EnBicicleta

domingo, 18 de mayo de 2014

Salida del 18-05-2014: Senderos por un tubo ... en Collserola (la trialera de Can Gordi)

Los participantes en la salida,
en la Ctra. de la Arrabassada

Trayecto 118
18-05-2014

Senderos por un tubo ... en Collserola
(la trialera de Can Gordi)

Duración: entre las 7:30 y las 12:00 h
Climatología: soleado; muy buena temperatura
Terreno: seco; en perfectas condiciones
Distancia: 53,05 km a una media de 13,2 km/h

Grupo:


 Los participantes en la salida, por orden alfabético:
Jaime, Javier, José Ángel, JuanBa, Manuel,
Miguel (ón), Natacha, Pedro, Salvador y Víctor

Crónica:

Está visto y comprobado que quien quiere, cada día aprende algo; nosotros hoy hemos aprendido una cosa nueva: que los senderos se pueden hacer tanto al derecho como al revés; jajaja; "¿cómorrrr?"; lo que oyes; estate atento y lo comprobarás; vamos a ello; como siempre habíamos quedado a través del "guasa" en encontrarnos a las 7:30 h en el parque de Las Palmeras; José Ángel se había encargado de diseñar mentalmente una bonita ruta, que comprendía, entre otras zonas, La Rierada, la zona prohibida, el Fumet, Can Casas, el Xandri, el Forat del Vent,  ...  aunque el plato fuerte lo constituía la Trialera de Can Gordi, por donde hacía algún tiempo que no pasábamos; todo normal; sobre el papel se trataba de una ruta espectacular que seguro que no iba a dejar descontento a nadie, tal y como efectivamente sucedió; con tal propósito hemos salido pasados unos minutos de la hora prevista hacia nuestro primer objetivo, que no era otro que la "zona prohibida", pensando que hoy estaría menos húmeda que de costumbre debido a la sequía, aunque no lo hemos notado mucho; nos hemos tomado las cosas con calma, sabiendo que la etapa daba mucho de sí, saboreando cada tramo como nunca.

Aquí tenemos a JuanBa en primer plano observando 
algo, aunque no sepamos muy bien el qué; o sí ...

Tras superar la bonita "zona prohibida" sin ningún contratiempo, nos hemos aproximado a Can Bosquets, por la zona en donde hace un tiempo el bueno de Javier por un momento creyó que se encontraba en el cielo al toparse de repente con 3 bellas señoritas tomando el sol como sus madres las trajo al mundo; puede que nuestro amigo JuanBa, que seguro que sabe la historia, las estuviera buscando hoy, tal y como se aprecia en la instantánea de más arriba; "no pierdas el tiempo, muchacho, que eso solo pasa una vez en la vida"; tras llegar a Can Bosquets, sin tiempo que perder, nos hemos encaminado hacia el Fumet; hoy creo que era la primera vez que al llegar a la explanada final, antes de comenzar el sendero "afeitapatas", no nos hemos parado para hacernos una foto, sino que nos hemos apresurado por el citado sendero como si tuviéramos algo de prisa; cada cual ha superado las dificultades que nos hemos encontrado como ha podido; Manuel ha dejado algunos testimonios de ello.




 Aquí se nos ve a algunos superando las
dificultades del sendero "afeitapatas"

Poco tiempo después, una vez superadas otras trampas no menos dificultosas de este bonito sendero, hemos llegado al pie del Turó del Soldat, en donde Javier, un servidor y algunos más hemos tomado una preciosa y novedosa trialera, aunque no para Javier, con una cierta dificultad inicial, que nos ha llevado tras una bonita bajada muy cerca del cruce del Coll Blau, aunque antes nos hemos hecho una foto para el recuerdo.

