EnBicicleta

domingo, 27 de enero de 2013

La Trialera Pikolín

Jaime, Miguel (ón), Jorge y Salvador durante la salida de hoy;
tan solo falta Javier, que fue el que hizo la foto
 
Trayecto 37
27-01-2013

"La trialera Pikolín"
(recorrido trialero por El Papiol-Castellbisbal)

Duración: entre las 8:30 y las 12:00 horas
Climatología: nublado; mucha humedad; buena temperatura
Terreno: blando en algunas zonas; bien en general

Grupo:

Jaime, Javier, Jorge, Miguel (ón) y Salvador

Crónica:

"Oiga, ¿que es eso de la trialera Pikolín?" ; jajaja; preguntarle a Miguel (ón); jajaja; hacía mucho tiempo que no realizábamos una salida como la de hoy; seguramente hemos llegado a la cima en cuanto al grado de satisfacción que se puede conseguir encima de una bici de montaña; y eso que casi toda la salida la hemos tenido que ir improvisando, habiendo tenido incluso que retroceder en varias ocasiones por tomar senderos que no llevaban a ningún sitio; nuestra suerte es que hoy se ha presentado Jaime, por lo que el acostumbrado cuarteto dominical (Javier, Jorge, Miguelón y un servidor) se ha convertido, por arte de magia, en un bonito quinteto, y lo que es más importante, con ganas de pasárnoslo bien; "oiga, pero usted ¿no decía que no salía porque se le había roto el GPS" ; pues sí, pero ya lo he arreglado; "¿y cómo?" ; pues comprándome otro; jajaja; sí, recientemente he adquirido un nuevo GPS, que prácticamente estrenaba hoy: se trata de un Garmin 800, que de momento va bien, aunque sin grandes alardes; lo que puedo decir de él es que aún no ha hecho que me olvide del todo de mi viejo Garmin 705; bueno, pues como iba diciendo, hoy se nos ha unido Jaime, que parece ser que hacía unos cuantos años que no tocaba la bici; como los demás; jajaja; hemos salido a las 8:30 horas, después de descartar realizar el itinerario del Open Natura de Sant Vicenç dels Horts; sin saber muy bien donde íbamos, nos hemos dirigido hacia Les Escletxes porque Miguel (ón) quería repetir el itinerario de un bonito sendero en subida en la zona trasera de Can Rabella, muy cerca de la Font del Trull, que había realizado hace unas semanas con muy buen sabor de boca  y que supone una alternativa a Can Amigonet y el cruce zapero; se trata de un sendero sin nombre, aunque muy agradable de hacer, que comunica con la zona de Les Escletxes, un poco antes de la subida por la "zona de los caballos", que no es otra que la Hípica de Can Puig; chino, chano ... hemos ido por aquí, sin ningún sobresalto, llegando a continuación a la hípica y encarando la trialera del Coll d'en Faura, aunque en subida; un poco antes nos ha pasado un grupetto de unos 5-6 bíkers, capitaneados por Jordi Balagué, en el cual ninguno bajaba del metro noventa, y, como no sabíamos muy bien qué hacer, los hemos seguido a una distancia prudencial; el caso es que se han desviado al poco de empezar la trialera del Coll d'en Faura con dirección a la zona de la Font de Ca n'Esteve, por donde hace unos años no se podía pasar, y eso nos ha permitido a nosotros descubrir unos bonitos e inéditos senderos que nos han llevado a la pista trasera de acceso al Puig Madrona; poco antes de llegar a esta pista, nos hemos parado para reagruparnos.



Aquí estamos en la zona de Can Pages del Mas, reagrupándonos

Nuestra satisfacción era cada vez mayor; hasta el día nos venía acompañando, ya que la temperatura era más bien baja, lo que nos permitía ir muy vivos; los senderos se iban sucediendo uno tras otro; casi todos inéditos; no cabíamos de gozo; pero lo mejor aún estaba por llegar ... como ya veremos; antes hemos descubierto un nuevo sendero por el que hemos realizado un bonito rodeo en la pista trasera del Puig Madrona, con unos toboganes al principio y una rampas al final que ha hecho que entráramos en calor de inmediato, aunque ha valido la pena; al llegar a la pista del Puig Madrona, y mientras nos reagrupábamos, nos hemos hecho unas fotos; ahí van:



