EnBicicleta

domingo, 15 de noviembre de 2015

Salida del 15-11-2015: La Nueva Transiberiana

Cartel anunciador de la 1ª Transiberiana, obra de 
Miguelillo, realizada con notable éxito el 13-11-2011

Trayecto 167
15-11-2015

La nueva Transiberiana

Duración: entre las 8:00 y las 13:00 horas
Tiempo de pedaleo: 2:48:05 
Climatología: soleado; temperatura muy agradable
Terreno: bastante húmedo, aunque bien en general
Distancia: 37,04 km
Altitud acumulada: 1.067 m

Grupo:

Los participantes en esta nuestra primera "Nueva Transiberiana"
posando, como no, en el puente de nuestra querida Siberia

Crónica:

Bueno ... pues ya está; ya la tenemos; ha costado lo suyo, pero por fin hoy hemos podido realizar el itinerario completo de lo que ya hemos bautizado como la NUEVA TRANSIBERIANA, lógicamente con su track, el cual dejaremos en Wikiloc a disposición de todos aquellos que quieran disfrutar de una bonita salida de ciclismo en BTT; como nosotros hoy; como decíamos en la crónica de la salida que hicimos el día 23-12-2012 Sergi, Jorge, Miguelón y un servidor, "... seguro que el Cielo no puede ser mucho más que esto ..."; ha llovido mucho desde entonces y mucho han cambiado las cosas, aunque lo que es seguro es que el disfrute sigue siendo el mismo; desde luego mejor no se puede pasar; vayamos ya pues al lío; en principio no contábamos con tanta gente; de hecho, cuando ayer lancé al WhatsApp de los Siberianos la posibilidad de realizar esta salida con la intención de terminar pronto para incorporarme al "dinar de germanor" de Sprint Bike,  tan solo contaba con Thomas, que como ya sabemos se apunta a un bombardeo; jajaja; al cabo de poco se apuntaron también Manuel y Pedro, y finalmente nuestros amigos José Muñoz "Cusí" y Miguel "el Cuco"; no estaba nada mal; la sorpresa ha llegado cuando me he presentado en el Parque de las Palmeras a las 8:00 horas, en donde ya esperaban Cusí y Miguel, y al cabo de poco se han presentado Manuel, Pedro y Thomas acompañados de varios amigos de Sant Feliu, cuyos nombres desconozco en estos momentos; en total nos hemos juntado 10 bíkers con unas ganas inmensas de pasarlo bien; uno de nosotros (¿Ramón?), posiblemente debido a que tenía algo de prisa, nos dejó al llegar al Collet de Batllivell (la boca de riego), precisamente cuando íbamos a empezar a disfrutar de los bonitos senderos de esta etapa, que como sabemos, han sido muchos y para todos los gustos; pasados unos minutos de las 8:00 horas hemos comenzado, y esta vez teníamos las ideas muy claras, ya que nuestra única pretensión era realizar de una vez el recorrido íntegro de la Nueva Transiberiana, tras varios intentos fallidos; el último de éllos se produjo ayer en la salida que protagonicé con Víctor al romperse la abrazadera de ¡¡¡12 gr!!! de sujeción de la tija de mi bici; está visto que no aprenderemos nunca; ¿como se le ocurre a un tío como yo, que pesa casi 13 arrobas, colocar una abrazadera de tan solo 12 gr?; en fin, ver para creer; dado que no conocíamos bien a todo el personal, hemos impuesto ya desde el principio un ritmo muy tranquilo, aunque de ninguna forma cansino o zapero; eso nos ha permitido ir casi siempre bastante agrupados, a pesar de que en algunas ocasiones nos hemos tenido que parar para reagruparnos; la gente lo estaba pasando bien, y es que, como ya sabemos, el recorrido de la Transiberiana no suele dejar insatisfecho a nadie; todo esto bajo una mañana radiante que invitaba a pedalear; hasta cruzar la riera, una vez hemos llegado a la Rierada, el recorrido era el clásico de la Transiberiana, aunque aquí hemos introducido una variante, lo que conocemos en el Strava  como el "senderito de la rierada", un bonito sendero casi siempre en subida, aunque bastante agradable, que bordea Can Campederrós o Salat por la parte trasera, y que tras un bonito rodeo llega nuevamente a la pista principal de la Rierada; nosotros lo hemos disfrutado sobremanera, aunque algunos empezaban a dar muestras de flaqueza; enseguida hemos comenzado el acceso al Collet de Batllivell (la boca de riego) por la "pujada Bosc dels Lladres", en donde, a pesar de llevar en todo momento un ritmo bastante suave, el grupo ha terminado por romperse; cuando hemos llegado arriba, algunos incluso han pensado en abandonar; no obstante hemos continuado sabiendo que, salvo una pequeña subida en la aproximación a la zona de les Escletxes, lo que tocaba a continuación eran kilómetros de bonitos senderos, siempre en bajada, lo que no ha bastado para que se produjera la primera (y única) baja; los demás hemos continuado, y ahora ya sí, disfrutando de lo lindo los senderos de la zona de les Escletxes y los del Puig Madrona, como el "sendero conejero" y otros muchos; como ya sabemos, de lo que se trataba era de dar un largo rodeo hasta llegar nuevamente al Collet de Batllivell (la boca de riego), en donde han abundado senderos de todo tipo, algunos en duras subidas que nos han puesto en guardia; lo estábamos pasando de muerte; lo que nos tocaba a continuación era poner rumbo a la Siberia, y lo hemos hemos tal  y como estaba previsto, a través de la Colonia Montserrat y el "sendero de la zona prohibida" que hemos tomado en la masía de Can Bosquet, en el que hoy había más gente paseando de lo habitual, lo cual nos ha frenado bastante; en la Sibheria, como no podía ser de otra otra forma, hemos parado para hacernos una foto.

En el puente de la Siberia, a donde hemos llegado
a través del sendero de la zona prohibida 

Algunos se habían empeñado en hacer tiempo subiendo, aunque en mi caso sabía que lo que habíamos perdido en la parada que hemos protagonizado en el puente iba a sumarse al tiempo final, tal y como finalmente ha sucedido, por lo que no hacía falta esforzarse subiendo; pese a ello, Cusí y algunos más, han salido de estampida, y un servidor tras éllos, eliminando de esta forma la posibilidad de subir todos juntos, disfrutando; hemos ido llegando a la carretera prácticamente de uno en uno, algo cansados tras el esfuerzo realizado; en la propia carretera ha sido en donde ya nos hemos separado definitivamente, ya que nuestros amigos de Sant Feliu habían decidido regresar a casa una vez llegaran a la Creu; Cusí, Miguel y un servidor hemos continuado con el plan previsto, que no era otro que disfrutar de los senderos de la eléctrica, el de Can Ribes y, sobre todo, la trialera del Instituto; hemos ido prácticamente juntos hasta llegar a las proximidades del Institutto, ya en Molins de Rei, disfrutando como auténticos cosacos y sin ningún tipo de incidentes, como Dios manda, poniendo así fin a esta memorable etapa que dejamos ya en Wikiloc para satisfacción de quien quiera realizarla, sabiendo de antemano que va a disfrutar como muy pocas veces lo habrá hecho.

Aquí dejamos el vídeo conmemorativo de la 1ª edición de la Transiberiana en la etapa que realizamos el día 13-11-2011.

