EnBicicleta

domingo, 29 de marzo de 2015

Salida del 28-03-2013: El Monasterio de Santes Creus (por la Atalaya y Aiguaviva: etapa fallida)

Juan "El Hierro", Breo y un servidor en
Viladecans, a punto de salir 

Trayecto 154
28-03-2015

El monasterio de Santes Creus
(por La Atalaya y Aiguaviva: etapa fallida)


Duración: desde las 7:30 a las 14:00 horas
Tiempo de pedaleo: 6:30:32
Climatología: soleado; algunas nubes; viento; buena temperatura
Terreno: asfalto y cemento; en perfectas condiciones
Distancia: 155,55 km a una media de 23,9 km/h
Altitud acumulada: 2.097 m

Grupo:
 

 Breo, Juan "El Hierro" y un servidor,
los participantes en esta salida

Crónica:

Pese a haber disfrutado esta bonita salida, hoy las cosas no han salido bien del todo; hemos salido tres, pero cada uno ha regresado en solitario, a su aire; luego lo explicamos; durante la semana habíamos quedado "El Hierro" y un servidor para realizar esta impresionante etapa, de 200 km y más de 2.500 m de altitud; finalmente se unió al cotarro el bueno de Breo, aunque ya nos había anunciado que poco antes de llegar a Pontons giraría por la zona de la Urbanización El Pontonet hacia La Llacuna, cosa que efectivamente ha hecho; el lugar en el que nos debíamos encontrar era el sitio de costumbre de concentración de los Amigos Carreteros en Viladecans a eso de las 8:00 horas, y por eso Breo y un servidor hemos salido de Molins de Rei a las 7:30; a esa hora nuestro amigo ya llevaba unos cuantos kilómetros en el chaleco al haberse desplazado desde el barrio de Sant Genís dels Agudells en Barcelona a Molins de Rei por el puerto de Santa Creu d'Olorda; hemos llegado puntualmente a Viladecans, coincidiendo al unísono con El Hierro, desde donde hemos iniciado la etapa; tanto el Hierro como un servidor llevábamos prácticamente un par de semanas saliendo tan solo lo imprescindible durante el fin de semana, así que no sabíamos muy bien como íbamos a responder; a decir verdad, el Hierro lleva mucho más tiempo con muy poca actividad; yo había realizado esta etapa varias veces, aunque en sentido inverso a como hoy la hemos hecho; sobre el papel pensaba que el itinerario de hoy sería mucho más suave, aunque finalmente me he equivocado, ya que durante esta jornada no solo nos hemos tenido que enfrentar a un sinfín de tramos de falsos llanos y de terreno "pestoso", como el acceso al Pantano de Foix, la carretera de Aiguaviva o el tramo desde Vila-rodona hasta Santes Creus, sino con verdaderos puertos de montaña bastante largos y duros, como el de Las Ventosas (La Atalaya) o el de La Torreta; este último desconocido por un servidor en subida, pese a haberlo bajado no menos de 3 veces; hemos llevado en todo momento un ritmo muy vivo; cuando hemos llegado al inicio de las Costas de Garraf vía autovía de Castelldefels, nuestra primera dificultad de la jornada, llevábamos una media de casi 30 km/h, que prácticamente hemos mantenido tras superar las costas a base de imprimir un fuerte ritmo; al finalizar este primer escollo ha sido cuando nos hemos dado cuenta  de que nuestro querido amigo El Hierro, además de falta de salidas, estaba aquejado por un fuerte dolor en las lumbares del que se ha estado resintiendo prácticamente durante toda la etapa y que en ocasiones le obligaba a imponer un ritmo algo menos intenso, aunque en ningún momento cansino o zapero, que conste; jeje; enseguida nos hemos encaminado hacia nuestro segundo destino del día: el pantano de Foix por el terreno "pestoso" de toda la vida que te va haciendo mella aunque tú ni te enteres; por raro que parezca ésta era la primera vez que Breo llegaba al pantano por la vertiente de Vilanova, habiendo quedado maravillado del bonito itinerario; casi no hemos tenido tiempo ni de parar, aunque eso, cuando uno va con El Hierro, es imposible.