Felices y contentos en la pista trasera
del Puig Madrona

Habíamos fijado ya nuestra vista en Castellbisbal, a donde hemos llegado por el actual itinerario de la Travessa, es decir, por el Polígono de Santa Rita y la rampa descomunal de gravilla cerca de Can Gali; en Castellbisbal hemos vuelto a tomar un nuevo sendero trialero que asimismo se tomaba hace unos años en la Travessa, por el cual nos hemos ido aproximando sin remedio a nuestro destino de hoy: la TRIALERA PIKOLIN, pese a que hemos tenido que retroceder en un par de ocasiones debido a que cuando nuestro amigo Jaime pasó por aquí era en una nocturna y lógicamente no recordaba muy bien el recorrido; pero nos ha dado igual, ya que la trialera nos estaba aguardando con voraz apetito; se trata de una auténtica trialera para "descenders" con horquillas de 180, con un desnivel en bajada imposible de medir, además de ser larga como "un día sin pan"; la hemos tomado cerca del Turó de la Guineua y nos ha dejado en la zona de Can Coromines, muy cerca ya del río Llobregat; es, de largo, la trialera más bonita y espectacular de todas cuántas hasta ahora habíamos hecho; no hay palabras para describirla; lo mejor de todo es el terreno, tierra blanda 100%, con algunas contadas raíces, y con una densa vegetación a ambos lados para amortiguar la caída de los despistados; de ahí el nombre de "Trialera Pikolín", ya que dicha vegetación actúa a modo de colchón en una eventual caída; no sabemos si a Miguel (ón) le ha entrado sueño de repente y ha pretendido probar estos bonitos y mullidos colchones haciendo el "salto del tigre", pero el caso que bajando por uno de los precipicios de la trialera se le ha salido un pie, por lo que se ha entretenido durante unas décimas de segundo intentando encalar nuevamente, tiempo más que suficiente para que no se percatara de una rama que se encontraba invadiendo parte del camino, lo que ha propiciado que literalmente despegara del suelo y emprendiera un bonito vuelo sin motor y sin alas de casi 10 metros, para aterrizar, tras unas originales vueltas y tirabuzones en el aire, en la densa vegetación a la que antes nos hemos referido, lo cual ha evitado que pudiera hacerse daño; pero eso no le ha desanimado, ya que lo que había disfrutado hasta entonces ya no se lo quita nadie; esperamos y deseamos que una vez en frío la cosa no vaya a más; y así hemos llegado al río, por el cual hemos regresado a Molins de Rei, poniendo fin a esta grandiosa etapa, que vamos a repetir muy pronto; además, según nos ha comentado Jaime, existe otra trialera similar a escasa distancia que tampoco queremos perdernos la próxima vez; a algunos se les está haciendo ya la boca agua ...

Datos técnicos:

No hay calificativos para describir esta salida, que transcurre por una zona en la que no nos hemos prodigado en exceso, como es Castellbisbal, y que Jaime conoce como la palma de la mano al haber vivido allí en el pasado unos cuantos años; la hemos empezado en el Parque de las Palmeras, desde donde nos hemos encaminado hacia la zona trasera de Can Rabella, camino de Can Amigonet, si bien un poco antes de llegar allí nos hemos desviado a la izquierda por un bonito sendero zigzagueante en subida que nos ha dejado muy cerca de la Hípica de Can Puig, por cuya rampa hemos subido, llegando así a la Font de les Escletxes; a continuación nos hemos dirigido por la pista principal camino de la Salud, si bien unos instantes después nos hemos desviado para tomar el sendero trialero del Coll d'en Faura, en subida, que hemos dejado al cabo de poco para dirigirnos a la zona de Ca n'Esteve de la Font, lo cual nos ha permitido acercarnos a la pista trasera de acceso al Puig Madrona, en donde hemos tomado un nuevo sendero trialero, con unos impresionantes toboganes al principio y rampas al final, que hemos bautizado como el "Sendero d'en Jaume" en honor a nuestro amigo Jaime; hemos continuado durante unos metros por esta pista, la cual hemos dejado para tomar otro bonito sendero trialero que nos ha llevado hasta el cementerio de les Roque Blanques, que prácticamente hemos atravesado entre lápidas y panteones, para dirigirnos hacia Castellbisbal, transitando por unos espectaculares senderos y alguna que otra trialera; así hemos llegado a las inmediaciones de esta localidad, tomando otro largo y precioso sendero trialero en el Turó de la Guineua, que al cabo de muy poco enlaza con la "TRIALERA PIKOLIN", por la que hemos bajado como auténticos descenders hasta llegar a la zona de Can Coromines, dirigiéndonos más tarde hacia el río Llobregat, tomando la pista de su orilla izquierda para llegar a Molins de Rei, poniendo así fin a esta espectacular etapa.
 
La orografía de esta etapa

La etapa no ofrece mucha resistencia, ya que como se aprecia, tan solo tiene 30 km y un desnivel de poco más de 500 m; lo más duro sería la rampa de gravilla cercana a Can Gali en Castellbisbal, aunque lo más espectacular lo sería la impresionante Trialera Pikilín, un espectacular y largo rampón de tierra, con un desnivel próximo a los 90º, que quita el hipo ... y algo más, de golpe; la etapa no admite excusas.
 
El itinerario de esta etapa
 
 
Índice I.B.P. 50 (normal)
 

2º microciclo: resultados

Entreno semanal
21 al 27/01/2013



Los objetivos pretendidos durante esta primera semana han sido éstos:

Cuadro de los objetivos semanales

Ha sio una semana, en la que solo he podido salir tres veces; más concretamente dos vecies y media, ya que el martes-22 pinché dos veces la rueda trasera, por lo que tuve que llamar por teléfono para que vinieran a buscarme; ahora ya de lo que se trata, una vez iniciado el entreno definitivo, es no dejar de entrenar cada semana, haciendo cada vez más kilómetros y más horas encima de la bici.
 
Los resultados han sido éstos:
 
Cuadro de resultados

Comentario:

Comose observa, durante esta semana ha habido cierto descontrol; empezando por el primer día de entreno, que fue el martes-22, en el que solo pude estar poco más de media hora encima de la bikci debido a los pinchazos; el miércoles-23, día en el que estrenaba nuevo GPS (Garmin 800), y dado que me pasé la mayor parte del trayecto toquteando el aparatito, tampoco me pude concentrar adecuadamente en los registros; y finalmente el jueves-24, ya algo más tranquilo, si que dispuse de un día normal de entreno, alcanzado los valores solicitados: 70,3% en cuanto al porcentaje del umbral máximo de la cadencia cardíaca (175 ppm) y 91 rpm en cuanto a la cadencia mwedia, sobrepasando en este caso en bastante el valor mínimo de 185 rpm. Las sensaciones han sido muy buenas durante toda la semana.
 

