EnBicicleta

domingo, 31 de enero de 2016

Salida del 31-01-2016: Sitges (por las costas de Garraf y regreso por el alto de Sant Climent)

Foto oficial de la temporada
de nuestro club Sprint Bike

Trayecto 171
31-01-2016

Sitges
(por las costas de Garraf y regreso por el alto de Sant Climent)


Duración: desde las 8:30 a las 13:00 horas
Tiempo de pedaleo: 3:27:34 horas
Climatología: despejado; muy buena temperatura 
Terreno: asfalto 100%: en perfectas condiciones
Distancia: 95,25 km a una media de 27,5 km/h
Altitud acumulada: 757 m

Grupo:
  
Club Ciclista Sprint Bike (Oficial)
Salida en compañía del grupo 
de carretera de Sprint Bike

Crónica:

La suerte está echada; hoy ha comenzado la nueva temporada en nuestro querido club, ya con la disputa de los puntos en juego; hay quien dice, y con razón, que los tres logros más importantes que existen a nivel mundial en el ciclismo son: ganar el Tour de Francia, batir el récord de la hora y quedar primero en la clasificación final por puntos en Sprint Bike; y no precisamente por este orden; jajaja; que yo sepa, hasta ahora, ningún ciclista lo ha conseguido y dudo muy mucho que alguien lo consiga, ya que una hazaña de este calibre no está al alcance de cualquiera; el propio Induráin o Anquetil, por poner unos ejemplos significativos, no pudieron conseguirlo; pues como veníamos diciendo, nosotros tenemos en estos momentos la suerte de intentarlo en parte, ya que hoy ha empezado oficialmente la temporada en Sprint Bike, y con ello ha quedado definitivamente abierta la veda; de momento, durante la salida de hoy, no hemos visto aún cuchillos u otros utensilios cortantes, aunque seguro que no tardaremos en verlos; es lo que hay; jajaja; vayamos pues al cotarro, y lo primero que vamos a hacer es rendirle un merecido homenaje a nuestro club, Sprint Bike, y lógicamente a todos sus socios, sin nombrar a nadie en particular aunque muy bien podríamos hacerlo, ya que todos aportamos nuestro granito de arena; la grandeza y el prestigio de nuestro club se ha puesto hoy de manifiesto muy claramente, con una ingente considerable de participantes en las salidas de carretera y de Btt, además de muchos amigos más tomando parte en otros eventos ciclistas, como Ernesto, Mónica, José Manuel o Rubén, entre otros; y esto no ha hecho más que empezar; ¿a dónde llegaremos?; nadie lo sabe, aunque seguro que muy lejos; y ahora ya sin más rodeos, veamos como se ha desarrollado esta primera jornada de la temporada en la sección de los carreteros, cuya hora de partida de forma excepcional estaba fijada hoy a las 9:00 horas en nuestro lugar de costumbre; allí nos hemos presentado una veintena larga de buenos amigos carreteros, algunos de éllos con la mente clavada ya en los dos puertos puntuables de esta jornada: los altos de la Maladona y de Sant Climent.


