EnBicicleta

sábado, 31 de mayo de 2014

Salida del 31-05-2014: Los 5 altos + el Tibidabo (Begues, Casots, Ordal, Creu Aregall, Once y el Tibidabo)

 
En el Tibidabo
 
Trayecto 121
31-05-2014

"Los 5 altos + el Tibidabo"
(Begues, Casots, Ordal, Creu Aregall, Once y Tibidabo)


Duración: desde las 7:30 a las 14:30 horas
Climatología: despejado; temperatura agradable
Terreno: asfalto 100% en perfectas condiciones
Distancia: 175,00 km a una media de 25 km/h
Altitud acumulada: 3.000 m

Crónica:

Después de algunos intentos anteriores en los que no había podido terminar esta dura etapa debido al poco tiempo del que disponía, hoy por fin he podido hacerlo; para ello se han debido cumplir dos requisitos fundamentales: salir temprano e imprimir un buen ritmo; ambas cosas las he podido lograr y por eso hoy me he ido para casa "más contento que unas castañuelas", ya que además de haber hecho los deberes, he tenido unas sensaciones fabulosas en todo momento; la etapa la conocía de sobras hasta llegar a Molins de Rei; el día 26-04-2014 la hice parcialmente con Estarqui, quedándome en Molins de Rei, y el día 24-05-2014 con El Hierro, regresando a Molins de Rei desde Terrassa; hoy en cambio, como hemos dicho, la hemos podido rematar con la subida al Tibidabo; el único inconveniente ha sido que en la vuelta, una vez coronado el Tibidabo, me he quedado sin batería en el Garmin cuando podían quedarme más de 15 km y unos 200 m de altitud que lógicamente he tenido que recorrer antes de llegar a casa; eso nos daría una distancia de unos 175 km aproximadamente  y una altitud acumulada de 3.000 m; no ha estado mal, aunque deberé repetirla en cuanto pueda para disponer de los datos reales; ¿el próximo sábado?; puede que sí; jeje; la etapa la he empezado a las 7:30 horas; la previsión que había era de lluvia, y por eso me ha extrañado bastante que a eso de las 7:00 hiciera un sol radiante que invitaba a no perder más tiempo en la cama y salir cuanto antes; y eso es lo que he hecho, imprimiendo un fuerte ritmo y con la mirada clavada en el Alto de Begues, al que he llegado por el itinerario de costumbre; he subido en un santiamén, con muy buenas sensaciones y una aceptable cadencia, sin incidentes de ninguna clase.
 
Pues sí, definitivamente éste que se ve aquí con
esta cara de pan es un servidor en Begues
 
Se puede decir que el recorrido de esta etapa casi lo podría hacer ya con una venda en los ojos, y es que me lo se casi de memoria; mi siguiente destino era el Alto de Els Casots, pero para eso antes debería pasar por Avinyo Nou, cuya plaza de la Iglesia ya se ha convertido en una parada obligada para casi todos los carreteros que pasamos por allí; y hoy no iba a ser una excepción.
 

En Avinyo Nou, lugar de
parada obligatoria
 
Antes de llegar a esta localidad, como sabemos, tenemos que bajar el Alto de Begues, disfrutando como bellacos la bonita carretera y el fabuloso paisaje por el que transcurre, con tiempo suficiente para recuperarnos del esfuerzo que hayamos hecho antes; lo que ocurre es que normalmente en este tramo, con la intención de recuperar el tiempo que hayamos perdido en la subida, imprimiremos un fortísimo ritmo que no nos permitirá recuperarnos del todo, aunque vale la pena; y que conste que no todo son bajadas, ya que, cuanto menos, un kilómetro antes de llegar a Ainyo Nou deberemos superar una pequeña tachuela: el Coll de Garró, aunque normalmente no tendremos necesidad de sacar el plato grande; el disfrute seguirá in crescendo hasta llegar a Sant Sadurní d'Anoia vía Sant Pau d'Ordal y Lavern, con algún pequeño repecho, aunque con clara tendencia descendente; poco después de llegar a Sant Sadurní comenzaremos a subir el segundo de los Altos: Els Casost, nuestra segunda dificultad del día, igualmente por una preciosa carretera, y con un desnivel que en ningún momento nos hará mella; casi se podría decir que da lástima llegar arriba, ya que el itinerario desde Sant Sadurni d'Anoia en ningún momento se hace pesado; hasta tendremos tiempo suficiente para hacernos una foto conmemorativa; ahí va la mía:
 