El itinerario que nos sirve de entreno

Aquí tenemos la orografía del itinerario que hacemos y la frecuencia cardíaca llevada un día cualquiera.

La orografía y fc de una salida cualquiera

domingo, 20 de enero de 2013

Fin de semana sin crónicas

 Help!!!

Sin crónicas el fin de semana

Pues como os digo; este fin de semana, muy a mi pesar, me voy a ahorrar las crónicas; en la salida de ayer con la flaca, en la cual realicé la etapa Sant Sadurní-Piera-Martorell, que ya había realizado otras veces, posiblemente debido a la lluvia, se cruzó la batería del Garmin llegando a Martorell, cerca ya de casa; pensaba que no sería nada, para el caso es que desde entonces no he podido arrancarlo; así que hoy domingo, en la salida con la bici de BTT junto con Miguel (ón) y Jorge, he salido ya sin el Garmin, y por lo tanto no tengo los datos de esta salida, a pesar de que algo he podido grabar con el "endomondo"; por eso, estas dos ultimas salidas se van a quedar en el tintero, aunque espero repetirlas el próximo fin de semana.   

Adèu.

viernes, 18 de enero de 2013

1er. Microciclo: Resultados

Entreno semanal 
14 al 17/01/2013



Como siempre, y para ir controlando y revisando los resultados que vaya obteniendo en la preparación definitiva de la QH '2013 que hemos comenzado nuevamente el día 14/01/2013 una vez hecho el sorteo, los vamos a ir publicando y así veremos si sirven para algo.

Los objetivos pretendidos durante esta primera semana han sido éstos:

Cuadro de los objetivos semanales

A falta de los resultados de las salidas del fin de semana que no analizaremos debido a que los recorridos no serán nunca los mismos, los obtenidos durante esta primera semana, en la que he salido 3 días, efectuando siempre el mismo recorrido y prácticamente a la misma hora, han sido éstos:

Cuadro de resultados

Comentario:

Como puede observarse, nos hemos mantenido siempre por debajo de la frecuencia cardíaca pretendida (el 70% del umbral anaeróbico , es decir 70% x 175 = 123 ppm), con lo cual cumplimos con nuestro principal objetivo;  además de ello, la cadencia de pedaleo durante estos tres primeros días ha sido bastante superior al mínimo solicitado (85 rpm), lo que demuestra que vamos por buen camino; seguramente, en caso de haber alcanzado una cadencia de pedaleo de 85 rpm,  que igualmente estaría dentro del margen, la frecuencia cardíaca no habría llegado al 67%; y finalmente comentar que el tiempo obtenido en la salida del jueves (1:13:01) representa una mejora considerable respecto a los de los otros dos días, destacando que ese tiempo viene acompañado de un buen registro de fc y un registro excelente en la cadencia.
 

El itinerario que nos sirve de entreno

Aquí tenemos la orografía del itinerario que hacemos y la frecuencia cardíaca llevada un día cualquiera.

La orografía y fc de una salida cualquiera


domingo, 13 de enero de 2013

La salida del 13-01-2013: Las 7 rampas de la muerte + el Mirlo

Los participantes en la etapa, en el Puente de la Siberia

Trayecto 36
13-01-2013

"Las 7 rampas de la muerte + el Mirlo"

Duración: entre las 9:00 y las 12:30 horas
Climatología:  muy nublado; mucha humedad; ligera llovizna al final
Terreno: embarrado en muchas zonas; bien en general

Grupo:

 Javier, Jorge, Miguel (ón) y Salvador

Crónica:

Tal y como decía Javier esta mañana: "cada vez somos menos", aunque los que aún nos atrevemos a salir lo pasamos tan bien que disfrutamos por todos juntos, así que nadie se entristezca; como hoy; y eso que la cosa al principio no pintaba bien; hoy estrenábamos el horario de invierno, por lo que la hora de salida, hasta nueva orden, pasa a ser las 9:00, y a esa hora nos hemos presentado en el Parque de las Palmeras los 4 valientes que hoy hemos participado en esta inolvidable salida; como el día amenazaba lluvia (de hecho durante esta madrugada ha caído bastante agua), hemos previsto inicialmente realizar una etapa que transcurriera cerca, con la intención de volvernos en cuanto viéramos que la cosa se pusiera chunga ; y por eso hemos pensado en la Etapa del Mirlo, que un servidor ya realizó en solitario el pasado día 06-01-2013, con muy buenas sensaciones; de paso, esta salida ha servido para que algunos recordáramos viejos itinerarios, por los que hacía ya algún tiempo que no pasábamos; chino, chano ... hemos llegado a la Siberia, en donde, como es habitual, nos hemos parado para hidratarnos y alimentarnos, a la vez que para hacernos unas fotos.

