EnBicicleta

sábado, 30 de mayo de 2015

Salida del 23-05-2015: El Berguedá (puertos de la Mina, el Port, la Josa, Pradell y Fumanya)


Los integrantes de esta salida 
en Berga, a punto de salir

Trayecto 156
23-05-2015

El Berguedá
(Puertos de La Mina, El Port, La Josa, Pradell y Fumanya)

Duración: desde las 7:00 a las 14:00 horas
Tiempo de pedaleo: 6:12:04 horas
Climatología: despejado; muy buena temperatura
Terreno: asfalto en perfectas condiciones; tramos de cemento
Distancia: 115,88 km a 18,7 km/h de media
Altitud acumulada: 3.095 m

Grupo:


Los participantes en la salida:
Estarqui, Paco "perilla" y un servidor 

Crónica:

¿Por donde empezamos el relato de esta impresionante salida?; no lo se; han pasado tan solo 24 horas desde que la terminamos, y aún no he podido sobreponerme a las sensaciones que me ha producido; ha sido inigualable; transcurre en su mayor parte por la bonita comarca de El Berguedá, con alguna incursión en el Solsonés y Alt Urgell, zonas que el bueno de Maiden conoce a la perfección; se trata en definitiva de una etapa muy dura que no deja indiferente a nadie, y por eso vamos a intentar repetirla muy pronto, aunque con calma; vayamos a ello; como siempre, en primer lugar vamos a darle la bienvenida a un amigo con el que hoy he tenido la fortuna de compartir esta preciosa salida, a pesar de que gracias a Estarqui, que nos ha hablado mucho de él, parece como si lo conociera de toda la vida; se trata de Paco "perilla"; lo del sobrenombre salta a la vista; estamos frente a un ciclista tan excepcional como sencillo y afable en el trato, con el que da gusto compartir una salida en bici, a pesar de que debamos prepararnos y asumir el tributo en forma de sufrimiento que deberemos pagar, nos llamemos como nos llamemos, aunque sin duda valdrá la pena; lo dicho: bienvenido "perilla" y a ver si podemos compartir pronto otras salidas; he estado repasando la salida realizada por Estarqui y "El Hierro" el año pasado, concretamente el día 14-06-2014, y por lo que se ve la de hoy ha sido idéntica; el cabroncete de Estarqui, que la ha hecho ya unas cuantas veces, se la conoce tan bien que incluso cada vez aparca en el mismo sitio; hemos salido a las 7:00 horas de la mañana, tras desplazarnos en coche hasta Berga, el lugar de la salida; eso ha originado que hayamos tenido que madrugar algo; en mi caso me he puesto en marcha a las 5:30 horas, ya que había quedado en encontrarme en Olesa de Montserrat con mis dos ilustres acompañantes a eso de las 6:00 horas; Paco "perilla" y un servidor hemos llegado al parking del Día al mismo tiempo, en donde ya nos estaba esperando impaciente Estarqui; enseguida nos hemos dirigido hacia Berga, a donde hemos llegado un poco antes de las 7:00 horas, iniciando la salida poco después, con algo de frío dada la hora.



 En Berga, a punto de comenzar la jornada

Tengo que reconocer que un servidor iba un tanto asustado; a mediados de semana, cuando Estarqui me propuso hacer esta etapa, pensaba que íbamos a ir los dos solos, lo cual me reconfortaba ya que sabía que en tales condiciones el bueno de Estarqui no tendría otra opción de hacer el recorrido a mi ritmo; cuando unos días después me avisó de que asimismo vendría Paco "perilla", no pude hacer otra cosa que exclamar: "¡¡¡tate ... aquí hay tomate!!!", aunque por otra parte me alegraba poder conocer al fin a un personaje de la talla del "perilla", del cual Estarqui nos había hablado auténticas maravillas; por eso, al igual que dijo Julio César poco antes de comenzar la campaña romana en la Galia al cruzar el río Rubicón, "alea jacta est", o si se prefiere "que sea lo que Dios quiera"; jajaja; eso fue lo que yo pensé; y en verdad las he pasado canutas, sobre todo a partir de la mitad del recorrido, poco antes de empezar a afrontar el Puerto de la Josa. y aún más después, cuando hemos tenido que atacar el típico terreno pestoso antes de llegar a Gósol, y que a mí se me ha hecho eterno, ya que llega un momento en que uno no sabe qué desarrollo llevar, señal inequívoca de que "vas mal ... y lo sabes", como diría quien nosotros sabemos; jeje; como iba diciendo, hemos salido a las 7:00 horas bajo una mañana despejada, aunque fresca; lo primero que hemos hecho, casi con los músculos entumecidos todavía, ha sido comenzar a atacar el primero, que no único, de los puertos de la jornada: el conocido como el Coll de la Mina (1.217 m), aunque en realidad se trate del Coll de Jouet; se trata de un puerto de apenas 16 km por la vertiente de Berga, la más suave, desde donde comenzaremos ya a subir, con rampas que rara vez sobrepasarán el 7% y un desnivel medio del 3,8%, aunque prácticamente sin descanso alguno.