Aquí estamos en la explanada
a pie del Turó del Soldat

Como siempre, lo estábamos pasando de muerte; nuestro siguiente destino antes del plato fuerte del día, era llegar hasta Can Casas, para luego subir por el sendero que partiendo desde allí mismo se dirige hasta la Ctra. de la Arrabassada; subiendo hasta allí, Miguel (ón), que últimamente está más fuerte que el vinagre, se ha picado con alguno de nosotros; creo que con Jaime; yo iba con ellos, pero he dejado que dirimieran sus diferencias a solas y he preferido subir algo más relajado; sin prisas pero sin pausas; una vez arriba, hemos tenido que parar un buen rato debido a una pequeña avería mecánica que había sufrido uno de nosotros; "pero dinos quien, joder"; pues ahora mismo no lo recuerdo; vaya despiste el mío; lo que no se nos ha olvidado es hacernos la acostumbrada foto para nuestro repertorio particular; ahí va.

En la Ctra, de la Arrabassada, a punto
de tomar la trialera de Can Gordi

Tras reagruparnos al llegar a la Ctra. de la Arrabassada nos hemos dirigido a hincarle el diente a la trialera de Can Gordi para saciar nuestro voraz apetito; muchas veces nos hemos preguntado sobre la distancia de esta bonita trialera, que parece que nunca se acaba; un servidor lo ha podido comprobar con el programa Ozi Explorer y el track; tiene exactamente 3,23 km hasta llegar a la explanada de Can Bell; sobre el papel parece más, aunque hemos de pensar que una trialera de más de 3 km no se ve cada día; como siempre, la hemos disfrutado como auténticos jabatos; lástima que un poco antes de llegar al final tenga una zona no ciclable ... por el momento; aunque eso no le resta ningún mérito; estábamos lanzados; nos hemos dirigido hacia nuestro siguiente destino, que no era otro que el Pi d'en Xandri, gozando como siempre de las impresionantes trialeras que encontramos en la zona de la Torre Negra; un poco antes de llegar al pino hemos tenido la única incidencia resaltable de la jornada: José Ángel se ha golpeado con una rama en un hombro y pensaba que se le había salido, tal y como le ocurriera hace 15 años; pero no; finalmente tan solo ha sido el golpe; menos mal.


Aquí estamos en el Pi d'en Xandri

Desde el Pi d'en Xandri nos hemos dirigido hacia Can Coll por la zona que dio pie hace ya unos meses a la aparición de la memorable etapa que conocemos desde entonces como La Senderosa, debido a los interminables, casi infinitos diría, senderos que encontramos en esta zona entre el Pí d'en Xandri, en Sant Cugat del Vallés, y Can Coll, en Cerdanyola; es impresionante; seguramente más no se puede disfrutar en una bici; hoy incluso, para no acomodarnos, hemos realizado algunos de los senderos en sentido inverso a como los hacemos habitualmente; el deleite ha sido el mismo; ello ha supuesto una pequeña variación en relación con la ruta que José Ángel había trazado; y lo mismo nos ha pasado cuando hemos llegado a Can Coll, desde donde estaba previsto que nos desplazáramos hasta el Forat del Vent por la Font dels Caçadors; finalmente lo hemos hecho, dando un bonito y agradecido rodeo, por la zona de Can Cata y Sant Iscle; la variante ha valido la pena.

Camino del Forat del Vent, ya sin Juanba que había 
decidido regresar a casa por otro itinerario más rápido

Poco después hemos llegado a la zona del Forat del Vent, en donde Manuel esta vez se ha quedado con las ganas de intentar subir por la trialera que conocemos con el mismo nombre; otra vez será; desde aquí hemos enlazado ya con la pista principal que conduce a Vista Rica, sin incidencias de ningún tipo, para continuar por la carretera del Tibidabo y Vallvidrera hasta Can Cuiás, tras haber decidido suprimir, debido a que el tiempo se nos echaba ya encima, el rodeo por el Pantano de Vallvidera y la subida por el Sendero de la Pulmonía; lo que nos hemos resistido a suprimir ha sido la bonita trialera de la Font de Can Llevallol; Víctor, en cuanto nos hemos acercado y ha podido olerla, se ha dirigido hacia ella como un verdadero autómata, con la voluntad anulada; poco después iba a protagonizar uno de los misterios que seguramente va a quedar por resolver; un servidor, que iba tras él a escasa distancia, en un momento dado lo ha perdido de vista; el caso es que ya no lo hemos visto más, pese a haberlo llamado a través del móvil; él dice que nos estuvo esperando en Can Cuiàs no menos de 5 minutos, lo cual se me antoja totalmente imposible ya que un servidor, reitero, iba tras él a menos de 50 metros de distancia; ¿que pasó entonces?; posiblemente nunca lo sabremos; estas son las cosas inexplicables que a veces pasan en el ciclismo; ¿le suena a alguien?; jajaja; poca cosa más tenemos que contar, salvo que hemos seguido disfrutando de las trialeras que aún nos quedaban: la paralela a la carretera en sentido inverso, la de las piedras, la de las inmediaciones del bosquecillo, ... en resumidas cuentas lo hemos pasado de fábula, como hacia mucho tiempo; que siga la fiesta.

