EnBicicleta

domingo, 15 de junio de 2014

Salida del 15-06-2014: Los 6 demonios del infierno

Los integrantes de esta fabulosa salida en el Montau

Trayecto 126
15-06-2014

"Los 6 demonios del infierno"
(Sant Ramón, la del Llanto, la Pista Roja, el Sotarró, el Montau y las antenas de Begues)

Duración: desde las 7:30 a las 14:30 horas
Climatología: nuboso; buena temperatura; llovizna en algún momento
Terreno: seco; en perfectas condiciones
Distancia: 67,40 km a una media de 15,2 km/h
Altitud acumulada: 1.530 m

Grupo:

 Los participantes en la salida: Miguel (ón), Natasha, Salvador y Thomas

Incidencias:

Madre mía!!!, pero que bien que ha salido esto; mucho mejor de lo esperado; habíamos quedado que la salida la empezaríamos a las 6:30 horas, dispuestos a hincarle el diente a nuestros 6 demonios preferidos, pero a eso de los 5-5:30 horas estaba cayendo "la del pulpo"; los mensajes vía WatsApp, principalmente entre Miguel (ón) y un servidor echaban humo; que si salimos, que si no, que está lloviendo mucho, que solo es una nube, ... en fin, mensajes para todos los gustos; en un momento dado incluso he tenido que rezarle a San Cucufato como no hace mucho tiempo hacía antes de las salidas cuando había amenaza de lluvia:

"San Cucufato, San Cucufato,
los cojones te ato, 
y como no deje de llover ya,
no te los desato"

San Cucufato

Sabemos perfectamente que San Cucufato nunca nos había fallado, pero hoy se estaba haciendo el remolón, tanto que he tenido que pedirle a Miguel (ón) que le diera una vuelta más a los cojones; y eso, creo, ha sido lo que ha dado resultado, ya que enseguida ha empezado a amainar, por lo que hemos quedado a las 7:30 horas para realizar nuestra esperada salida: "los 6 demonios del infierno", seguramente una de las más duras que podemos hacer ya que, por imposible que parezca, se trata de ir salvando uno tras uno y sin parar los altos de la Ermita de San Ramón, la Pista del Llanto, la Pista Roja, el Sotarró por la vertiente de Begues, el Montau y las antenas de Begues por la cara B; casi nada; ver para creer; la salida la hicimos por primera vez Miguelillo y un servidor el día 29-07-2012, quedando impresionados por tanta dureza; la misma impresión han tenido algunos hoy; incluso decían que era la etapa de BTT más dura que habían hecho hasta la fecha; yo creo que exageraban un poco, pero bueno ... bastante dura sí que es; vayamos ya a explicarlo sin más rodeos.

1er. demonio: La Ermita de San Ramón  

A las 7:30 horas y con la fresca después de la tempestad que había caído hacía poco tiempo, hemos comenzado nuestra aproximación a nuestro primer demonio, posiblemente el más asequible de todos: la ermita de San Ramón por su vertiente clásica; el único inconveniente con el que nos hemos enfrentado era la tremenda humedad que hacía, cercana al 100%; dado que solamente yo sabía la envergadura de esta etapa he impuesto un ritmo suave, casi cansino ... aunque eso ha sido justo hasta llegar al pie de la subida a San Ramón; en cuanto hemos empezado a subir, no sabemos muy bien porqué (o puede que sí), el bueno de Thomas ha azuzado sus ruedas de 29' poniendo un fuerte ritmo; en esta ocasión tan solo un servidor lo ha podido seguir, en tanto que Miguel (ón) y Natasha, mucho más inteligentes, han preferido subir de forma más relajada; no se han producido incidentes de ningún tipo, llegando hasta la propia ermita, con lo cual nos hemos zampado a este primer demonio casi sin enterarnos; así somos nosotros.

