EnBicicleta

domingo, 30 de septiembre de 2012

Salida del 30-09-2012: El Pichurri

Aquí estamos, Miguel (ón), Jorge y
un servidor, en el Pichurri

Trayecto 8
30-09-2012

"El Pichurri"

Duración: entre las 8:30 y las 12:00 horas
Climatología: nubes y claros; temperatura suave
Terreno: húmedo, aunque muy bien en líneas generales

Grupo:

Jorge, Miguel (ón) y Salvador

Incidencias:

Lo que estaba previsto no era esto; las previsiones del tiempo para el fin de semana eran de lluvia; lo de ayer-sábado no tenía que ser más que un pequeño adelanto; una vez rotos los planes para hoy-domingo debido al mal tiempo, mi intención era, o bien irme a Montjuich a presenciar la Copa Catalana de BTT y a nuestra campeona Anna Villar o, en su caso, salir con la flaca y realizar una etapa corta que me sirviera para desentumecer los músculos; pero el caso es que ayer a última hora recibí la llamada de Miguel (ón) para vernos, junto con Jorge, en el Parque de las Palmeras a las 8:00 horas; por eso me presenté a dicha hora en el parque, aunque con ropa de calle, pensando que no íbamos a salir en bici, ya que el tiempo amenazaba lluvia; dado que a primera hora de la mañana no llovía, aunque previsiblemente todo estaría muy embarrado, estuve intentando por todos los medios convencer a Miguel (ón) y Jorge para que nos fuéramos a Montjuich a ver la Copa Catalana, pero no hubo forma; y no solo eso, sino que la intención de Miguel (ón), además de hacer una etapa no muy dura, era que nos fuéramos a almorzar después; parece que tenía hambre; dit i fet ; tras cambiarme de ropa, hemos salido con dirección al Pichurri, evitando en la medida de lo posible las pistas de tierra, no solo porque previsiblemente estarían muy embarradas, sino debido a la rotura del cable del cambio de la bici de Jorge, lo cual le impedía cambiar piñones, es decir, tenía que ir a "piñón fijo"; por tal motivo nos hemos dirigido por la carretera de Vallvidrera con dirección al Pichurri, aunque aún no sabíamos muy bien qué itinerario íbamos a coger para llegar allí.



Jorge y Miguel (ón) en plena faena; el 
careto de abajo corresponde a un servidor

En cuanto hemos empezado a pedalear nos hemos alegrado de haber salido; el día era inmejorable para la práctica del ciclismo; ¡¡¡qué gozada!!!; durante los primeros kilómetros hemos ído sobre asfalto debido al problema del cable del cambio de Jorge, ya que no se atrevía a coger pista de tierra para no forzar demasiado; pero daba igual; íbamos disfrutando de lo lindo; Miguel (ón) incluso en un momento dado se ha quitado los manguitos ya que la temperatura era muy agradable; pero no todo iban a ser alegrías; un par de kilómetros antes de llegar a la altura de la explanada de Santa Creu d'Olorda se ha torcido todo, al menos para un servidor, ya que en la misma carretera hemos visto a un zorro muerto y, al lado mismo, un cachorro de jabalí que seguramente se estaría comiendo; posiblemente lo habría atropellado un vehículo; alguna que otra vez habíamos visto algún que otro jabalí muerto, pero, al menos un servidor, era la primera vez que veía un zorro muerto; ¡¡¡qué pena!!!; nos hemos llevado todos el disgusto del día; incluso yo me he parado para hacer un par de fotos; esto nos ha amargado ya el resto de la salida; menos mal que, como veremos más adelante, otro jabalí, también muerto, nos iba a devolver la alegría poco tiempo después.


  Aquí tenemos al zorro y al jabalí,
muertos, sobre la carretera

Hemos continuado nuestro trayecto hacia el Pichurri, y tras comprobar que las pistas de tierra después de la incesante lluvia del día anterior, no estaban tan embarradas como pensábamos, nos hemos desviado a la altura de Can Pascual, por donde hemos proseguido dejando ya el asfalto; y así hemos llegado, tras bajar por la pista de Can Balasc, a la carretera de las Planas, por la cual hemos continuado con dirección al Pichurri, el cual teníamos ya a escasos dos kilómetros; tan bien nos encontrábamos y tan buen tiempo hacía que Jorge se había empeñado en hacer alguna cosa más antes de almorzar, pero Miguel (ón), utilizando las palabras adecuadas, es decir, ni una más ni una menos, lo ha convencido de inmediato para que nos dirigiéramos al Pichurri a almorzar; indicar que ante la insistencia de Jorge para que diéramos un pequeño rodeo antes de llegar al Pichurri, el bueno de Miguel (ón) tan solo ha debido decirle: "no"; y aquí se acabó la historia;  hemos llegado al Pichurri y los tres hemos pedido un suculento almuerzo, tal y como se refleja en las fotos de más abajo, pero en este caso hemos querido homenajear al pobre jabalí que instantes antes habíamos visto muerto en la carretera, y por eso hemos pedido además, para acompañar nuestro almuerzo, un plato de jabalí; ¡¡¡joder, como estaba!!!; le hemos pedido "explicaciones" al camarero, quien gustosamente nos las ha dado: el secreto parece ser que está en dejar macerar con vino durante tres días la carne, y luego condimentarla con bastante cebolla; la verdad es que estaba de muerte; lo único que podemos decir es que casi hemos tenido que pedir cucharas para comer, ya que al pinchar la carne con el tenedor se deshacía; ¡¡¡ vaya tela!!! .


