EnBicicleta

domingo, 7 de octubre de 2012

La Travessa Sant Joan Despí-Montserrat 2012

César y un servidor en Sant Joan Despí,
poco antes de la salida
 
Trayecto 10
07-10-2012

"La Travessa"
(La Travessa Sant Joan Despí-Montserrat XVII Edició - 2012)

Duración: entre las 8:00 y las 13:00 horas
Climatología: soleado; tiempo seco; calor
Terreno: seco, aunque bien en líneas generales
 
Grupo:

 
Aquí estamos los Siberianos que hemos participado en esta durísima cursa,
por orden alfabético: César, José Ángel, Miguelillo, Óscar, Salvador y Sergi
 
Incidencias:
 
No las ha habido, como cabía esperar; antes de empezar con nuestra crónica habitual, vamos a decir que durante esta pedalada se han puesto de manifiesto algunas circunstancias que ya sospechábamos: la primera, que Sergi por fin ha vuelto a su nivel, o por lo menos está muy cerca de él, habiendo logrado hoy un tiempazo de poco más de 4 horas; la segunda, que nuestro amigo Estarqui es un auténtico crack, habiendo quedado hoy en el puesto 29 con un tiempo muy inferior a las 4 horas; y la tercera, que la Travessa sigue siendo una durísima prueba, al alcance de muy pocos; y ahora sí, empezamos; Sergi y un servidor habíamos quedado en encontrarnos a las 6:45 horas en la estación de la Renfe de Molins de Rei con tal de llegar pronto a Sant Joan Despí, pese a que el tren finalmente no pasó hasta las 7:20 horas, a pesar de lo cual nos plantamos en la línea de meta con casi media hora de adelanto; además de Siberianos, habían otros bikers allegados, con los que igualmente habíamos quedado en vernos en la línea de salida, como Antonio, Estarqui, Juan F, Truji, y algunos otros.
 
Antonio, Estarqui, Juan F. y Truji
 
Finalmente, no se sabe muy bien porqué, no hemos podido coincidir en la salida con Miguelillo, Antonio y algunos integrantes de la Penya de El Prat, que se habían quedado muy atrás; los demás estábamos ya preparados en primera fila, y ahí ha sido en donde me he dado cuenta de que Sergi ha salido a probarse, ya que ante mi pregunta sobre si íbamos a ir todos juntos me ha contestado "que buen tiempo hace, ¿verdad?" ; más claro el agua.
 
 

 
En la linea de salida, poco antes de las 8:00 horas; en la
foto de abajo se aprecia a Estarqui detrás
 
A las 8:00 horas en punto han dado la salida, y como siempre era una auténtica locura; hemos ido por el río, por supuesto con todo metido, a una velocidad de órdago; el día que le regalen un jamón o un queso de Cabrales al primero en cruzar la línea de meta no sé que pasará; ni qué decir tiene que nos hemos perdido el rastro entre nosotros a las primeras de cambio; el recorrido durante estos primeros kilómetros era el clásico, es decir, hemos ido por el río hasta llegar a la altura de Sant Andreu de la Barca, en donde nos hemos dirigido hacia Castellbisbal por la zona acostumbrada de El Canyet y el Polígono Industrial de Santa Rita, en el que este año no habían colocado el primer avituallamiento como otras veces; poco después de pasar por el citado polígono, durante el ascenso por una rampa descomunal cerca de Can Galí, Sergi me ha pasado, y yo diría que llevaba prisa ya que hasta cruzar la línea de meta no le he vuelto a ver el pelo; después de Castellbisbal hemos subido, como siempre, la espeluznante rampa de La Pista, que este año se encontraba en muy buenas condiciones, lo cual nos ha permitido subirla sin muchos agobios, llegando, como siempre, a las proximidades de Can Santeugini, aunque este año con la novedad de que al llegar a la carretera no nos hemos dirigido hacia la izquierda para transitar por la Urbanización de Can Santeugini y cruzar después el Torrent de Salzes para proseguir por Can Puig, sino que hemos cruzado directamente la carretera y nos hemos dirigido a las zonas de Can Nicolau de Dalt y Can Ametller, yendo por unos preciosos senderos hasta llegar, como todos los años, a la Riera del Molí, por la cual hemos proseguido durante unos minutos hasta apartarnos por la escalofriante rampa próxima a Can Ribes, hoy en mejor estado que nunca; desde aquí el recorrido ha coincidido con el de otros años; en esta zona yo me he quedado sin pastillas del freno trasero, con lo cual debía ir frenando directamente sobre el disco; seguro que tendré que cambiarlo ya que el ruido que hacía era muy sospechoso; de los demás, nada de nada; ni rastro de ninguno; así hemos llegado a la carretera de Vacarisses, que hemos cruzado rápidamente para encaminarnos hacia la zona del Puig Ventós, coincidiendo las primeras y escalofriantes rampas con la edición de 2010 (desconozco si el año pasado se pasó por aquí); en esta ocasión, justo cuando terminaban las rampas que hasta ahora conocíamos para proseguir hacia Can Puig Ventós, hoy en cambio hemos girado a la derecha (debido a la oposición de un pagés, que no quería que pasáramos por su propiedad), dando un largo y penoso rodeo bordeando el pico del Puig Ventós, a través de la ermita de Sant Pere Sacarna; esto ha sido lo que nos ha descentrado, ya que las rampas eran infernales; algunas incluso no ciclables; hemos transitado durante bastante tiempo por la zona por la que nuestros amigos de Plato Pequeño suelen moverse, llegando al Pla de Fideuer, lo que indicaba prácticamente el final de nuestro sufrimiento, ya que desde aquí hasta alcanzar la carretera de Monistrol todo era ya bajada; menos mal; el resto del recorrido, hasta llegar al Monasterio de Santa Cecilia constituía ya el recorrido de toda la vida; incluso hemos cruzado el arroyo seco en la Font de la Dona Morta, evitando el largo y duro rodeo que otros años hemos soportado girando a la derecha; precisamente en la primera rampa que encontramos tras cruzar el arroyo seco me ha entrado una rampa en el cuadriceps de la pierna derecha que por un momento casi origina que tuviera que abandonar; el dolor era insoportables; se me habían desencajado los músculos de tal forma que parecía que en la pierna derecha tuviera un estupendo melón; no he tenido más solución que proseguir andando durante un buen rato, ya que en tales condiciones no podía ir en la bici; y así hemos ido llegando a la meta; cuando yo he llegado, totalmente reestablecido, Sergi ya se había zampado hasta el bocata ; casi al mismo tiempo que yo ha llegado Antonio, y unos minutos después Miguelillo primero y César después; al cabo de un rato ha llegado José Ángel más contento que unas castañuelas, y no digo por qué; y finalmente ha llegado Óscar, quien tras dejar caer la bici con rabia, ha perjurado que nunca más; instantes después ya estaba haciendo gestiones para volver el año próximo; es lo que hay; y colorín,  colorado, ...
 