Aquí estamos tan frescos después de habernos merendado 
el primero de los demonios: la ermita de San Ramón (con perdón)

El 2º demonio: la Pista del Llanto

De momento las cosas pintaban bien, por lo que no había nada que nos impidiera ir a nuestra segunda cita: la Pista del Llanto, bastante más complicada; en esta ocasión nos hemos apartado un poco del itinerario del día 29-07-2012 cuando Miguelillo y un servidor bajamos de San Ramón por la bonita trialera que finaliza en Sant Climent; dado el agua que había caído durante la madrugada, hemos decidido con buen criterio bajar por la pista clásica de la vertiente trasera que finaliza en Viladecans en previsión de que la trialera estuviera impracticable, encaminándonos rápidamente a Can Bori, aunque sabíamos que en esta ocasión no íbamos a llegar allí, ya que a la altura de la "casa del torero" nos hemos desviado a la derecha con dirección a la Pista del Llanto; el nombre es bastante expresivo ¿verdad?, aunque el llanto para algunos comienza en cuanto tomamos el desvío, ya que enseguida nos encontraremos con unas rampas con porcentajes superiores al 20% que prácticamente finalizan en el cementerio de Sant Climent, para continuar al cabo de un centenar de metros lo que conocemos como la Pista del Llanto: una espeluznante rampa con porcentajes imposibles en la Carrerada, en el paraje conocido como Les Comes, pasando por la bonita ermita del Roser de Sant Climent; aquí ya no valen estrategias de ningún tipo, ya que cada uno debe subir como pueda, atándose en corto los machos; eso ha sido lo que hemos hecho nosotros, alegrándonos enormemente de que en esta zona no hubiera tanta humedad y de que se respirara un aire fresco que invitaba a quedarse; de buena gana nos hubiéramos quedado, pero eso era imposible, ya que aún teníamos que zamparnos unos cuantos demonios más; por lo pronto ya habían caído dos, aunque este segundo, como ya sabíamos, se ha vendido muy caro, ya que desde que nos hemos desviado a la altura de la "casa del torero" hasta llegar al final en la Costa Fustera hemos tenido que sufrir 4 interminables kilómetros, con fortísimas subidas.

La Ermita del Roser, en Sant Climent 

El 3er. demonio: la Pista Roja

Como se puede comprobar, lo peor de esta salida no son las impresionantes subidas o demonios que hemos tenido que superar, que también, sino que se van sucediendo uno tras otro sin dar tregua; eso es lo que sucede con este tercer demonio, la Pista Roja, que comienza al poco tiempo de haber superado la Pista del Llanto, sin tiempo para la recuperación, y que finaliza en lo que se conoce como la Roca del Barret; pero es lo que hay; como su nombre indica, en este caso nos enfrentamos a una pista ancha del color rojizo típico de esta zona, con arena tipo sauló y gravilla, lo que la hace especialmente difícil; a eso hemos de sumar un porcentaje que en algunas zonas llega al 20%; eso significa que el que tenga que poner el pie en el suelo a media subida, que se olvide de poderse subir nuevamente en la bici; lo bueno es que es corta, apenas llega a 1 km de longitud, aunque, desde luego, muy bien aprovechado; la sensación que uno tiene cuando, tras superar la última rampa, ve la carretera al final, no se puede describir; lo único que podemos hacer es respirar lo más hondo que podamos y dar las gracias al Cielo de que no nos haya dado un yuyu por el camino.