En el puente de la Siberia, para no perder la costumbre

Tras la parada obligada del Puente de la Siberia, hemos iniciado el ascenso hasta la carretera, y al principio lo hemos hecho los 4 en grupo, charlando tranquilamente; eso ha sido hasta que ha llegado a nuestra altura un grupo numeroso de bíkers que nos ha descontrolado a todos, con lo cual nuestro grupo se ha deshecho, llegando a la carretera cada uno por su cuenta; aún nos ha dado tiempo de hacernos unos fotos más aprovechando la afluencia de bíkers que habían hoy; ahí van:



En la carretera de Vallvidrera, tras subir la Siberia; obervar 
con qué profesionaliddad chupan Miguel (ón) y Javier

Nosotros hemos seguido a lo nuestro, y lo próximo que tocaba era coger la Ctra. de Vallvidrera para arriba hasta desviarnos para subir por la Trialera de Can Campmany, si bien no hemos sido los únicos; pese a que el terreno estaba muy mojado, e incluso embarrado en muchas zonas, hemos subido sin mayor problema; el día era muy propicio, ya que hacía un poco de frío, lo cual nos mantenía muy vivos; lo malo es que seguía amenazando lluvia, pero mientras no lloviera ... ahí estábamos nosotros disfrutando de la salida como nunca; nos hemos plantado en un periquete en la Ctra. de las Planas, tras superar previamente la Trialera del R-8, que ya sabemos que ha desaparecido, la zona de Can Pascual,  Can Castellví y la zona de Can Balasc; al llegar a la carretera de Las Planas, a Miguel (ón), aprovechando que estábamos cerca y que hacía mucho tiempo que no pasábamos por ahí, se le ha ocurrido que podíamos subir por las "7 rampas de la muerte"; yo, ante tal atrevimiento, enseguida he planteado que encogiéramos entre el Mirlo y las "7 rampas de la muerte", encontrándome con la sorpresa agradable de que el propio Miguel (ón), así, como el que no quiere la cosa, ha contestado: "¿y por qué no hacemos las dos cosas?" ; dit i fet ;  en el fondo yo sabía que era demasiado, pero allá que nos hemos encaminado, pasando primeramente por la zona del Pichurri, en donde de buena gana nos hubiéramos quedado a almorzar; el olor era muy sugerente; pero nosotros ya teníamos en nuestra mente atacar sin perder tiempo las "7 rampas de la muerte" que, por cierto, Javier no conocía; puede que fuera un poco asustado, a lo cual ha contribuido un servidor, ya que antes de iniciar lo que nosotros conocemos como la primera de las 7 rampas, encontramos otras rampas con desniveles cercanos al 18%; puede que incluso más; el bueno de Javier no hacía más que preguntarme si eso formaba ya parte de la "7 rampas de la muerte", y yo no hacía más que decirle que no, que cuando llegáramos a la primera ya le avisaría; y eso fue lo que ocurrió al cabo de poco, cuando nos tocó enfrentarnos ya,  sin más dilación, a la primera de las rampas: se trata de una rampa de cemento granulado para posibilitar el tránsito de los vehículos, que alcanza un desnivel del 23%, aunque escasamente supera los 100 metros; Javier se ha mantenido siempre a mi lado, alucinado por el desnivel de estas rampas, en tanto que Miguel (ón) y Jorge se lo han tomado con algo más de calma; hemos ido contando las rampas y sus desniveles, que ha llegado al 26% en algunas de éllas, aunque las hemos superado sin grandes agobios, lo que sin embargo no ha impedido que la gente empezara a cuestionarse lo de subir el Mirlo; por eso lo que hemos hecho es llegar nuevamente a las 3 Ollas lo más pronto posible, bajando por la Siberia (después de una eternidad), evitando de esta forma que la gente se enfriara; he de confesar que hemos estado a punto de dejar el Mirlo para mejor ocasión, aunque finalmente hemos comenzado a subirlo, sabiendo de antemano que nos tocaba sufrir y mucho; el terreno no ayudaba mucho, ya que estaba algo resbaladizo y embarrado en la parte baja; pero daba igual; es posible que alguno lo haya subido a "cuatro patas", pero la satisfacción que se siente una vez arriba hace que te olvides enseguida del sufrimiento que antes hemos padecido atacando sus infernales rampas del 27% en un terreno hoy más complicado que otras veces debido al agua caída.


    Aquí tenemos a Migue (ón), con cara de ir sufriendo, 
Jorge y Javier finalizando el ascenso del Mirlo

  Justo cuando hemos hecho cima ha empezado a llover con algo de intensidad, por lo que hemos suprimido la última parte del recorrido previsto, la cual incluía la zona de Can Campmany, Can Tintorer y la Trialera del Instituto, y hemos regresado a Molins de Rei por la Ctra. de Vallvidrera, poniendo así fin a esta maravillosa salida.

Datos técnicos:

Muy bonita etapa, aunque no exenta de cierta dificultad; la hemos empezado, como casi siempre, en el Parque de las Palmeras en Molins de Rei, desde donde nos hemos dirigido hacia la Rierada por el camino de costumbre, subiendo la Siberia y continuando por la carretera de Vallvidrera para arriba; al cabo de un par de kilómetros nos desviaremos a la izquierda para tomar la trialera de Can Campmany, que subiremos hasta reincorporarnos nuevamente a la carretera, cerca ya de la Sargantana; transitaremos durante unos metros por la propia carretera ya que enseguida la volveremos a dejar para desviarnos a la izquierda y tomar la trialera del R-8 (a pesar de que el coche ya ha sido retirado), para volver otra vez a la carretera al cabo de unos centenares de metros; ahora sí que continuaremos por la propia carretera durante un rato, justo hasta desviarnos por Can Pascual, bajando por la trialera de los oKupas y llegando a Can Castellví, para continuar por la pista de bajada de Can Balasc, la cual nos dejará en la carretera de las Planas, y por la cual continuaremos durante un kilómetro aproximadamente con dirección a Barcelona, desviándonos en las inmediaciones del Restaurante Pichuirri para proseguir por una pista paralela a la arretera durante unos centenares de metros, hasta desviarnos a la derecha para adentrarnos en la zona urbana de Mas Gimbau, siempre con dirección a Can Castellví; en esta zona es donde encontraremos las "7 rampas de la muerte", que no son sino unas cuantas rampas de cemento granulado con un desnivel que supera ampliamente el 20%, aunque ninguna de éllas es lo suficientemente larga para preocuparnos en exceso; tras superar las "7 rampas de la muerte" regresaremos a la zona de Can Castellví, continuando por la zona de Can Pascual, aunque dando un rodeo por la propia pista evitando pasar nuevamente por el Sendero de los oKupas y llegando poco después a la Ctra. de Vallvidrera, por la cual continuaremos con dirección a Molins de Rei, si bien aprovecharemos para bajar por la Trialera de Can Campmany que antes habíamos subido, bajando asimismo por la Siberia, que igualmente antes habíamos subido; así habremos llegado al pie del Mirlo, que subiremos -cada uno como pueda- hasta enlazar nuevamente con la Ctra. de Vallvidrera, por la cual regresaremos ya a Molins de Rei, poniendo así fin a esta impresionante salida.

La orografía de esta etapa

La etapa en cuestión no llega a los 35 km ni a los 1.000 m de altitud acumulada, con un I.P.B. de 77, pero incluye dos dificultades de primera categoría; las "7 rampas de la muerte" y el Mirlo, lo cual la justifica de largo, ya que nos obligará a emplearnos a fondo; por lo demás, se trata de una preciosa etapa, para recordar.

El itinerario de esta etapa

El track en Wikiloc

Índice I.B.P. 77 (duro)

sábado, 12 de enero de 2013

Salida del 12-01-2013: El Pla de Manlleu

Los participantes en la etapa de hoy

Trayecto 35
12-01-2013


"El Pla de Manlleu"

Duración: entre las 8:00 y las 14:30 horas
Climatología: soleado; frío al principio; temperatura suave
Terreno: asfalto 100% muy húmedo; mojado

Grupo:

César, Estarqui y Salvador

Crónica:

Nuestro apreciado Mosquito Navarro hoy podría decir aquello de: "Estarqui os la ha vuelto a meter doblada" ; y efectivamente así ha sido; Estarqui nos la ha vuelto a meter; concretamente hoy nos ha metido una etapa de casi 160 km con más de 2.000 m. de altitud acumulada, a 25 km/h de media y un I.B.P. de 148; casi nada; vayamos al principio; tanto el propio Estarqui, como Juan El Hierro y un servidor habíamos lanzado nuestras redes durante la semana para convocar a la gente y poder así compartir en grupo las inmejorables sensaciones que hoy hemos tenidos; pero no ha sido posible; por diversas y variopintas razones; por eso, a las 8:00 horas, tal y como un servidor había quedado con César, me he presentado sólo en la rotonda de Pallejá, en donde nuestro amigo ya estaba esperando; ¡¡¡vaya frío que hacía!!!; estábamos a -2ºC; nosotros no somos Juanmaiden, por lo que hemos salido al encuentro de Estarqui en la rotonda de Martorell tiritando de frío; cada vez hacía más; a las 8:30 horas se ha presentado Estarqui, y pese a que hemos intentado persuadirle de que no cometiéramos ninguna locura y tiráramos para la costa evitando así el tremendo frío que hacía, no ha podido ser; él contaba con la ventaja de conocer la etapa y saber de antemano que no nos iba a defraudar, como finalmente ha sido; y así, sin más protocolo, hemos empezado con dirección a lo que más temíamos: la carretera de Gelida; el termómetro ha bajado hasta los -3ºC, aunque yo creo que no pitaba bien, ya que el frío por esta zona quitaba el hipo; los bidones se han congelado; algunos tramos de la carretera estaban helados, pese a que habían lanzado sal; pero la cuestión es que íbamos disfrutando cada vez más ... a medida que nuestra manos iban entrando en calor; Gelida, Sant Sadurní, Vilafranca del Penedés ... en esta última localidad a Estarqui "se le ha hecho la picha un lío"  y hemos dado una vuelta totalmente gratuita en busca de la carretera de Sant Jaume dels Domenys, pero ha dado igual, ya que daba gusto ir pedaleando; ahora ya entrados en calor y disfrutando de la bonita mañana; Estarqui, que era el "Cap de Colla", iba marcando el ritmo, y desde luego lo marcaba de maravillas, ya que nos mantenía a César y a un servidor con el alma en vilo; a las 10:30 horas hemos llegado a la localidad de La Munia, un poco antes de Sant Jaume dels Domenys, y aquí ha sido en donde hemos fijado nuestra primera parada técnica para comer un poco.