Aquí tenemos el vídeo de la salida de 13/11/2011 
que dio nombrea la 1ª Transiberiana

Datos técnicos:

La salida la hemos empezado en la Plaza de la Palmeras, desde donde nos hemos dirigido a la Ctra. de Vallvidera por el itinerario de costumbre; hemos continuado por ésta con dirección a Santa Creu, si bien hemos girado en la primera rotonda (en frente del Instituto) para dirigirnos, girando a la izquierda, a la Urbanización de la Riera Nova, tomando la calle en subida durante un centenar de metros antes de girar a la derecha para tomar otra calle que enlaza ya con la pista de tierra que nos ha conducido a la parte alta del Terral, en lo que se conoce como la Plaça de les Bruixes, tomando a continuación una pista ancha de gravilla que enlaza la carretera a la la altura de Sant Bartomeu de la Quadra con Can Planas; cuando hemos llegado a esta pista hemos girado a la izquierda con dirección a Can Planas, aunque al cabo de un centenar de metros hemos girado a la derecha tomando un bonito sendero, al principio en dura subida, que nos llevará a la pista principal de la Rierada, a la altura del salto de agua; ahora cruzaremos la riera para continuar por esta pista, aunque rápidamente la dejaremos para tomar otro bonito sendero, "el senderito de la Rierada", que nos llevará a dar un bonito rodeo por las inmediaciones de la parte trasera de Can Campderrós hasta de llegar nuevamente a la pista principal de la Rierada, por la cual continuaremos hasta llegar a la Urbanización de la Rierada, subiendo por la "zona de las casas" con dirección al Collet de Batllivell (la boca de riego) por  la pista del Bosc dels Lladres; en el Collet de Batllivell giraremos a la izquierda en redondo para dirigirnos a las Escletxes de El Papiol, lo que hemos realizado tomando la pista principal durante unos 500 metros hasta dejarla para tomar en bajada el bonito sendero del Turó de la Pineda, ciclable 100%, hasta llegar a la pista que conduce a la Ermita de la Salud de El Papiol, que en este caso hemos bajado durante unos escasos metros para enlazar rápidamente con otro precioso sendero que enlaza directamente con la trialera del Coll d'en Faura, por donde continuaremos a la izquierda con dirección a les Escletxes, si bien antes de llegar a sus proximidades, nos hemos desviado a la derecha por otro bonito sendero para poner rumbo a la zona del Puig Madrona, superando antes un nuevo sendero, "el sendero de la viñas", ahora en dura subida, que nos ha devuelto a la pista principal que se dirige al observatorio; en esta ocasión nosotros no nos hemos dirigido hacia allí, sino que hemos continuado rectos con dirección a Can Barba para desviarnos un poco antes de llegar, a la derecha, para tomar el sendero técnico que conocemos como "sendero conejero", y que finaliza en las inmediaciones de Can Montmany, que hemos bordeado por una preciosa zona para dirigirnos a las inmediaciones de Valldoreix, a través de lo que conocemos como el "calcetín de Valldoreix", un nuevo y bonito sendero; desde Valldoreix nos hemos adentrado nuevamente en la montaña para dirigirnos otra vez al Collet de Batllivell (la boca de riego), a donde hemos llegado superando otros preciosos e inacabables senderos, muy estrechos y casi siempre en duras subidas, en una zona muy frondosa; desde el Collet de Batllivell nos hemos dirigido ya hacia la Colonia Montserrat, poniendo a continuación rumbo por la pista principal a Can Bosquet, en donde hemos tomado el sendero que se conoce como "La Rierada?", en lo que conocemos como la "zona prohibida", que nos ha dejado en el puente de la Siberia, que subiremos hasta llegar a la carretera de Santa Creu, hacia donde nos dirigiremos, si bien a medio camino la dejaremos para tomar el sendero de la izquierda que enlaza con la bajada de la eléctrica, y que en el Strava se conoce como  la "trialera de baixada fins Central Eléctrica Santa Creus", la cual nos permitirá llegar nuevamente a la carretera, a la altura de la explanada, que cruzaremos para dirigirnos ya a Molins de Rei por la pista del Castellciuró, la cual dejaremos a la altura del restaurante de Can Ribes para bajar por el "sendero de Can Ribes", por el cual enlazaremos nuevamente con la pista del Castellciuró durante unos metros antes de tomar la Trialera del Instituto, que ya no dejaremos hasta llegar a Molins de Rei, poniendo así fin a esta preciosa etapa.
 
El perfil de la etapa

La etapa no tiene prácticamente ninguna dificultad, siendo ideal para disfrutar; lo más duro, por decir algo, serian el acceso al Terral por la zona de la Riera Nova, el acceso al "sendero de la cascada", la "zona de las casas" en la Rierada y algunas subidas en la zona del Puig Padrona y Valldoreix; poca cosa más.


El itinerario de la etapa

Índice I.B.P. 92 (duro)

domingo, 8 de noviembre de 2015

Salida del 08-11-2015: El Turó de L'Home (desde Sant Celoni)

Los participantes en esta impresionante
salida en Sant Celoni, a punto de salir 

Trayecto 166
08-11-2015

El Turó de L'Home
(desde Sant Celoni)

* * *

Duración: desde las 8:00 a las 13:00 horas
Tiempo de pedaleo: 3:32:09 horas
Climatología: tiempo despejado, aunque tapado a primera hora; buena temperatura
Terreno: asfalto, cemento y tierra; húmedo en algunas zonas
Distancia: 55,42 km a una media de 15,7 km/h
Altitud acumulada: 1.831 m

Grupo:
  
Salida en compañía y organizada
por el club Sprint Bike
 
Crónica:

Hoy nos hemos apuntado un nuevo logro, y van ... ni se sabe, aunque eso cuando uno pertenece a un club tan prestigioso como Sprint Bike carece ya de importancia; la organización en esta ocasión debemos atribuírsela a Sergio Cervera, nuestro insigne Tesorero, que como siempre no solo se ha encargado de preparar el evento hasta el más mínimo detalle, sino que durante su recorrido se ha mantenido siempre alerta ante cualquier eventualidad, preocupándose de que todo saliera bien, tal y como finalmente ha ocurrido; podemos decir que la salida de hoy suponía en realidad la segunda edición de la "subida al Turó de L'Home desde Sant Celoni"; hace ahora justo 2 años tuvo lugar la primera; en aquella ocasión el día elegido fue el de "todos los santos", así que hoy ya contábamos con un poco más de experiencia, lo cual se ha traducido en que finalmente el tiempo empleado haya sido sustancialmente menor que entonces; prácticamente una hora menos, lo que demuestra que el ritmo que hemos impuesto ha sido  bastante alto, muy superior a los 15 km/h, y eso contando con una etapa de poco más de 50 km y más de 1.800 m de altitud acumulada; en fin, dicho lo dicho, vayamos ya a ver como se ha desarrollado esta preciosa etapa, que seguro que repetiremos en el futuro; nuestro lugar de encuentro en esta ocasión lo habíamos situado en el parking existente en las proximidades del trambaix, a las 6:50 horas,  y allá que nos hemos presentado con puntualidad un puñado de bíkers con la única excusa de pasarlo bien; por supuesto que lo hemos conseguido; en total hemos sido 19 los afortunados que hemos tenido la satisfacción de participar; la premisa, tal y como lo había ideado Sergio, era llegar en coche a Sant Celoni un poco antes de las 8:00 horas, lo cual hemos conseguido, saliendo ya con dirección al Turó de l'Home pasados unos minutos de dicha hora, aunque antes nos hemos hecho la foto de salida justo enfrente de la estación del tren; ahí va:

En la estación del tren de Sant Celoni,
justo unos instantes antes de la salida

Tras callejear brevemente por Sant Celoni, enseguida hemos puesto rumbo a Santa María de Palautordera, circulando durante unos 4 km por asfalto, yendo siempre todos agrupados bajo un ritmo muy aparente; poco antes de llegar a dicha localidad nos hemos desviado a la derecha tomando ya una pista de tierra y poniendo rumbo a Mosqueroles en un terreno claramente ascendente, aunque sin pasar grandes agobios dado que el desnivel, salvo alguna que otra rampa de cierta consideración, siempre ha sido muy suave; en verdad, como ya sabíamos, la salida constaba de unos 25 km de subida hasta el Turó de l'Home en la ida y otros 25 km de bajada hasta Sant Celoni en la vuelta; la constante de estos primeros 25 km, como hemos dicho, ha sido una tendencia siempre ascendente, por pistas normalmente anchas y ciclables 100%; en Mosqueroles Sergio había dispuesto una parada aprovechando que pasábamos por una fuente, y efectivamente nos hemos parado, de forma gratuita eso sí, dado que ni íbamos excesivamente cansados ni habíamos agotado nuestras reservas de agua; tras la reanudación nos hemos adentrado en la zona que podemos considerar más dura, exceptuando eso sí los últimos 5-6 km de ascenso puro y duro al Turó; ahora sí que hemos encontrado alguna que otra rampa de cierta consideración, aunque lo peor es que las subidas parecían no tener fin; antes de llegar a Mosqueroles el día se había abierto definitivamente, lo que nos ha permitido ir divisando en ocasiones la cima del Turó de l'Home, lo cual ha producido un efecto desmoralizante dado que parecía estar en el "quinto pino" y que jamás llegaríamos; jajaja; pero nosotros somos duros y al grito de ¡¡¡Sprint Bike!!! hemos ido devorando kilómetros y kilómetros sin rechistar, aunque a costa de romper definitivamente el grupo, y es que, ya se sabe, ante la dificultad lo mejor que puede hacerse es ir cada cual a su propio ritmo; y todo esto bajo una mañana espectacular; muchos nos hemos desprendido de parte de la ropa que llevábamos; puede que incluso alguno o alguna quisiera haberse desprendido de algo más, pero bueno, tampoco hacia falta tanto ... sigamos con lo nuestro; jajaja; tras superar este terreno hemos llegado a la carretera general, ahora ya a una altitud considerable; el paisaje, por encima de las nubes, era espectacular; desde luego no hemos querido dejar pasar la ocasión de hacernos unas bonitas fotos; lástima que faltaran algunos que llevaban un ritmo mucho más llevadero.