Cerca de la Roca del Barret, tras haber 
superado la conocida Pista Roja

El 4º demonio: el Sotarró por la vertiente de Begues

Cada uno tiene su demonio preferido; el mío es éste, ya que es especialmente duro; como he dicho en alguna ocasión, cuando uno está metido entre sus impresionantes rampas, sufriendo como nunca, no puede dejar de cuestionarse que _ojones hace ahí y prometiéndose a sí mismo poner la bici en venta a las primeras de cambio; hoy no ha sido una excepción; antes de comenzar a subir estas infernales cuestas, hemos ido a buscar una fuente para rellenar nuestros bidones, lo cual nos ha retrasado un poco, aunque ha valido la pena ya que el sol empezaba a hacer estragos; poco a poco nos hemos ido aproximando a este demonio, y poco a poco nuestras caras han empezado a cambiar de aspecto; la última vez que pasamos por aquí se produjo una desbandada general; del grupo numeroso que íbamos aquel día, tan solo subimos Thomas, Jaime, Javier, Natasha y un servidor; nuestros amigos Pedro, José Ángel y Manuel, aduciendo que tenía un poco de prisa, pasaron de largo; pero la anécdota la protagonizaron Miguel (ón) y Jorge, que se habían adelantado algo debido a que no quisieron subir unas bonitas rampas en Begues; el caso es que, tras haberlos divisado a lo lejos y haberlos llamado, tampoco quisieron saber nada de este espectacular demonio y desaparecieron de la faz de la tierra, como por arte de magia; aquello pasó el día 09-02-2014 en la salida que titulamos "los 4 demonios del infierno", ya que efectivamente, entonces tan solo pudimos zamparnos a 4; hoy en cambio los hemos afrontado todos, sin tapujos de ningún tipo; la subida en cuestión tiene casi 2 km de longitud, y es lo peor de lo peor, con impresionantes rampas que te invitan a mirar al suelo para no desmoralizarte demasiado, nuevamente sobre gravilla, y lo peor es que parece que no tienen fin, ya que cuando uno piensa que todo ha terminado se encuentra de repente con otra rampa, y con otra, y con otra ... es impresionante.

    Posando tras haber superado las rampas
del Sotarró por Begues, todos enteros

El 5º demonio: el Montau

Para muchos, el peor de todos los demonios; para hacernos una idea de qué es esto del Montau, haremos referencia a lo que dijimos en la salida del día 29-07-2012 que protagonizamos Miguelillo y un servidor:

 ... Dicen los más viejos del lugar, que cuando los árabes invadieron EspaÑa, hubieron dos zonas que no pudieron conquistar; una ya sabíamos que fue Asturias con Don Pelayo a la cabeza, y la otra fue el Montau, y ello debido a que sus caballos no eran capaces de subir las tremendas rampas que circundan esta montaña, en cuya cima se refugiaron todos los de la comarca, sabiendo que allí "jamás los trincarían" ... 

Con eso ya lo hemos dicho todo ¿verdad?; pues no; uno no puede ni siquiera imaginarse lo que supone subir al Montau si nunca lo ha intentado; no hace mucho tiempo, incluso habían colocado en un poste el número de la Guardia Civil por si alguien, tras haber llegado a la cima totalmente muerto, quería llamar para que vinieran a rescatarlo en helicóptero; me consta que más de uno llegó a utilizar este servicio; en este caso, al igual que hemos referido antes, no hay estrategia que valga; cada uno debe subir _agándose en todo y apretando los dientes todo lo que pueda; lo que ocurre es que parece que el Montau esté a 500 leguas; no llegamos nunca; deberemos superar no se cuántas rampas, a cual más dura, y cuando pensamos que ya lo estamos tocando con la punta de los dedos, se nos presenta otra rampa aún más espeluznante, y luego otra, y así durante un buen tiempo; se trata, además de una zona que tiene un clima extremo: en invierno llegas tiritando, a punto de sufrir una hipotermia, y en verano llegas con una temperatura corporal inimaginable; de ahí que a alguien se le ocurriera la feliz idea de anunciar el servicio de evacuación en helicóptero; eran otros tiempos; en la actualidad eso es impensable; nosotros hemos llegado bastante enteros, y lógicamente nos hemos hecho las fotos para el recuerdo.