En el Triángulo, instantes antes de salir

Pasados unos minutos de las 9:00 hemos salido, al principio muy relajados, como siempre, dirigiéndonos hacia las costas de Garraf, aunque esta vez dando un largo rodeo bordeando el polígono de San Cosme en El Prat de Llobregat debido a las interminables obras en Viladecans que han originado que no podamos acceder a la autovía por el puente de toda la vida; cuando hemos enlazado con la autovía, nuestro ritmo, casi por arte de magia, se ha incrementado considerablemente, formándose ya varios grupos; podría decirse que el que más y el que menos estaba cogiendo ya posiciones; jajaja; en un momento dado incluso le he preguntado al insigne Trapero cual era su táctica en el ataque a la Maladona, pero no le he sacado prenda, señal de que algo había tramado; finalmente he podido comprobar que su táctica en esta ocasión, al igual que otras veces, era muy sencilla: tirar como un descosido en cuanto la carretera comenzara a empinarse; eso es lo que he comprobado en cuanto hemos llegado al pie de las costas; desde luego sabía perfectamente que poder aguantar el ritmo de Trapero, ya desde el inicio, era garantía de obtener premio, y por eso me he atado los machos y me he puesto a su rueda, al igual que Juanjo Delgado; sabía que detrás vendrían con la boca abierta a por nosotros, con muy malas intenciones, y por eso en algunas ocasiones era incluso un servidor el que tiraba de este trío a todo tren, aunque sin estar totalmente convencido de que llegaríamos escapados a la cima; temía ser engullido en cualquier momento por el mismísimo Chacón, pese a que el buen tiempo no le favorecía nada, el infatigable Quique, que siempre está ahí esperando su momento, o la incansable Roser, que jamás arroja la toalla pese a que ahora, como sabemos, se encuentre en pleno período de recuperación; hemos mencionado al azar a estos tres amigos, aunque cualquiera de los demás podría haber terminado con nuestras aspiraciones, y seguro que lo harán más pronto que tarde; por lo que respecta a nuestro ilustre Tesorero, Pol, Cáceres y algún otro, en cuanto terminen la base; de eso no hay ninguna duda; y  en cuanto a otros, tan pronto como se reincorporen al grupo, como Miguel Ángel o Pau, a los que deseamos una pronta recuperación; sea como fuere, lo cierto es que nos íbamos aproximando a la cima de la Maladona y continuábamos los tres juntos, a un fortísimo ritmo; en mi caso debo confesar que en ningún momento tuve necesidad de sacar la sartén, lo que creo que es buena señal, si bien estoy seguro de que los defensores de mantener una cadencia alta pondrán en entredicho; cuando faltaban menos de cien metros, me han pasado Juanjo y Trapero, consiguiendo una pequeña distancia; me ha dado tiempo de improvisar una táctica consistente en tomar un poco de aire para poder sprintar a escasos metros de la meta, pero justo cuando me he aproximado a éllos con tal fin, he podido comprobar cómo Trapero había pensado lo mismo que yo, ya que ha pegado un zapatazo y se ha marchado sin remedio; Juanjo ha intentado seguirlo, aunque enseguida se ha dado cuenta de que era una tarea imposible; un servidor, en cambio, ya ni lo he intentado sabiendo que todo esfuerzo iba a resultar en balde y me he quedado detrás, seguro ya de que al menos lograría el tercer puesto, algo inimaginable hace muy poco tiempo ... ¿verdad?; desde luego las cosas este año han empezado bien; el orden de llegada de los 5 primeros a la Maladona, salvo error u omisión, ha sido éste:

1º Trapero
2º Juanjo Delgado
3º Salvador  
4º Quique
5º Pol

En la gasolinera de Sitges nos hemos reagrupado y hemos aprovechado además para comer e hidratarnos, dando marcha atrás para desandar lo andado hasta ahora y poniendo rumbo a la segunda dificultad de la jornada: el alto de Sant Climent; la vuelta, nuevamente por las costas, sin embargo no ha sido todo lo placentera que cabía esperar, y ello debido a que esta vez hemos coincidido con un grupo de carreteros que nos iban arreando por el camino; nuevamente hemos sido Trapero, Juanjo y un servidor, acompañados ahora de nuestro Tesorero y puede que de algún otro que no recuerdo en este momento, quienes nos hemos encargado de dejar el pabellón de Sprint Bike en lo más alto, cosa que hemos logrado con creces, a pesar de que finalmente ninguno de nosotros ha llegado el primero al final de las costas debido a un fortísimo sprint protagonizado por algunos de estos carreteros, que han logrado sacarnos unos segundos de ventaja; antes de proseguir hasta Castelldefels, nos hemos vuelto a reagrupar, excepto Trapero, que ha seguido adelante sin escuchar nuestros gritos para que parara; cuando nos hemos reagrupado hemos proseguido la marcha, uniéndosenos poco después Trapero, quien se encontraba parado en Les Botigues de Sitges; a continuación nos hemos dirigido ya hacia la carretera de Sant Climent, aunque no sé muy bien por qué hemos girado a la derecha para tomar nuevamente la autovía, dando un amplio rodeo, en donde hemos vuelto a poner un fortísimo ritmo, esta vez bajo la batuta de un grupo formado por Quique, Pol, Chacón y algunos más, que de paso se han dedicado a ir entrenando los relevos; desde luego, aunque todo sea mejorable, lo han conseguido, ya que un servidor, que me encontraba escasamente a diez metros, era incapaz de acabar de llegar; suerte que poco antes de tomar la salida de Viladecans han aflojado, lo que me ha permitido unirme a éllos; hemos continuado por la zona de los huertos y poco a poco nos hemos ido aproximando a la carretera de Sant Climent, alcanzando a algunos que se habían adelantado, Belda, en un excelente estado de forma, entre éllos; hemos comenzado pues a subir la mayoría de nosotros esta pequeña tachuela, al principio de forma muy relajada; en mi caso iba ya algo escaso de fuerzas y por eso había decidido que en cuanto alguien incrementara considerablemente el ritmo, me quedaría a verlas venir; sin embargo me sorprendió un poco que nadie se pusiera a tirar, de tal forma que cuando nos dimos cuenta estábamos prácticamente a mitad de puerto, lo que había servido además para que pudiera recuperarme algo; tanto es así que, casi sin pretenderlo, he sido yo quien ha comenzado a tirar suavemente, levantando las hostilidades; nuevamente Trapero y Juanjo se han adelantado, saltando un servidor tras éllos, aunque en esta ocasión algo más justo de fuerzas que en la Maladona, aunque pude ir aguantando bastante bien las envestidas de estos dos monstruos; a escasamente unos metros del alto fui superado por Chacón, el cual, sin que sepa muy bien por qué, diría que aminoró el ritmo voluntariamente dejándome pasar, lo que aproveché para hacer cima en tercera posición; ya le preguntaré si ello fue así; el orden de llegada al alto de Sant Climent fue el siguiente:

1º Juanjo Delgado
2º Trapero
3º Salvador
4º Chacón
5º Kim

Y aquí se termina la historia, ya que desde Sant Boi hemos regresado todos agrupados, sin que se hayan producido incidencias de ningún tipo y quedándonos algunos por el camino para dirigirnos a casa; hemos gozado de una bonita salida ciclista, ahora ya con puntos en juego, aunque sin duda alguna nuestra mejor recompensa ha sido el fenomenal ambiente que, como siempre, hemos disfrutado, algo a lo que ya nos hemos acostumbrado y que constituye el verdadero tesoro de este inconmensurable club, al que hoy modestamente quiero rendirle este merecido homenaje; va por todos vosotros, amigos; muchas gracias.

Datos técnicos:

Preciosa salida, tanto por el recorrido en sí como por el estupendo ambiente que hemos disfrutado; la hemos empezado en Sant Feliu, desde donde nos hemos dirigido a Sant Boi por el polígono de El Pla, pasando por Sant Joan Despí y llegando a la rotonda grande de Sant Boi por la carretera de la costa, la C-245; en la rotonda tomaremos la salida que se dirige al Prat de Llobregat, llegando a las inmediaciones del barrio de San Cosme antes de incorporarnos a la autovía de Castelldefels, por la que llegaremos a Les Botigues de Sitges antes de comenzar a subir por las costas de Garraf, por las cuales llegaremos a Sitges, desde donde regresaremos por las mismas costas por el mismo itinerario, tomando en la autovía de Castelldefels la salida que se dirige a Viladecans, a donde llegaremos por la llamada "zona de los huertos" en Les Marines; desde Viladecans nos dirigiremos a Sant Climent de Llobregat por la carretera BV-2003, llegando por ella a Sant Boi, desde donde regresaremos ya a casa por la zona de la Colonia Güell hasta enlazar con la carretera BV-2002 que se dirige a Sant Vicenç dels Horts, a donde no llegaremos, ya que antes de llegar cruzaremos la autovía y la autopista por el puente nuevo, llegando al polígono de El Pla, desde donde llegaremos ya a casa.

La orografía de la etapa

La etapa carece de dificultad, tanto por lo que se refiere a su distancia (tan solo 95 km) como en cuanto a la altitud acumulada (poco más de 700 m); lo más duro, por decir algo, lo constituyen las costas de Garraf, por las que pasaremos dos veces, y el alto de Sant Climent; nada más.

El itinerario de la etapa

El track en Wikiloc

Índice I.B.P. 68 (normal)

No hay comentarios:

Publicar un comentario