La orografía del Coll de Jouet (Puerto de la Mina)

Subiendo este puerto, así ... a las primeras de cambio, enseguida me he dado cuenta de que esto iba en serio, y eso que hemos ido subiendo los tres agrupados, charlando, como si tal cosa; yo aún me mantenía entero; desde luego el paisaje que íbamos disfrutando era de ensueño, en plena comarca del Berguedá, transitando por una carretera con un firme en inmejorable estado y sin tráfico alguno ... claro que era poco más de las 7:00 horas de la mañana; el puerto, por esta vertiente de Berga, finaliza en el túnel de la Mina o de Capolat, desde donde hemos comenzando ya a bajar con dirección a Sant Lorenç de Morunys; hemos pasado bastante frío ya que la bajada, además de comenzarla a una altitud superior a 1.200 m, transcurre casi en su totalidad por unos valles espectaculares aunque con poco sol a estas horas de la mañana; de no haber sido por el frío que hemos sufrido, la hubiéramos disfrutado como auténticos cosacos, pero la cuestión era que en estas condiciones casi echábamos en falta algún repecho para entrar en calor; y los hemos tenido poco antes de llegar al bonito pantano de la Llosa del Cavall, en las afueras de Sant Llorenç de Morunys, en donde hemos parado para recobrar fuerzas antes de comenzar el ascenso al Coll de Port, nuestra segunda dificultad de la jornada.

Nuevamente con Paco "perilla", poco antes 
de llegar a Sant Llorenç de Morunys

Llevábamos poco más de 30 km cuando hemos llegado a Sant Llorenç, de Morunys, en donde hemos comenzado ya a afrontar algunas rampas urbanas antes de adentrarnos en un fantástico valle camino del Coll de Port, dejando a muy poca distancia la estación de esquí del Port del Comte; ¿que podemos decir de la ascensión de este puerto?; nada de nada, ya que por mucho que tratáramos de afinar, siempre nos quedaríamos cortos; es impresionante; el paisaje que hemos disfrutado ha sido impagable; aún nos hemos mantenido agrupados, ya que Estarqui y el "perilla" hablan por los codos y no estaban mucho por la labor, así que durante los primeros kilómetros yo he podido mantenerme a su estela, aunque empezando a sufrir en algunas zonas; de vez en cuando Paco, con la sola intención de que no se le entumecieran demasiado los músculos, pegaba un acelerón y se marchaba solo, como una exhalación, permaneciendo Estarqui y un servidor en la retaguardia; al final tendremos que hacer caso de lo que dice Estarqui en el sentido de que no ha realizado una buena base este año y no se encuentra en las mejores condiciones, ya que otras circunstancias jamás habría asumido tan fácilmente quedarse detrás, al menos sin oponer resistencia; el puerto en verdad se hace algo largo, de hecho desde el pantano de la Llosa del Cavall, que es en donde la carretera comienza ya a empinarse, tiene casi 20 km, finalizando a una altura 1.668 m, con un desnivel medio de un 5% aproximadamente; durante su ascenso no hemos podido resistirnos a parar para hacernos unas fotos, con la estación de esquí del Port del Comte al fondo; lo dicho, el paisaje es espectacular.

