma que tenía cuando lo subí por primera vez en compañía de Breo no tiene nada que ver con el que tengo en la actualidad; aquel día acabé el recorrido junto a Breo, aguantando sus galopadas sin demasiada dificultad; seguramente hoy me habría quedado a mitad de recorrido; en fin, es lo que hay; algo parecido me ha pasado con el Alto de la Creu Aregall ya que en esta ocasión me ha parecido que era el mismísimo Tourmalet; eso lo indica todo; no ha tenido incidencias de ningún tipo.
 
 Datos técnicos:

Se trata de otra típica salida de final de temporada, sin grandes dificultades; la hemos comenzado en Molins de Rei, desde donde nos hemos dirigido a Sant Andreu de la Barca por la carretera N-II, desviándonos en esta localidad por la carretera local de montaña que finaliza en Corbera de Llobregat, en donde hemos empalmado con las carreteras BV2421 y BV2425, poniendo rumbo al Alto de la Creu Aregall, bajando a continuación hasta llegar a la carretera C-243 a la altura de Gelida, por la cual hemos continuado con dirección a Martrorell, desde donde nos hemos dirigido a la zona de Las Carpes por la BV-1201, desviándonos más adelante por la BV-2002 con dirección a Ullastrell, subiendo el puerto y llegando nuevamente a la carretera C-243, por la cual hemos continuado en dirección a Martorell, si bien nos hemos desviado en el cruce que conduce a Castellbisbal  por la carretera B-151, por la cual hemos legado a la carretera de Caldas, la C-1413, por la cual hemos llegado ya a Molins de Rei, tras pasar por El Papiol.
 
La altimetría de la etapa

La etapa no reviste ninguna dificultad; lo más complicado, como se aprecia en el gráfico, serían las subidas a los altos de Sant Andreu de la Barca, la Creu Aregall y Ullastrell.
 

El itinerario de la etapa

Índice I.B.P. 70 (duro)

domingo, 30 de agosto de 2015

Salida del 29-08-2015: El Ordal (por Begues)



Juan "El Hierro" y un servidor,
tras la salida de hoy

Trayecto 159
29-08-2015

El Ordal
(por Begues)

Duración: desde las 9:00 a las 13:00 horas
Tiempo de pedaleo: 2:56:24
Climatología: soleado; buena temperatura
Terreno: asfalto; en perfectas condiciones
Distancia: 70,57 a 24,00 km/h de media
Altitud acumulada: 813 m

Grupo:


Los participantes en la salida:
Juan "El Hierro" y un servidor 

Crónica:

Como decía Laporta,  "al loro, que no estamos tan mal"; pues sí; la verdad es que después de las vacaciones, con la acostumbrada inactividad y el inevitable exceso de tejido adiposo acumulado durante las mismas, pensaba que iba a pasarlas más canutas en mi primera salida, aunque al final, gracias a que el ritmo que hemos impuesto no ha sido alocado, podemos estar totalmente satisfechos; el compañero de viaje no podía ser otro ni mejor que mi buen amigo Juan "El Hierro", todavía con ligeras molestias desde su caída con la flaca hace ya casi 3 meses, lo que en teoría nos debería servir para realizar esta salida de forma suave, tal y como ha sucedido, aunque casi lo hemos estropeado debido a una confusión respecto al lugar de encuentro; lo único que estaba claro es que la hora en que debíamos encontrarnos era las 8:30 de la mañana; en mi caso, estaba convencido, tal y como lo manifesté el día anterior en el grupo de WatsApp de los "amigos carreteros", que debíamos encontrarnos en la rotonda de siempre de Viladecans; sin embargo parece ser que El Hierro no lo tenía tan claro y por eso se ha presentado a la hora prevista, eso sí, aunque en la rotonda de Pallejá; cuando nos hemos percatado de nuestro error, nuestro amigo enseguida se ha prestado a regresar hasta Viladecans, con lo cual hemos iniciado la salida una media hora más tarde de lo previsto.


