EnBicicleta

domingo, 15 de diciembre de 2013

Salida del 15-12-2013: Trialeras y senderos de medio pelo + el Mirlo

Los tres que hemos comenzado la salida

Trayecto 088
15-12-2013

Trialeras y senderos de medio pelo + el Mirlo

Duración: entre las 9:00 y las 12:00 horas
Climatología: soleado; frío al principio, aunque mañana agradable
Terreno: bien en líneas generales
Distancia: 24,92 km a una media de 11,3 km/h

Grupo:

 Los participantes iniciales de esta bonita etapa: David, Pepe y Salvador

Crónica:

Dicen, y es verdad, que lo que se improvisa es lo que mejor sale; pues bien, eso ha sido lo que nos ha pasado a nosotros hoy; anoche a última hora no sabíamos muy bien si íbamos a salir; un servidor, para por si acaso, ya había preparado mi flaca, que nunca me falla; menos mal que al final pude contactar con mi hermano y quedamos en el parque a las 9:00 horas; David también se había comprometido en el Blog de los Zapoo's y no ha fallado; así que esta mañana, con un frío de órdago, nos hemos presentado en el parque los tres; yo sabía que Juan "El Hierro" y su tropa estarían merodeando por la zona de la Rierada; habíamos quedado en que nos llamaríamos para intentar coincidir al menos en el almuerzo; y eso es lo que hemos hecho; pero antes David, mi hermano Pepe y un servidor hemos salido del parque de las Palmeras como "pollos sin cabeza", es decir, dando tumbos y sin saber muy bien donde íbamos a ir, así que hemos ido improvisando todo el rato; unas veces mi hermano, y otras David, iban marcando el ritmo; demasiado zapero a veces, lo que dificultaba enormemente poder mantener el equilibrio, aunque éllos lo aguantaban sin ninguna dificultad al estar acostumbrados; al principio hemos ido para la zona de las Escletxes, buscando el sol, lo que hemos agradecido, tomando más tarde el sendero de Can Esteve de la Font, en donde he recibido la llamada de El Hierro, confirmándome que estaban por la zona y que irían a almorzar a eso de las 10:30 horas a Can Castellví; nosotros hemos continuado a lo nuestro, yendo en esta primera fase en sentido contrario al itinerario de la Transiberiana, aunque sabíamos que teníamos que hacer algo de tiempo y méritos antes de llegar al restaurante; y por tal motivo nos hemos ido hacia la zona de la "verja verde" con la intención de bajar por el sendero del Guejo, ya que hacía mucho tiempo que no lo cogíamos; nuestro intento ha resultado baldío, ya que el sendero ha desaparecido; así como suena; está lleno de matorrales y los árboles que se cayeron con ocasión de los últimos vientos huracanados; ¡la madre que los parió!; ya tenemos un sendero menos; por eso hemos decidido a última hora realizar la etapa zapera al revés, subiendo, eso sí, las espeluznantes rampas de la pista que conduce a la pista verde; hemos parado para hacernos unas fotos; ahí van.




Aquí estamos en la pista principal de la "verja verde"

A partir de aquí, después de subir estas impresionantes rampas, con el almuerzo ya ganado, hemos ido al encuentro de Juan "El Hierro" y su tropa en el restaurante de Can Castellví, sabiendo que a más de uno se le quitaría la sonrisa de haber pasado una magnífica velada cuando pasara por caja; jajaja; pero antes de eso, hemos querido aprovechar para bajar por unos cuantos "senderos de medio pelo" para disfrutar un poco más de la mañana, y descubriendo que al menos continuaban siendo ciclables; al poco tiempo hemos llegado al restaurante, en donde ya casi habían dado buena cuenta del almuerzo los amigos que allí hemos encontrado, además de Juan "El Hierro"; allí estaban, entre otros, Juanjo "El Barni", Miguel "El Cuco", Joaquín, "El Increíble", Diego, Paco Pulido, Paco Lleida y otros integrantes más de la penya "Los Pillaos" de L'Hospitalet de Llobregat; algunos venían con ropa de calle y tan solo se habían apuntado al almuerzo; ¿que cómo nos lo hemos pasado?; jajajajaja; eso no se pregunta, hombre; Juan "El Hierro" ha aprovechado para ayudar a que ampliáramos nuestros conocimientos beteteros; hasta ahora pensábamos que en la montaña fundamentalmente existían los senderos, que se caracterizan por ser normalmente pistas rápidas más bien anchas de "subeybaja" sin ninguna dificultad técnica, y las trialeras, que normalmente son tramos estrechos que presentan alguna dificultad técnica, ya sean de bajada o de subida, en las que casi siempre hemos de ir trazando escogiendo la mejor trayectoria; pues bueno, según "El Hierro" existe un tercer grupo, los llamados "senderos de medio metro", en los cuales incluiríamos lo que hasta ahora para nosotros era, por ejemplo, la trialera del Dragón Khan y alguna otra; lo que caracterizaría a estas pistas, según nuestro amigo, es que carecen de dificultad técnica y tan solo presentan de vez en cuanto algún escalón de "medio metro"; jajaja; el tema finalmente ha quedado un poco en el aire, así que la próxima vez que nos encontramos con "El Hierro", que ojalá sea más pronto que tarde, le pediremos que nos lo termine de aclarar; este tipo de senderos no hay que confundirlos con los "senderos de medio pelo":  jajajaja; "¿cómorrrrrrr?"; ya lo explicaremos otro día. Jajajajaja.