La orografía del Coll de Port, desde el pantano de la Llosa 
del Cavall, y finalizando en la estación de esquí de Tuixent


Video grabado por Paco "perilla" en el que aparecemos
Estarqui y un servidor subiendo el Coll de Port





Algunas escenas duranta la ascensión del Coll de 
Port, con la estación del Port del Comte al fondo


En la cima del Coll de Port (1.688 m)
disfrutando de un merecido descanso

Con el ascenso al Coll de Port habíamos completado ya casi la mitad del recorrido de la etapa, unos 50 km aproximadamente, y una altitud acumulada de casi 1.500 m; ahora nos tocaba descansar disfrutando de la bajada hasta la localidad de Tuixent, una distancia de unos 10 km antes de comenzar a subir el puerto de la Josa, nuestra tercera dificultad de la jornada; estábamos a casi 1.700 m cuando hemos comenzado a bajar; ahora ya bajo una temperatura mucho más suave que en la bajada de la Mina; unos kilómetros antes de llegar a Tuixent he pinchado la rueda delantera, con la suerte de que enseguida me he dado cuenta y he podido parar sin más complicaciones; Estarqui, que en esos momentos iba en cabeza, al percatarse de que los demás no le seguíamos, no ha tenido más remedio que subir durante unos kilómetros hasta reagruparnos nuevamente; no hemos tenido más incidencias; el ascenso al puerto de la Josa estaba pues servido; se trata de un puerto que desde Tuixent tiene poco más de 12 km, con una altitud acumulada de 492 m y un porcentaje medio del 4%, terminando a 1.630 m de altitud; en verdad no ofrece demasiada dificultad ... cuanto uno va bien; jeje; en mi caso debo reconocer que esta subida me ha pasado factura; si hasta llegar aquí había logrado mantenerme muy cerca de Estarqui y Paco, sin perderlos de vista, en cuanto hemos comenzado a subir La Josa me he dado cuenta de que iba ya con los depósitos casi vacíos, por lo que no he tenido más remedio que continuar a mi ritmo; en la cima nos hemos vuelto a reagrupar, poniendo rumbo a la bonita localidad de Gósol.

El puerto de la Josa  (1.630 m)

Tras coronar La Josa hemos comenzado nuevamente a bajar, esta vez hacia Gósol, en donde hemos parado para recobrar fuerzas, tomándonos unas coca-colas y pastas; llevábamos ya casi 75 km, con algo más de 2.000 m de altitud acumulada, pero aún nos quedaba lo más duro, al menos sobre el papel; hemos continuado por la carretera local, en muy buen estado, siempre bajo una clara tendencia descendente, durante unos 6 km, justo hasta llegar a la cima del Coll de la Trapa; aquí hemos girado para poner rumbo a lo que yo pensaba que iba a ser la mayor pesadilla de esta salida: el Coll de Pradell, pese a que sabía que íbamos a subir por la vertiente suave; estaba equivocado; desde el cruce del Coll de la Trapa hasta la cima del Coll de Pradell hemos recorrido poco más de 7 km, sobre un terreno que no deja de subir, con pendientes que en algunos casos sobrepasan el 12%; en mi caso, como he dicho, iba bastante castigado y ahora ya en solitario, ya que Estarqui y el "perilla" habían decidido poner tierra de por medio; un servidor, que no conocía la zona, temía que en cualquier momento me encontraría con rampas superiores al 20%; pero no; por esta vertiente el Coll de Pradell no es gran cosa, salvo en caso de que vayamos ya con la lengua fuera; en su cima nos hemos vuelto a reagrupar.

 El Coll de Pradell,
desde La Trapa 


En la cima del Coll de Pradell (1.732 m)

Llevábamos recorridos unos 70 km, lo que significaba que nos quedaban unos 45 para regresar al punto de partida en Berga; pero la cuestión es que a mi me faltaban bastantes metros de altitud acumulada, ya que Estarqui nos había dicho que subiríamos más de 3.000 m; por eso cuando hemos empezado a bajar el Coll de Pradell iba con la mosca detrás de la oreja; la bajada de Pradell es espectacular, con rampas en bajada superiores al 20% que ponen la piel de gallina; no creo que tardemos mucho en comprobarlo personalmente, aunque subiendo, claro está; de hecho estoy decidido a participar en la Ruta Minera en la que, entre otros, se sube al Coll de Pradell por su vertiente dura; hemos ido bajando durante aproximadamente unos 4-5 km, al final de los cuales se nos ha presentado la sorpresa "agradable" de la jornada: el Coll de Fumanya; el "perilla", que puede que se oliera algo, ha desaparecido de inmediato ya que para no cansarse demasiado ha preferido subir a su ritmo lo más rápidamente posible; Estarqui y un servidor nos hemos quedado solos, comenzando poco después a escalar por estas rampas infernales, que en la distancia parecen auténticos paredes verticales, a pesar de que rara vez sobrepasen el 20%, que no es poco; Estarqui, viendo que yo iba ya tocado del todo, ha tratado de "engañarme" como ha podido, al principio indicándome que el puerto no era más que lo que se veía, lo cual no era cierto; finalmente no ha tenido más opción que aconsejarme que no mirara al frente; jeje; el Dios que nos menea; he aguantado como he podido; menos mal que la distancia de este puerto por esta vertiente es de apenas 2 km, aunque vaya 2 kilómetros; las rampas en ningún caso bajan del 12-13%, con picos del 23%; desde luego se hacen eternos.