 Aquí estoy, junto con mi preciosa flaca, en Viladecans, a la hora prevista, 
estrenando ruedas tras una rocambolesca historia que ya contaremos

Una vez nos hemos encontrado ya en Viladecans, enseguida nos hemos puesto de acuerdo en cuanto a la ruta a realizar, que en este caso íbamos a comenzar subiendo el bonito puerto de Begues; en mi caso hacía una eternidad que no subía por aquí, y la verdad es que pensaba que me costaría mucho más; como sabíamos que El Hierro llevaba prácticamente inactivo casi tres meses, el ritmo que hemos impuesto ha sido siempre muy suave, aunque en ningún caso cansino o zapero; al principio, durante las primeras rampas, nos hemos mantenido agrupados, aunque finalmente ha sido un servidor quien se ha despegado un poco, llegando a la Rectoría en solitario; al cabo de pocos minutos se ha presentado El Hierro dando muestras de su larga inactividad, aunque muy satisfecho; nos hemos parado lo justo para tomar un poco de aliento y enseguida hemos proseguido la marcha con dirección a Avinyo Nou (¿esto antes no era Avinyonet?; y si así es, ¿en donde demonios está ahora Avinyonet?); hemos continuado con nuestro ritmo suave, incluso ahora en la bajada, llegando muy frescos a uno de nuestros rincones preferidos: la plaza de la iglesia de Avinyo Nou, en donde, como siempre, hemos parado para llenar los bidones y hacernos unas fotos para el recuerdo.

En Avinyo Nou, lugar 
de obligada parada

Aquí se nos ha presentado la alternativa de evitar subir el puerto del Ordal y regresar por Lavern  y Sant Sadurní d'Anoia, aunque finalmente hemos hecho lo que estaba previsto y nos hemos encaminado hacia el puerto, manteniendo siempre un ritmo muy llevadero, lo cual nos ha permitido llegar enteros a la cima; esta vez ni siquiera hemos parado en la "fuente amarilla" de El Pago, lo que constituye asimismo para nosotros un lugar de parada obligada; hoy daba gusto ir en bicicleta debido a que la temperatura también nos ha acompañado; hemos disfrutado de lo lindo, como hacía mucho que no lo hacíamos; al cabo de poco tiempo hemos llegado a la cima del Ordal, los dos al alimón y sin incidencias de ningún tipo.

 En la cima del puerto del Ordal

Tras superar el puerto del Ordal podemos decir que prácticamente se había terminado la etapa, ya que todo lo que nos quedaba hasta llegar a Molins de Rei era un terreno muy favorable, incluyendo la bonita bajada del puerto; un servidor la ha aprovechado para comprobar si las ruedas de mi bici no hacían extraños a la hora de frenar; sobre todo la delantera; ese ha sido el motivo por el cual las han sustituido por las anteriores de segunda mano que adquirí por internet a buen precio: creo que finalmente he salido ganado, ya que las de ahora, además de ser "nuevas de trinca", frenan de fábula; y a todo esto hemos llegado a Molins de Rei, en donde nos hemos tomado unas cervezas coincidiendo con nuestros amigos Pepe, Jordi "melenas", Manel "siberiano", Isidro, Cusí y Kisco junto con otros miembros del club ciclista de Collblanc, poniendo así fin a esta bonita etapa.



En Molins de Rei, tras
finalizar la salida

Datos técnicos:

Típica salida de inicio de temporada, sin dificultad alguna; la hemos comenzado dirigiéndonos hacia el puerto de Begues, que hemos subido tras llegar al pie a través de Sant Boi de Llobregat por la carretera de Sant Vicenç dels Horts cruzando el puente nuevo sobre la autovía y la autopista, y desplazándonos después hasta Viladecans y Gavá; tras superar el puerto de Begues, hemos continuado por la misma carretera BV2411 hasta llegar hasta Avinyo Nou, desde donde nos hemos dirigido hacia el puerto del Ordal por la N-340, poniendo a continuación rumbo a Molins de Rei por la propia carretera nacional y pasando antes por las localidades de Vallirana, Cervelló y Sant Vicenç dels Horts.

La altimetría de la etapa

La etapa no reviste ninguna dificultad, salvo cuando tengamos mucha prisa y la hagamos a un fuerte ritmo; lo más complicado, como se aprecia en el gráfico, serían las subidas a los altos de Begues y el Ordal; todo lo demás no cuenta.
 
El itinerario de la etapa


Índice I.B.P. 55 (normal)