 En el Montau

El 6º demonio: las antenas de Begues por la cara B

Las antenas de Begues es un bonito lugar, con unas bonitas vistas sobre la comarca, que cuenta, cuanto menos, con 2 accesos principales: su acceso normal por una pista encementada para facilitar el paso de los vehículos con los que acceden los operarios encargados del mantenimiento de las antenas de telecomunicación, y otro acceso, de poco menos de 2 km, que parte desde la zona conocida como Les Tallarises, en Begues, y que termina en el Pla de la Bassa Llacuna, en donde están situadas las antenas, a unos 600 metros de altura; este acceso es lo que nosotros conocemos como la "cara B", para diferenciarlo del acceso normal; pero antes de empezar a subir por aquí, hemos tenido que bajar desde el Montau hasta la carretera de Begues, en la zona de la cementera, por unas rampas que dan miedo ... bajarlas; no quiero ni imaginar el día que subamos por aquí; tan terribles son que hoy Natasha se ha caído, aunque sin importancia, y es que hay una zona en la que los frenos no pueden parar la bici, por lo que deberemos bajar derrapando de forma controlada durante unos metros, rezando para que no aumente mucho la velocidad de la bici; antes de comenzar el acceso a las antenas deberemos dar un amplio rodeo por la zona; cuando hemos llegado al inicio, Thomas, que debía estar en casa antes de las 14.00 horas, se ha marchado tras configurar el Garmin en "destino casa"; me consta que no se ha rajado, sino que efectivamente tenía que estar en casa pronto; los que hemos quedado no teníamos más opción de protagonizar una huida hacia delante subiendo por la "cara B", por supuesto nuevamente sin ninguna estrategia; en verdad este acceso es tremendamente difícil tan solo al principio, cuando nos encontramos unas impresionantes rampas con mucha piedra, que no nos perdonará el más mínimo error en la trazada, y al final, poco antes de llegar, en donde nos encontraremos con otra rampa infernal de gravilla fina que nos obligará a realizar el máximo esfuerzo; los tres hemos llegado a las antenas, felicitándonos por ello, y poniendo rumbo a casa, ahora ya por el camino más corto y rápido posible, poniendo así fin a esta memorable etapa que ya ha pasado a la Historia, al menos a nuestra Historia.



 Aquí estamos en las antenas de Begues, 
a donde hemos llegado por la "cara B"

Datos técnicos:

Magnífica y dura etapa; como casi siempre que la salida transcurre por el Garraf, la empezamos en Molins de Rei, desde donde nos hemos dirigido hacia Sant Boi de Llobregat por el camino del río, y una vez allí hemos ido hacia la Ermita de San Ramón (309,5 m) a través de su acceso clásico y más suave en la zona de Marianao; desde San Ramón nos dirigiremos hacia San Climent bajando por la pista trasera que nos llevará a la carretera de Viladecans, muy cerca de esta localidad, por la cual transitaremos brevemente hasta desviarnos por la zona industrial hacia Can Bori, por la pista principal, aunque en esta ocasión no hemos llegado allí, ya que a la altura de la "casa del Torero" (que definitivamente se ha quedado ya sin corridas ... al menos en Catalunya, jajaja) nos hemos desviado a la derecha cruzando la riera para dirigirnos hacia el cementerio de San Climent, comenzando lo que conocemos como "la pista del llanto", técnicamente la pista de la Carrerada, que comienza prácticamente en el Coll de la Creu y que transcurre por la zona de Les Comes, por donde proseguiremos hasta enlazar con la llamada "Pista Roja", en la zona de la Roca del Barret (384 m); desde aquí nos dirigiremos hacia el casco urbano de Begues por la propia carretera que cogeremos a la izquierda, y tras callejear durante unos instantes, comenzaremos a subir por la pista que conduce al Sotarró (564 m), y tras superarlo, nos encaminaremos hacia el Montau (658 m), bajando primero desde el Sotarró hasta la Creu d'Ardenya y subiendo antes de empezar propiamente la subida del Montau, la rampa del Pla del Cirerer, casi tan dura como el propio Montau; a la finalización de esta sabida cogeremos brevemente la pista de asfalto que conduce a la sub-estación eléctrica, que bordearemos para iniciar ya sin más contemplaciones la primera de las rampas de acceso al Montau, en este caso de cemento granulado, la cual dará pie a otras, ahora ya de tierra, que nos irán aproximando cada vez más a nuestro destino, aunque poco antes de llegar, aún tendremos que soportar un nuevo endurecimiento del terreno en forma de rampa encementada que nos llevará a la cima de la montaña, con lo cual habrá terminado nuestro sufrimiento; seguidamente bajaremos por una pista empedrada y con mucha gravilla que nos dejará en la carretera de Begues, a la altura de la cementera próxima a Olesa de Bonesvall, que cruzaremos rápidamente para tomar un sendero, algo técnico al principio, que terminará enlazando con una pista ancha que nos conducirá hacia la zona próxima a La Maçana y Les Tallarises, en donde comenzaremos a subir con dirección a las antenas de Begues por la llamada "cara B", en la zona de El Pla de la Bassa Llacuna; desde las antenas bajaremos hacia Can Rigol por la pista asfaltada, cogiendo seguidamente la carretera de Begues, empalmando más tarde con la que conduce a Torrelles, llegando a casa por Sant Vicenç dels Horts y el puente que cruza la autopista y la autovía; "¿cómo?; ¿una autovía y una autopista juntas?"; pues sí, en España tenemos dinero para eso y mucho más; menudos políticos ...