 
 
Instantes antes de afrontar el acceso
propiamente dicho al Turó de l'Home

Y a todo esto hemos llegado al cruce de la carretera general que se dirige al Turó de l'Home; nos quedaban unos 6 km, aunque sin duda alguna eran los más duros; los carreteros conocemos bien y tememos este acceso dado que el asfalto en esta ocasión está en muy mal estado, abundando tramos encementados con unos impresionantes baches y socavones; en bici de BTT es posible que no se note tanto, aunque la subida hasta la cima se nos ha hecho eterna debido tanto al cansancio acumulado como a que se trata de 6 km sin descanso alguno, con algunas rampas con porcentajes muy superiores al 10%; en lo único en lo que hemos salido ganando ha sido en la temperatura, ya que no hacía excesivo frío, muy al contrario; hoy posiblemente había más gente de lo normal, además de que se estaba celebrando una prueba de ultra maratón de campo a través que en ningún momento nos han importunado; nosotros hemos ido a lo nuestro y hemos llegado hasta el refugio; algunos superando la última subida pedregosa antes de llegar; allí nos hemos agrupado y nos hemos hecho las últimas fotos antes de emprender el regreso; hay quienes han llegado algo más tardes al haberse despitado por el camino, aunque no han habido incidentes de ningún tipo.

      La cima del Turó de l'Home, nuestro
objetivo final en esta bonita salida

Ahora ya podíamos decir que todo había acabado, pese a que aún nos quedaba el camino de vuelta, es decir, otros 25 km, aunque en esta ocasión de bajada; tras tomarnos un respiro en la cima, nos hemos apresurado a bajar; desde luego a algunos se nos ha hecho la picha un lío, entre los cuales me incluyo, ya que hemos bajado por la carretera general directamente hasta llegar ya a Sant Celoni, cuando en realidad el camino de vuelta preveía, además de marchar por la carretera durante unos kilómetros, desviarnos por pistas de montaña que incluían bonitos senderos y alguna que otra trialera; en fin, los que nos hemos equivocado, tenemos ya la excusa perfecta para repetir la salida cuanto antes; un servidor queda ya apuntado, así que mientras antes regresemos ... mejor.

Datos técnicos:

Se trata de una preciosa etapa que pese a no tener nada excesivamente duro, se hace muy larga y complicada debido a que la primera parte, el acceso al Turó de l'Home, de unos 25 km, son de subida constante, prácticamente sin descanso alguno; la hemos empezado en Sant Celoni, desde donde nos hemos dirigido hacia Santa María de Palautordera por zona urbana y pista de asfalto; en las afueras de Santa María de Palautordera, poco antes de llegar, nos hemos desviado a la derecha para dirigirnos, ahora ya por pistas de tierra forestales, hacia Mosqueroles, por la zona de Cal Papo; en Mosqueroles hemos transitado durante unos metros por la carretera general antes de dejarla provisionalmente para dirigirnos, siempre por pistas forestales, hacia las inmediaciones de la localidad de Fogars de Monclús a través del Turó de Can Costa, aunque no llegaremos a dicha población, ya que tras rozar nuevamente la carretera general continuaremos por pistas de tierra hasta llegar nuevamente a la carretera general que viene de la localidad de La Costa del Montseny, tras superar Mosqueroles, y que enlaza con el acceso final al Turó de l'Home, tras desviarse a la izquierda; por aquí hemos continuado nosotros, sin abandonar ya esta carretera, en muy mal estado, hasta llegar al Turó de l'Home, a cuyo refugio hemos accedió por la acostumbrada pista pedregosa; la vuelta en esta ocasión la hemos realizado bajando hasta el cruce de la carretera general que viene de La Costa del Montseny-Mosqueroles y que se dirige a Santa Fe, si bien nosotros no llegaremos a esta localidad, dado que una vez lleguemos a la carretera que se dirige a Sant Celoni, tomaremos esta misma carretera, la cual no dejaremos ya hasta llegar nuevamente a nuestra localidad de partida, Sant Celoni, poniendo así punto y final a esta espectacular salida.

La altimetría de la etapa

Se trata de una etapa que, sin tener grandes dificultades, se hace bastante dura, y eso debido a que los 25 primeros kilómetros, desde Sant Celoni hasta el Turó de l'Home, son de constante subida, prácticamente sin descanso, lo cual al final se paga.

 

El itinerario de la salida

El track en Wikiloc

Índice I.B.P. 129 (dureza extrema)

domingo, 1 de noviembre de 2015

Salida del 01-11-2015: Senderos y trialeras a tutiplén II (incluye la Dragón Khan)

Los participantes en la salida, posando
en el puente de La Siberia
 
Trayecto 165
01-11-2015

Senderos y trialeras a tutiplén (II)
(incluye la Dragón Khan)

***

Duración: desde las 8:00 a las 12:00 horas
Tiempo de pedaleo: 2:59:19 horas
Climatología: nubes y claros; temperatura muy agradable
Terreno: terreno en perfectas condiciones
Distancia: 44,19 km a una media de 14,8 km/h
Altitud acumulada: 1.163 m

Grupo:


 Los participantes en la salida, por orden alfabético:
Álex, Alfons, Javier, Manuel, Pedro, Salvador y Víctor 

Crónica:

Como siempre, antes de empezar nuestra crónica, vamos a darle la bienvenida a un nuevo amigo que hoy nos ha acompañado y que un servidor no tenía el gusto de conocer, pese a que había participado en algunas salidas anteriores; se trata de Álex, quien haciendo honor a su apellido, luce una poblada barba bajo la cual se esconde un bíker como la copa de un pino, rápido y técnico como pocos; bienvenido al grupo, Álex, y esperamos verte ya con asiduidad como un miembro más de nuestra familia; y dicho lo dicho, vayamos ya a ver cómo se ha desarrollado la salida; verdaderamente un servidor no debería haber formado parte del grupo de hoy; en mi caso la salida en BTT, como ya es costumbre, tuvo lugar ayer-sábado, así que hoy tocaba salida con la flaca con mis amigos de Sprint Bike, a cuyo club tengo el honor de pertenecer; pero la cuestión es que el domingo pasado finalizó la temporada oficial puntuable en carretera y creo que el personal andaba un poco desorientado, sin saber muy bien la programación de hoy; ayer a última hora pude ver en el WhatsApp un mensaje de Isidro interesándose por la salida con las flacas de hoy; el caso es que a mí no me quedó nada claro, lo cual me ha permitido hoy acompañar a mis hermanos Siberianos en esta impresionante salida de BTT, en la que además de inacabables senderos y trialeras, se incluía la Dragón Khan, que un servidor hacía ya una eternidad que no hacía; así que mejor ... imposible; vamos a ello; habíamos quedado a las 8:00 horas en el Parque de las Palmeras, en donde he llegado a la par que Víctor, que hoy estrenada chaqueta después del siete que se hizo ayer; si me hubiera avisado a mí, le podría haber dejado uno de mis más de 100 maillots que conservo de cuando no me perdía una marcha, algunos con imborrables recuerdos; los demás han ido llegando poco a poco; hemos salido un tanto "a boleo", aunque siguiendo el itinerario de la Transiberiana en su versión extendida, ya que me intención era la de grabar el track y dejarlo en Wikiloc a disposición de todo el que lo quiera tener; al igual que ayer, también hoy hemos llevado un ritmo muy vivo, es de suponer que debido a la calidad del grupo, modestia aparte; los kilómetros iban cayendo uno tras otro, sin rechistar y sin nada reseñable, manteniéndonos todos agrupados; durante la subida del sendero del Bosc dels Lladres nuestro amigo Álex ha dado muestras de su poderío, tanto que en un momento dado casi hemos tenido que llamarlo al orden, jajaja, dado que el grupo empezaba a resquebrajarse; en el Collet de Batllivell (la boca de riego) hemos establecido nuestra primera parada técnica, aunque enseguida hemos reanudado la marcha sabiendo que a partir de este momento lo que nos esperaba eran kilómetros y kilómetros de pura diversión; así ha sido; los senderos del bonito Turó de la Pineda, cerca de las Escletxes de El Papiol, han sido el fiel reflejo; pronto íbamos a introducir una de las variantes en relación con el recorrido clásico de la Transiberiana, dirigiéndonos hacia la zona del Puig Madrona, en donde hemos disfrutado como auténticos cosacos los bonitos senderos próximos a Can Barba que bordean la masía de Can Montmany; repetimos que todo esto suponía una novedad para algunos, aunque el itinerario ha gustado mucho; hemos superado las zonas técnicas y complicadas, que también las habían, sobre todo a la altura del recientemente bautizado "Sendero Conejero", sin sobresaltos, llegando a otra zona de impresionante belleza que nos ha transportado nuevamente al Collet de Batllivell (la boca de riego); parece ser que más de un manillar de 700 cm se ha quedado atrancado entre los matorrales existentes por esta zona; a un servidor no le ha pasado porque tuve la diligencia de cortarlo y dejarlo en 660 cm; jeje; poco tiempo después, ya en la Colonia Montserrat, hemos tenido que decidir si debíamos continuar hacia La Siberia por la bonita y técnica trialera de la "zona prohibida" o si por el contrario valía la pena dar un rodeo por la zona de Can Bosquet en un itinerario mucho más llevadero; esto último es lo que finalmente se ha impuesto, por lo que nos hemos apresurado a tomar el bonito sendero que desde el mismo Can Bosquet termina en el puente de la Siberia, cruzando lo que conocemos como la "zona prohibida"; se trata de un sendero que en el Strava viene bautizado con el nombre "La Rierada?", un nombre nada acertado que nos va a obligar a registrar nuevamente este bonito sendero con un nombre mucho más acorde; dado que hemos pasado cerca de la "Charca de Sprint Bike", no hemos querido desaprovechar la oportunidad para hacer una breve incursión en la zona.