Aquí estamos en el Pichurri disfrutando del almuerzo;
el jabalí es esa "cosa" que se ve en el plato de enmedio

Poca cosa más había que pudiéramos hacer en esta jornada, salvo regresar a casa por el camino más corto y eso debido a que, como se podrá imaginar, el suculento almuerzo había empezado a hacer estragos y tan solo iba a permitirnos regresar llaneando, que es lo que hemos hecho; nos hemos dirigido hacia Molins de Rei por la propia carretera de las Planas, Vallpineda y la Rierada aunque, eso sí, con la barriga más llena que cuando salimos un par de horas antes; en fin, estas son las cosas de la vida ... y así hemos intentado explicarlas. Adèu.

Aquí vemos a Miguel (ón) y Jorge regresando por la carretera
de Las Planas, tras haber dado buena cuenta del plato de jabalí

Datos técnicos:

La salida no tiene mucha historia, ya que por esta vez, y sin que sirva de precedente, lo más importante era almorzar; la hemos empezado desde el Parque de las Palmeras en Molins de Rei, tomando a continuación la carretera de Vallvidrera hasta desviarnos a la izquierda en Can Pascual, hacia donde nos hemos dirigido pasando por la "casa de los oKupas"; hemos continuado nuestro recorrido bajando por la pista de Can Balasc hasta llegar a la carretera de Las Planas, por la cual hemos continuado hasta llegar a nuestro destino en esta ocasión: el Pichurri; el regreso lo efectuaremos por la propia carretera hasta llegar a la Floresta, en donde nos desviaremos a la izquierda con dirección a Molins der Rei a través de la Casa Blava, Vallpineda, la pista de gravilla y la Rierada, poniendo así fin a esta etapa.

La orografía de la etapa

  Se trata de una etapa sin historia, que tan sólo haremos cuando nos dirijamos al Pichurri a almorzar; su índice I.B.P. de 38 o su ascenso acumulado de poco más de 600 m en un recorrido de 26 km lo dicen todo; la única dificultad, tal y como refleja el gráfico de más arriba, sería el tramo de la carretera de Vallvidrera; lo demás no cuenta.

 El itinerario de la etapa


Índice I.B.P. 38 (suave)

10 comentarios:

  1. La proxima vez que os vayais a meter un jabalí entre pecho y espalda... podeis avisar, mamonas!!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estaba de muerte, José Ángel; no hemos acabado con todas las reservas, así que podemos volver otro día; ya dirás algo.

      Eliminar
  2. al parecer no solo nosotros comemos barritas energeticas de ese tipo,pero son las que mas fuerzas dan para seguir pedaleando.je, je, je..!!! salva, un placer compartir semana, a semana ,tus grandes rutas;hoy ha sido especial para todos ya que el tiempo parecia que no nos iba a acompañar y por fin nos regalo una mañana fantastica.yo tambien me hubiese muerto de pena al ver a esos animales en la carretera,incluso cuando veo un perro ,o un gato lo paso bien mal,imaginate si hoy estoy en esa carretera,uffffffffff...!!!! incluso hoy he visto tres ovejas escarriadas y no he dudado ni un segundo de dar aviso al pastor que estaba a unos 3kloms del lugar de donde estaban esas tres pobres ovejas.los animales son mi pasion y los respeto muchisimo..un abrazo crack,nos vemos en la proxima.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La carne de jabalí, bien preparada y condimentada, está de muerte, como la de hoy; la ruta de hoy ha estado totalmente improvisada, ya que pensábamos que al final no se podría salir, aunque por lo menos hemos salido a estirar las piernas; lástima de lo del zorro, pero bueno, estas cosas pasan cada día; nos vemos la próxima semana; un saludo, Ginetas.

      Eliminar
  3. Pero que dices Salvattore, tú de letras entenderás un rato, pero de bichos ni pajolera idea... Que zorro ni que zorro, eso es un gato sibarita de los Ándenes... anda que a cualquiera que le cuentes que has visto un zorro...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja; pues a mí me parecía un zorro, Mosquito; igual estaba equivocado y efectivamente era un gato, pero en el fondo es igual; un gato!!! jajajaja. Saludos, máquina. Un gato!!! jajajaja

      Eliminar
  4. Salvador yo tenia previsto ir a Monjuic pero son las fiestas del Prat y finalmente decidi, quedarme con la familia. Oye esa salida que era de la SGA & ACS, jeje

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo también tenía previsto ir a Montjuich, pero ya ves como terminé, zampándome un jabalí; en fin, que le vamos a hacer.

      Eliminar
  5. Ruta con poco desnivel, pero al final de la jornada habéis vuelto satisfechos y eso es lo que importa, después de pensar que el fin de semana estaba pérdido.
    Se ve que en general hemos tenido suerte el domingo con el tiempo. En nuestro caso nos encontramos todos los senderos sin polvo, asentaditos y sin apenas charcos.
    De no haber salido, aún te estarías lamentando.
    Un abrazote

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, la ruta no ha tenido prácticamente desnivel, ya que hemos ido directamente (y sin que sirva de precedente, jajaja) al almorzar; pero como tu bien dices, Alfonso, el fin de semana lo dábamos por perdido, así que por lo menos hemos salido y algo habremos aprovechado.

      Otro abrazote para tí, amigo.

      Eliminar