EnBicicleta

domingo, 29 de septiembre de 2013

Salida del 29-09-2013: La Selénika Edición 2013

El logo de la Selènika 2013

Trayecto 080
29-09-2013

La Selènika 
Edición 2013 (25 anys)

Duración: entre las 8:00 y las 17:00 horas
Climatología: nubes y claros; humedad; buena temperatura
Terreno: muy seco y polvoriento; pedregoso
Distancia: 119,70 km a 14,1 km/h de media

Un servidor, con cara de circunstancias,
a la finalización de la prueba

Crónica:

¿Que como ha sido?; pues ha sido una marcha muy larga; o mejor aún, ha sido una marcha muy dura; bueno, bueno ... a decir verdad, ha sido una marcha muy larga y muy dura; mi rostro desencajado lo dice todo; además, por las razones que luego explicaré, en mi caso han sido más de 120 km, y en verdad la cara de circunstancias de la foto de arriba no es más un pequeño reflejo de la dureza de esta prueba; al final de la misma, cuando estaba cargando la bici en el coche, me encontré con un organizador que vivía precisamente en Navarcles, con el que estuve conversando un buen rato, y me explicó el porqué de tanta dureza; parece ser que a la finalización de la etapa, los 1.500 participantes no cabrían de golpe en el pabellón dispuesto para comer, recoger el diploma, donde estaban las duchas, ...y por ese motivo la única forma de que todos pasáramos por allí era hacerlo de forma escalonada, por cuyo motivo el recorrido debía ser muy duro, evitando así que todos llegáramos de golpe; ¡¡¡los muy puñeteros!!!; dicho lo dicho, vayamos ya al grano; mi intención era haber salido de casa no más tarde de las 5:30 horas, pero la cuestión es que se me pegaron un poco las sábanas y luego tuve algunas dificultades al cargar la bici en una baca sobre el techo que he colocado en el coche; la cuestión es que salí de casa a eso de las 6:30 horas; no me dio tiempo siquiera de tomarme un café con leche, lo que en principio no me importó demasiado ya que sabía que normalmente otros años en la salida la organización nos daba cafés con coca; pero este año no ha sido así; ¡¡¡cagon la hotia!!!; el caso es que tomé la salida en ayunas; y eso después de recorrerme medio pueblo todo nervioso buscando un aparcamiento; menos mal que pude llegar a la línea de salida justo a tiempo; había quedado con Truji y Estarqui; mi intención era poder saludar simplemente a este último ya que sabía que su ritmo no podría seguirlo ni en moto (finalmente hizo un tiempo muy inferior a las 6:30 horas) e intentar salir junto con Truji; pero no pudo ser; había demasiada gente; poco antes de salir llamé a Truji, pero seguramente no oyó el teléfono; los primeros veinte kilómetros fueron muy suaves, yo diría que demasiado suaves; más que una marcha de BTT parecía una salida turística; íbamos pos pistas anchas prácticamente llanas, alcanzando unas elevadas velocidades, salvo cuando por las circunstancias más inverosímiles se producía un tapón; en cuanto teníamos que salvar un pequeño escalón, la gente se quedaba pegada al suelo, lo que nos obligaba a ir andando; ¡¡¡madre mía!!!; pero a partir de aquí la cosa ya cambió; verdaderamente seguíamos circulando por pistas anchas, aunque ahora ya en interminable subidas; eran subidas no demasiado fuertes, pero la cuestión es que no se terminaban nunca; ni siquiera te daba tiempo a recuperarte en las pocas bajadas que nos íbamos encontrando; sobre el km. 36, cerca del Coll de Sant Joan (750 m), uno de los puntos más altos del recorrido, habían colocado el primer avituallamiento y el primer punto de control; en total habíamos estado subiendo, casi sin parar, casi 20 km; yo llegué a este punto totalmente reventado; pocas veces había deseado tanto llegar a un avituallamiento para zampar lo que fuera; aquí estuve un buen rato; comí y bebí como un cosaco, llenándome además uno de los bolsillos del maillot de orejones y turroncillos; hemos dicho que habíamos llegado al km. 36 ¿verdad?; bueno, pues a partir de aquí y hasta prácticamente la meta lo que nos quedaban eran más de 80 km de un terreno infernal, con subidas constantes y con algunas bajadas pedregosas que no ayudaban precisamente a recuperar; en mi caso, además, casi prefería tener que subir, ya que las bajadas me molestaban enormemente los dedos de los pies; cierto es que he puesto algunos kilos en este verano, pero lo que no esperaba es que se me hubieran agrandado tanto los pies; ¡¡¡la madre que me parió!!!; no es tontería, no ... en las bajadas había tal cantidad de piedras que se te hacían polvo los dedos de los pies; parecía que se quisieran salir de los zapatos de lo que empujaban los puñeteros; el terreno seguía siendo el mismo; pistas y pistas anchas como autopistas en las que predominaban las subidas; una, otra, otra, otra, otra, ... no se terminaban nunca; yo iba parando en cada uno de los avituallamientos; en total creo que hubieron 4; puede que 5; en todos ellos me alimentaba y me hidrataba sobremanera; a estas alturas, mi única preocupación era no llegar de noche, aunque casi estuve a punto; a mitad del recorrido, aprovechando un nuevo avituallamiento, me tomé uno de los geles que llevaba, y no se si fue el efecto del gel o lo que iba zampando por el camino, pero el caso es que a partir de aquí cada vez me iba encontrando mejor; tanto es así que había decidido no sacar ya el plato grande, salvo cuando los repechos eran desmesurados; iba jugando con los piñones sin quitar prácticamente el plato grande; cuando tocaba repecho, plato grande y piñón grande, y cuando lo superaba continuaba con el plato grande, pero bajaba dos o tres piñones; la cosa daba resultado porque fui pasando a la gente sin parar, aunque debido, principalmente, a que me encontraba mucho mejor; prácticamente iba ya casi siempre en solitario; y esa fue la razón de que me perdiera; ¿cómorrrr?, lo que oyes;  en uno de los cruces, no sé cómo, pero el caso es que no vi letrero alguno y mi intuición hizo que siguiera recto; detrás de mí venía otro ciclista y dado que al cabo de un rato no veíamos ningún letrero, nos paramos un momento; yo decidí seguir adelante; el otro parece ser que retrocedió; estaba en lo que luego he comprobado que se conoce como El Purgatori, cerca de la localidad de Oristá; el terreno era favorable y llegué a una masía en la zona de La Traveria; allí me paré para preguntarle a un pagés, justo cuando terminaba la pista ancha para convertirse en un pequeño sendero; me dijo que no tenía salida, además de que tendría que cruzar el río dos o tres veces y caminar montaña arriba hasta llegar a una carretera; la solución era retroceder, y eso fue lo que hice; lo que pasaba era que ahora debía subir todo lo que antes había bajado; ¡¡¡joder!!!; estuve dando vueltas por pistas que no conducían a ninguna parte; había decidido abandonar; y no solo eso, sino incluso en llamar por teléfono a la organización o a la policía para que vinieran a sacarme de allí, ya que además el tiempo amenazaba lluvia; no se veía un alma; llegué como pude a un cruce, en donde me paré a beber, y por el cual, al cabo de unos minutos, empecé a ver nuevamente ciclistas; ¡¡¡menos mal!!!; me uní a ellos y continué la marcha; no se el tiempo que perdí, pero seguro que fue mucho; menos mal que seguía encontrándome bien, aunque no por eso dejaba de parar en los avituallamientos; no me dejé ni uno; pude seguir la cursa ya sin más incidentes, aunque con algunos amagos de rampa; en uno de ellos no tuve más remedio que parar; aunque en donde más sufría seguía siendo en las bajadas debido al problema que tenía en los pies; la llegada a la meta no se veía por ninguna parte; yo sabía que el recorrido total tenía unos 116 km, pero el caso es que mi cuentakilómetros se pasó de largo; y eso que por error no lo puse en funcionamiento a la salida, sino al cabo de unos 2 kilómetros aproximadamente; contando éstos, en total hice unos 122 o 123, es decir, 7 u 8 km. más; puede que lo más duro fueran los últimos 8 o 10 km. antes de regresar nuevamente a Navarcles, cuando debimos superar unas cuantas rampas de mucha consideración, y con más de 100 km. encima; el recorrido en sí, la verdad, al menos este año, no ha sido nada bonito; más del 90% eran pistas, con tan solo alguno que otro sendero y asfalto; ni siquiera nos hemos adentrado, por motivos obvios, en el Parque Natural de Sant Llorenç que teníamos a muy poca distancia; lo que sí ha sido es duro; muy duro; han sido más de 2.600 m. de altitud acumulada; al final pude encontrarme con el gigantón Truji ya en la llegada y con dos amigos de MBC, haciéndonos unas fotos; en fin, eso es lo que hay; el año que viene más; espero ...