 
Aquí estamos algunos de las participantes en la meta; el de
abajo, sonriente, soy yo, aunque la procesión iba por dentro 
 
Datos técnicos:

Como hemos dicho, salvo algunas variantes, el recorrido ha coincidido con el de otros años; como siempre, hemos empezado en Sant Joan Despí, continuando por la pista paralela al río, hasta llegar a las inmediaciones de El Papiol, en donde nos hemos desviado en el Pla del Colomer para dirigirnos hacia Sant Andreu de la Barca, primero, y Castellbisbal después, por la zona de El Canyet y el Polígono Industrial de Santa Rita, subiendo seguidamente la impresionante rampa próxima a Can Galí que nos ha dado paso a la pista de toda la vida que se dirige a Castellbisbal, cogiendo brevemente la carretera hasta desviarnos en el Turó de la Gineua con dirección a la subida de La Pista, tras la bonita trialera que conocemos de otros años y la pista de bajada que comunica con La Pista, que comenzaremos a subir tras cruzar el Torrent de Pegueres; llegaremos a continuación a la zona de la Urbanización de Can Santeugini, aunque en esta ocasión no entraremos en el casco urbano, sino que cruzaremos rápidamente la carretera hacia Can Nicolau de Dalt y Can Ametller, en la Sierra de l'Ametller, llegando, como siempre a Ullastrell, y más concretamente al cementerio, en donde este año no habían dispuesto avituallamiento; aquí comenzaremos a bajar hasta llegar a la Riera del Molí, por la cual nos desplazaremos durante unos instantes hasta desviarnos por la tremenda rampa de la zona de Can Ribes, pasando a continuación por las zonas urbanas de las Urbanizaciones de San Miquel, Oasi y las Ribes Blavas antes de cruzar la carretera de Vacarisses y comenzar a subir las rampas próximas al Puig Ventós, desviándonos una vez llegamos arriba girando a la derecha con dirección a la ermita de Sant Pere, e intentando subir a continuación (tan solo el que pueda) las imposibles rampas que bordean el propio Puig Ventós, y que enlazan después de mucho sufrimiento con el Pla de Fideuer, en donde comenzaremos ya a bajar con dirección a Olesa de Montserrat, llegando a la carretera de Monistrol por el sitio de costumbre, y dirigiéndonos por élla hacia La Puda, que como siempre superaremos sin gran dificultad hasta enlazar con la pista paralela al río que nos dejará ya en nuestro primer destino: Monistrol; desde aquí nos encaminaremos ya hacia Santa Cecilia, siempre por el camino de siempre, con la circunstancia esta vez de que realizaremos el recorrido más clásico, es decir, cruzando el río seco en la Font de la Dona Morta con dirección a la Urbanización de La Calzina, cogiendo más tarde la carretera BV1122 durante unos cuántos kilómetros, muchos de ellos de bajada, hasta desviarnos a la izquierda por la Urbanización de Sant Cristòfol, por la cual nos adentraremos ya en la Parque Natural del Macizo de Montserrat, yendo siempre por pistas anchas siempre con tendencia de subida, al principio con un desnivel apreciable, y llegando así al Monasterio de San Cecilia,con lo cual pondremos fin a esta durísima etapa.
 
