EnBicicleta

domingo, 29 de diciembre de 2013

Salida del 29-12-2013: El Puig Madrona (visita obligada en Navidad)

Como cada año, la A.C. Siberianos ha rendido cumplido
homenaje al belén del Puig Madrona, dejando nuestra firma

Trayecto 091

29-12-2013

El Puig Madrona
(visita obligada en Navidad)

Duración: entre las 8:30 y las 13:00 horas
Climatología: soleado; humedad; buena temperatura
Terreno: blando en algunas zonas, aunque bien en general
Distancia: 35,58 a una media de 12,2 km/h

Grupo:







 Los participantes en esta salida, por orden alfabético: 
el bambero Ángel, David, Jaime, Javier,
Jorge, José Ángel, Manuel, Natacha, Pedro,
Pepe, Salvador, Sergi y Víctor

Crónica:

Durante el año nos encontramos con algunas salidas que son obligadas y a las cuales no podemos faltar; la de hoy era una de éllas; José Ángel muy amablemente nos lo recordó en el "guasa" esta semana y la mayoría de nosotros no hemos faltado a la cita; se trata de ir a la cima del Puig Madrona, en donde cada año exponen un pequeño pesebre, y dejar nuestra firma; la A.C. Siberianos no ha querido faltar a esta bonita cita y allá que nos hemos dirigido, aunque dando un "ligero" rodeo; jajaja; finalmente la etapa, como solemos decir, ha tenido algo más que cara y ojos, ya que no ha dejado insatisfecho a nadie, sino todo lo contrario; "pero ¿no deberías empezar desde el principio?"; pues sí, vamos a ello; habíamos quedado a las 8:30 en Las Palmeras; el encargado de preparar la ruta era un servidor; hemos coincidido un total de 13 bíkers, incluyendo hoy a Natacha, que era la primera vez que venía con la A.C. Siberianos en una salida diurna, aunque esperamos seguir viéndola a menudo a partir de ahora; tanto Óscar como Miguel (ón), que habían confirmado que vendrían, finalmente no lo han hecho debido al catarro que tenían; parece ser que no conocen el mejor remedio para curarlo: una buena salida en bici de BTT; Jorge, que asimismo estaba indispuesto cuando hemos salido y que a punto ha estado de no tomar la salida, lo sabía muy bien, y por eso a medida que transcurría el tiempo y nos íbamos zampando una rampa tras otra, mejoraba considerablemente; enseguida se ha restablecido totalmente, tanto que en alguna ocasión en que se ha puesto como Cap de Colla le hemos tenido que decir que aflojara un poco el ritmo; eso demuestra lo que algunos ya sabíamos: que las salidas en bici no solo alivian los males, sino que curan muchas enfermedades; jajaja; pasados unos minutos de las 8:30 horas hemos salido; verdaderamente hacia algo de frío, aunque nada del otro mundo; un servidor tenía la etapa en la mente y por eso nos hemos dirigido en primer lugar hacia El Terral, y más concretamente a la Plaça de les Bruixes; durante estos primeros momentos Jorge aún daba algunas muestras de flaqueza, aunque se notaba que poco a poco se iba recuperando; nos hemos dirigido hacia la Rierada, siguiendo en parte el itinerario de la Transiberiana, aunque con algunas modificaciones que han gustado mucho.



















 Algunas escenas desde la salida hasta alcanzar el
sendero que bordea Can Campderrós por la parte trasera 

De momento el Puig Madrona no lo veíamos ni de lejos, aunque eso no le importaba al personal, ya que estábamos disfrutando como locos, dando bandazos de un sitio para otro; era impresionante, a la vez que gratificante, poder comprobar hoy la gran cantidad de bíkers que habían salido; habían momentos en que parecía como si estuviéramos en la mismísima Travessa ya que nuestro itinerario ha coincidido en parte con el itinerario clásico de la Travessa, ese que transcurría en parte por la Serra de Collserola hasta que a algún lumbrera se le ocurrió que por ahí no se podía pasar; seguramente es el mismo que se muestra impasible ante la gran cantidad de árboles y maleza que aún podemos encontrar tras los vientos huracanados de hace unos años, impidiendo que podamos pasar sin dificultad por algunos de nuestros senderos preferidos; ¡¡¡la madre que los pario!!!; el ritmo que llevábamos era alto; la razón de ello seguramente era que la gente quería terminar el año con un buen sabor de boca, sin remordimientos de ningún tipo; ni siquiera nos ha molestado en exceso habernos tenido que bajar de la bici en alguna ocasión para poder sortear los troncos que permanecen caídos desde hace ya una eternidad impidiendo el paso; esto en otro lugar no pasaría, pero está visto y comprobado que en este país abundan los "mansos", que aceptan con resignación, y hasta con simpatía, cualquier cosa; aquí tenemos una prueba palpable de ello:















 Aquí estamos tan contentos sorteando algunos troncos 
que permanecen aún en el suelo impidiendo el paso

Poco a poco, casi sin darnos cuenta, nos íbamos acercando a nuestro destino, aunque eso no nos impedía seguir disfrutando como nunca, y superando algunas zonas de bastante dureza, como el Sendero de las Viñas en la pista principal trasera del Puig Madrona; la cima del Puig Madrona ya empezaba a divisarse a lo lejos, pero eso no nos asustaba en absoluto; la gente estaba tan entusiasmada que hasta se les había olvidado parar para comer algo y aliviar las vejigas antes de afrontar las tremendas rampas que nos esperaban; menos mal que un servidor ha podido convencer al resto del personal y hemos parado antes de iniciar el ascenso.












Esta sería nuestra última parada antes de afrontar 
las terribles rampas del Puig Madrona

Como hemos dicho, nos hemos tomado un pequeño respiro, aunque no demasiado, ya que enseguida hemos reiniciado la marcha; el Puig Madrona nos esperaba; para el que no lo sepa, su acceso por la parte trasera es especialmente duro, con una rampa tras otra, sin apenas descanso; no lo hemos calculado, pero desde que empezamos el ascenso hasta la cima superamos más de 200 metros de desnivel, con rampas que en alguna ocasión superan el 20%; todos hemos subido, aunque cada uno al ritmo que más le ha interesado; habíamos llegado a nuestro destino y, tal y como estaba previsto, hemos dejado nuestra huella en forma de firma en el libro registro; seguro que volveremos el año próximo.











Aquí se nos ve estampando nuestras firmas en el libro 
registro y dejando un bonito texto ideado por Javier

Desde luego no éramos los primeros que durante esta Navidad íbamos a dejar nuestro texto y nuestras firmas en el libro registro de visita el pesebre del Puig Madrona, aunque seguro que el texto de la ACSiberianos sí que habrá sido uno de los más ocurrentes gracias a la portentosa aportación de Javier; el texto en cuestión dice así:


"A.C. Siberianos.- Los Siberianos una vez

más hemos coronado sin bajas 
y sin incidencias de ningún tipo.
Felices Fiestas y Buen Año a todos"

Aquí dejamos las fotos conmemorativas de todo ello; la del bonito pesebre colocado en una urna de cristal, el texto de la A.C. Siberianos y la foto final de los Siberianos que hemos acudido a este memorable encuentro.







 Aquí queda nuestro testimonio

"¿Y ya está todo?"; jajaja; pues no; aún no; después de nuestra ofrenda testimonial hemos querido aprovechar la bonita mañana haciendo "algo más", y la verdad es que hemos hecho mucho ... y bueno; para empezar nos hemos dirigido hacia la bonita zona de la "casa palomera" que algunos no conocían, tomando los fabulosos senderos que allí encontramos y luego nos hemos dirigido hacia la zona de Valldoreix, para continuar por los senderos de Can Badal y Can Cussó, siguiendo el Torrent d'en Llobet, hasta llegar a la carretera de las Planes, desde donde nos hemos dirigido ya hacia nuestro territorio de la Rierada, aprovechando no obstante para bajar por la trialera de la zona prohibida, que hoy se encontraba con bastante humedad, aunque la hemos superado sin incidencias; después de esto, hemos regresado ya a Molins de Rei por la propia pista principal de la Rierada, poniendo así fin a esta memorable salida; feliz año a todos.