En el pantano de Foix  

A partir de este momento hemos empezado a sufrir el fuerte viento que en ocasiones ha soplado, pese a que no podamos quejarnos demasiado dado el bonito día del que hemos gozado; hemos continuado dirigiéndonos hacia la tercera dificultad de esta bonita etapa, el puerto de la Atalaya (o de las Ventosas, para muchos), aunque aún lo teníamos bastante lejos; nos hemos ido aproximando por un terreno casi llano, con una ligera tendencia ascendente y aguantando el viento que ya casi no nos ha dejado en paz en ningún momento; tampoco Breo conocía el acceso al puerto de La Atalaya por esta vertiente de Sant Jaume dels Domenys, obviamente la más bonita pero también la más dura; nos encontrábamos muy bien, al menos Breo y un servidor, ya que El Hierro, debido a su inactividad y sus problemas lumbares, iba haciendo la goma continuamente, lo cual no le ha impedido, al igual que a los demás, gozar de esta impresionante subida, sin duda una de las más bonitas de todas las que encontramos en nuestras habituales salidas; cuando hemos llegado a la cima, nos hemos encontrado en élla con un carretero del grupo del Ratpenat que, por raro que parezca, no conocía ni a Manel ni a Pi; él ha sido quien nos ha hecho unas fotos.

En el alto de la Atalaya (las Ventosas)

Enseguida hemos continuado con el itinerario previsto; de hecho sabíamos que si queríamos terminarlo a una hora "decente" no debíamos perder mucho tiempo; nuestro siguiente destino lo constituía la localidad de Vilarodona, a la que hemos llegado por la preciosa carretera de Aiguaviva, disfrutando de un paisaje de ensueño en una altiplanicie frondosa que nos recuerda al mismísimo Berguedá; solo por visitar esta bonita zona ya vale la pena venir por aquí, a pesar de la distancia; en este caso, también un sevidor era la primera vez que realizaba el trayecto Aiguaviva-Vilarodona, no así en sentido contrario, y por eso me ha sorprendido que el trayecto entre Aiguiaviva y Can Ferrer de la Cogullada se nos haya hecho tan pesado, ya que cuando uno lo efectúa en sentido contrario igualmente lo sufre; Breo se ha atrevido a indicarnos que igual lo que ocurre es que la carretera tiene un balancín; jeje; puede que sí; jeje; tras superar la zona de Can Ferrer sí que hemos llevado ya una tendencia descendente hasta casi llegar a Vilarodona; notábamos que El Hierro, por las razones que hemos dicho, iba sufriendo más de la cuenta, aunque ha aguantado estoicamente sin rechistar ... al menos hasta que no ha podido más; hemos coincidido durante mucho tiempo en esta zona con una marcha de turismos clásicos, con una antigüedad de más de 25 años, sorprendiéndonos la cantidad de Porches que al parecer habían entonces; igual es que los regalaban; jeje; en Vilarodona hemos iniciado ya nuestra llegada a lo que constituía el principal objetivo de esta bonita etapa; el monasterio cisterciense de Santes Creus, uno de los mejor conservados; pero antes de llegar hemos tenido que transitar por una carretera de falsos llanos y con un fuerte viento en contra que nos ha puesto firmes; han sido unos 6-8 kilómetros que han terminado por fundir al Hierro; sinceramente yo no creo que lo haya visitado el "tío del mazo", como él nos ha dicho, sino que lo que finalmente ha ocurrido era previsible al quedarse totalmente sin reservas; las pocas que tenía las ha ido gastando por el camino y cuando hemos llegado a Santes Creus iba ya totalmente en blanco, vacío; por eso ha preferido quedarse en Santes Creus para comer algo; no ha consentido que nos quedáramos con él; de hecho a Breo lo esperaban en La Llacuna una hora más tarde, así que no podía perder mucho más tiempo.

    Breo y un servidor en Santes Creus

Tras dejar a nuestro amigo Hierro en Santes Creus, Breo y un servidor hemos iniciado lo que sobre el papel representaba la mayor dificultad de la etapa: el asalto del Puerto de la Torreta por la vertiente de Santes Creus; verdaderamente es duro, y ello a pesar de que la pendiente rara vez rebase el 7% o el 8%; obviamente los kilómetros que llevábamos encima se notaban, al menos en un servidor; al cabo de unos 2-3 kilómetros de subida propiamente dicha tras pasar por la localidad de Les Pobles, Breo, viendo que mi ritmo empezaba a decaer y dado que lo esperaban en La Llacuna poco tiempo después, tras despedirnos, ha pegado un zapatazo y se ha marchado sin remedio gracias al impresionante fondo que atesora; un servidor en cambio he preferido subir con un "pelín menos de gas"; jeje; en verdad este puerto se hace duro, más que nada por sus 11 interminables kilómetros; la cuestión es que también me había percatado de que había pasado demasiado tiempo; debía estar, como mucho, a las 15:00 horas en casa, y me quedaban desde la cima de La Torreta aproximadamente unos 70-80 km, disponiendo de poco más de una hora para hacerlos; jeje; ni de coña; he aligerado el ritmo todo lo que he podido, pero con ello lo único que he conseguido ha sido llegar a Vilafranca del Penedés pasadas las 14:00 horas, tras pasar por las localidades de Torrelles de Foix y Sant Martí Sarroca; sabía que hiciera lo que hiciera no podría estar en casa antes de las 16:00 o las 16:30 horas, yendo por el puerto del Ordal, el itinerario más rápido y menos duro, o por Begues; pero lo que me daba miedo era el trayecto auténticamente "pestoso" que encontramos entre Vilafranca del Penedés y Avinyo Nou, y en menor medida, entre esta última localidad y El Pago en el caso de que hubiera decidido regresar por el Ordal; por todos estos motivos, viendo que la hora se me había echado definitivamente encima sin que pudiera hacer nada por remediarlo, no he tenido otra opción que rendirme ante la evidencia y coger el tren en Vilafranca del Penedes; sí; eso es lo que he hecho ... y no me he arrepentido, ya que he tenido la suerte de subirme rápidamente y llegar a casa pasados unos minutos de las 15:00 horas evitando de este forma que me cantaran un buen fandango zapatilla en mano; jeje; esto lo que va a originar, de hecho ya lo ha originado, la obligación de realizar la misma etapa más pronto que tarde, y obviamente en toda su integridad; desde luego, si no tuviera las piernas tan cargadas, mañana mismo podría ser un buen día, aunque en este caso deberé posponerlo cuanto menos a la semana próxima; que así sea.  