  Nueva parada para tomar aire en 
la conocida "charca de Sprint Bike"

Bonita zona; sí señor; lástima que hoy no hallamos tenido la suerte que tuvo hace unos años Javier ¿verdad?, aunque no debemos desesperarnos; puede que algún día nosotros también tengamos una visión similar; durante nuestra aproximación al puente de la Siberia nos hemos dado cuenta de que íbamos demasiado deprisa; de seguir al ritmo que llevábamos hubiéramos llegado a casa, de vuelta, antes de las 10:00 horas; Víctor se ha dado cuenta y enseguida ha empezado a barajar mentalmente otras alternativas, que incluían disfrutar de una archiconocida  trialera de buenos recuerdos para él, pese a que en el pasado haya tenido que pagar algún tributo en forma de caídas; de momento no ha dicho nada, aunque seguro que ya había empezado a sopesar la idea; y a todo esto hemos llegado al puente de la Siberia, jadeantes de placer, y es que lo estábamos pasando de muerte; hemos aprovechado para parar nuevamente y hacernos una nueva foto; ahí va.

 Bonita foto en el puente de la Siberia

Enseguida nos hemos apresurado a subir nuestra querida Siberia, sin prisas pero sin pausas; una vez arriba, en la carretera, nuestro amigo Víctor ya no ha podido resistir más y nos ha desvelado de forma sibilina, así como el que no quiere la cosa, su plan, y éste no era otro que olvidarnos del resto del recorrido y atacar directamente la memorable Trialera del Dragón Khan; se ha lanzado al ruedo casi a a hurtadillas, pero el caso es que los demás hemos recogido el capote que nos ha lanzado sin rechistar, como está mandado; en otro momento grabaremos el track de la Nueva Transiberiana; ¿el viernes próximo?; puede que sí; y así nos hemos ido apresurando al auténtico plato fuerte de esta bonita salida; antes de llegar a Can Pascual, aún hemos tenido tiempo de disfrutar el "corriol de l'oncle Benet" y "L'esquivabranques", tal y como aparecen en el Strava, preciosos senderos que nos han abierto el apetito; enseguida hemos llegado a Can Pascual y rápidamente nos hemos dirigido hacia la Dragón Khan, que nos esperaba con los brazos abiertos; Víctor, Alfons y Javier han tomado la delantera; yo me he mantenido con Pedro; y un poco más atrás venían Manuel y Álex; el caso es que no podíamos impulsar la velocidad que hubiéramos deseado debido a que habían bastantes transeúntes en la zona y no hemos querido asumir demasiados riesgos; en mi caso, seguramente la semana entrante me dedicaré a visitar esta misma zona con la intención de mejorar mi registro en el Strava; jajaja; es lo que hay; el disfrute en esta trialera no puede explicarse con palabras; parece ser que hay mucha gente que se desplaza expresamente desde los alrededores para hacerla; seguramente se ha convertido en una de las trialeras más conocidas de la comarca; pero eso no lo explica todo; para hacerse una somera idea hay que meterse en ella, y experimentar el placer que se siente cuando se van superando, una a una, sus bonitas y técnicas zonas, con sus impresionantes escalones, pizarras, surcos y raíces; en fin, ya volveremos; tras superar la Dragón Khan hemos llegado a la explanada de Can Cuiàs, desde donde, dado ya lo avanzado de la hora y el lugar en el que nos encontrábamos, la mayoría hemos decidido regresar a casa por el camino más corto, es decir, la carretera de Vallvidrera hasta la Salud (el Coll de les Torres), y bajando desde aquí ya hasta Sant Feliu por el itinerario de costumbre; Manuel y Pedro, que hoy contaban con algo de más tiempo, han preferido hacer algo más y parece ser que se han dirigido hacia el camí de les Aigües; pillines ... jeje.

Datos técnicos:

Hemos empezado nuestro recorrido en la Plaza de la Palmeras, desde donde nos hemos dirigido a la Ctra. de Vallvidera por el itinerario de costumbre; hemos continuado por ésta con dirección a Santa Creu, si bien hemos girado en la primera rotonda (en frente del Instituto) para dirigirnos, girando a la izquierda, a la Urbanización de la Riera Nova, tomando la calle en subida durante un centenar de metros antes de girar a la derecha para tomar otra calle que enlaza ya con la pista de tierra que nos ha conducido al Terral, en lo que se conoce como la Plaça de las Bruixes, tomando a continuación una pista ancha que nos ha llevado a las inmediaciones de la zona de Can Rabella, en la parte alta, si bien nosotros en esta ocasión no hemos ido hacia allí, ya que un poco antes hemos tomado un desvío a la derecha para encararnos hacia la pista de gravilla que conduce a San Bartomeu de la Quadra, aunque tampoco en esta ocasión hemos ido para allá, ya que hemos girado a la izquierda como si nos dirigiéramos a Can Planas, a donde tampoco llegamos ya que escasamente unos metros más abajo nos hemos desviado a la derecha para tomar un bonito sendero que nos ha llevado a la Rierada, y más concretamente a la zona de la cascada, si bien sus primeros cien metros nos han puesto un poco en guardia; este sendero nos ha llevado, tras un bonito y placentero recorrido, hacia la zona de la cascada, cruzando un poco antes de la misma la riera y llegando así a la pista principal de la Rierada; hemos continuado nuestro itinerario girando a la derecha, tomando al cabo de unos metros un desvío a la izquierda por el que hemos continuado para subir el conocido "Senderito de la Rierada", que nos ha llevcado a Can Campderrós tras efectuar un precioso rodeo, y volviendo nuevamente a la pista principal de la Rierada, desde donde nos hemos dirigido a lo que conocemos como la "zona de las casas" en la Urbanización de la Rierada, por donde hemos subido, al principio por una rampa de asfalto de cierta consideración, hasta llegar al Bosc del Lladres, por cuya pista hemos transitado hasta terminar en el Collet de Batllivell (la "boca de riego"); aquí hemos girado en redondo a la izquierda para dirigirnos a las Escletxes de El Papiol, lo que hemos realizado tomando la pista principal durante unos 500 metros hasta dejarla para tomar en bajada el bonito sendero del Turó de la Pineda, ciclable 100%, hasta llegar a la pista que conduce a la Ermita de la Salud de El Papiol, que en este caso hemos bajado durante unos escasos metros para enlazar rápidamente con otro precioso sendero que enlaza directamente con la trialera del Coll d'en Faura, y que en esta ocasión no hemos querido tomar desde el propio Coll d'en Faura para evitar el famoso "escalón de las raíces"; hemos continuado por esta preciosa trialera con dirección a la Font de les Escletxes, si bien antes de llegar a sus proximidades, nos hemos desviado a la derecha por otro bonito sendero para poner rumbo a la zona del Puig Madrona, superando antes otro bonito sendero, ahora en dura subida, que nos ha devuelto a la pista principal que se dirige al observatorio; en esta ocasión nosotros no nos hemos dirigido hacia allí, sino que hemos continuado rectos con dirección a Can Barba para desviarnos un poco antes de llegar, a la derecha, para tomar el bonito sendero técnico que conocemos como "Sendero Conejero", y que finaliza en las inmediaciones de Can Montmany, que hemos bordeado por una preciosa zona para dirigirnos a las inmediaciones de Valldoreix, a través de lo que conocemos como el "Calcetín de Valldoreix", un nuevo y bonito sendero; desde Valldoreix nos hemos adentrado nuevamente en la montaña para dirigirnos nuevamente al Collet de Batllivell (la boca de riego), a donde hemos llegado superando otros preciosos senderos, muy estrechos y casi siempre en duras subidas, en una zona muy frondosa; desde el Collet de Batllivell nos hemos dirigido ya hacia la Colonia Montserrat, poniendo a continuación rumbo por la pista principal a Can Bosquet, en donde hemos tomado el sendero que se conoce como "La Rierada?", que nos ha dejado en el puente de la Siberia, la cual hemos subido hasta llegar a la carretera, continuando por ésta hasta desviarnos por el "corriol de l'oncle Benet", que enlazaremos con el sendero del R-8 en bajada, llegando así a Can Pascual, nuevamente por la carretera; en las inmediaciones de Can Pascual tomaremos la "trialera del Dragón Khan", que nos dejará en la explanada de Can Cuiàs, continuando por la carretera hasta el Coll de les Torres, bajando a continuación La Salud (la larga) hasta llegar a Sant Feliu de Llobregat, desde donde nos desplazaremos a Molins de Rei, con lo cual habremos puesto punto y final a esta memorable etapa.