  El Alto de Els Casots
 
El poco tiempo que hayamos podido perder subiendo Els Casots lo recuperaremos de sobras en la bajada hasta enlazar nuevamente con la carretera N340, pese a que no se trata más que de un par de kilómetros, si bien ello no impedirá que alcancemos una alta velocidad; al poco tiempo de llegar a la nacional comenzaremos a subir el Ordal, nuestra tercera dificultad de la jornada; como hemos dicho ya muchas veces, el Alto del Ordal, tanto por la vertiente de Barcelona como por la de Tarragona, no supone apenas dificultad alguna, sobre todo cuando uno no lleva demasiada prisa; en verdad yo hoy no llevaba mucha, aunque eso no me ha impedido poner un ritmo aparente, lo cual me ha permitido llegar arriba casi sin darme cuenta; jajaja; exagero un poquito, pero bueno ...
 

El Alto del Ordal
 
Subir el puerto del Ordal tiene muchas ventajas; una de ellas es que después de la subida nos encontramos con una larga bajada; "¿cómorrrrr?"; lo que has oído; jajaja; la ventaja en mi caso es que, si no tenemos nada más que hacer, desde la cima hasta casa ya es prácticamente todo bajada; unos 20 kilómetros de bonita bajada, para disfrutar de verdad; pero la cuestión es que hoy tocaba otra cosa; estaba, más o menos, en el km. 80, por lo que aún me quedaba más de la mitad del recorrido, incluyendo 3 nuevos altos; el primero era el de la Creu Aregall en Corbera de Llobregat, aunque antes he bajado el Ordal alcanzando sin pretenderlo velocidades cercanas a los 80 km/h, presentándome en la rotonda de La Palma de Cervelló en un momento, tras pasar por las localidades de Vallirana y Cervelló; el Alto de la Creu Aregall puede perfectamente decirse que comienza precisamente en este rotonda, ya que hasta llegar arriba no haremos otra cosa que subir, aunque superando unas desniveles muy suaves y hasta placenteros; son 15 km de subida que en ningún momento se hacen cansinos, ni siquiera cuando comencemos a subir de verdad el alto, que para un servidor comienza en el cruce de la carretera de L'Amunt, desde dónde nos quedarán escasamente unos 4 kilómetros que podemos decir que son los más duros, con algunas rampas de un 10-12%, aunque poca cosa más; el letrero que nos indica el final del Alto de la Creu Aregall posiblemente sea uno de los más fotografiados; un servidor hoy no ha querido ser menos que los demás.
 
El Alto de la Creu Aregall
 
Cada vez iba quedando menos; desde el Alto de la Creu Aregall hasta comenzar a subir las rampas del Alto de los Once nos quedaban unos 15 kilómetros de descenso, contando los 4-5 de la bonita bajada del alto, que hemos disfrutado nuevamente imprimiendo un fuerte ritmo, lo que nos ha permitido llegar a la carretera de Terrassa, más conocida como la carretera de los once, en un periquete, comenzando a subir el Alto de los Once, nuestra cuarta dificultad del día; en este caso se trata de otros 7 kilómetros de ascensión, aunque con desniveles que rara vez alcanzarán el 6-7%.
 