Datos técnicos:


Preciosa e impresionante salida la que hemos podido protagonizar en este día; la hemos iniciado en Las Palmeras, desde donde nos hemos dirigido hacia la Plaça de les Bruixes en El Terral, siguiendo en estos primeros compases el itinerario de la Transiberiana, que hemos dejado al llegar a la pista de gravilla que conduce desde San Bartomeu de la Quadra a la masía de Can Planas; nosotros en esta ocasión nos hemos dirigido hacia Sant Bartomeu, continuando por la carreterra con dirección a Santa Creu, si bien nos hemos desviado en la urbanización de Sant Bartomeu de la Quadra para tomar rápidamente el sendero que se dirige al Salt d'Aigua, y al cual aún no le hemos puesto nombre; tras cruzar la riera cerca del propio salto de agua, hemos continuado brevemente por la pista principal de la Rierada para desviarnos al cabo de unos metros a la izquierda para tomar el sendero que bordea la masía de Can Campderrós y que finaliza precisamente allí, volviendo a la pista principal de la Rierada, por la que hemos continuado hasta desviarnos a la izquierda, tras pasar por el restaurante de Can Castellví, para tomar el sendero de subida que finaliza en el Collet de Batllivell (la boca de riego); desde aquí hemos seguido nuevamente el itinerario de la Transiberiana, tomando el sendero del Turó de la Pineda y enlazando con el sendero del Coll d'en Faura, por el cual nos hemos dirigido hacia Les Escletxes de El Papiol, solo que en esta ocasión, un poco antes de llegar, nos hemos desviado a la derecha para dirigirnos hacia la zona de Can Pages del Mas, empezando ya a aproximarnos al Puig Madrona por la vertiente trasera y desviándonos brevemente por el sendero de las Viñas; una vez lleguemos al Puig Madrona por la vertiente trasera, bajaremos para dirigirnos a la Ermita de la Salud, a la cual llegaremos por la conocida como la trialera del Puig Madrona, continuando hacia la zona de la "casa palomera", la cual nos llevará hacia Valldoreix, y en concreto a las urbanizaciones de Can Badal y Can Cussó, siguiendo el Torrent d'en Llobet, llegando así a la carretera de las Planas, por la cual hemos transitado brevemente hasta desviarnos a la derecha con dirección hacia Vallpineda, a través de la Casa Blava, tomando la pista de gravilla durante unos metros antes de dejarla para continuar por la trialera de la "zona prohibida", la cual nos dejará en el puente de la Siberia, desde donde nos dirigiremos ya a Molins de Rei por el itinerario clásico de la Rierada, con lo cual finalizaremos la etapa.


La orografía de la etapa

Si nos fijamos tan solo en los datos, casi 1.000 m de altitud acumulada sobre un recorrido de poco más de 35 km, tendremos que decir que se trata de una etapa dura, con un I.B.P. de 88; pero sin embargo no lo parece en ningún momento dada la belleza de la misma; lo más duro sería el rodeo por la zona trasera de Can Campderrós, la subida por el sedero que conduce desde Can Castellví hasta el Collet de Batllivell (la boca de riego) y, lógicamente, la zona del Puig Madrona, tanto la zona anterior como el propio acceso, con rampas del 20%.



El itinerario de la etapa

El track en Wikiloc


Índice I.B.P. 88 (duro)

5 comentarios:

  1. Salva gran relato y fotos muy bonitas, una salida para una buena causa.
    FELIZ AÑO NUEVO.

    ResponderEliminar
  2. Bonita salida !!!
    Salva. Te deseo a ti y a todos los siberianos un FELIZ AÑO NUEVO.

    UN FUERTE ABRAZO PARA TODOS

    ResponderEliminar
  3. Dejando constancia para la posteridad, sí señor.
    Para ti Salva, tu familia y ese grupo grande de amigos un ABRAZOTE con todo cariño y un saco enorme lleno de buenos deseos.

    ResponderEliminar
  4. Bonita salida Siberiana! Feliz año a todas esas almas que dan vida a Collserola. Un fuerte abrazo!

    ResponderEliminar
  5. Que poder de convocatoria, eso si es un grupo bien abenido Salvador. Siempre es muy bonito seguir con las tradiciones y que no se pierdan amigo. Además tienes que darle descanso a la FCM y cadencia en estas salidas de fin de semana jajaj, que crack, aunque yo no tengo aun muy seguro que diferencia hay entre estos dos datos ya que si teniendo uno el otro tambien se aconseja controlarlo?, ya me dirás. Un abrazo y bon any!

    ResponderEliminar