En el restaurante de "Can Castellví; a más de uno 
tardarán un tiempo en verlo de nuevo por aquí.

Pero la velada no terminaba aquí; aún nos quedaba lo mejor; después de almorzar, y lógicamente con el buche lleno, no se nos ha ocurrido otra cosa que encarar el Mirlo; parece ser que algunos de los que venían con nosotros ya lo conocían; otros no; la sorpresa ha sido mayúscula; seguro que más de un pulsómetro se ha vuelto loco marcando la frecuencia cardíaca; jajaja; Joaquin, con su flamante Trek, parece ser que ha sido el que más ha disfrutado; aunque Miguel "El Cuco", Juan "El Hierro" y un servidor no le hemos ido a la zaga; algunos se han evitado este sufrimiento, ya que o bien tenían algo de prisa y han preferido finalizar la etapa por el itinerario más rápido, o bien venían con ropa de calle y lógicamente sin bicis; tan solo hemos tenido la dicha de subir por el Mirlo "El Cuco", Joaquín, "El Hierro", mi hermano Pepe, David y un servidor; la verdad es que hoy daba gusto subir por aquí debido a lo bien que se encontraba el terreno; los que lo hemos subido con barro lo sabemos perfectamente; justo un poco antes de llegar a la carretera de Vallvidrera hemos aprovechado parta hacernos unas fotos; esta vez "El Hierro" no ha encontrado el momento de hacerlas sobre la marcha, subiendo el Mirlo; ¿verdad, Hierro?; jajaja. A propósito, hay mucha gente que no conoce el terrible secreto que encierra el Mirlo, que un servidor hace ya bastante tiempo dejó escrito aprovechando una macabra experiencia que sufrí en sus durísimas rampas, y que jamás olvidaré; para quien quiera conocer esta experiencia, ahí os dejo el relato "en el Mirlo hay algo", que más que un relato, insisto, fue una historia real.



Cerca de la carretera de Vallvidrera, tras 
haber superado las terribles rampas del Mirlo

Cuando hemos llegado a la carretera, y viendo que a estos tíos no los cansa ni su madre, hemos dado un rodeo para tomar la trialera del Instituto, pasando antes por Can Campmany y Can Tintorer; la hemos disfrutado como siempre; mi hermano Pepe y David han preferido evitarla y volver directamente por la carretera; Juan "El Hierro" aún recordaba cuando la bajó el domingo pasado detrás de Javier; desde luego hoy no la ha bajado tan deprisa ya que un servidor iba abriendo paso con otra filosofía: a mí me gusta que el disfrute no se termine nunca, y bajando por la trialera del Instituto disfrutamos de lo lindo, así que es mucho mejor saborearla despacio, Hierro; ¿estamos?; pues ya está todo dicho.

Datos técnicos:

La salida en sí no es excesivamente dura, salvo alguna que otra rampa y, por supuesto, la subida del Mirlo; la hemos iniciado en el Parque de las Palmeras, como casi siempre, desde donde nos hemos dirigido a las Escletxes de El Papiol por la rampa larga de la parte trasera de Can Rabella, para continuar por la trialera -o sendero de medio metro- que finaliza ya en las propias Escletxes; proseguiremos a continuación por la trialera que finaliza en el Coll d'en Faura, aunque en esta ocasión, a medio camino, giraremos a la derecha para salir nuevamente a la pista principal de las Escletxes, tomando a continuación el sendero del Turó de la Pineda, en subida, y llegando por él hasta el Collet de Batllivell (la boca de riego); desde allí nos dirigiremos por la pista principal del Bosc dels Lladres hacia la zona de la "verja verde", acortando por el sendero que conduce a las inmediaciones del Coll de l'Amigonet, y continuando por la zona de Can Amigonet y el cruce zapero para terninar en la pista principal de la Rierada, cerca de Can Planes, continuando ya hasta llegar al restaurante de Can Castellví (las 3 ollas); más tarde proseguiremos por la pista de asfalto que conduce a la carretera de Vallvidrera, si bien al cabo de unos metros nos desviaremos a la izquierda para encarar el Mirlo, que nos dejará precisamente en la propia carretera, desde donde nos dirigiremos a la pista de Can Campmany y Can Tintorer, prosiguiendo por la subida de Can Barza hasta llegar a la pista del Castellciuró, que dejaremos al cabo de unos metros para tomar la trialera del Instituto, la cual nos dejará ya en Molins de Rei, el final del trayecto para algunos.

La altimetría de la etapa

Como hemos dicho, no se trata de una etapa dura en exceso; en este caso lo más complicado sería la zona próxima a la "verja verde" cerca del Coll de L'Amigonet y, por supuesto, la subida del Mirlo, sin descuidar la zoza de Can Barza antes de enlazar con la trialera del Instituto.

El itinerario de la etapa


Índice I.B.P. 74 (normal)

10 comentarios:

  1. Bueno ..esta claro que ya se un sitio mas donde no voy a parar almorzar.rte. can castellvi..vaya clavada te meten...
    Como ya he comentado muchas veces,a lo que llamais trialeras nosotros llamamos senderos...la diferencia ? Cada uno tiene un grado de percepcion del peligro que conlleva.
    la sensacion del disfrute en las bajadas tiene diferentes grados.
    para unos bajar despacio es disfrutar,wue tambien vale..
    para otros en los que me ecuadro yo,bajar a toda leche es totalmente diferente , supone un grado de concetracion maximo en el cual no puedes despistarte un solo momento y supone que cuando finalizas la bajada te crea una gran emocion.
    Pues nada ahi esta...jajajajaja

    un abrazo amigo mio

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Totalmente de acuerdo contigo en cuanto a lo de no ir a almorzar más a Can Castellví, Juan, pero no en cuanto a lo demás; lo que tu haces es descenso, en el fondo yo creo que tienes alma de descender; el sendero se caracteriza por ser una pista ancha, que sube y baja, pero sin ninguna dificultad técnica; en cambio la trialera se caracteriza por ser una pìsta estrecha, asimismo der subida y bajada, pero que presenta dificultades técnicas que hacen necesario ir trazando en todo momento y eligiendo la mejor trayectoria; lógicamente una trialera no puede bajarse a 100, ya que tienes que ir controlando y escogiendo la mejor trayectoria en todo momento; insisto en que lo que tu haces es descenso; a ver cuando quedamos otra vez, maquinorro.

      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  2. tu vete juntando con don trialeras y te llevara por mal camino,que ya tenemos una edad...jajajaja.
    un abrazo salvador.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Todo es de boquilla, Maiden, si escarbas un poco te das cuenta de que no es para tanto; jajaja; un abrazo, Juanmna

      Eliminar
  3. Tened cuidado con las trialeras y el grado de percepción del peligro, que dice Juan, que sobretodo después de llenar el buche no se deben de tener las ideas muy claras.
    Me alegro de que te vayas recuperando bien Salva.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Totalmente de acuerdo, Alfonso, con el buche lleno lo único que se puede hacer es la siesta; jajaja; muchas gracias; un abrazo.

      Eliminar
  4. oir la palabra Mirlo me sobrecoge. aun recuerdo la historia y recomiendo a mas de uno que la lea ,buffffff,que dia pase leyendo aquel dia aquel relato tan y tan real. impresionante las rampas ,la foto no engaña al retorcimiento de riñones que acompaña al subidon de la cuesta.fantastica la peña disfrutando del almuerzo,un abrazo amigos .felices fiestas..!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí, Ginetas, el Mirlo impresiona, pero es lo que hay; hay que pasarlo bien, y de eso todos entendemos; un abrazo, y felices fiestas.

      Eliminar
  5. Que valor pegarse una trialerada despues de un peazo almuerzo! vosotros si que valéis!, por nuestra parte despues del almuerzo nos fuimos directamente a casa y en coche jejej. Que tengais unas felices fiestas Salvador de ciclismo y vida!

    ResponderEliminar