 El Alto de los Once
 
Nosotros en esta ocasión no llegaremos hasta el final de este alto, que termina un poco antes de llegar a Terrassa, sino que nos desviaremos en el cruce de la carretera que conduce a Castellbisbal que se aprecia en la foto de más arriba, bajando por aquí hasta enlazar ya con la antigua carretera de Caldes que conduce a Molins de Rei, si bien antes habremos dejado atrás las localidades de Castellbisbal y El Papiol; en las anteriores salidas de los días 26-04-201424-05-2014 aquí se terminaba la historia; hoy en cambio hemos querido hacer la gracia completa subiendo al Alto del Tibidabo, aunque antes hemos parado en la fuente que nos encontramos poco antes de salir de Molins de Rei para beber y llenar el bote.
 
 En  la fuente de la Riera Nova,
ya en Molins de Rei
 
Mentiría si dijera que cuando he llegado a la fuente no iba cansado;  entre otras cosas porque me había quedado sin agua hacía ya bastante tiempo y porque en este punto llevaba ya 135 kilómetros y más de 2.000 m de altitud; además el sol apretaba de lo lindo; a pesar de ello me he podido recuperar bien y he emprendido la subida hacia el Tibidabo, sin prisas pero sin pausas; he llegado bien; esta carretera si que puedo decir que la conozco como la palma de la mano ya que es por ella por donde últimamente intento ponerme en forma yendo unas 3 veces a la semana; eso ha hecho que me tomara las cosas con calma, sabiendo perfectamente que desde Molins de Rey hasta el Tibidabo nos vamos a encontrar con unos 16 kilómetros de subida, salvo unos 2-3 km de bajada una vez lleguemos a Can Pascual; desde luego son muchos kilómetros, aunque también en este caso, salvo algún que otro repecho, las rampas no suelen superar el 6-8%; en más de una ocasión he subido por aquí a plato; pero hoy no; de lo que se trataba era de llegar entero al Tibidabo y tomar el camino de regreso; y eso es lo que finalmente he hecho, con la única incidencia de que poco después de salir de la localidad de Vallvidrera me he quedado sin batería en el Garmin, por lo que el track ha dejado de contabilizar algo más de 15 km y unos 200 m de altitud; pese a ello, la etapa ha resultado ser fantástica y dura a la vez, lo cual nos obligará a repetirla ... muy pronto.
 
En el Tibidabo
 
Datos técnicos:

La etapa la hemos empezado en Molins de Rei, desde donde nos hemos dirigido hacia Sant Boi de Llobregat por el polígono de El Pla, tomando el puente que cruza la autopista y la autovía que nos ha dejado en la carretera BV-2002, por la cual llegaremos a Sant Boi, tomando a continuación la carretera de la costa, la C-245, con dirección a Viladecans y Gavá; un poco antes de llegar a esta localidad nos desviaremos con dirección a Begues, por la carretera BV-2411, comenzando nuestra ascenso al Alto de Begues (410 m); continuaremos con dirección a Avinyo Nou, en donde tomaremos la carretera N-340 con dirección al Ordal, aunque antes nos desviaremos en el cruce de la carretera BV-2426 que se dirige a Sant Pau d'Ordal, por la cual llegaremos a la carretera BV-243 de Sant Sadurní d'Anoia, dando un rodeo antes de iniciar el ascenso a Els Casots (401 m) por la carretera BP-2427; así llegaremos nuevamente a la N-340, por la cual continuaremos para iniciar al poco tiempo el ascenso al puerto del Ordal (487 m), y continuando por ella en espectacular bajada hasta llegar al cruce de La Palma de Cervelló, pasando previamente por las localidades de Vallirana y Cervelló; en el cruce de La Palma tomaremos la carretera BV-2421 que se dirige a Corbera de Llobregat, pasando previamente por La Palma, continuando por esta misma carretera hasta llegar al Alto de la Creu Aregall (537 m) antes de iniciar la bajada hasta la carretera C-243 en Gelida, por la cual continuaremos hasta Martorell, en donde pondremos rumbo al Alto de los Once (295 m), por la llamada carretera de los Once que se dirige a Terrassa, a donde hemos llegado, enlazando poco después con la carretera de Caldas, la C1413, por la cual hemos llegado a Molins de Rei, poniendo desde aquí rumbo al Alto del Tibidabo (512 m) por la carretera C1468, regresando a Molins de Rei tras haber llegado a la cima por la misma carretera, con lo cual habremos puesto punto y final a esta etapa.

