EnBicicleta

domingo, 29 de diciembre de 2013

Salida del 29-12-2013: El Puig Madrona (visita obligada en Navidad)

Como cada año, la A.C. Siberianos ha rendido cumplido
homenaje al belén del Puig Madrona, dejando nuestra firma

Trayecto 091

29-12-2013

El Puig Madrona
(visita obligada en Navidad)

Duración: entre las 8:30 y las 13:00 horas
Climatología: soleado; humedad; buena temperatura
Terreno: blando en algunas zonas, aunque bien en general
Distancia: 35,58 a una media de 12,2 km/h

Grupo:







 Los participantes en esta salida, por orden alfabético: 
el bambero Ángel, David, Jaime, Javier,
Jorge, José Ángel, Manuel, Natacha, Pedro,
Pepe, Salvador, Sergi y Víctor

Crónica:

Durante el año nos encontramos con algunas salidas que son obligadas y a las cuales no podemos faltar; la de hoy era una de éllas; José Ángel muy amablemente nos lo recordó en el "guasa" esta semana y la mayoría de nosotros no hemos faltado a la cita; se trata de ir a la cima del Puig Madrona, en donde cada año exponen un pequeño pesebre, y dejar nuestra firma; la A.C. Siberianos no ha querido faltar a esta bonita cita y allá que nos hemos dirigido, aunque dando un "ligero" rodeo; jajaja; finalmente la etapa, como solemos decir, ha tenido algo más que cara y ojos, ya que no ha dejado insatisfecho a nadie, sino todo lo contrario; "pero ¿no deberías empezar desde el principio?"; pues sí, vamos a ello; habíamos quedado a las 8:30 en Las Palmeras; el encargado de preparar la ruta era un servidor; hemos coincidido un total de 13 bíkers, incluyendo hoy a Natacha, que era la primera vez que venía con la A.C. Siberianos en una salida diurna, aunque esperamos seguir viéndola a menudo a partir de ahora; tanto Óscar como Miguel (ón), que habían confirmado que vendrían, finalmente no lo han hecho debido al catarro que tenían; parece ser que no conocen el mejor remedio para curarlo: una buena salida en bici de BTT; Jorge, que asimismo estaba indispuesto cuando hemos salido y que a punto ha estado de no tomar la salida, lo sabía muy bien, y por eso a medida que transcurría el tiempo y nos íbamos zampando una rampa tras otra, mejoraba considerablemente; enseguida se ha restablecido totalmente, tanto que en alguna ocasión en que se ha puesto como Cap de Colla le hemos tenido que decir que aflojara un poco el ritmo; eso demuestra lo que algunos ya sabíamos: que las salidas en bici no solo alivian los males, sino que curan muchas enfermedades; jajaja; pasados unos minutos de las 8:30 horas hemos salido; verdaderamente hacia algo de frío, aunque nada del otro mundo; un servidor tenía la etapa en la mente y por eso nos hemos dirigido en primer lugar hacia El Terral, y más concretamente a la Plaça de les Bruixes; durante estos primeros momentos Jorge aún daba algunas muestras de flaqueza, aunque se notaba que poco a poco se iba recuperando; nos hemos dirigido hacia la Rierada, siguiendo en parte el itinerario de la Transiberiana, aunque con algunas modificaciones que han gustado mucho.



















 Algunas escenas desde la salida hasta alcanzar el
sendero que bordea Can Campderrós por la parte trasera 

De momento el Puig Madrona no lo veíamos ni de lejos, aunque eso no le importaba al personal, ya que estábamos disfrutando como locos, dando bandazos de un sitio para otro; era impresionante, a la vez que gratificante, poder comprobar hoy la gran cantidad de bíkers que habían salido; habían momentos en que parecía como si estuviéramos en la mismísima Travessa ya que nuestro itinerario ha coincidido en parte con el itinerario clásico de la Travessa, ese que transcurría en parte por la Serra de Collserola hasta que a algún lumbrera se le ocurrió que por ahí no se podía pasar; seguramente es el mismo que se muestra impasible ante la gran cantidad de árboles y maleza que aún podemos encontrar tras los vientos huracanados de hace unos años, impidiendo que podamos pasar sin dificultad por algunos de nuestros senderos preferidos; ¡¡¡la madre que los pario!!!; el ritmo que llevábamos era alto; la razón de ello seguramente era que la gente quería terminar el año con un buen sabor de boca, sin remordimientos de ningún tipo; ni siquiera nos ha molestado en exceso habernos tenido que bajar de la bici en alguna ocasión para poder sortear los troncos que permanecen caídos desde hace ya una eternidad impidiendo el paso; esto en otro lugar no pasaría, pero está visto y comprobado que en este país abundan los "mansos", que aceptan con resignación, y hasta con simpatía, cualquier cosa; aquí tenemos una prueba palpable de ello:















 Aquí estamos tan contentos sorteando algunos troncos 
que permanecen aún en el suelo impidiendo el paso

Poco a poco, casi sin darnos cuenta, nos íbamos acercando a nuestro destino, aunque eso no nos impedía seguir disfrutando como nunca, y superando algunas zonas de bastante dureza, como el Sendero de las Viñas en la pista principal trasera del Puig Madrona; la cima del Puig Madrona ya empezaba a divisarse a lo lejos, pero eso no nos asustaba en absoluto; la gente estaba tan entusiasmada que hasta se les había olvidado parar para comer algo y aliviar las vejigas antes de afrontar las tremendas rampas que nos esperaban; menos mal que un servidor ha podido convencer al resto del personal y hemos parado antes de iniciar el ascenso.












Esta sería nuestra última parada antes de afrontar 
las terribles rampas del Puig Madrona

Como hemos dicho, nos hemos tomado un pequeño respiro, aunque no demasiado, ya que enseguida hemos reiniciado la marcha; el Puig Madrona nos esperaba; para el que no lo sepa, su acceso por la parte trasera es especialmente duro, con una rampa tras otra, sin apenas descanso; no lo hemos calculado, pero desde que empezamos el ascenso hasta la cima superamos más de 200 metros de desnivel, con rampas que en alguna ocasión superan el 20%; todos hemos subido, aunque cada uno al ritmo que más le ha interesado; habíamos llegado a nuestro destino y, tal y como estaba previsto, hemos dejado nuestra huella en forma de firma en el libro registro; seguro que volveremos el año próximo.











Aquí se nos ve estampando nuestras firmas en el libro 
registro y dejando un bonito texto ideado por Javier

Desde luego no éramos los primeros que durante esta Navidad íbamos a dejar nuestro texto y nuestras firmas en el libro registro de visita el pesebre del Puig Madrona, aunque seguro que el texto de la ACSiberianos sí que habrá sido uno de los más ocurrentes gracias a la portentosa aportación de Javier; el texto en cuestión dice así:


"A.C. Siberianos.- Los Siberianos una vez

más hemos coronado sin bajas 
y sin incidencias de ningún tipo.
Felices Fiestas y Buen Año a todos"

Aquí dejamos las fotos conmemorativas de todo ello; la del bonito pesebre colocado en una urna de cristal, el texto de la A.C. Siberianos y la foto final de los Siberianos que hemos acudido a este memorable encuentro.







 Aquí queda nuestro testimonio

"¿Y ya está todo?"; jajaja; pues no; aún no; después de nuestra ofrenda testimonial hemos querido aprovechar la bonita mañana haciendo "algo más", y la verdad es que hemos hecho mucho ... y bueno; para empezar nos hemos dirigido hacia la bonita zona de la "casa palomera" que algunos no conocían, tomando los fabulosos senderos que allí encontramos y luego nos hemos dirigido hacia la zona de Valldoreix, para continuar por los senderos de Can Badal y Can Cussó, siguiendo el Torrent d'en Llobet, hasta llegar a la carretera de las Planes, desde donde nos hemos dirigido ya hacia nuestro territorio de la Rierada, aprovechando no obstante para bajar por la trialera de la zona prohibida, que hoy se encontraba con bastante humedad, aunque la hemos superado sin incidencias; después de esto, hemos regresado ya a Molins de Rei por la propia pista principal de la Rierada, poniendo así fin a esta memorable salida; feliz año a todos.