Datos técnicos:

I m p r e s i o n a n t e  etapa la que hemos protagonizado hoy; desde todos los puntos de vista, llena de interminables senderos y trialeras para no dejar insatisfecho a nadie; la hemos iniciado en Molins de Rei, desde donde nos hemos dirigido a la Rierada por el itinerario de costumbre, llegando al puente de la Siberia, en donde nos hemos desviado por la zona prohibida tomando la preciosa trialera que finaliza en Can Bosquets; desde aquí nos hemos dirigido hacia el Fumet por la zona de costumbre, tomando la "trialera afeitapatas" (se trata de un nombre nuevo hasta que encontremos uno mejor) por la que nos dirigiremos hacia Can Casas, subiendo por la pista que conduce a la Ctra. de la Arrabassada, por la cual nos desplazaremos durante unos kilómetros hasta desviarnos para tomar la trialera de Can Gordi, la cual nos dejará en las inmediaciones de la Rambla de Can Bell; proseguiremos hacia el Pi d'en Xandri por las trialeras y senderos de la zona de la Torre Negra, encaminándonos más tarde hacia Can Coll, en Cerdanyola, por las pistas y senderos de costumbre, aunque tomando algunos de ellos en sentido inverso; desde Can Coll nos dirigiremos hacia la zona del Forat del Vent por la pista principal de Can Cata y Sant Iscle, prosiguiendo hacia el Portell de Valldaura por la pista de siempre, y continuando hacia Vista Rica por el Turó de Sant Cebriá; en Vista Rica tomaremos la trialera de las Raíces, en subida, la cual nos dejará al poco tiempo en la Ctra. del Tibidabo, por la cual nos desplazaremos hasta llegar a Vallvidrera, tomando en la plaza principal la calle en subida que conduce a la pista que se dirige a Can Cuiás, si bien llegaremos aquí a través de la trialera de Can Llevallol; en Can Cuiás tomaremos la trialera paralela a la carretera que conduce a las inmediaciones del Coll de les Torres, a la altura del atajo del Cojo, desde donde nos dirigiremos hacia la zona de la Penya del Moro, tomando después las trialeras de las piedras y del bosquecillo, llegando a la Salud, por la que pondremos rumbo a Molins de Rei por la zona de siempre, poniendo así fin a esta preciosa etapa.

La orografía de la etapa

 Pese a tener una altitud acumulada de 1.275 m en tan solo poco más de 50 km, no se trata de una etapa dura, ni mucho menos; incluso, dada su espectacular belleza, hasta diríamos que se hace corta; lo más duro, por decir algo, sería el acceso al Fumet, la pista de subida a la Ctra. de la Arrabassasa desde Can Casas y el acceso a Vista Rica, así como alguna rampa en la zona próxima a Can Coll; poca cosa más.

El itinerario de la etapa


Índice I.B.P. 118 (muy duro)

2 comentarios:

  1. muy cerquita de casa has estado pajaro...la zona la tengo algo ciclada,pero collserola no te la terminas ni en cien años.
    un abrazo salva.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esta es la ventaja que tenéis los maestros: que nunca os equivocáis; como bien dices, Maiden, Collserola no te la terminas ni en cien años ... nosotros; los putos políticos se la acabarían en 2 horas; ya te contaré, ya; de momento parece ser que quieren impedir a toda costa las salidas nocturnas con focos; cabrones; un fuerte abrazo, amigo; a ver cuando coincidimos en una salida, creo que El Hierro prepara algo para este sábado.

      Eliminar