EnBicicleta

domingo, 22 de marzo de 2015

Salida del 22-03-2015: El Alt Penedés (Font Rubí, Mediona, Espiells)

Un servidor, tras superar las
rampas del puerto de Espiells

Trayecto 153
22-03-2015

El Alt Penedés
(Font Rubí, Mediona, Espiells)


Duración: desde las 8:15 a las 14:30 horas
Tiempo de pedaleo: 6:05:45
Climatología: cielo tapado, amenazando lluvia; humedad; temperatura ideal
Terreno: asfalto y cemento; húmedo; bien en general
Distancia: 148,64 km a una media de 24,4 km/h
Altitud acumulada: 2.146 m

Grupo:

Un servidor, el único
participante en la salida
 
Crónica:

Ya sabemos que lo prometido es deuda; el sábado pasado realicé junto con Estarqui una bonita salida por el Alt Penedés, pasando entre otras zonas, por los puertos de Espiells y Font Rubí, aunque en sentido inverso o, si se quiere, por las vertientes cortas; la verdad es que me quedé prendado, ya que descubrí algunos parajes desconocidos hasta ahora, como el puerto de Espiells, y por eso anuncié que más pronto que tarde repetiría esta etapa, aunque al revés, con la intención de subir el bonito puerto de Espiells por la vertiente de Sant Sadurní d'Anoia y el de Font Rubí yendo por la carretera de Les Cabanyes-Guardiola de Font Rubí, es decir, por las vertientes largas; el día previsto para ello era ayer-sábado, aunque finalmente debido a la lluvia debimos anularlo; hoy-domingo las cosas tampoco pintaban bien, ya que el cielo estaba totalmente tapado, amenazando lluvia, pero aún así no he querido dejar pasar la primera oportunidad que he tenido para realizar esta preciosa etapa, y lógicamente me he alegrado ya que no solo no ha llovido sino que he gozado de una temperatura fresca, ideal para ir en bici; ¿podemos pedir algo más?; como he dicho la etapa de hoy en principio iba a ser la misma del día 14-03-2015, si bien a la inversa, aunque finalmente he querido endurecerla un poco más añadiendo el puerto de Castellbisbal como homenaje a la Volta, que comienza mañana e incluye en esta edición este bonito puerto; pues bien, unos minutos antes de las 8:30 horas he empezado a rodar con dirección, como he dicho, al puerto de Castellbisbal; como sabía que podía llover en cualquier momento, me había mentalizado de que posiblemente no podría terminar la etapa, aunque finalmente el tiempo ha acompañado, ya que no ha caído ni una sola gota, además de haber tenido una temperatura fresca que he agradecido; como sabía que la salida tendría alrededor de 150 km, no he querido forzar mucho el ritmo, pese a que en ningún momento haya ido lento; el puerto de Castellbisbal, yendo desde Molins de Rei, no ofrece prácticamente ninguna dificultad, ya que sus rampas rara vez sobrepasan el 6%-7%; seguro que en la Volta lo subirán "como locos", sin quitar en ningún momento el plato grande, que a saber cuántos dientes tendrá, aunque seguro que muchos más de 50; en cualquiera de los casos, esta era la primera dificultad de la jornada, y la he superado prácticamente sin castigarme, disfrutando luego de la bonita bajada hasta Martorell por la conocida "carretera de los once"; el terreno que tenía por delante era en principio bastante llevadero ya que hasta el kilómetro 60 aproximadamente, tras pasar por Vilafranca del Penedés, la carretera no empezaría a empinarse en el ascenso a Font Rubí por la bonita carretera de Les Cabanyes; como conocía este trayecto sabía perfectamente que en ningún momento sería duro, y así ha sido; he llegado a Font-Rubí prácticamente entero, casi sin enterarme; allí nos hemos juntado un buen montón de carreteros.