La orografía de la etapa; faltan unos 20 km
de distancia y unos 200 m. de altitud

Bonita etapa que no frece una dureza excesiva; lo más complicado, como se aprecia en el plano de altimetría, serían los 6 altos que deberemos superar: Begues, els Casots, el Ordal, la Creu Aregall, los Once y el Tibidabo.
 
El itinerario de la etapa
 

Índice I.B.P. 205 (dureza extrema)

8 comentarios:

  1. Después de leer el comentario estoy totalmente relajado pues como lo cuentas parece todo bajada o casi.la verdad esto si que es ser modesto. Pero ami no me engañas polizón el que te has pegado no enorme satisfacción final que se te olvida toda la dureza.
    felicidades y un fuente abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy buenas, Joan; me hace un poco de gracia eso que dices de que soy modesto, sobre todo cuando lo dice un bicharraco de altura y fuera de categoría como tú, acostumbrado a gestas aún mayores, en fin, que te voy a contar yo que no sepas; un fuerte abrazo para tí también, máquina.

      Eliminar
  2. GRAN TRAYECTO SALVA...BONITO Y DURO A LA VEZ, HAS ACABADO CON BUENISIMAS SENSACIONES Y ESO ES LO MAS IMPORTANTE, UNA PRUEBA MAS DE TU ESTADO FISICO QUE ES MEJOR DE LO QUE DICES Y ADEMAS ENVIDIABLE.

    ESOS ENTRENOS QUE PARECEN NO DECIR NADA TIENEN QUE SALIR A FLOTE Y CON EL DEBIDO DESCANSO SERAN LA OSTIA...JEJEJE

    MENOS MAL QUE TENIAS GANAS DE IR MUY SUAVE Y DE LA QUE ME HE LIBRADO...JAJAJA

    ME GUSTARIA HACER EL TURO DEL HOME ANTES DE IR A LA QH, HABER QUE TE PARECE.

    RECIBE UN GRAN Y FUERTE ABRAZO MAQUIMOOOONN..!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy buena salida, Juan; lo que más me satisfizo fueron las sensaciones que tuve, que para mí es lo más importante; no creo que ya tengamos tiempo de hacer la salida al Turó de L'Home; ya nos queda muy poco tiempo y lo que nos toca ahora ya es entreno muy selectivo; ya hablaremos, máquina; un fuerte abrazo para tí también, fenómeno.

      Eliminar
  3. hola Salvador,gracias por el interés mostrado a nuestra pagina,pero en estos momentos nos obliga a no poder atenederla por enfermedad grave de un familiar ,asunto serio que nos obliga ir a Badalona cada dia por hospitalización y desenado que se recupere pronto,insisto ,asunto grave y que a lo mejor tardara muchos días en recuperar si dios quiere..... haber si este sábado podemos ir a estirar las piernas con otro animo porque no hay ganas de nada. como siempre,desearte buenas rutas ,gracias..!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No sabéis cuanto lo siento; espero y deseo que todo esto acabe felizmente, si Dios quiere; ojalá; un fuerte abrazo.

      Eliminar
  4. hola pajaro solitario,ya te estas pareciendo a uno que sale por el bergueda mas solo que la una con la unica compañia de sus huesos.
    etapon del quince que sumandole la soledad de la ruta,y de eso se un rato es de admirar.
    un abrazo salvador cuidate mucho.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cada vez nos parecemos más, Juanma, jajaja, es lo que hay; un abrazo, máquina

      Eliminar