Coll de la Fumanya (1.566 m), desde 
el cruce del Pla de la Barraca

Una vez hemos llegado a la cima de Fumanya, prácticamente se podría decir que habíamos terminado la etapa, al menos en cuanto a dificultad de refiere; habíamos llegado a los 3.000 m de altitud acumulada, tal como nuestro amigo Estarqui nos había dicho; pero la cuestión es que aún nos quedaban unos 20 km largos para regresar a Berga, en los que podía pasar cualquier cosa; y efectivamente algo ha pasado; jeje; al principio hemos comenzado a bajar durante unos 7-8 km, hasta alcanzar la carretera general que se dirige a Berga; justo al llegar a ella, Estarqui, con buen criterio ya que se trataba de evitar el paso por algunos túneles que decía que nos íbamos a encontrar, nos ha desviado por una zona paralela a la carretera, a más altura eso sí, con lo cual aún hemos tenido que superar varios escollos más, que nuevamente a un servidor le han pasado factura, con lo cual la altitud final acumulada de esta salida ha superado de largo los 3.100 m, aunque ha valido la pena; en mi caso solo espero encontrarme mejor de forma la próxima vez que la hagamos; en Berga nos hemos despedido, ya que el que más y el que menos llevaba algo de prisa, aunque seguro que volveremos a coincidir muy pronto; os dejo la altimetría de esta misma etapa, realizada al revés, que circula por la red, la cual tampoco descartamos realizar muy pronto.

El recorrido de la misma etapa,
aunque realizado al revés

Datos técnicos:

No tenemos palabras para describir esta impresionante etapa típica de montaña: la hemos comenzado en Berga, en donde hemos tomado la bonita carretera local BV4241 para comenzar a subir el Coll de Jouet (1.217 m), más conocido como Puerto de la Mina; tras coronarlo nos hemos dirigido a la localidad de Sant Llorenç de Morunys, sin dejar la misma carretera, pasando un poco antes de llegar a esta localidad por el bonito pantano de la Llosa del Cavall; desde Sant Llorenç de Morunys nos hemos dirigido hacia el Coll de Port (1.668 m) por la carretera LV4012 que igualmente se dirige hacia la estación invernal de esquí del Port del Comte, que nosotros dejaremos a nuestra izquierda para continuar nuestro ascenso al Coll de Port, por un impresionante valle; desde la cima de este puerto pondremos rumbo a la localidad de Tuixent, desde la cual nos dirigiremos a Gósol, si bien antes deberemos franquear el Coll de la Josa (1.630 m); en Gósol tomaremos la carretera B400 poniendo rumbo a la localidad de Saldes, si bien poco antes de llegar aquí, a la altura del Coll de la Trapa, nos desviaremos a la derecha para comenzar a subir el Coll de Pradell (1.732 m) pasando por la Pleta; tras coronar esta cima, nos encaminaremos hacia el Coll de Fumanya (1.566 m) que comenzaremos a subir al llegar al cruce del Pla de la Barraca; desde el Coll de Fumanya iniciaremos ya el regreso a Berga, llegando a la carretera general C1411, que abandonaremos casi de inmediato para continuar por algunas urbanizaciones paralelas, enlazando nuevamente con la carretera C1411 dos kilómetros antes de llegar a Berga, poniendo así fin a esta bonita salida.

La altimetría de la etapa

Como se aprecia en el gráfico, se trata de una etapa típica de alta montaña, con cinco impresionantes puertos, algunos con una distancia de casi veinte kilómetros; su altitud acumulada de más de 3.100 m (pese a que en el gráfico tan solo se indiquen 3.044 m) en poco más de 115 km lo dice todo; su I.B.P. es de 197; se trata pues de una etapa muy dura, aunque muy bonita.
 

El itinerario de la etapa

Índice I.B.P. 197 (dureza extrema)