La orografía de la etapa
 
Lo hemos dicho muchas veces; la Travessa Sant Joan Despí-Montserrat es una de las pedaladas más duras que podamos hacer; sus más de 2.000 metros de altitud en escasamente 70 km y un índice I.B.P. de 155 lo dicen todos; podemos dividirla en dos partes; una, de Sant Joan Despí hasta Monistrol, de unos 60 km, en donde encontramos espeluznantes rampas, como la Pista en Castellbisbal o las de Ullastrell o el Puig Ventós; y dos, desde Monistrol a Montserrat; si no fuera porque cuando llegamos a Monistrol llevamos ya 60 durísimos kilómetros, este segundo tramo no sería muy duro, pese a que encontramos algunas rampas de consideración, como las anteriores y posteriores a la Font de la Dona Morta; lo que ocurre es que los primeros 60 kilómetros nos pasarán factura de forma inexorable, haciendo que el acceso al Monasterio de Santa Cecilia, que en otras circunstancias constituiría un bonito paseo para nosotros, se convierta en un verdadero infierno.
 
El itinerario de esta etapa


Índice I.B.P. 155 (dureza extrema)

20 comentarios:

  1. Estupenda crónica como siempre! me alegro mucho ver que todos habéis llegado bien y satisfechos, lástima no haberme quedado pero curraba por la noche y tenía prisa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y tanto que tenias prisa, me pasaste como un tiro....

      Eliminar
    2. Hola David, lo tuyo sí que tiene mérito; seguro que cuando nosotros hemos llegado, tu ya estarías en tu casa durmiendo la siesta tras haberte duchado y haber comido; jajaja; un abrazo.

      Eliminar
  2. que pajaro un cortar y pegar jajajaja.un abrazo y espero que poco a poco cojas el fantastico ritmo que siempre has tenido.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Juanmaiden, que no te engañen las lamentaciones de Salvador... con calambres y todo me ha sacado media hora. Es una bestia...

      Eliminar
    2. En ello estamos, Juanmna, en ello estamos ... a ver si un año te vienes por aquí y haces esta pedalada, seguro que te gustará ya que por su dureza te recordará mucho a tu querido Berguedá; un abrazo, máquina, nos vemos el 13.

      Eliminar
  3. Que alegría volver a vernos con nuestros aliados. Sufrimos pero lo pasamos bien Salva soy Truji, la foto que me hiciste, me la puedes enviar via whats app al 626886063 por favor. o a oyox@hotmail.com un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como te he dicho antes en el Blog de la ACSiberianos, para todos nosotros también ha representado una gran alegría coincidir contigo y con Estarqui; ahora mismo te envío la foto; un abrazo.

      Eliminar
  4. FENOMENAL TIEMPO...YA VEO QUE SIGUES ESTANDO AHI,ES UNA ETAPA DURA PERO CON BUENOS ENTRENOS SE HACE MAS AMENA.CREO QUE ALGUN AÑO IRE A PASEARME A ESTA PEDALADA SOLO POR DECIR...YO TAMBIEN LA HICE.... JAJAJA.

    NOS VEMOS EL 13... SI EL TIEMPO NO LO IMPIDE.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te aseguro, Juan, que si vienes, no te ibas a arrepentir ... si acaso solo por la dureza; jajaja; te cojo la palabra y nos vemos en La Travessa el año que viene.

      Un abrazo

      Eliminar
  5. menuda paliza os habeis metido con esta cursa,el perfil acojona un poco y aunque pusieran un jamon ,o un queso de cabrales en la meta yo siempre acabaria la ultima.como os admiro campeones..!!! la verdad, salva;agradezco siempre tus comentarios.mi cronica de ayer fue un poco escueta,habia que ver el Barça - Madrid.eso no se perdona.un saludo campeones y hasta la proxima.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, bueno, ... seguro que no serías la última; las cuestas que nos ponéis cada semana se las traen; lo que pasa en esta cursa es que la genta sale como loca; y eso que de momento no dan ni un jamón ni un queso de cabrales; jajaja; nos vemos en la próxima.

      Un saludo para los dos.

      Eliminar
  6. Pues que sepas Salvattore que en Esparta no hay rampas imposibles, pero sí muy duras...

    ASí es Esparta...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hombre, Mosquito, ya ve habría gustado verte ayer subiendo las rampas cercanas al Puigventós que intentamos subior nosotros; pregúntale a Truji ... o a Estarqui; joder, vaya rampas

      Eliminar
  7. Menuda Traviesa la de Montserrat,jejeje felicitaros por la pedazo de marcha que os habeis pegado pal cuerpo,estais fuertes compis.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No te creas, Jorge, yo aún tengo las piernas para el arrastre; un saludo

      Eliminar