EnBicicleta

sábado, 8 de noviembre de 2014

Salida del 08-11-2014: El puerto de La Llacuna (por Sant Pere de Riudebitlles y vuelta por el Ordal)

Los participantes en 
la salida, en Martorell

Trayecto 140
08-11-2014

El puerto de La Llacuna
(por Sant Pere de Riudebitlles y vueta por el Ordal)



Duración: desde las 8:00 a las 14:00 horas
Tiempo de pedaleo: 5:01:04 
Climatología: totalmente cubierto; muchas humedad; lluvia; frío 
Terreno: asfalto; húmedo y mojado 
Distancia: 131,55 km a una media de 26,3 km/h
Altitud acumulada: 1.752,60 m

Grupo:



Los participantes en la salida, por orden alfabético:
Enrique, Estarqui, Guillermo, 
Juan "El Hierro", Manolo "Bione" y Salvador

Crónica:

Desde hace ya unas semanas no salimos de la zona que conocemos como "Les Terres de Vi i Cava", en plena comarca del Penedés; se trata de una zona enclavada en un impresionante paisaje, que cuenta además con interminables carreteras interiores prácticamente sin tráfico rodado y con un buen asfalto; ¿podemos pedir algo más?; hombre, pues ya puestos, un sitio en el que se coma bien y que no sea demasiado caro; jajaja; lo hay; lo hay ... jajaja; hoy lo hemos podido comprobar gracias a Estarqui y Guillermo, que nos han llevado a un restaurante de Sant Joan de Mediona en dónde hemos almorzado como auténticos dioses por diez leuros; verdaderamente estamos de suerte; esperemos que esto no se acabe nunca; y dicho esto, vayamos ya a analizar esta bonita salida; como siempre, habíamos quedado en nuestra rotonda de Pallejá, a dónde hemos llegado un poco antes de la hora prevista, las 8:00, Manolo "Bione", Enrique y un servidor; tenemos que darle la bienvenida a Enrique, "el chico verde de Santini", que hoy nos ha acompañado por vez primera, aunque seguro que no será la última; un servidor ya lo conocía de nuestras salidas con nuestros hermanos de Sprint Bike, con los cuales esperamos reincorporarnos pronto; justo a las 8:00 se ha presentado El Hierro que, diga lo que diga, seguro que esta semana ha comenzado un régimen alimenticio o algo parecido, ya que, en relación con la salida del pasado sábado, ha perdido por lo menos un par de kilos, lo que evidentemente se ha notado dado que en algunos tramos ha tirado "como un cosaco", sobre todo una vez se ha metido "entre pecho y espalda" una torrada de medio metro perfectamente adornada con jamón ibérico de la mejor calidad; nuevamente nos habíamos propuesto ir suave, aunque eso, a la vista está, es imposible; menos mal que muy pronto comenzaremos ya la preparación de la temporada sin pasar del 70% de nuestra fc, lo que nos obligará a ir mucho más despacio, a menos sobre el papel; ya veremos, ya ...

Enrique, Manolo "Bione", Juan "El Hierro" y un
servidor en Pallejá, poco antes de empezar la salida

Como se aprecia en la foto de más arriba, el cielo amenazaba lluvia, aunque por lo menos no hacía excesivo frío; tal y como habíamos quedado, hemos ido al encuentro de  Estarqui y Guillermo en Martorell, a dónde cada vez llegamos antes; al principio tardábamos justo media hora en realizar el trayecto Pallejá-Martorell; hace unas semanas acortamos este tiempo a 25 minutos y hoy, sin que nadie sepa por qué ya que nuestro ritmo no ha sido alto ni mucho menos, hemos tardado 20 minutos; se trata de otro misterio que deberemos exponer a nuestro amigo Iker Jiménez para que lo estudie, aunque seguro que no lo va a tener nada fácil; a las 8:30 se ha presentado Estarqui acompañado de Guillermo, otro fabuloso carretero a quien le damos la bienvenida en espera de que, dado su extraordinario nivel, no se aburra demasiado con nuestras salidas y pueda acompañarnos a partir de ahora con asiduidad; una vez completado el grupo, nos hemos encaminado ya hacia nuestro principal destino: el Puerto de La Llacuna; antes, como siempre, nos hemos hecho la foto de recuerdo.

    Aquí se nos ve a todos los 
participantes en Martorell

Debíamos repetir el trayecto hacia Sant Sadurní d'Anoia por la bonita carretera de Gelida por la que normalmente comienzan nuestras salidas últimamente, aunque eso no nos ha importado en absoluto; sabíamos que más pronto que tarde nos iba a sorprender la lluvia ya que el cielo cada vez estaba más tapado; puede que haya sido por esto que hemos puesto un fuerte ritmo con objeto de realizar la salida en su totalidad; el recorrido de momento coincidía con el de la salida del 25-10-2014 que realizamos Jóse, El Hierro, Juan "sin miedo", Kisco, Bione y un servidor, si bien en esta ocasión hemos evitado entrar en la la localidad de Sant Sadurní d'Anoia dando un rodeo por la carretera que se dirige a Sant Pere de Riudebitlles.