        Escenas de la marcha

Datos técnicos:

Durísima etapa con más de 120 km, al menos en mi caso, 2.636 m de altitud acumulada y un I.B.P. de 201; casi nada; sobran más comentarios; como siempre, la hemos comenzado en la localidad de Navarcles con dirección a las proximidades de Artés, pasando previamente por una aldea llamada Viladecavalls (no confundir con la localidad próxima a Olesa), todo ello a través de anchas pistas forestales sin ninguna dificultad durante los primeros 18-20 km, justo hasta llegar cerca del pico Torrespaia (685 m) en el Pla de les Fites; a partir de este momento ya prácticamente no dejaremos de subir y subir hasta llegar prácticamente a la meta, siempre por pistas anchas, y alternando alguna que otra bajada pedregosa; nos hemos ido aproximando hasta el Serrat de la Rodoreda (802,1 m), muy cerca de la localidad de Santa María d'Oló; el camino prácticamente ha sido idéntico desde el principio hasta el final, en verdad muy poco atractivo, tanto por el paisaje como por los lugares que hemos atravesado, siempre por inacabables pistas y más pistas; a mitad del recorrido llegaremos a la localidad de Olost, aunque la canción seguirá siendo la misma; pistas, pistas y más pistas; nuestro siguiente destino será la localidad de Oristá, Avinyo y Artés antes de llegar nuevamente a Navarcles, y después de haber superado como hayamos podido más de 120 km de durísimas pistas forestales, con algún que otro kilómetro de senderos y algún que otro tramo de asfalto.