Datos técnicos:


Preciosa e impresionante salida la que hemos podido protagonizar en este día; la hemos iniciado en Las Palmeras, desde donde nos hemos dirigido hacia la Plaça de les Bruixes en El Terral, siguiendo en estos primeros compases el itinerario de la Transiberiana, que hemos dejado al llegar a la pista de gravilla que conduce desde San Bartomeu de la Quadra a la masía de Can Planas; nosotros en esta ocasión nos hemos dirigido hacia Sant Bartomeu, continuando por la carreterra con dirección a Santa Creu, si bien nos hemos desviado en la urbanización de Sant Bartomeu de la Quadra para tomar rápidamente el sendero que se dirige al Salt d'Aigua, y al cual aún no le hemos puesto nombre; tras cruzar la riera cerca del propio salto de agua, hemos continuado brevemente por la pista principal de la Rierada para desviarnos al cabo de unos metros a la izquierda para tomar el sendero que bordea la masía de Can Campderrós y que finaliza precisamente allí, volviendo a la pista principal de la Rierada, por la que hemos continuado hasta desviarnos a la izquierda, tras pasar por el restaurante de Can Castellví, para tomar el sendero de subida que finaliza en el Collet de Batllivell (la boca de riego); desde aquí hemos seguido nuevamente el itinerario de la Transiberiana, tomando el sendero del Turó de la Pineda y enlazando con el sendero del Coll d'en Faura, por el cual nos hemos dirigido hacia Les Escletxes de El Papiol, solo que en esta ocasión, un poco antes de llegar, nos hemos desviado a la derecha para dirigirnos hacia la zona de Can Pages del Mas, empezando ya a aproximarnos al Puig Madrona por la vertiente trasera y desviándonos brevemente por el sendero de las Viñas; una vez lleguemos al Puig Madrona por la vertiente trasera, bajaremos para dirigirnos a la Ermita de la Salud, a la cual llegaremos por la conocida como la trialera del Puig Madrona, continuando hacia la zona de la "casa palomera", la cual nos llevará hacia Valldoreix, y en concreto a las urbanizaciones de Can Badal y Can Cussó, siguiendo el Torrent d'en Llobet, llegando así a la carretera de las Planas, por la cual hemos transitado brevemente hasta desviarnos a la derecha con dirección hacia Vallpineda, a través de la Casa Blava, tomando la pista de gravilla durante unos metros antes de dejarla para continuar por la trialera de la "zona prohibida", la cual nos dejará en el puente de la Siberia, desde donde nos dirigiremos ya a Molins de Rei por el itinerario clásico de la Rierada, con lo cual finalizaremos la etapa.


La orografía de la etapa

Si nos fijamos tan solo en los datos, casi 1.000 m de altitud acumulada sobre un recorrido de poco más de 35 km, tendremos que decir que se trata de una etapa dura, con un I.B.P. de 88; pero sin embargo no lo parece en ningún momento dada la belleza de la misma; lo más duro sería el rodeo por la zona trasera de Can Campderrós, la subida por el sedero que conduce desde Can Castellví hasta el Collet de Batllivell (la boca de riego) y, lógicamente, la zona del Puig Madrona, tanto la zona anterior como el propio acceso, con rampas del 20%.



El itinerario de la etapa

El track en Wikiloc


Índice I.B.P. 88 (duro)

sábado, 28 de diciembre de 2013

Salida del 28-12-2013: Molins de Rei - Cunit, ida y vuelta por las Costas de Garraf

Los participantes en la salida, en Cunit

Trayecto 090
28-12-2013

Molins de Rei - Cunit
(ida y vuelta por las Costas de Garraf)

Duración: entre las 8:00 y las 13:30 horas 
Climatología: soleado; buena temperatura; mucho viento al final
Terreno: asfalto 100%; en perfectas condiciones
Distancia: 122,76 km a una media de 26,2 km/h



Grupo:


 Juan "El Hierro", Manolo "Bione", Salvador y Sergi 

Crónica:

Esto parece que empieza a animarse; hace unos días Manolo "Bione" nos comentó que se había hecho con una flaca al haberla cambiado por su vieja Cannodale rígida que tenia desde hacía ya unos años, y hoy, ni corto ni perezoso, se ha presentado con ella dispuesto a realizar la salida; parece ser que solo "El Hierro" lo sabía, por lo que para Sergi y para un servidor ha sido una agradable sorpresa comprobar cómo se ha incrementado nuestro escaso grupo de carreteros; le damos nuestra más cordial bienvenida y le animamos a que a partir de ahora sea ya un asiduo más del grupo; y dicho lo dicho, empecemos ya la crónica; durante esta semana había quedado con Juan "El Hierro" en realizar una salida juntos, en plan entreno, es decir, controlando la frecuencia cardíaca y la cadencia de pedaleo; para eso lo mejor era acudir a los dominios de "El Hierro", ya que se trata de un terreno prácticamente llano, en el que parece ser que cuesta muy poco llevar una fc baja; habíamos quedado en avisar también a Joan Babot, pero éste, temiendo que se tratara de una encerrona, ha preferido seguir escrupulosamente con su plan de entreno, así que, en principio, los participantes en la salida íbamos a ser tan solo "El Hierro" y un servidor; por eso ayer por la tarde le dejé un recordatorio a nuestro amigo en el WatsApp de la ACSiberianos; mi intención era que pudiera ser visto por más gente que pudieran animarse, y efectivamente Sergi picó el anzuelo; le faltó tiempo para apuntarse, y eso que una simple "coma" lo pudo echar todo al traste; por su parte "El Hierro" había contactado con Bione animándolo a venir también, aunque tampoco tuvo que insistirle mucho; ya éramos cuatro; yo ya sabía que iba a resultar muy difícil poder respetar las pautas oficiales del entreno, a pesar de que tanto "El Hierro" como un servidor lo hemos intentado hasta el final, incluso subiendo por las Costas de Garraf, como ya veremos; "bueno, bueno ... ¿pero empiezas ya o qué, so pesao"; allá voy, allá voy ... no te impacientes, hombre; a las 8:00 horas en punto hemos salido Manolo, Sergi y un servidor desde nuestro Parque de las Palmeras en busca de "El Hierro", con el cual habíamos quedado a las 9:00 horas en la Frutería Andrés de Viladecans; hemos llevado un ritmo decente en todo momento; parecía que Bione no hubiera hecho otra cosa en su vida que ir en bicicleta de carretera; para nada se le notaba su falta de experiencia; tanto es así que hemos llegado al lugar de encuentro a las 8:30 horas, es decir, media hora antes; hemos llamado a "El Hierro" para que viniera a nuestro encuentro sin esperar a la hora convenida, lo cual no ha podido ser porque al parecer aún estaba con el pijama puesto, así que hemos aprovechado para variar la posición del manillar de la bici de Bione, ya que estaba bastante levantado.


Bonita panorámica desde la acera
de la Frutería Andrés, en Viladecans

Hemos tenido que hacer algo de tiempo esperando a que llegara nuestro amigo "El Hierro", aunque conste que no se le habían pegado las sábanas; no hemos podido aprovechar para comprar un poco de fruta ya que la tienda aún estaba cerrada; lo único que podíamos hacer era esperar; cuando ha llegado nuestro amigo, enseguida ha podido convencer a un repartidor de MRW que estaba haciendo su trabajo para que nos hiciera una foto; ¡el Dios que lo menea!.