Datos técnicos:

Pese a que no la haya terminado, se trata de una etapa impresionante, con una distancia de 155 km y más de 2.000 m de altitud acumulada; la hemos empezado en Molins de Rei, desde donde nos hemos desplazado a Viladecans por la carretera de Sant Vicenç dels Hort-Sant Boi, la BV2002, tomando en Sat Boi la carretera antigua de la costa, la C-246t, por la cual hemos llegado a Viladecans, continuando por la zona agraria de Les Marines y el Remolar antes de tomar la autovía de Castelldefels, por la que hemos continuado hasta llegar nuevamente a la carretera C-246, a la altura de Les Botigues de Sitges, continuando ya con dirección a las Costas de Garraf, que hemos superado, llegando a Sitges, tomando aquí la carretera B-211 que nos ha llevado a Sant Pere de Ribes, desviándonos en esta localidad por la BV-2113 durante unos instantes antes de retomar nuevamente la C-246, por la cual hemos continuado durante unos kilómetros antes de tomar el desvío de L'Arboç por la carretera BV-2115, pasando antes de llegar a esta localidad por el Pantano de Foix; en L'Arboç tomaremos la carretera TP-2124 para dirigirnos a Banyeres del Penedés, y aquí pondremos rumbo a Sant Jaume dels Domenys vía Lletger y Cornudella, iniciando al cabo de unos instantes el ascenso al Puerto de la Atalaya (Las Ventosas) por la bonita carretera TP-2442, que ya no dejaremos hasta que, tras superar el puerto, nos desviemos a la izquierda unos kilómetros más adelante con dirección a Aiguaviva por la carretera TV-2443, por la cual llegaremos a la localidad de Vilarodona, tras pasar por Can Ferrer de la Cogullada; en Vilarodona pondremos rumbo a Santes Creus por la carretera TP-2002 que se dirige al Pont d'Armentera, si bien nosotros un poco antes de llegar a esta localidad nos desviaremos con dirección a Santes Creus por la carretera TV-2441 para dirigirnos por ellas a la localidad de Els Ranxos de Bonany, pasando por la localidad de Les Pobles y los bonitos puertos de L'Arboçar y la Torreta; continuaremos por esta misma carretera con dirección a Pontons, por donde pasaremos, con rumbo a Vilafranca del Penedés por la carretera BV-2122, pasando antes de llegar a dicha localidad por Torrelles de Foix y Sant Martí Sarroca, poniendo fin a esta etapa al llegar a Vilafranca.

   La altimetría de la etapa

Se trata de una etapa en la que abundan las zonas "pestosas", como el acceso al Pantano de Foix, el tramo entre Aiguaviva y Can Ferrer o entre Vilarodona y Santes Creus, aunque también nos encontraremos con auténticos puertos de montaña, como el de La Atalaya o el de la Torrerta, ambos bastante largos.
 

El itinerario de la salida

Índice I.B.P. 161 (dureza extrema)

2 comentarios:

  1. buenas salva!

    yo al final llegué también por los pelos a la llacuna. una lástima no haber podido acabar la etapa todos juntos como dios manda, pero como bien dices: queda pospuesta.

    un abrazo!

    breo sga

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo finalmente no tuve más remedio que coger el tren en Vilafranca para llegar a casa a eso de las 15:00; si no lo hubiera hecho, habría llegado a las 16 o 16:30; así que la etapa tenemos que repetirla lo antes posible, Breo; ya sabes que contamos contigo, aunque nos lleves con la lengua fuera; jejeje.

      Recibe un fuerte abrazo, máquina.

      Eliminar