EnBicicleta

domingo, 1 de mayo de 2016

Salida del día 01-05-2016: Puertos de La Llacuna y el Ordal

Aquí tenemos en el Triángulo a algunos de los participantes en esta salida; 
faltaban Juan "El Hierro" y un servidor; finalmente Quique no hizo la salida

Trayecto 180
01-05-2016

Puertos de La Llacuna y El Ordal
(por Carme y regreso por Vilafranca del Penedés)



Datos de la etapa:

Duración: desde las 7:15 a las 13:30 horas
Tiempo de pedaleo: 5:22:25 horas
Climatología: despejado; soleado; viento racheado 
Terreno: asfalto 100% en buenas condiciones
Distancia: 137,13 km a una media de 25,5 km/h
Altitud acumulada: 1.837 m

Grupo:


Salida en compañía del grupo 
de carretera de Sprint Bike

Crónica:

Muy bonita salida, que incluía en mi caso una amplia zona desconocida hasta hoy y que me ha dejado muy buen sabor de boca; me estoy refiriendo al tramo existente entre las localidades de Carme y La Llacuna, que transcurre por un paisaje de ensueño, como prácticamente la totalidad de esta bonita etapa; el día anterior estuve hablando con Juan "El Hierro", al que convencí para que nos acompañara y por eso, dado que venía desde Viladecans, había quedado con él en la primera rotonda de Pallejá, en donde debíamos incorporarnos al pelotón a eso de las 7:30 horas, más o menos; hemos sufrido no obstante un pequeño retraso en encontrarnos debido a que hoy le ha tocado a Quique pinchar, comenzando por eso la etapa algo más tarde de lo previsto; finalmente Quique, que debía estar pronto en casa, no nos ha podido acompañar; superados estos pequeños incidentes, nos hemos podido agrupar en Pallejá a eso de las 7:45 horas, comenzando nuestro bonito recorrido en compañía de Juan "El Hierro", que espero no sea la última vez que nos acompañe; pese a las múltiples marchas ciclistas que se han celebrado entre ayer y hoy, con una amplísima participación de Sprint Bike, como siempre, ello no ha impedido que formáramos una grupetta con cara y ojos y, como siempre, con una ganas inmensas de pasarlo bien, cosa que hemos logrado sin grandes alardes; hemos comenzado, como ya es costumbre, con un ritmo aparentemente cansino, aunque sin parar en ningún momento, ni siquiera debido a algunas urgencias prostáticas que poco a poco nos van afectando a los más veteranos; la mañana era ideal, con una temperatura que invitaba a dar pedales, y eso es lo que hemos hecho, totalmente agrupados durante los primeros kilómetros; la primera dificultad del día se nos ha presentado cuando nos hemos desviado a la altura de Gelida para dirigirnos a Sant Llorenç de Hortons, en cuyo itinerario nos hemos encontrado con algunos pequeños desniveles que en ocasiones ha roto el grupo; hemos ido devorando kilómetros sin incidencias de ningún tipo, llegando a Piera en un periquete, y encaminándonos desde aquí hasta Capellades, en donde hemos decidido parar tras superar las rampas anteriores a la primera de las fuentes de esta localidad.

Aquí estamos en la fuente que encontramos a la entrada 
de Capellades, nuestra primera parada técnica