En Viladecans, instantes antes de iniciar la salida

Aunque ya sabíamos que nos íbamos a dirigir hacia Cunit yendo por las costas de Garraf, hemos aprovechado para visitar la zona por la que "El Hierro" se entrena normalmente, descubriendo que efectivamente es lisa como la palma de la mano; con razón nuestro amigo no sube del 70% de su umbral anaeróbico; jajaja; nos hemos dirigido hacia la autovía de Castelldefels llevando siempre un ritmo bastante alto; yo he tratado en todo momento de ir con una elevada cadencia y controlando la frecuencia cardíaca, y la verdad es que en esta zona no es tan difícil como en los sitios por los que habitualmente voy saliendo durante la semana; pronto llegaríamos a las costas de Garraf, por donde era la primera vez que un servidor iba a subir con mi actual desarrollo 53-39 en platos y 12-27 en piñones; ¿como serían las sensaciones?; pues inmejorables; con anterioridad había subido muchas veces con mi anterior plato grande de 50 dientes, así que poca cosa tenía que temer; he puesto desde el principio el plato pequeño de 39 dientes y me he colocado a rueda de "El Hierro", aceptando en todo momento el son que nos iba tocando; un servidor no tenía problemas a la hora de respetar el ritmo impuesto por nuestro amigo, ya que lo que pretendía era poder llevar una buena cadencia de pedaleo sin forzar mucho la pulsaciones, pero tanto Sergi como Bione no estaban demasiado por la labor, y poco antes de llegar a Sitges se han adelantado, quedando en encontrarnos en la primera gasolinera justo tras superar las costas; las sensaciones que he tenido han sido inmejorables; en muchas ocasiones he tenido que vencer la tentación de poner el plato grande y salir "cagando leches", si si me permite la expresión, con objeto de probarme un poco más a fondo, pero no, lo importante era intentar seguir las pautas de Chema Arguedas en su famoso libro, tal y como hacía "El Hierro" y por eso me he mantenido siempre a su rueda, disfrutando los dos de una espléndida mañana; menuda gozada.


 Las costas de Garraf: típica foto realizada por 
Juan "El Hierro" subido en la bici, sin mirar 

Al poco tiempo nos hemos vuelto a encontrar con Bione y Sergi, que estaban esperando en la gasolinera, y nos hemos dirigido hacia nuestro siguiente destino: Sant Pere de Ribes, pasando previamente por la urbanización de Santa Bárbara, de Sitges; no sabemos muy bien que ha pasado, pero el caso es que hemos vuelto a perder a Bione y Sergi, que esta vez se habían quedado atrás, posiblemente al no arrancar más deprisa cuando "El Hierro" y un servidor hemos pasado por su lado en la gasolinera; esto nos ha hecho perder un poco de tiempo, aunque finalmente nos hemos vuelto a reagrupar; la mañana era esplendida y el disfrute ha sido máximo; hemos pasado por las localidades de Vilanova i la Geltrú y Cubelles antes de llegar a nuestro destino final: Cunit, en ocasiones por bonitas y poco transitadas carreteras secundarias, sin incidentes de ninguna clase; en Cunit, como estaba previsto, hemos dado la vuelta; llevábamos 65 km sobre el lomo, más o menos la mitad del recorrido, así que hemos vuelto a parar para comer e hidratarnos.


  

En Cunit, nuestro destino final en esta ocasión

Ahora ya de lo que se trataba era de desandar lo que habíamos andado, y eso es, ni más ni menos, lo que hemos hecho, aunque disfrutando como cosacos; desde luego hoy daba gusto ir pedaleando; "El Hierro", como siempre, aprovechaba cualquier parada para hacer fotos; la verdad es que el terreno era muy favorable; el único inconveniente eran los semáforos que en alguna ocasión nos obligaban a parar; tan solo nos quedaba volver a pasar por las costas de Garraf, aunque esta vez, claro está, en sentido inverso.



 Aquí tenemos una muestra de las fotos que "El Hierro" iba haciendo 
por el camino; creo que una en Cubelles y la otra en Sitges


Tras superar estos tramos urbanos, enseguida nos hemos metido de lleno otra vez en las costas de Garraf; hay quien dice que el itinerario hacia Castelldefels es más duro que hacia Sitges; a mi también me lo parece, aunque no sea ninguno de los dos excesivamente duro; "El Hierro" y un servidor hemos continuado con nuestra misma parsimonia, es decir, procurando llevar una cadencia alta y una frecuencia cardíaca lo más baja posible; un servidor nuevamente se ha convertido en la sombra de nuestro amigo "El Hierro", sin embargo Sergi y Bione tampoco en esta ocasión se han dejado convencer y han cogido las de Villadiegos, marchándose ambos en solitario; antes de eso hemos tenido que parar para que Sergi aliviara su vejiga y, como siempre, eso ha sido la excusa perfecta para hacernos unas nuevas fotos; ahí van:


En las costas de Garraf

Como se aprecia más arriba, "El Hierro", en su afán por fotografiarlo todo, cuando se cansa de fotografiar al personal, hace lo propio con las bicicletas; jajaja; ahí tenemos un ejemplo, dos bonitas flacas; una es la de nuestro amigo y la otra la de un servidor; en el itinerario de la vuelta en las costas hemos disfrutado exactamente lo mismo que en el de la ida; finalmente "El Hierro" ha escapado con una fc media de 78,5% de su umbral anaeróbico, lo que no está nada mal si tenemos en cuenta el ritmo que hemos llevado y la altitud acumulada de la salida, cercada a los 1.000 m; mi fc media ha estado algo más elevada, aunque eso es algo con lo que ya contaba al no haber recuperado aún la forma; en ello estoy; una vez superadas las costa de Garraf, nos hemos vuelto a reagrupar los cuatro y hemos continuado nuestro camino juntos hasta Sant Boi de Llobregat, en donde "El Hierro" nos ha dejado para regresar a su casa, aunque antes de eso, como no podía ser de otra forma, aún ha tenido tiempo de hacer o pedir que hicieran unas fotos; ¡la madre que lo parió!.


En la rotonda de la Citroën de San Boi de Llobregat,
a punto de despedir ya a Juan "El Hierro"

Poco queda ya por contar, salvo la circunstancia de que desde Sant Boi de Llobregat hasta llegar a Molins de Rei, Bione, Sergi y un servidor nos hemos encontrado con un viento huracanado de mil demonios, lo que ha originado que perdiéramos los buenos registros que llevábamos hasta entonces; había momentos en los que casi era imposible poder pedalear, aunque aún podemos dar gracias de que esto nos haya pasado al final, llegando ya a casa; y es que, como dice aquél , "el que no se conforma es porque no quiere". Amén.

Datos técnicos:

Muy bonita salida por carretera, pese a que el asalto a las costas de Garraf, tanto en la ida como en la vuelta, nos fastidie un poco los registros; la hemos comenzado en Molins de Rei, desde donde nos hemos dirigido hacia Viladecans, tomando al principio el Polígono de El Pla para cruzar por el puente de la autopista y la autovía, y llegando a la carretera BV2002, por la cual nos hemos dirigido a Sant Boi de Llobregat, tomando una vez allí la antigua carretera de la costa, la C245, que nos dejará en Viladecans; a continuación nos hemos dirigido a la autovía de Castelldefels, pasando previamente por la zona de Les Marines y el Remolar de El Prat de Llobregat; tras transitar durante unos kilómetros por la autovía de Casteldefels, hemos tomado nuevamente la C245 ya en Castelldefels, por la cual hemos continuado con dirección a las costas de Garraf, pasando previamente por Les Botigues de Sitges; tras superar las costas de Garraf llegaremos a Sitges, desde donde pondremos rumbo a Sant Pere de Ribes por la urbanización de Santa Bárbara, enlazando poco después con la carretera C246 que nos conducirá directamente a nuestro destino: Cunit, aunque antes pasaremos por las afueras de Vilanova i la Geltrú y Cubelles; el itinerario de vuelta coincidirá con el de la ida hasta un poco antes de llegar a Sitges, por donde nos desviaremos por la misma carretera C246 evitando pasar nuevamente por Sant Pere de Ribes, llegando al cabo de unos kilómetros nuevamente a las costas de Garraf, las cuales deberemos superar antes de llegar otra vez a Las Botigues de Sitges y Castelldefels, evitando dar el rodeo por la autovía de Castelldefels y dirigiéndonos directamente por la C245 a Gavá, Viladecans y Sant Boi de Llobregat, iniciando desde aquí el regreso a Molins de Rei por la carretera BV2002 que conduce a Sant Vicenç dels Horts, y cruzando el puente de Molins de Rei instantes antes de llegar ya a casa.


  La orografía de la etapa

La etapa no reviste ninguna dificultad, salvo su distancia (casi 125 km) y las costas de Garraf, que deberemos superar tanto en la ida como en la vuelta; nada más.


El itinerario de la etapa de hoy

El track en Wikiloc

Índice I.B.P. 98 (duro)