La orografía de la etapa

Se trata de una etapa muy dura, tal y como reflejan sus casi 70 km, sus casi 1.600 m. de altitud y su índice I.B.P de 140; exceptuando el camino del río, podemos afirmar que toda la etapa transcurre por una zona rompepiernas muy dura, aunque si tenemos que mencionar qué es lo más complicado, debemos referirnos forzosamente a los "6 demonios", es decir, la Ermita de San Ramón, la pista del llanto, de Pista Roja, la subida del Sotarró, el Montau y la subid a las antena de Begues por la cara B; lo dicho, una etapa infernal.
  

El itinerario de la etapa


Índice I.B.P. 136 (dureza extrema)

13 comentarios:

  1. Eres un crac ya puedes estar preparando la siguiente seria buena montserrat por supuesto subiendo alguna rampa buena

    ResponderEliminar
  2. DURA SALIDA LA DE LOS SEIS DEMONIOS...PEAZO REGENERACION HAS HECHO ..JAJAJA

    UN ABRAZO MAQUINA.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja; es lo que hay, Hierro, pero por lo menos lo pasamos de fábula; un abrazo, campeón.

      Eliminar
  3. esas son las rutas que hacen a los bikers grandes,impresionante salida con potentísimo desnivel y con u ibp de escandalo,solo me queda felicitaros por el ruton que nos habéis mostrado,siento haberme perdido o seguido parte de vuestras ultimas rutas,ya sabes Salva,la cosa se puso seria y con mucho susto tras los pronósticos de los médicos,gracias a dios y con vuestro apoyo la cosa sigue su curso en mejoría.un abrazo a todos,os queremos familia..!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo más importante es que ya haya pasado todo y que vuestro pariente este mejor; esto es lo único importante; ahora ya volvemos a las andadas; luego me pasaré por vuestro Blog; ya echaba de menos las crónicas; un abrazo.

      Eliminar
  4. cristo del amor hermoso seis demonios como la copa de un pino,gran ruta que merece toda nuestra admiracion por la dureza de sus subidas y claro esta con sus vertiginosas bajadas....
    esa zona en los tiempos que bienen tienen que ser un infierno con tanto matorral y poco arbol verdad salva????

    un fuerte abrazo y te deseo lo mejor para la QH.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja; salida dura donde las haya, Juanma; seguro que hasta un tío como tu las hubiera pasado cajitas; jajaja; un abrazo

      Eliminar
    2. No creas que la zona del Garraf es tan seca como se dice; hay de todo; por fondo nosotros hemos ido hoy es una zona especialmente frondosa, con mucha vegetación

      Eliminar
  5. TE PUEDO ASEGURAR QUE A LOS DOS NOS GUSTA EL MUNDO DE LA MOUNTAIN BIKE,PERO TAMBIEN TE PUEDO REQUETEASEGURAR QUE NO TENEMOS EL MISMO PUNTO DE VISTA DE LA DIVERSION .
    DE TODAS FORMAS OS FELICITO POR LOS MERITOS DE CONQUISTAR TODAS ESAS CIMAS
    SALUDOS COMPAÑERO

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja, cada uno se divierte a su manera, Fede, y desde luego todas las formas son válidas; el domingo estuvimos muy cerca ya que visitamos las mismas zonas por las que vosotros os movéis normalmente; a ver si coincidimos algún día; un saludo, amigo.

      Eliminar
  6. Salva tu no eres amano despues de la paliza del Sabado realizar esta el Domingo, perdona que te diga que es de enfermos, con todo el cariño, espero que todo este entreno te sirva para disfrutar en la QH.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja, mientras podamos aguantarlo ahí estaremos, aunque tu no te quedas cortó ¿verdad?; un abrazo, fenómeno

      Eliminar