La altimetría de la etapa

No podemos decir que se trate de una etapa excesivamente dura, abundando bastantes senderos y trialeras, algunas bastante técnicas y rampas puntuales igualmente duras; se trata en definitiva de una bonita etapa, ideal para disfrutar de una genuina salida en BTT.
 

El itinerario de la salida

El track en Wikiloc

Índice I.B.P. 91 (duro)

Salida del 31-10-2015: Senderos y trialeras a tutiplén (Penya del Moro, Les Fatjones, Turó d'en Cors, la Budellera)

Los participantes en esta bonita 
salida, en el Coll del Portell

Trayecto 164
31-10-2015

Senderos y trialeras a tutiplén
(Penya del Moro, Les Fatjones, Turó d'en Cors, la Budellera)

***


Duración: desde las 7:45 a las 12.00 horas
Tiempo de pedaleo: 2:56:49 horas
Climatología: bastante despejado; temperatura agradable
Terreno: terreno húmedo en muchas zonas; bien en general
Distancia: 42,93 km a una media de 14,6 km/h
Altitud acumulada: 1.058 m

Grupo:

 Los participantes en la salida, por orden alfabético:
José Ángel, Salvador, Sergio, Thomas y Víctor 

Crónica:

Ya sé que no es la primera vez que lo decimos, pero da igual; la cuestión es que de momento podemos seguir disfrutando de estas impresionantes salidas en BTT sin pagar ni un céntimo; así como suena; nuestros ineptos políticos, llámense Rajoy, Mas, Junqueras o la madre que los parió a todos juntos, parece ser que aún no se han enterado de lo que disfrutamos yendo en bici por estos impresionantes parajes; el día que se enteren seguro que nos pondrán una tasa que deberemos pagar religiosamente para seguir disfrutando de nuestras salidas, así que de momento no tenemos tiempo que perder; si el grado de satisfacción pudiera medirse de alguna forma, seguro que en esta salida habríamos roto el aparato, y es que más no se puede disfrutar; hace unos días Raquél se lamentaba vía WhatsApp al saber lo que se supone que ya es un secreto a voces: que nuestro querido amigo José Ángel se incorporará muy pronto al grupo de los carreteros, temiendo que cuando ello suceda se olvidará para siempre de los bonitos senderos que hasta ahora están disfrutando en las salidas de BTT; un servidor ya intentó explicarle que ello no sucedería, y ahora ya podemos afirmar sin temor a equivocarnos que mientras podamos seguir disfrutando de salidas como la de hoy, jamás dejaremos el mundillo de la BTT; ¿verdad, Ser13gio? ; vayamos pues al lío sin más distracciones; en principio la salida que tocaba no era ésta; de hecho habíamos quedado en el Parque de las Palmeras para realizar el recorrido que se supone definitivo en la quedada que organizaremos muy pronto, y en la que esperamos concurra un gran número de amigos; se trata de un recorrido muy parecido y basado en el de La Transiberiana; al principio los que íbamos a ir éramos Thomas, Víctor y un servidor; José Ángel tardó en anunciarlo un poco, y cuando lo hizo, Víctor, con buen criterio, apuntó la idea de realizar otro recorrido; así que lo dejamos en manos de José Ángel, que ya nos dio algunas pistas a través del WhatsApp que denotaban claramente que la salida sería de campeonato, como así ha sido; finalmente también se uniría Sergio, que no conocía la mayor parte de los bonitos senderos y trialeras de esta impresionante salida y que seguro que se habrá quedado prendado ya que, como hemos dicho, más no se puede disfrutar encima de una bici; pasados unos minutos de las 8:00 hemos salido pues desde el merendero de la Salud con una temperatura algo fría, aunque ideal para ir en bici; la ruta la teníamos ya más o menos prevista, y por eso hemos comenzado subiendo la Salud, llevando en todo momento un ritmo alegre, sabiendo de antemano que la diversión no tardaría en llegar; y así ha sido; nos hemos desviado a la derecha en  la curva de herradura en plena subida de la Salud para dirigirnos al sendero técnico de la Font del Broll, conocido como "Corriol Borratxera Penya el Moro" en el Strava; lo hemos disfrutado sin incidencias de ningún tipo, a una gran velocidad, enlazando a continuación con la pista principal de la zona del Penya del Moro, en donde rápidamente hemos tomado uno de los platos fuertes del día, el bautizado por los Siberianos como el "Trail del Pony Club", un precioso sendero técnico en la zona de Ca n'Oliveres que finaliza precisamente a la altura de la hípica de Can Vilá; en verdad nuestro disfrute desde el sendero de la Font del Broll ya no ha cesado prácticamente en ningún momento, y es que enseguida, sin solución de continuidad, hemos degustado otro de los platos fuertes de esta salida, como es la conocida "muralla china", en su versión extendida, es decir desde el club de tenis de San Gervasi hasta el club de tenis Ciudad Diagonal; también en este caso los Siberianos hemos bautizado este precioso sendero técnico en el Strava como "muralla china, tenis to tenis (ida)"; está enclavado en la zona de Les Fatjones y finaliza poco después de la Font del Ferro, en la plaza Mireia.

Aquí estamos en la Font del Ferro,
nuestra primera parada técnica

 ¡Madre mía, que satisfacción!; hemos ido devorando los más de 3 kilómetros de este bonito sendero, que además cuenta con algunos puntos muy técnicos y duras rampas que nosotros nos hemos merendado sin incidencias de ningún tipo; tan solo hemos debido poner el pie en tierra en la conocida zona de subida de las raíces debido a la humedad del terreno; lo mejor de todo esto es que nos hemos mantenido siempre agrupados, disfrutando todos al unísono del terreno; habíamos pensado tomar en la plaza Mireia el sendero de vuelta paralelo que finaliza en el Coll de Can Cuiàs, aunque finalmente temiendo que estuviera demasiado húmedo lo hemos pospuesto y hemos continuado hacia la Ctra. de les Aigües a través de otro impresionante sendero muy técnico en la zona del Turó d'en Cors; ¿tanto nos merecemos?; parece ser que sí; antes de tomar este otro bonito sendero, que se conoce en parte en el Strava como "la trialera de la Virgen Esplugues", hemos parado para hacernos unas fotos.