La orografía de la etapa 

Espectacular etapa en la que predominan las duras pistas forestales en un 90%; no podemos destacar nada en especial en cuanto a su dureza, ya que a partir del kilómetro 20 y hasta la meta, prácticamente todo es igual, aunque los últimos 10 km se hacen bastante duros debido a los grandes desniveles que deberemos superar, adornado todo ello con los más de 100 km que llevaremos encima.

El recorrido de la etapa


Índice I.B.P. 201 (dureza extrema)

11 comentarios:

  1. pues eso campeon se sufre pero se hace con dos cojones.

    me alegra mucho ver caras conocidas con la de truji...pedazo espartano.

    bueno lo dicho pa lante y dando guerra querido salvador que sin sufrimiento no hay gloria.

    esta semana tengo muchos problemas para que mi entrada quede reflejada en vuestros blogs,asi que tendras que ir directo a erla ya que solo ves en tu blog la de la semana pasada.

    ResponderEliminar
  2. Salva FELICIDADES por haber conseguido el objetivo, despues de la paliza perderse es desmoralizador y tu lo superastes, el gel te sentó de maravilla, no todo tenia que ser negativo, a recuperar fuerzas y a por otra CAMPEON.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Buen reto Salva...menudo dia mas duro,asi se hace aunque uno se pierda hay que volver para atras y terminar el recorrido,un saludo maquina

    ResponderEliminar
  4. Ya sólo con la cara inicial pagas... la Monegros es dura con la misma distancia y 1.200 + menos así que esta ha de ser muy dura. De todas maneras lo importante es que has acabado y desde aquí te felicito enormemente. Un abrazo muy grande y me ha gustado mucho leer tu crónica!

    ResponderEliminar
  5. Bueno Salva ya sabia yo que al final esta no te la perderias, y veo que has sufrido mucho tal y como vaticinabas dias previos, pero la has acabado y con dos cojones ...... te felicito tio !!!!! eres un crack

    ResponderEliminar
  6. No veas el mogollón de polvo que habia.... no? A ver si otro año te puedo acompañar, maquinón!!!!!

    ResponderEliminar
  7. Bueno salva...poco mas te puedo decir despues de haber hablado contigo en el transcurso del retono desde Navavarcles.
    Lo que si es verdad , es que has pagado un sobre esfuerzo.
    La salida del sabado si fuera sido mas corta y suave seguro que huvieras disfrutado como un henano y habrias acabado antes,pero como eres un buen bellotero lo llevas todo para adelante.

    Te Felicito amigo mio ... por ese esfuerzo y pundonor que tienes,no se yo si muchos huvieran hecho lo mismo que tu que fueran hecho.

    UN ABRAZO ...HASTA PRONTO

    ResponderEliminar
  8. enhorabuena salvador por terminar la selenika y lo mas importante bien de fuerzas,yo estube viendo en una de las ultimas subidas como llegaban los ciclistas y te puedo decir asta los primeros que son unos maquinas tenian la cara desencajada y mas negra que el ``sobaco un grillo´´..jajaa..solo te digo que uno se me para delante y me pide agua aguaa..le di una lata de cocacola,y me dice me as salvado la vida ..pobre chaval!!, lo dicho salva felicidades por acabarla y palante´´amigo,,

    Mcnolo..

    ResponderEliminar
  9. Puedo constatar que no fue dura...fue durísima. Y en muchas facetas de la crónica me e visto reflejado. Si a mi se me hizo larga puedo imaginar como se te hizo a ti habiéndote perdido en un cruce, que rábia.

    Lo importante es que la acabaste anteponiéndote a las circunstancias. Enhorabuena campeón!

    ResponderEliminar
  10. Mu bien machote, y encima te has llevao 2 maillots de la Sele...

    Jo, que tio más suertudo...

    ResponderEliminar
  11. Que putada lo de perderte! A mi me pasó en la Tavascà y desmotiva muchisímo. Pero al final terminaste como un campeón!

    El tramo final, secreto, y digo secreto porque no coincidía nada con el perfil que dieron en la web fue durisimo. No hacía más que esperar bajada hasta la meta y sólo habían subidas.

    Ahora entiendo porque me dolían tanto algunos dedos de los pies! Hubo un momento que parecía que me iban a explotar. Que monguer que soy! xDD

    La crónica muy buena! No se podría haber explicado mejor! ;)

    ResponderEliminar