 Aquí estoy en Font-Rubí,
en donde he parado

Desde Font Rubí hemos ido a buscar la carretera de La Llacuna, aunque antes he gozado de la bajada de este puerto, ahora ya en compañía de los 15-20 carreteros que hemos coincidido en la cima; tras llegar a la carretera de La Llacuna hemos girado con dirección a este otro bonito puerto; éste si que podemos catalogarlo de un puerto con cara y ojos, además de ser muy largo, con rampas en algunos tramos del 10%; la cuestión es que no se muy bien porqué, o puede que sí, jejeje, pero el caso es que nos hemos quedado una grupeta de unos 8-10 carreteros y hemos empezado a tirar con desesperación; al principio había pensado en descolgarme para continuar a mi ritmo, pero la cuestión es que casi sin pretenderlo he continuado con este grupo, y no solo eso, sino que en ocasiones era un servidor quien marcaba el ritmo; ¡el Dios que me menea!; menos mal que yo sabía que un par de kilómetros antes de coronar, debería desviarme con dirección a Sant Joan de Medionada por la bonita carretera rural de Les Cases Noves de Cal Pardo; y eso es lo que hecho, aunque tampoco he sido el único en girar por aquí; se ve que lo bueno enseguida se conoce, y desde luego esta carretera rural que descubrí con Estarqui el sábado pasado es de lo mejor; la tendencia era ahora ya descendente, salvo alguna que otra rampa que he ido superando sin demasiada dificultad; el terreno era muy favorable; enseguida he llegado a Sant Pere Sacarrera, desde donde me he dirigido a la localidad de Canaletes, tomando la impresionante pista que se dirige a Sant Jaume Sesoliveres, siempre bajando; poco a poco me iba acercando a lo que sobre el papel representaba que podía ser la mayor dificultad de la jornada: el puerto de Espiells; como he dicho, lo descubrí con Estarqui el sábado pasado cuando lo bajamos; desde luego la bajada me pareció espectacular, y por eso pensaba que la subida sería durísima, con impresionantes desniveles; por eso un poco antes de iniciarlo, tras pasar nuevamente por Sant Sadurní d'Anoia, he parado otra vez para tomarme un gel y beber; la sorpresa ha llegado enseguida, al descubrir que las rampas en ningún momento han sobrepasado el 15%, y no solo eso, sino que el puerto propiamente dicho apenas supera los 500-600 metros; es lo que puede catalogarse de simple tachuela; en fin, es lo que hay.

  En la localidad de Espiells, 
tras superar el puerto 

Pese a que el terreno no era demasiado duro, el caso es que entre una cosas llevaba ya más de 110 kilómetros encima, lo cual empezaba a notarse, sobre todo hasta llegar al cruce de la carretera de conduce de Sant Llorenç  d'Hortons, unos 3-4 kilómetros de constante subida que se me han agarrado bastante, aunque sabía que una vez llegara a esta localidad el terreno sería ya del todo favorable, salvo un par de rampas antes de llegar a Gelida; poca cosa más hay que contar, ya que desde Gelida he iniciado el regreso por el camino de costumbre, poniendo poco después fin a esta bonita etapa sin contratiempos de ningún tipo; como debe ser.

Datos técnicos:

La etapa es igual que la realizada el pasado 14-03-2015, aunque en sentido inverso y añadiendo de entrada el puerto de Castellbisbal; la hemos iniciado en Molins de Rei, desde donde nos hemos dirigido hasta Castellbibal por la antigua carretera de Caldes, la C-1413; tras pasar por esta localidad hemos comenzado a subir el que conocemos como "puerto de Castellbisbal", que nos ha dejado en la "carretera de los once", la C-243, por la cual nos hemos dirigido a Martorell en bonita y larga bajada; hemos continuado por esta misma carretera, que igualmente conocemos como la carretera de Gelida, con dirección a Sant Sadurní d'Anoia, que hemos cruzado para dirigirnos siempre por la misma carretera hasta Vilafranca del Penedés, pasando previamente por La Granada; en Vilafranca del Penedés hemos tomado la carretera BV-2127, que ya no hemos dejado hasta llegar a Font Rubí, aunque antes hemos pasado por Les Cabanyes y Guardiola de Font Rubí; en Font Rubí hemos tomado la carretera BP-2126, bajando, hasta llegar al cruce de la carretera que se dirige a La Llacuna, la BP-2121, por la cual hemos continuado hasta desviarnos a la derecha por la carretera rural sin rotular que se dirige a Las Cases Noves de Cal Pardo, desde donde nos hemos dirigido a Sant Joan de Mediona por la carretera BV-2137, continuando hasta llegar a Sant Pere Sacarrera, poniendo en esta localidad rumbo a Sant Quintín de Mediona durante un breve espacio de instante, ya que enseguida nos desviaremos a la izquierda con dirección a Canaletes por la carretera BV-2304, enlazando al llegar a esta localidad con una carretera rural sin rotular que finaliza en Sant Jaume Sesoliveres, desde donde continuaremos con dirección a Sant Sadurní d'Anoia por la carretera BV-2242; tras pasar por esta localidad continuaremos con dirección a la localidad de Espiells, para tomar más tarde, tras pasar por aquí, la carretera de Masquefa, si bien al cabo de 3-4 kilómetros nos desviaremos hacia Sant Llorenç d'Hortons, y tras pasar por aquí, llegaremos nuevamente a Gelida, continuando por la carretera C-243 hasta llegar a Martorell, en donde pondremos ya rumbo a Molins de Rey por la carretera N-II, pasando antes de llegar a Molins de Rei por Sant Andreu de la Barca y Pallejá.

La altimetría de la etapa

Muy bonita etapa de casi 150 km y 2.200 m de altitud, a pesar de que el gráfico de arriba tan solo señale 2.070,40 m; no hay zonas especialmente duras, aunque deberemos destacar el acceso al puerto de Font Rubí, Espiells y la zona "pestosa" de Espiells al cruce de la carretera de Sant Llorenç d'Hortons, además de un tramo de la carretera a La Llacuna por el que transitamos durante unos kilómetros.


El itinerario de la salida

Índice I.B.P. 159 (dureza extrema)

No hay comentarios:

Publicar un comentario