En La Munia, nuestra primera parada técnica

Hemos estado unos diez minutos parados, tras los cuales hemos proseguido nuestra marcha buscando ya nuestro principal destino: el puerto de La Talaia, ya en la provincia de Tarragona; para eso hemos llegado a las afueras de Sant Jaume dels Domenys, tomando la carretera de la derecha, la TP2442, ya que justo en este punto es donde prácticamente comienza la subida, de unos 6-7 km, sin descanso alguno, aunque tampoco hace mucha falta al tratarse de una subida muy tendida; el desnivel rara vez supera el 6-7%; hemos de decir que este puerto es, sin duda alguna, uno de los más bonitos que hemos subido, ya que se encuentra enclavado en una zona verde impresionante, próxima al Pla de Manlleu y al Monasterio de Santes Creus; nos consta que en esta misma zona hay otros puertos desconocidos por nosotros que deberemos investigar muy pronto, ya que merece la pena; la zona, para que nos hagamos una idea, es lo más parecido al prepirineo (Osona, Berguedá, Solsonés, ...); cuando hemos coronado nos hemos vuelto a parar para admirar el bonito paisaje, aprovechando para hacernos otra foto.

En la cima de La Talaia

Nuestro disfrute iba siempre in crescendo ya que esta zona es impresionante, con unas carreteras en perfecto estado y con muy poco tráfico; hemos continuado por la carretera de El Pla de Manlleu, en una zona que constituye un altiplano frondoso de unos 600-800 metros de altura al que seguro que volveremos más veces; íbamos con dirección a Pontons, aunque un poco antes de llegar a esta localidad nos hemos desviado a la izquierda por una pista asfaltada hace poco tiempo, en constante, aunque suave subida, que nos ha hecho disfrutar como muy pocas veces y que se dirige hacia La Llacuna; tanto íbamos disfrutando que no nos hemos percatado de que nuestro ritmo era cada vez más alto, lo que ha originado que nuestro amigo César, que se encuentra aún al inicio de su entreno y lógicamente aún bajo de forma, ha sufrido una pequeña pájara, que Estarqui ha intentado remediar con un gel "de los que él se toma" y aminorando un poco el ritmo; lo que pasa es que los kilómetros iban cayendo sin remedio;  como hemos dicho, esta zona es muy frondosa, presentando además muchos tramos sombríos en los que la carretera estaba totalmente helada, y que nos obligaba a tomar precauciones; hemos continuado por La Llacuna, Rofes, Mediona y Capellades; aquí hemos empalmado ya con la carretera de Piera, la B224, pasando un poco antes de llegar a esta localidad, por Vallbona d'Anoia; César, que llevaba ya 140 entre pecho y espalda, y que no acababa de recuperarse totalmente, había decidido ya, a iniciativa de Estarqui, coger el tren en el mismo Piera y regresar a casa, y efectivamente eso es lo que ha hecho, no sin antes maldecir no hallarse aún en una mejor forma; tranquilo, amigo, tranquilo, que hay tiempo para todo; en Piera nos hemos despedido de él, continuando con la ruta prevista Estarqui y un servidor, que rápidamente hemos llegado a Martorell, en donde Estarqui ha tomado ya el camino de Olesa y un servidor el de Molins, despidiéndonos.

Datos técnicos:

Fabulosa etapa la que hemos protagonizado hoy; sí; puede que haya sido un poco larga (en mi caso casi 160 km), pero vale la pena en todos los sentidos; la hemos empezado dirigiéndonos a Martorell por la carretera N-II, a través de Pallejá y Sant Andreu de la Barca, tomando seguidamente la carretera C-243 que se dirige a Sant Sadurní d'Anoia, a donde hemos llegado tras pasar, como siempre, por Gelida; hemos continuado por esta misma carretera hasta Vilafranca del Penedés, en donde hemos hecho una breve incursión en la N-340 y hemos dado un rodeo antes de empalmar con la carretera de Sant Jaume dels Domenys, la B-212, pasando por La Munia; en las afueras de Sant Jaume dels Domenys nos hemos desviado a la derecha tomando la carretera TP2442 comenzando a subir el Puerto de la Talaia, que hemos culminado al cabo de unos maravillosos e impagables 6-7 km; tras la bajada del puerto hemos tomado el desvío que conduce al Pla del Manlleu, a través de la carretera TV2441 y hemos pasado por esta localidad con dirección a Pontons, si bien antes de llegar aquí nos hemos desviado a la izquierda para tomar una pista reconvertida en carretera asfaltada que nos llevará a La Llacuna en una constante y suave subida, siempre en una zona que constituye un bonito altiplano de unos 600-800 metros de altura; desde La Llacuna nos hemos dirigido a Capellades, pasando previamente por Rofes y Sant Joan de Mediona, cogiendo ya en Capellades la carretera de Piera, la B224, pasando previamente por Vallbona d'Anoia; tras llegar a Piera nuestro siguiente destino era Martorell, a donde hemos llegado pasando antes por Masquefa y La Beguda Baixa, con lo cual lo único que nos quedaba ya era regrear a Molins de Rei por el mismo itinerario de la ida, es decir, la carretera N-II, pasando previamente por Sant Andreu de la Barca y Pallejá.

La orografía de esta etapa

Cuando una etapa tiene 156 km, una altitud acumulada de 2.037 m y un índice I.B.P. de 148, ya está todo dicho; lo que ocurre con ésta es que en ningún momento se hace dura; de hecho no tiene nada que sea complicado; se tuviéramos que mencionar algo sería el Puerto de la Talaia o el de La Llacuna, aunque ambos son muy tendidos y en ningún momento se atragantan; por lo demás, impresionante etapa.

El itinerario de esta etapa

El track en Wikiloc

Índice I.B.P. 148 (dureza extrema)
 

martes, 8 de enero de 2013

Sorteo de la QH

La QH
 
¡¡¡Todos dentro!!!
 