En el Coll d'en Portell, antes de tomar la "trialera de la 
Virgen Esplugues" que finaliza en la Ctra. de les Aigües

Y a todo esto hemos llegado a la carretera de les Aigües, por donde hemos proseguido hasta el final para dirigirnos luego hacia el observatorio primero y la Budellera después, bajando aquí otro bonito sendero en la zona próxima a la Font de la Budellera, al cual parece ser que aún no le han puesto nombre, por lo que ya nos encargaremos nosotros de bautizarlo, y que nos ha hecho seguir disfrutando olvidándonos de todo; en la carretera de les Aigües José Ángel nos ha demostrado una vez más que no ha perdido ni un ápice de sus facultades olfativas, a pesar de que en estas fechas el pescado, y nunca mejor dicho, esté ya más oculto y preservado; pero la cosa aún no había terminado, ya que nos quedaba todavía ponerle el broche de oro a esta impresionante salida, y este no iba a ser otro que la Trialera del Instituto en Molins de Rei; hoy nos hemos enterado de que Thomas, desde que la descubrió hace un par de semanas con un servidor, ha entrado en trance y no piensa en otra cosa; ni come, ni bebe, ni ... bueno, bueno; es lo que hay, aunque no creo que sea demasiado grave; nos quedaba aún bastante para llegar a esta preciosa trialera, y lo que hemos hecho ha sido disfrutar todo lo que hemos podido, comenzando por el sendero de Can Llevallol que hemos bajado y por el que hemos llegado a la zona de Can Cuiàs, desde donde nos hemos dirigido a los "okupas" o Can Pascual por el itinerario de costumbre; los senderos y trialeras han ido cayendo sin desmayo: primero la del R-8, a la que en Strava se la conoce como "L'esquivabranques", luego la eléctrica y finalmente la de Can Ribes, ya cerca de Molins de Rei; el ritmo sostenido que hemos llevado en todo momento era de órdago, llegando por fin a la Trialera del Instituto, ahora ya algo más conocida para Thomas y José Ángel; Sergio en cambio tampoco la conocía, por lo que estamos seguro que a partir de ahora la buscará sin desmayo para disfrutarla una y otra vez; aparte de lo que hemos disfrutado, debemos indicar que en esta salida no se ha producido ni el más mínimo incidente; faltaría más.

Datos técnicos:

La etapa en verdad no tiene una gran dificultad, salvo algunas trialeras y zonas técnicas que requerirán nuestra atención; la hemos comenzado en el merendero de la Salud, desde donde hemos comenzado a subir la Salud en su versión larga, si bien a medio camino, a la altura de la curva de herradura, nos hemos desviado a la derecha para dirigirnos hacia el sendero de la Font del Broll, que tomaremos a medio camino del Cabestro, esta vez en bajada; hemos continuado por este bonito y en ocasiones técnico sendero hasta llegar a la zona de la Penya del Moro, desplazándonos brevemente por su pista principal, a la izquierda, para dirigirnos hacia la Hípica de Can Vilá, bajando el espectacular sendero técnico que conocemos como "Trail Pony Club" y que finaliza en la propia hípica, desde donde nos hemos dirigido via Can Carbonell hacia el Club de Tenis de Sant Gervasi, tomando aquí el bonito y largo sendero trialero conocido como "La Muralla China" en Les Fatjones, que recorreremos en toda su extensión hasta llegar a la plaza Mireia, cerca del Club de tenis Ciudad Diagonal; desde aquí nos encaminaremos hacia la carretera de les Aigües tomando la pista principal que conduce a la parte trasera de Sant Pere Mártir, aunque en esta ocasión nos desviaremos a la derecha para tomar el sendero técnico que incluye "la Trialera de la Virgen Esplugues" y que finaliza en la carretera de les Aigües, por la que continuaremos hasta llegar a los bomberos, en donde tomaremos la pista principal que conduce hacia la zona del Tibidabo por el observatorio de Fabra i Puig, circulando brevemente por la carretera del Tibidabo hasta desviarnos poco antes de llegar a Vallvidrera para poner rumbo a la Budellera, tomando el sendero que transcurre cerca de la Font de la Budellera y que finalmente nos dejará en la pista principal, cerca de Santa María de Vallvidrera; continuaremos por esta localidad para dirigirnos hacia el pantano, prosiguiendo por la pista de la Font de la Espinagosa con dirección a Can Cuiàs, si bien tomando el sendero de Can Llevallol; desde Can Cuiás nos dirigiremos hacia la casa de los oKupas o Can Pascual por el itinerario de toda la vida, alcanzando así poco después la carretera de Vallvidrera, por la que bajaremos muy brevemente hasta desviarnos a la altura de la masía de la Sargantana para tomar el sendero del R-8 o L'esquivabranques y  el sendero de "la eléctrica" después, llegando así a la explanada de Santa Creu; acto seguido tomaremos la pista principal que conduce al Castellciuró, que dejaremos a medio recorrido para tomar el Corriol de Can Ribes y posteriormente la Trialñera del Instituto, por la cual llegaremos a Molins de Rei, poniendo así fin a esta precioso etapa.

La altimetría de la etapa

La etapa no es demasiado dura, contando, eso sí, con algunas subidas complicadas muy puntuales y, sobre todo, con infinidad de senderos técnicos y trialeras, algunas con cierta dificultad, aunque todo ello es ciclable 100%; como hay tanta variedad, no destacaremos nada más en especial.
 

El itinerario de la salida
 

Índice I.B.P. 85 (duro)

sábado, 26 de septiembre de 2015

Salida del 26-09-2015: El alto de Espiells (por la Creu Aregall y regreso por Begues)

En la rotonda de Pallelá,
a punto de salir

Trayecto 163
26-09-2015

El alto de Espiells
(por la Creu Aregall y regreso por Begues)
 
 
Duración: desde las 8:30 a las 14:00 horas
Tiempo de pedaleo: 4:31:13 horas
Climatología: soleado; muy buena temperatura
Terreno: asfalto 100%; en perfectas condiciones
Distancia: 104,36 km a 23,1 km/h de media
Altitud acumulada: 1.438 m

Participantes:


 Los participantes en la salida:
Juan "El Hierro", Miguelillo y un servidor

Crónica:

Después de bastante tiempo sin asomar, ésta ha sido la segunda salida consecutiva en la que nos ha acompañado nuestro querido amigo Miguelillo, quien aún conserva unos kilos de más debido a que últimamente no ha salido demasiado, pero que, a poco que nos descuidemos, nos dejará las bicis totalmente lisas, sin una sola "pegata"; jajaja; hoy ya ha empezado a dar muestras de su inminente recuperación; esperemos que siga así; esta vez ha sido un servidor quien ha preparado esta bonita salida, cuyo recorrido en parte no conocían mis ilustres acompañantes, pese a que El Hierro ha afirmado haber subido al alto de Espiells con el camión; yo no lo creo; jajaja; habíamos quedado a las 8:30 horas en la rotonda de Pallejá; cuando me he presentado allí, ya me estaban esperando los demás con unas ganas inmensas de pasar un buen día, cosa que hemos logrado con creces, aunque con la premisa de que nuestro ritmo no fuera demasiado alto dada la inactividad de El Hierro y Miguelillo, a pesar de que finalmente casi me han ido esperando a mí, que sobre el papel era quien se encontraba mejor; jajaja; rápidamente hemos comenzado con dirección al alto de Espiells, nuestro principal objetivo en esta bonita salida; para ello nos hemos encaminado hacia Sant Andreu de la Barca, siempre con un ritmo muy distendido sin parar de hablar y sin incidencias de ninguna clase; en Sant Andreu de la Barca la cosa ha comenzado a ponerse algo más seria al tomar la carretera de montaña que finaliza en Corbera de Llobregat, con una clara tendencia ascendente y alguna que otra rampa de consideración; y efectivamente, poco antes de llegar a la urbanización de Can Llopard he podido comprobar lo que ya sabía, aquello de que "el secreto está en salir"; jajaja; tanto El Hierro como Miguelillo han pagado aquí, en donde encontramos las rampas más duras, su inactividad, sobre todo El Hierro, siempre con una elevada cadencia, aunque de vez en cuando pegue unos arreones que luego le pasan factura por no querer bajar un poco el ritmo; esta ha sido la primera dificultad de la jornada, que finalmente hemos superado perfectamente; Miguelillo no sabía muy bien en donde se encontraba, aunque lo que es seguro es que tanto él como El Hierro, que no conocían esta bonita carretera de montaña, han disfrutado como nunca; una vez hemos llegado a Corbera de Llobregat ya se han percatado de por donde habíamos venido; desde aquí nos hemos encaminado hacia nuestra segunda dificultad: el alto de la Creu Aregall, que casi podemos decir que comienza en la propia rotonda de Corbera, ya que la carretera precisamente en esta zona presenta unas rampas con cara y ojos; el acceso a la Creu Aregall sí que lo hemos hecho los tres juntos, recordando los viejos tiempos, casi siempre al ritmo que nos ha impuesto el Hierro y disfrutando como locos de esta carretera; en el alto, como no podía ser de otra forma, hemos parado para hacernos una foto; y van ..., ni se sabe; sin duda alguna el letrero del alto de la Creu Aregall, como hemos dicho en otras ocasiones, posiblemente sea el más fotografiado de la comarca ... y fuera de ella; jajaja.