Camino de Sant Pere de Riudebitlles 

Cuando hemos llegado al cruce que nos encontramos un poco antes de llegar al Pla del Penedés hemos girado a la derecha por mediación de Estarqui para subir el puerto de Torrelavit, pasando más tarde por la localidad de Sant Pere de Riudebitlles; esto creo que ha supuesto una ligera variación respecto al itinerario originario que tenía previsto El Hierro quien, por raro que parezca, no ha dicho ni pío, lo cual nos ha impedido saber con exactitud que es lo que nuestro amigo había pensado hacer, aunque parece ser que lo que pretendía era ir directamente a Sant Pere de Riudebitlles desde Sant Sadurní d'Anoia; en cualquiera de los casos esta variación ha valido la pena, ya que nos hemos encontrado con una bonita carretera con un ligero ascenso al principio hasta llegar al Alto de L'Aguilera (Torrelavit) y una bonita bajada poco antes de tomar la carretera de Sant Pere de Riudebitlles, por donde hemos pasado, dirigiéndonos hacia San Quintín de Mediona, siempre por una preciosa carretera sin tráfico alguno, llegando poco después a Sant Joan de Mediona; aquí ha sido en dónde Estarqui y Guillermo nos tenían preparada una encerrona, o puede que lo hayan improvisado; ellos habían decidido que desde aquí se darían la vuelta, parando previamente a almorzar; al final nos han convencido a los demás para que igualmente paráramos, gozando finalmente de un almuerzo como los de antes; aquí está la prueba (observen Vdes. las dimensiones de las torradas y lo que han puesto encima de las mismas).


Felices en el restaurante de
San Joan de Mediona

Tras el almuerzo, Estarqui y Guillermo se han vuelto para casa poniendo rumbo a Capellades; los demás hemos continuado con el plan previsto, dirigiéndonos a la localidad de La Llacuna, a dónde hemos llegado muy pronto, comenzando poco tiempo después el ascenso al puerto; nosotros lo conocemos como el Puerto de Llacuna, aunque en realidad se trata del Collet de la Serra; en nuestra salida del día  25-10-2014 llegamos a este mismo lugar, aunque en aquella ocasión viniendo desde Guardiola de Font Rubí; hoy lo hemos hecho desde La Llacuna y desde luego por esta vertiente es mucho más duro; El Hierro, que tras el suculento almuerzo, había vuelto a la vida, ha imprimido un fortísimo ritmo, al igual que ha hecho hasta llegar a Avinyo Nou, en donde nos hemos separado; antes de eso hemos continuado con dirección a Sant Martí Sarroca, descartando la subida a Guardiola de Font Rubí para enlazar luego con la carretera de Les Cabanyes antes de llegar a Vilafranca del Penedés, que era lo que estaba previsto y que en esta ocasión no hemos podido hacer porque la hora se nos echaba ya encima; por eso nos hemos dirigido directamente a Sant Martí Sarroca, siempre a un ritmo intenso y ahora ya bajo la lluvia, que prácticamente no nos ha dejado hasta llegar a casa; como hemos dicho, desde Vilafranca del Penedés nos hemos dirigido a Avinyo Nou, en dónde El Hierro ha puesto ya rumbo a Viladecans por el puerto de Begues; los demás, léase Manolo "Bione", Enrique y un servidor, hemos continuado hacia el Ordal, casi empapados de agua, bajando después el puerto con mucha precaución y regresando ya a casa por la carretera nacional, tras pasar por Vallirana y Cervelló y, lo que es más importante, sin incidencias de ningún tipo pese a que la lluvia no nos ha abandonado en ningún momento.

Datos técnicos:

Muy bonita salida, como todas las que transcurren por la zona de Les Terres de Vi i Cava; en mi caso la he comenzado en Molins de Rei, desde donde nos hemos dirigido a Martorell por la carretera N-II, pasando previamente por Pallejá y Sant Andreu de la Barca; desde Martorell nos hemos dirigido a Sant Sadurní d'Anoia por la carretera C-243, pasando por Gelida; en esta ocasión no hemos llegado a Sant Sadurní ya que un poco antes hemos dado un rodeo tomando la carretera de Sant Pere de Riudebitlles para desviarnos al cabo de poco con dirección a Vilafranca del Penedés, nuevamente por la carretera C-243, desviándonos un kilómetros más tarde a la derecha hacia Torrelavit por la carretera interior BV-2154, que hemos dejado dos kilómetros más tarde para desviarnos a la derecha por la BV-2153 a Torrelavit, subiendo el puerto que conocemos con este mismo nombre, pese a que se trata del Alto de l'Aguilera (348 m); rápidamente llegaremos nuevamente a la carretera de Sant Pere de Riudebitlles dirigiéndonos hasta esta localidad y prosiguiendo con dirección  a San Quintín de Mediona por la carretera C-244, la cual dejaremos en el cruce que forma con la que se dirige a Sant Joan de Mediona, la BV-2136, dirigiéndonos ahora hasta esta localidad y continuando por la misma carretera hasta llegar a La Llacuna, en cuyas afueras comenzaremos a subir el que conocemos como el Puerto de La Llacuna, aunque en realidad se trate del Collet de la Serra (760 m); continuaremos nuestro itinerario poniendo rumbo a Sant Martí Sarroca por la carretera BP-2121, por la cual llegaremos a Vilafranca del Penedés, en dónde tomaremos la carretera N-340 con dirección a Barcelona, a través del Puerto del Ordal (487 m), la cual ya no dejaremos hasta llegar a Molins de Rei.

La orografía de la etapa

Se trata de una etapa que, en general, es bastante suave; lo más complicado, además de alguna que otra zona rompepiernas, serían los puertos de La Llacuna y el Ordal.

 
El itinerario de la etapa

El track en Wikiloc

Índice I.B.P. 126 (dureza extrema)

1 comentario:

  1. Fenomenal salida en muy buena compañia...durante la primera fase del recorrido me habeis llevado arrastras imposible de poder seguir vuestro ritmo se ve que los depositos estaban vacios cosa que ha cambiado cuamdo hemos parado a comer y el retorno ha sido sensacional apesar de la lluvia. Donde hemos podido imprimir un ritmo fuerte.

    Un abrazo amigo mio

    ResponderEliminar