Una vez celebrado el sorteo de la QH '2013, ya podemos informar de que estamos ¡¡¡todos dentro!!!; de nuestro círculo tan sólo nos faltaría por confirmar que Goyo (SGA) y su socio, que se preinscribieron por su cuenta y a última hora, también han resultado agraciados; en cuanto a los demás, como hemos dicho, todos han resultado elegidos; los números de los afortunados están comprendidos entre:
 
12.457 y 7.499
 
Consiguientemente, todos los que aparecen abajo han resultado agraciados; ahora ya lo que nos queda es empezar a entrenar en serio, cosa que un servidor hará ya el próximo lunes-14. 
 
* Salvador (183)
* Breo (973)
* Julián (974)
* Juan Carlos (975)
* Salmerón (976)
* Jonatan (977)
* Estarqui (5177)
 
¡¡¡Nos vemos!!!
 
 

Resultados: 8º microciclo


8º microciclo
(2º mesociclo)

Bueno, bueno ... ha habido suerte en el sorteo de la Quebrantahuesos que se ha celebrado durante el día de hoy; no solo he resultado agraciado, sino que asimismo han sido todos los que conozco que se habían apuntado: Breo, Julián, Estarqui, Juan Carlos, ... así que la salida de hoy, única en este 8º microciclo, me la he tomado a la ligera, con la intención de comenzar nuevamente el entreno el próximo lunes-14; hoy incluso he abusado del plato grande, cosa que tenía terminantemente prohibida hasta hoy; los resultados obtenidos, lógicamente, no cuentan para nada.

Los datos de esta única salida han sido éstos:

El cuadro con la progresión obtenida


Como refleja el cuadro, las cosas parece que empiezan a ir mucho mejor, habiendo controlado totalmente el dato que más me interesa en estos momento: la frecuencia cardíaca.

El itinerario que nos sirve de entreno

Aquí tenemos la orografía del itinerario que hacemos y la frecuencia cardíaca llevada un día cualquiera.

La orografía y fc de una salida cualquiera


domingo, 6 de enero de 2013

Salida del 06-01-2013: El Mirlo + Trialera del Instituto

Un servidor, tras haber coronado con éxito El Mirlo

Trayecto 034
06-01-2013

El Mirlo + Trialera Nueva del Instituto

Duración: entre las 12:00 y las 14:00 horas
Climatología: mañana radiante; primaveral
Terreno: algo húmedo en algunas zonas; bien en general

Incidencias:

No es la primera vez que me pasa; no hace mucho tiempo me pasó algo parecido; hoy, día de Reyes, había  decidido no salir, y darme un merecido descanso, pero ¡mira por dónde! que a eso de las 10:00 horas, estando aún en la cama, me ha despertado el llanto desconsolado de una criatura; enseguida me he levantado para comprobar qué estaba ocurriendo y me he dirigido hacia el lugar del cual provenían los lamentos, cada vez más intensos; y éstos me han llevado hacia donde descansa habitualmente la bici de montaña; sí, la gorda; enseguida me he hecho con la situación; la pobre, dado el esplendoroso día que hacía, lo que quería era salir, aprovechando que además era domingo, es decir, el día en que normalmente salimos; en un primer momento me he negado, pero pronto he comprendido que era un sacrilegio no salir con la bici en un día así, casi primaveral; así que, tras desayunar con mi santa y mis hijos y efectuar el intercambio de los regalos de Reyes y realizar el resto de las actividades caseras que tenía previstas, me he dispuesto a salir cuando eran alrededor de las 12:00 horas; no sabía muy bien qué iba a hacer, además de que no disponía de mucho tiempo, pero cuando he bajado a la calle enseguida se me ha encendido una luz: ¿por qué no realizar la segunda de nuestras salidas más populares?; dit i fet ; y así, sin perder ni un segundo más, y a ritmo, he empezado a realizar la etapa del Mirlo; he de confesar que como viene siendo habitual tras los  terribles sucesos del día 18 de julio de 2008 (en el Mirlo hay algo), estaba un poco asustado, pero aún así he continuado con la etapa; como he dicho he empezado a las 12:00 horas; el día era impresionante; hacía una mañana radiante, aunque con una ligera brisa fresca, como nos gusta a nosotros; el terreno, salvo en algunas zonas sombrías, estaba en inmejorables condiciones, lo que me ha permitido imprimir un fuerte ritmo que me ha llevado a mi primera parada técnica: el Puente de la Siberia, en donde he aprovechado por dejar constancia de mi paso por allí con una foto, al igual que una vez he llegado a la carretera; la última parte del recorrido la he hecho junto con un bíker de Las Planas que se había empeñado en subir de forma alocada, y de lo cual me ha contagiado a mí también.