 Aquí estamos dándonos un respiro 
en el alto de la Creu Aregall

Rápidamente hemos iniciado el descenso para encaminarnos ya hacia nuestro principal objetivo: el alto de Espiells, y lo hemos hecho con un poco de precaución ya que habían algunas zonas bastante húmedas, aunque sin que se hayan producido incidencias; tras el bonito descenso, nos hemos incorporado a la carretera de Gelida, por la cual hemos continuado con dirección Sant Sadurni y con la mente puesta ya en Espiells; ninguno de mis compañeros había subido, al menos con la bici, por este alto; el Hierro nos ha insistido que él con el camión sí que lo había hecho alguna vez; jejeje; sin duda habrá estado en Espiells, ahora bien, que haya subido por esta vertiente creo que ya es más dudoso, ya que se trata de una carretera estrecha y con rampas que en alguna ocasión llegan al 15%; la suerte es que se trata de un acceso corto; posiblemente no tenga más de 500 metros, aunque lo suficiente para no descuidarte lo más mínimo; en Espiells, como no, hemos vuelto a parar.


 Aquí estamos en Espiells, nuestro
principal objetivo en esta salida

En la continuación se nos presentaban varias alternativas; yo lo que tenía pensado era llegar a la carretera de Sant Sadurní-Masquefa y dirigirnos a esta última localidad, para poner luego rumbo a Piera y regresar a casa por Esparreguera y Olesa, un bonito itinerario que ya hemos realizado muchas veces; pero la cuestión es que el Hierro se ha empeñado en continuar por el alto de Els Casots, y como ya sabemos, "en donde manda patrón,  no manda marinero", jeje; le hemos hecho caso a El Hierro y nos hemos encaminado hacia Sant Sadurní para poner luego rumbo hacia Els Casots, siempre por una preciosa carretera, ahora ya en constante bajada, y en un paisaje espectacular; aquí se encuentran las cavas de Juvé i Camps; enseguida hemos llegado a las inmediaciones de Sant Sadurní, en donde hemos tomado ya la carretera que conduce a la N-340, pasando previamente por el alto de Els Casots, siempre juntos y disfrutando de esta bonita salida; lo que habíamos previsto a continuación era continuar por la carretera nacional hasta Avinyo Nou, cosa que hemos hecho, pese a que en esta ocasión, por raro que parezca, no hayamos dejado constancia fotográfica; jejeje; el Hierro parece ser que estaba dispuesto a alargar la salida algo más, pero aquí ha sido en donde finalmente se han impuesto los santos cojones de Miguelillo, que no quería llegar demasiado tarde a casa, y hemos regresado por el camino más rápido, que no era otro que por Begues, a través de otra preciosa carretera que a mucha gente se le hace eterna, incluso algo pestosa, pero que sin duda alguna es de las más impresionantes que conocemos, desde luego en un bonito paisaje; aquí sí que hemos aligerado un poco el ritmo; incluso de vez en cuando era un servidor quien iba pegando algunos arreones para no entretenernos demasiado, pensando ya en las cervezas que nos íbamos a tomar en cuanto llegáramos a Viladecans; en la rotonda de la Rectoría hemos parado ya por última vez, sabiendo que lo que nos quedaba ya era todo "coser y cantar"; como sabemos, una de las ventajas de ir con el Hierro es saber que no vamos a quedarnos sin fotos; si hace falta parar a alguien para que las haga, se le para; faltaría más; jejeje; aquí dejamos la foto que nuestro amigo casi ha obligado a hacer a un bíker que pasaba por allí y que no ha tenido más remedio que pararse; jejeje.

En la rotonda de la Rectoría (Begues),
nuestra última parada de esta salida

Ya teníamos todo el pescado vendido; rápidamente hemos bajado hasta llegar a Gavá, en la carretera de la costa, que en esta ocasión hemos cruzado para dar un bonito y largo rodeo con la intención de llegar a Viladecans, dado que el acceso de siempre estaba cortado debido a unas obras; en cualquiera de los casos, el recorrido ha valido la pena; finalmente hemos llegado a Viladecans, en donde hemos aprovechado para tomarnos unas cervezas perfectamente tapeadas, poniendo así fin a esta bonita salida que ojalá podamos repetir muy pronto; Miguelillo tiene ahora la palabra ... si sus obligaciones laborales no lo impiden.

En Viladecans, tras finalizar
la bonita etapa de hoy

Datos técnicos:

La etapa no tiene ninguna dificultad especial; la hemos comenzado dirigiéndonos desde Molins de Rei- Pallejá a Sant Andreu de la Barca por la carretera N-II, desviándonos en esta localidad por la carretera local de montaña que finaliza en Corbera de Llobregat, en donde hemos empalmado con las carreteras BV2421 y BV2425, poniendo rumbo al Alto de la Creu Aregall, bajando a continuación hasta llegar a la carretera C-243 a la altura de Gelida, por la cual hemos continuado con dirección a Sant Sadurni d'Anoia; poco antes de llegar a esta localidad, nos hemos desviado tomando durante unos instantes la carretera local BV2296 has desviarnos rápidamente por el desvío que se dirige hacia lo localidad de Espiells, en dura subida, enlazando al llegar aquí con la carretera BV2247, por la cual hemos continuado hasta llegar a la carretera Sant Sadurní-Masquefa, la BV2241, dirigiéndonos hacia Sant Sadurni y enlazando en la rotonda grande con la carretera BP2427, que ya no dejaremos hasta llegar a la N-340, tras pasar por la localidad de Els Casots; una vez lleguemos a la nacional, continuaremos por ella con dirección a Vilafranca del Penedés, si bien al llegar a Avinyo Nou nos desviaremos por la carretera local BV2411 poniendo rumbo a Begues, pasando previamente por Olesa de Bonesvall y llegando finalmente a Gavá, en donde cruzaremos la carretera de la costa, la C245, para dirigirnos a Viladecans por la zona agraria; desde Viladecans regresaremos ya a Molins de Rei, por el itinerario de costumbre, es decir Sant Boi de Llobregat y la carretera de El Pla, pasando por las localidades de Cornellá de Llobregat, Sant Joan Despí y Sant Feliu de Llobregat.

 La altimetría de la etapa

La etapa no tiene ninguna dificultad; lo más complicado, tal y como se aprecia en el gráfico, serían los accesos a los altos de Corbera de Llobregat desde Sant Andreu de la Barca, la Creu Aregall, Espiells y Begues; poca cosa más.
 