 Tras tomarnos un pequeño respiro en Capellades, hemos reanudado la marcha, adentrándonos en un paisaje espectacular; nos hemos encaminado hacia La Pobla de Claramunt por una preciosa carretera, en muy buen estado y con clara tendencia descendente; poco antes de llegar a la Pobla de Claramunt nos hemos desviado a la izquierda hacia Carme, lo que suponía ya una novedad para un servidor; la zona me ha gustado mucho, pese a que nos hemos encontrado con un viento racheado bastante molesto en ocasiones; habíamos dicho que la etapa estaba transcurriendo sin incidencias, pero justo aquí ha sido cuando se ha producido la única: hemos perdido el contacto con Belda; antes de proseguir el camino hacia la localidad de Carme, hemos mantenido un breve debate sobre si lo esperábamos o bien continuábamos sin él; finalmente, debido a que el propio Belda había dicho que él pararía a almorzar en La Llacuna, algo que los demás habíamos descartado, hemos decidido por amplia mayoría continuar sin nuestro amigo; el terreno era de falsos llanos o, si se quiere, pestoso, y por eso el grupo se ha fragmentado en mil pedazos, reagrupándonos al llegar a La Llacuna, en donde unos minutos después se ha presentado Belda, quien parece ser que ha tomado un recorrido alternativo sin pasar por Carme, ahorrándose con ello unos cuantos kilómetros; nos hemos alegrado al verle; hemos parado en un bar-restaurante de esta localidad para tomar café, y algunos algo más, entre éllos Belda, que se ha aposentado para almorzar como "Dios manda"; los demás nos hemos desorientado un poco debido al tiempo que presumiblemente nos quedaba por llegar; el que más y el que menos tenía ya algo de prisa, entre éllos un servidor; finalmente hemos decidido continuar por el itinerario previsto, el cual incluía regresar por el Puerto del Ordal; cuando la mayoría nos hemos decidido a continuar aún quedaban algunos rezagados que seguían en el bar "medioalmorzando"; hemos proseguido subiendo el que conocemos como Alto de La Llacuna, de unos 4-5 kilómetros muy tendidos, aunque lo suficiente para que fuera un servidor quien, sin proponérmelo, tomara la delantera, pese a llevar en todo momento un ritmo muy suave; la verdad es no entendía muy bien qué pasaba, ya que enseguida he perdido de vista a los demás, subiendo el alto en solitario; puede que el resto del personal se haya entretenido con algo; pensaba que me atraparían de un momento a otro, pero el caso de que tan solo Pol, cuando me quedaban tan solo unos metros para hacer cima, me ha pasado como una exhalación, pese a haber salido bastante después que un servidor y haber tenido que regresar al bar al habérsele olvidado algo; él ha sido quien finalmente se ha llevado los puntos, quedándome un servidor con un palmo de narices por no haber empezado el puerto junto con los demás; el reglamento está muy claro ¿verdad, Peque?; al cabo de pocos minutos se ha presentado en la cima Roser, que no ha parado; yo le he hecho una señal para comenzar la bajada juntos en espera de que vinieran los demás, aunque nuevamente me ha pasado lo mismo que en la subida; cuando me he dado cuenta, iba otra vez en solitario; he bajado algo el ritmo, pero la cuestión es que los demás no venían; dado que tenía prisa, no he querido parar del todo en espera de ser atrapado; finalmente el único que lo ha hecho ha sido El Hierro que, ahora sí, ha imprimido un fuerte ritmo al que un servidor ha respondido, continuando ya los dos juntos hasta la finalización de la etapa; el camino que nos quedaba hasta llegar a Vilafranca del Penedés era auténticamente placentero, casi siempre bajando; tras pasar por Vilafranca hemos tomado ya la carretera N-340 con dirección a la última dificultad de la jornada: el Puerto del Ordal, que hemos superado casi de la mano, sin incidencias; tampoco las ha habido en la bajada, con lo cual hemos podido llegar a casa, cuanto menos un servidor, a una hora más que decente, ahorrándome unos zapatillazos de mi santa ... y de paso quedándome sin puntuar; en fin, otro día será.

Un servidor con cara de felicidad tras haber
llegado a casa a una hora "decente"

 Datos técnicos:

Como hemos dicho, se trata de una bonita etapa que en mi caso he empezado en Molins de Rei, desde donde nos hemos dirigido hacia Martorell por la carretera N-II, tras pasar por Pallejá y Sant Andreu de la Barca; en Martorell hemos tomado la carretera C-243, poniendo rumbo a Gelida, en donde nos hemos desviado a la derecha con dirección a Sant Llorenç de Hortons por la carretera BV-2249, llegando por ella a la carretera de Piera, la B-224, por donde hemos continuado con dirección a Capellades, pasando previamente por Vallbona d'Anoia; desde Capellades nos hemos dirigido hacia La Torre de Claramunt por la carretera C-244, desviándonos un poco antes de llegar a esta localidad hacia Carme por la bonita carretera BV-2131 y poniendo rumbo a La Llacuna, a donde hemos llegado tras pasar previamente por Santa María de Miralles, en un paisaje espectacular; en La Llacuna tomaremos la carretera BP-2121 por la cual accederemos al que conocemos como el Alto de La Llacuna, pese a que en realidad se trate del Collet de la Serra, continuando por esta misma carretera hasta llegar a Sant Martí Sarroca, en una trepidante y larga bajada; desde Sant Martí Sarroca nos dirigiremos hacia Vilafranca del Penedés, tomando en esta población la carretera N-340, que ya no dejaremos hasta llegar a casa, subiendo el puerto del Ordal y pasando antes de llegar a casa por las localidades de Vallirana, Cervelló y Sant Vicenç dels Horts, con lo cual pondremos punto y final a esta bonita etapa, que seguro repetiremos en el futuro.

La orografía de la etapa

Muy bonita etapa, que prácticamente no ofrece grandes dificultades, con una altitud inferior a 2.000 m y un I.B.P. de 135; lo más duro sería la zona de falsos llanos que encontramos entre La Pobla de Claramunt y La Llacuna, además, claro está, de los altos de la Llacuna y el Ordal.


El itinerario de la etapa

El track en Wikiloc

Índice I.B.P. 135 (dureza extrema)