Aquí estoy en el Puente de la Siberia (foto superior) y
en la carretera, una vez arriba (foto inferior)

Sin tiempo que perder, entre otras cosas porque no lo tenía, he continuado la marcha; de hecho, sabía que hasta llegar al Mirlo, lo único que me quedaba era disfrutar cada vez más, y precisamente el tramo que iba a encarar seguidamente era uno de los más bonitos; he continuado brevemente por la carretera de Vallvidrera hasta desviarme en la Trialera de Can Campmany (la que cruza la carretera); desde luego no era el único que andaba por allí; antes de iniciar el tramo más complicado me he tenido que detener para dejar pasar a unos cuántos que bajaban con cara de satisfacción, más contentos que unas castañuelas, como si les hubiera tocado la Lotería del Niño; y efectivamente les había tocado, al igual que a un servidor, ya que poder realizar una salida en bici de montaña en un día así no tiene precio; el itinerario, como sabemos, no representa ninguna dificultad; he continuado por la Trialera del R-8 (que ya ha desaparecido), la zona de Can Pascual, Can Balasc, la carretera de Las Planas, la zona de Can Bosquet, ... en fin, el recorrido genuino del Mirlo; exactamente el que hicimos por primera vez en grupo numeroso el día 19-04-2009 en la salida que bautizamos como "el primer ataque organizado el Mirlo", y en la que tuvimos la dicha de participar nada más y nada menos que 17 bíkers; ¡vaya tiempos aquéllos!; bien es cierto que muchos de los que asistieron estuvieron temerosos por si ocurría alguna cosa extraña, aunque finalmente todos lo pudimos contar; casi sin darme cuenta he llegado hasta el pie del Mirlo, y efectivamente he sentido, como siempre, un ligero escalofrío en el cuerpo al recordar los terribles sucesos del día 18-07-2008; ha habido un momento que hasta había pensado en dar la vuelta, aunque finalmente he proseguido, algo temeroso sí, pero al fin y al cabo he logrado superar las rampas del 27% sin mucho agobio, y lo que es más importante, sin la extraña presencia de quien todos conocemos; cuando he llegado arriba, ya aliviado, he aprovechado para hacerme unas fotos, aunque sin dejar de mirar para atrás en ningún momento ... para por si acaso.


En la cima del Mirlo, tras haberlo superado sin incidencias

Tras superar el Mirlo, aún me quedaba un buen trozo de la etapa, y no precisamente nada suave, aunque si muy bonito, ya que incluía la bajada por la Trialera Nueva del Instituto; ésta ha sido la única diferencia en relación con la etapa del Mirlo que normalmente realizamos, ya que incluye el regreso a Molins de Rei por la Trialera Clásica del Instituto; en esta ocasión me ha parecido mucho más divertido hacerlo por la "Nueva", ya que además el terreno, como hemos dicho, estaba en unas condiciones inmejorables; he disfrutado como un cosaco; sin incidentes de ningún tipo; hasta me ha dado tiempo de hacer una nueva autofoto, aunque estática; cuando tenga tiempo les preguntaré a Juan El Hierro y a Juanmaden como hacen esas autofotos en movimiento con las que nos obsequian cada semana; el obturador de mi cámara tan solo tiene como retardo máximo 10 segundos, es decir, muy poco tiempo para hacer fotos en movimiento; ahí va la de hoy:

Aquí estoy con cara de felicidad tras bajar
por la Trialera Nueva del Instituto

Y poco más; se trata de una bonita etapa que hacía ya algún tiempo que no realizaba y que nunca te deja indiferente; aquí os dejo un vídeo de una de nuestras subidas al Mirlo en el que se puede apreciar a Javier, Manolo y José Martín, grabados por un servidor.

El vídeo

Datos técnicos:

En verdad la etapa no reviste mayor dificultad, a excepción de la subida del Mirlo; la hemos empezado, como casi siempre, desde el Parque de las Palmeras en Molins de Rei, desde donde nos hemos dirigido hacia la Rierada por el camino de costumbre, subiendo a continuación la Siberia y continuando por la carretera de Vallvidrera para arriba; al cabo de un par de kilómetros nos desviaremos a la izquierda para tomar la trialera de Can Campmany, que subiremos hasta reincorporarnos nuevamente a la carretera, cerca ya de la Sargantana; transitaremos durante unos metros por la propia carretera ya que enseguida la volveremos a dejar para desviarnos a la izquierda y tomar la trialera del R-8 (a pesar de que el coche ya ha sido retirado), para volver otra vez a la carretera al cabo de unos centenares de metros; ahora sí que continuaremos por la carretera durante un rato, justo hasta desviarnos por Can Pascual, bajando por la trialera de los oKupas y llegando a Can Cantellví, para continuar por la pista de bajad de Can Balasc, la cual nos dejará en la carretera de las Planas, y por la cual continuaremos durantes unos kilómetros hasta desviarnos para tomar en bajada la pista que conduce a Can Bosquet, para tomar a continuación el sendero del mismo nombre que nos deja entre las Planas y Valpineda, continuando hasta tomar nuevamente la carretera de las Planas, aunque esta vez con dirección a la Colonia Montserrat, bajando después por la pista que conduce a la parte trasera de las 3 Ollas, con lo cual, tras subir brevemente por la pista asfaltada nos desviaremos a la izquierda para afrontar nuestro reto: la subida del Mirlo; tras llegar a la carretera de Vallvidrera, una vez superado, proseguiremos con dirección al restaurante de Can Campmany y Can Tintorer, desviándonos a la altura de Can Barza para tomar a continuación la Trialera Nueva del Instituto, por la cual llegaremos ya a Molins de Rei, poniendo fin a esta bonita salida.

La orografía de la etapa

Se trata de una etapa de poco más de 34 km, pero que tiene una altitud acumulada de 931 m y un índice I.B.P. de 72; lo que ocurre es que en ningún momento se hace dura, salvo, como es lógico, la subida del Mirlo; lo más duro sería la subida de la Siberia, el sendero de Can Bosquet y, por supuesto, el Mirlo.
 
El itinerario de la etapa


Índice I.B.P. 70 (normal)