El itinerario de la etapa
 

Índice I.B.P. 109 (muy duro)

viernes, 11 de septiembre de 2015

Salida del 11-09-2015: 4 puertos (Corbera desde Sant Andreu, la Creu Aregall, els Casots y el Ordal)

Los integrantes del grupo de esta preciosa salida en el Alto de la Creu Aregall, 
posiblemente uno de los lugares más fotografiados en nuestro entorno
 
Trayecto 161
11-09-2015

4 puertos
(Corbera desde Sant Andreu, la Creu Aregall, Els Casots y el Ordal)


Duración: desde las 7:30 a las 11,30 horas
Tiempo de pedaleo: 3:25:40 horas
Climatología: nublado; humedad; temperatura agradable
Terreno: asfalto 100%; bastante húmedo-mojado en zonas
Distancia: 73,44 km a una media de 21,4 km/h
Altitud acumulada: 1.149 m

Grupo:


Los participantes en la salida, por orden alfabético:
Francisco, Quim, Roser y Salvador 

Crónica:

¿Sabe alguien que es el cielo?; supongo que no, aunque cualquiera de los que hoy hemos participado en esta bonita salida podríamos decir algunas cosas al respecto; desde luego no creemos que el disfrute en el cielo sea superior al que hemos tenido hoy nosotros en esta impresionante salida; nuestro amigo Quim ha sido el responsable; "¿cómorrrr?"; ahora mismo lo explicamos; empecemos desde el principio; parece ser que hoy era un día señalado para salir con la bici de BTT; la idea era realizar un recorrido de preparación similar al de La Travessa, aunque, para no perder demasiado tiempo, se había pensado ir por el río hasta Monistrol, realizando desde allí el recorrido clásico hasta Santa Cecilia-Montserrat; a pesar de que no tengo en este momento todos los datos, creo que nuestro ilustre Tesorero iba a ser el único en realizar el recorrido completo, sin ahorrarse nada; yo mismo estaba dispuesto a realizarlo, aunque finalmente las fuertes lluvias de ayer me hicieron cambiar de idea en previsión de que el camino del río estuviera demasiado encharcado; por eso cuando a media tarde leí el mensaje de Quim en el grupo de WatsApp proponiendo un salida corta con las flacas no me lo pensé un solo segundo y enseguida me apunté a ella; Roser hizo lo propio; Lobato estaba algo indeciso, aunque no lo descartábamos del todo; el lugar de encuentro, como casi siempre, era el bar El Triángulo, en donde a las 7:30 me he presentado; Roser, puntual como siempre, ya estaba esperando; al poco tiempo se han presentado Francisco, con el que un servidor no contaba, y Quim, el promotor de la salida; finalmente quien no se ha presentado ha sido Lobato, a quien se le han pegado algo las sábanas, pese a que debamos decir en su honor que tampoco se comprometió formalmente a venir; en cuanto ha transcurrido el tiempo de cortesía que le hemos dado a Lobato sin que apareciera, hemos comenzado este bonito itinerario que, por por delegación de Quim, ha preparado un servidor, contando con la premisa de que deberíamos estar de regreso alrededor de las 11:00 - 11:30 horas, lo que hemos cumplido a rajatabla; desde luego la presencia de Francisco ha sido primordial, al menos para mí, ya que prácticamente, según nos ha dicho, hacía casi tres meses que no tocaba la bici, por lo que su estado de forma digamos que era mejorable; eso ha hecho que prácticamente fuera todo el rato acompañado de Roser, que esta vez no ha tenido ni siquiera oportunidad de darnos mandanga tanto a Quim como a un servidor, por lo que ambos hemos ido marcando el ritmo en muchas fases de este bonito recorrido.

  Aquí estamos en El Triángulo en la foto de partida,
una vez descartada la presencia de Lobato

El itinerario que había pensado lo había hecho ya un par de veces anteriormente, siempre en mejor estado de forma, y por eso, cuando tanto Roser como Quim han dicho que no conocían el tramo entre Sant Andreu de la Barca y Corbera de Llobregat, lugar que creo que nuestro amigo Cáceres parece ser que conoce a la perfección por frecuentarlo bastante, sabía que les iba a encantar, como efectivamente así ha sido; el ritmo que hemos impuesto hasta llegar a Sant Andreu era muy suave, siempre bajo un cielo amenazador, aunque gozando de una temperatura muy agradable; como sabíamos, una vez hemos llegado a Sant Andreu y nos hemos encaminado hacia Corbera, las cosas han cambiado un poco; Francisco, como era de esperar, enseguida ha dado muestras de flaqueza, y por eso Roser se ha mantenido siempre a su lado, en tanto que Quim y un servidor nos hemos adelantado; lo dicho: esta bonita subida, en un paisaje espectacular, ha gustado mucho; desde Corbera, como estaba previsto, nos hemos encaminado hacia la Creu Aregall, siempre bajo la misma canción, es decir, Quim y un servidor abriendo camino, y Roser y Francisco algo más rezagados; en el alto de la Creu Aregall, como no podía ser de otra forma, hemos parado, aprovechando para comer y beber algo y hacernos un nueva, que no la última, foto; faltaría más; jajaja.

El Alto de la Creu Aregall (537 m),
como siempre, parada obligada  

En el alto, Francisco, dado su bajo estado de forma, había decidido dejarnos cuando llegáramos a la carretera de Gelida, emprendiendo directamente el regreso a casa por Martorell; y así hubiera sucedido si no llega a ser por Quim, quien haciendo alardes de un verbo locuaz, lo ha persuadido convenciéndolo para que termináramos el recorrido todos juntos, tal y como lo habíamos emprendido; dit i fet; en este momento yo me he comprometido en llevar su mismo ritmo, relevando así a Roser, y eso es lo que he hecho prácticamente hasta terminar esta salida; cuando hemos iniciado la bajada del puerto, pensábamos que la lluvia nos sorprendería de un momento a otro; desde luego algunos tramos de la carretera estaban totalmente mojados debido a la fuerte humedad existente, lo que nos ha obligado a bajar con mucha precaución y, tal y como estaba previsto, tras alcanzar la carretera de Gelida, nos hemos encaminado hacia Sant Sadurní d'Anoia con objeto de enfrentarnos a la tercera dificultad de la jornada: el alto de Els Casots; ahora ya éramos Francisco y un servidor quienes en todo momento nos hemos mantenido en la retaguardia, imprimiendo Quim y Roser un fuerte ritmo que ha hecho que enseguida los perdiéramos de vista hasta llegar a la carretera N340, en donde nos hemos reagrupado nuevamente para iniciar el ascenso al puerto de El Ordal, la última dificultad de esta salida; hasta llegar a la localidad de El Ordal, casi nos hemos mantenido juntos, aunque Quim y Roser nunca han dejado la cabeza, bajo una finísima lluvia que casi hemos agradecido; tras pasar por esta localidad, en donde nuevamente nos hemos reagrupado, ha sido un servidor quien ha tomado la delantera llegando poco después a la cima seguido de Quim, en tanto que Roser y Francisco lo han hecho unos minutos después; la etapa prácticamente la teníamos ya en el bolsillo, aunque no hemos querido dejar la oportunidad de hacernos unas fotos para el recuerdo; faltaría más; jeje.


El puerto del Ordal (487 m) nuestra
última dificultad en esta jornada

Pues ya está; aquí prácticamente se acaba la historia, ya que el terreno que nos quedaba hasta llegar a casa era muy favorable; hemos bajado el puerto nuevamente con mucha precaución ya que la carretera en algunos tramos estaba algo húmeda, aunque sin incidencias de ningún tipo; en Molins de Rei hemos parado para tomarnos unas cervezas y nos hemos despedido, ya que un servidor ya me he quedado aquí; los demás han proseguido hasta Sant Feliu y Cornellá, con lo cual hemos puesto fin a esta preciosa salida, a la que le hemos sacado todo el jugo que hemos podido, ¿verdad?; pues eso; a seguir disfrutando.

Datos técnicos:

Preciosa salida; un poco corta (73 km) aunque intensa (1.150 m de desnivel), ideal para ir cogiendo forma; la hemos iniciado en Molins de Rei-Sant Feliu de Llobregat (según el track adjunto), desde donde nos hemos encaminado a Sant Andreu de la Barca por la carretera N-II, pasando previamente por Molins de Rei y Pallejá; en Sant Andreu de la Barca hemos tomado la carretera local de montaña que finaliza en Corbera de Llobregat, en donde hemos empalmado con las carreteras BV2421 y BV2425, poniendo rumbo al Alto de la Creu Aregall, bajando a continuación hasta llegar a la carretera C-243 a la altura de Gelida, por la cual hemos continuado con dirección a Sant Sadurní d'Anoia; aquí nos hemos desviado con rumbo al alto de Els Casots por la carretera local BP2427, que enlaza directamente con la carretera N340, tras pasar por esta localidad; desde la N-340 hemos iniciado el regreso, continuando ya sin dejar esta carretera y tras superar el puerto del Ordal y las localidades de Vallirana, Cervelló, Sant Vicenç des Horts y Molins de Rei.

La altimetría de la etapa

La etapa no reviste demasiada dificultad, siempre y cuando no tengamos demasiada prisa en terminarla; las únicas dificultades de la misma están constituidas por los cuatro altos que deberemos superar: el de Corbera de Llobregat desde Sant Andreu de la Barca, la Creu Aregall, els Casots y el Ordal; se trata de cuatro puertos bastante tendidos, con rampas que rara vez superan el 8-10%, bastante llevaderos.
 
 El itinerario de la salida
 

Índice I.B.P. 76 (duro)